PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Fotos antiguas
Julio 15th 2017, 4:32 pm por malena

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 12th 2017, 11:48 pm por julia

» Peliculas de tematica les
Abril 29th 2017, 8:51 pm por julia

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

» Easy Abby
Abril 15th 2017, 12:16 pm por julia

» When we rise
Abril 2nd 2017, 8:28 pm por julia

» Poesía k entiende
Marzo 21st 2017, 11:31 pm por malena

» Youtubers
Marzo 13th 2017, 11:03 pm por malena

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



[Terminado] Más que un sentimiento

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 13th 2016, 10:57 am

CAPITULO 28

Bette suspiro y cerró los ojos. "Carajo", murmuró ella y miro quien estaba en la puerta.

Alice estaba allí con una mano en su cadera, y con una amplia y burlona sonrisa. "Wowww, Porter no te preocupes no voy a usar este cuarto siéntete libre de usarlo cuando quieras. "Bette caminaba cuando trato de mirar por su hombro hacia el pasillo. "Así que…" susurró Alice diabólicamente, "Tu y Tina querían tener un poco de acción en el cuarto? Estoy impresionada”.

Bette sonrió. "¿De qué hablas? Me gusta limpiar los borradores por pura diversión, como alguien que yo conozco. "

"Lindo". Dijo Alice burlándose, a continuación le dijo, así es como limpias los borradores Bette con tu cabello y con tu blusa. "Wowww Porter, ¿qué es todo esto? Qué buena forma de limpiar los borradores? "Ella limpio con sus dedos un poco de polvo de tiza que estaba en el hombro de Bette.

Bette simplemente la miro queriendo matarla y sacudió su cabeza. Un segundo después, se abrió la puerta y Tina salió, completamente sin saber lo que estaba pasando afuera. Ella casi choca con Bette y retrocede con sorpresa. "¡Oh Jesús!" Ella susurró, cerrando la puerta y poniéndose al lado de Bette y de Alice.

"Oh, mi Dios!" Exclamó Alice, sonriendo victoriosa.

Tina se sonrojó tímidamente. Ella miró hacia abajo a sus tenis converse y mordiendo su labio. "Hola Alice." Dijo mirando hacia atrás y viendo a la rubia siempre sonriendo.

Alice miró a su alrededor, asegurándose de que no había nadie allí. "Suerte que soy yo la que las ha encontrado y no otra persona. Porter, la regla número uno: nunca des la espalda al pasillo, no importa cuán bonita sea la chica que está dentro”.

"Bueno, no pude evitarlo." Bette miró a Tina, que se sonrojaba aún más.

"Regla número dos: tendrás que esperar al menos cinco minutos antes incluso intentar salir. Cinco minutos T.K. y tu no esperaste ni cerca de dos y medio. "

"Bueno..." dijo Tina.

Alice sacudió con su dedo en la blusa de Bette. "Lo que es más importante, la regla número tres: SIEMPRE deshacerse de las pruebas." Ella limpio el hombro Bette, tomando el polvo de tiza de color blanco entre su dedo medio, dedo índice y pulgar.

"Eso era lo que yo iba hacer antes de que tú me detuvieras." Bette dijo. Entonces, la campana sonó. "Es que ahora nos descuidamos."

"Bueno yo solo digo ehhh…" Alice sonrió, agitando sus dedos en la cara de Bette y Tina. "Mejor no se toquen, ni se vean hasta más tarde, si Más tarde” Alice se alejó riendo.

Bette y Tina sacudieron sus cabezas y corrieron al baño, tratando de evitar algún alumno. Afortunadamente, el cuarto de baño estaba vacío. Bette abrió una de las llaves, mientras Tina buscaba los rollos de papel. Por supuesto, al igual que muchos baños de las escuelas públicas, no había rollos de papel por ninguna parte. Ella desapareció diciendo, "Tu vas a tener un rollo de papel cariño. "

"Por supuesto". Bette murmuró, rociando unas gotas en el pelo, tratando suavemente de quitar lo sucio en su blusa. Tina reapareció con un rollo de papel higiénico y Bette lo tomó sonriendo. "Gracias." Ella mojo un poco y comenzó a secar suavemente su blusa, a sabiendas de que los copos blancos, no se podían borrar completamente. Pronto, el polvo fue casi desapareciendo. No fue totalmente quitado, pero apenas quedo imperceptible. Ella se había salido con la suya.

Tina estaba con los brazos cruzados y se inclino sobre la pared del baño, mirando a Bette y al mirarla al espejo, piensa ¿Como de solo verla al espejo puede ser tan sexi? Tina tuvo la necesidad de besar a Bette de nuevo, pero lo pensó mejor. Era demasiado arriesgado; alguien podría entrar caminando a través de la puerta en cualquier segundo.

Bette tiró el papel higiénico y volteo a ver la mirada de Tina a las distancia, reconociendo el deseo en sus ojos. Ella sonrió. "¿Qué? ¿Me perdí algo…? "
Tina sacudió su cabeza lentamente, y se enderezo un poco. "¿Listo?" Su voz sonó diferente a como ella habla.

"Algo de Historia…? Casi nunca…”.

Tina sonrió. Dejaron el cuarto de baño con precaución y se fueron por el pasillo al salón de clases. El Sr. Donavon estaba dando la clase, de Dios sabe qué, pero de inmediato se detuvo volteo a ver como Bette y Tina entraban. "Miss Porter, Miss Kennard... me pueden decir por qué llegaron tan tarde?"

Bette se encogió de hombros. "El tráfico".

"Y usted señorita Kennard?"

"Venia con Bette." Tina respondió lentamente y el Sr. Donavon alzo sus cejas y bajó sus gafas a la punta de su nariz.

Donavon tomo su libro y lo abrió en una nueva página limpia y lo coloco en su escritorio. "Entren es su primer retardo, es su primera advertencia. Que no vuelva a suceder señoritas”.

Ambas Bette y Tina asintieron, y se sentaron lo más pronto posible. Tina se sentó junto a Bette, saco su cuaderno y trato de escribir lo que el Sr. Donavon explicaba acerca de la lección, su voz monótona ponía a los estudiantes en estado de coma, como de costumbre. Tina había escrito algo en un pedazo de papel y en silencio lo rompió y lo doblo a la mitad. Bette vi todo eso, y sus ojos pasaban de Donavon a Tina y viceversa, con la esperanza de que ella no la cacharan haciendo eso.

Cuando Donavon dio la espalda, Tina rápidamente le entrego el cachito de papel a Bette, que lo tomo y lo coloco debajo de su cuaderno. Esperando que el se volteara nuevamente, para leerlo.

Unos minutos más tarde, cuando le dio nuevamente la espalda, Bette tomo el papel de debajo de su cuaderno y comenzó a leerlo.

Así que supongo que no te gusto estar en la habitación de los borradores… ¿no verdad…?

Bette sonrió, sacudiendo la cabeza y ella escribió. Luego deslizó discretamente el papel de nuevo a Tina, que no se molestó en asegurarse de que no la vieran cuando ella lo lee. Yo no diría eso. Es sobre todo cuestión de tiempo.

De veras será eso...? Tina se estaba riendo de lo lindo.

En pocas palabras, antes de entrar al salón de clases, que te parece si entramos a la habitación de los borradores o si no más tarde... aunque puede que este ocupado más tarde durante el día.

¿Qué tal que si salimos antes de la escuela, antes de irnos a nuestras casas, nos vamos más temprano y podemos pasar un rato, por uno de nuestros lugares favoritos antes de irnos de la escuela?

Que podríamos hacer, sería algo como…

Sería mucho mejor que escuchar al Sr. Dinosaurio.

Lo es claro, pero ¿no crees que deberíamos hacer un esfuerzo para aprender algo de esta clase?

Me acuerdo, que no sabía qué era lo que seguía mas delante de los tres capítulos de esta clase. Es una gran clase.

Ofensivo, pero cierto.

Sabes, esta es la nota más inteligente que he escrito.

Esta es la única manera y la única clase en que se pueden escribir notas en secreto.

Solo que pienso en algo muy…?

No si quieres continuar, tendrías que pedirme una cita a mí.

Tina se reía de lo que escribían. Bueno, eso veremos entonces.

Entonces la campana sonó. Bette y Tina Ambas fueron sorprendidas por la rapidez con que el tiempo se había ido volado. Bette doblo la nota y la puso hasta el fondo de su bolsillo, sonriendo a Tina, reunió sus libros. Tina sonrió y le dijo a

Bette. "¿Qué estás haciendo?"

Caminaron por el pasillo en donde continuaban la conversación entre muchos otros estudiantes, pero asegurándose de una extraña intimidad. "¿Crees que voy a tirar la primera nota que nos hemos escrito?"

Tina se sonrojó. "Yo nunca guardo esas cosas, no soy de tipo sentimental".

"Yo estoy llena de sorpresas."

Tina arqueo sus cejas. "Oh?"

"Ah-huh." Bette asintió con confianza.


"Pues bien Porter", declaró Tina, se detuvo en su lockers, "tú debes de saber que amo las sorpresas."

H ... Una invitación abierta. "Voy a tenerlo en cuenta."

Durante el almuerzo, Tina y Dana estaban en la cafetería y Dana le platico la conversación que tuvo con Alice esta mañana. Tina la escuchaba con verdadera preocupación, vio que su amiga estaba preocupada y ella había sido su apoyo siempre. "Lo siento Dana, pero Alice te prometió tener tiempo para ustedes?"

Dana asintió. "Sí, después de la escuela. Finalmente vamos a tener un tiempo juntas. “Parecía entusiasmada Dana, solo espero que Alice no la haga esperar y la defraude.


"Eso suena bien." Ellas platicaban y Tina le dijo al mirar toda la cafetería y frunció el ceño. "Me pregunto dónde está Bette".

"¿Qué, quieres decir no están ustedes juntas por su cadera jajaja?" Dana se burla, cierra sus ojos y una papa frita de tipo francés golpeó entre sus ojos.

"Comooo…". Tina contesto y movió su cara, cuando una papa frita paso volando por su cara. "¡No". Después otra le siguió rápidamente y le golpeo la mejilla.

"Jóvenes, ¿cuántas veces tengo que decirles que las papas fritas son para comer, no para tirarlas?" Bette le dijo al acercarse a la mesa, y Shane la iba acompañando atrás de ella.

A Tina inmediatamente se le iluminó la cara, y ella dejo una papa frita en el plato, cuando estaba a punto de tirársela a Dana. "Hola!" Entonces se dio cuenta Shane. "Oye Shane".

"Que pasó…". Shane se sentó al lado de Dana y Bette se sentó frente a Tina. Ella bajó el libro de texto que tenía en su poder y lo tiro sobre la mesa, se oye un ruido muy fuerte e hizo eco en todo el comedor.

"¿Qué es eso?" Preguntó Dana.

Shane se encogió de hombros. "Tengo que aprender".

"Shane acordó que seré su tutor durante el almuerzo, porque no puedo después de la escuela." Bette añadido, y le guiño un ojo a Tina.

Tina sonrió, se le ampliaron los ojos por unos segundos antes de que regresaran a su normalidad, lo que indicaba lo que ella sabía lo que Bette estaba tratando de hacer. "Entonces esto significa que estarás libre después de la escuela?

A Bette le brillaron los ojos y ella se inclinó más cerca de Tina. Y le susurro al oído "Libre como un pájaro."

"Es muy bueno saberlo".

Shane y Dana fueron testigo de la interacción con una mezcla de diversión y sensualidad. "Es algo lindo verdad." Shane susurró. Dana solo la miro a su lado.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 13th 2016, 11:05 am

CAPITULO 29

El resto de la jornada escolar se había ido lentamente, pero cuando se acabó, Dana estaba emocionada. Ella no había visto Alice durante varios días y estaba emocionada de encontrarse con ella nuevamente a solas. El campus se llena de jóvenes corriendo para volver a sus casas, unos se iban caminando, otros en sus bicicletas o en sus patinetas, otros tomaban el autobús escolar o algunos otros los iban a recoger en autos. Era muy difícil ver a Alice en la multitud, por lo que Dana no lo intento. Ella se apresuró a irse al árbol a donde en la mañana había hablado con Alice y se quedo a esperarla.

Diez minutos más tarde, las cosas se calmaron bastante, pero Alice nos e veía por ningún lado. Dana veía toda la escuela, esperanzada con ver la cabeza rubia de su novia, pero no veía nada. Así que ella pensó es un poco tarde, pero que no cunda el pánico, se movió alrededor del árbol, pero no demasiado lejos de él. Y siguió esperando...

Media hora había pasado, y todavía no había ni rastro de Alice. Las lágrimas quemaban sus ojos, pero ella se mantuvo firme. Ella inhalaba y exhalaba en voz alta, tratando de calmarse a sí misma. Ella va a estar aquí en cualquier momento. Ella me lo prometió. Ella se sentó en estilo indio bajo el árbol. Y siguió esperando...
El campus estaba casi vacío ahora, y Dana abandonó toda esperanza. La tristeza y la rabia la habían inundado y sus lágrimas amenazaban con caer lentamente por sus mejillas. Ella bajo la cabeza avergonzada y dijo. Soy una tonta.

"Hola". Una voz suave dijo desde detrás de Dana, y se volvió. Era Lara. Ella estaba con su mochila de libros sobre sus hombros, y miraba hacia abajo a los ojos de Dana.

"¿Estás bien?" El sol detrás de su cabeza, iluminaba sus formas.

Dana respiro y rápidamente hizo que sus lágrimas no salieran de sus bellos ojos, dándole una desordenada sonrisa a Lara. "Eh... sí, sí estoy bien".

Lara dio un paso más adelante. "¿Te importa si yo ..." Ella se refirió a la tierra junto a Dana.

Dana sacudió la cabeza. "No. Adelante”.

Lara sonrió y tiró su mochila antes de tomar asiento en la hierba al lado de Dana. Ella tiro un tejido arrugado de su bolsillo y le dijo a Dana. "... Aquí no lo utilizo, lo juro…". Se rio ella, tratando de animar a Dana.

Dana sonrió levemente, al ver el tejido de Lara. "Gracias." Ella borro los rastros de alguna lágrima y respiro de nuevo, al ver el tejido de Lara. Ella había actuado diferente en la mañana, pero ahora era un gran lío, llena de sollozos. Ella va a pensar que estoy loca."Lo siento soy un lío."

Lara se encogió de hombros, dándole una sensación de una inmensa necesidad de entenderla y estar conforme con lo que le había dicho esta joven que apenas conocía. "Está bien."

"Así que... eh..." Dana respiro de nuevo. "¿Qué haces aquí tan tarde?"

"Oh, tuve una reunión con el consejero." Ella mordió un poco su labio inferior, preguntándose si sería bueno sobrepasar los límites y preguntar. Pero decidió en contra de su mejor juicio y de todos modos, le pregunto. "¿Y tú?"

"Sólo espera... ... a una amiga." Dana dijo exhalando con un débil aliento.

"Hmhmm... debe de haber sido algún no muy buen amigo, para no estar aquí".

"Sí, bueno..." frente a Dana, había unas hojas en el césped en frente de ella, que empezó a recoger. "Ella no ha sido una buena amiga... por un tiempo, pero prometió que iba a cambiar. Supongo que no estaba en la lista numero uno de su lista de prioridades. "Ella murmuró amargamente, suspirando.

Lara asintió, su frente se fruncía al escucharla a ella. Cuando Dana pensaba decir algo, ella decidió hablar. "Bueno, si yo fuera su amiga, tu serias mi prioridad número uno en todo momento. "

Dana miró Lara, quien sonrió. No era una tonta sonrisa, era una sonrisa dulce y seductora y llena de compasión. A la vez, Dana sintió como su corazón empezaba a acelerarse en su pecho. Su visión se nubló un poco al ver a Lara y sin parpadear se quedo sin responder. Lara sólo estaba sentada y le daba su comprensión. Ella ha había hecho una bonita y audaz jugada. Todo lo que necesitaba era aclarar sus sentimientos, y Dana dijo de repente. Se veía un auto a la distancia, y las jóvenes se miraron. "Ese es el de mi ruta." Lara le dijo, al levantarse.

Dana rápidamente limpio su garganta y en voz alta, le dijo "¡Ah, eh... gracias por..." Ella se mantuvo con su tejido arrugado, riéndose nerviosamente.

"En cualquier momento, seguiremos." Lara dijo, sonriendo. "Voy a verte mañana?"
"Seguro." Dana asintió lentamente. ¿Quién es esta chica? Y ¿qué quiere conmigo? ¿Y por qué me siento tan bien a su alrededor? Y DÓNDE ESTÁ ALICE! Ella vio irse a pie a Lara, la cabeza la sentía como un remolino y se  día con un millón de pensamientos, y su corazón seguía acelerándose.

Bette dejaba mover sus dedos hacia arriba y hacia abajo de la mano de Tina, su piel ligeramente le hacían dar cosquillas. Bette se encontraba en el automóvil, en el centro de la ciudad, se detuvo en una luz roja. "A donde vamos de nuevo lo pregunto?" Tina le pidió lo que parecía ser la centésima vez, que le preguntaba a Bette.

Bette presiono el acelerador al ver la luz verde, y rápidamente le dio un vistazo a Tina. "Te lo dije, es una sorpresa." Avanzo unas pocas cuadras mas, antes de que ella se detuviera y apagara el auto.

"Provisiones" eso pensó Tina, mirando a Bette cuando ella salió del coche. Ella hizo lo mismo, y cerró la puerta.

Se trata de un negocio, claro y simple, con un toldo azul brillante y ventanas de cristal llena de signos "Bette se movió frente a ella, y le dijo de frente, vuelve Tina, yo puedo sola. "Tu puedes esperarme en el auto si lo deseas."

"¿Qué estamos haciendo aquí?"

"Esta es el mejor negocio de entrega rápida en la Bahía de Corona. Ellos hacen los más ricos sándwiches y ensaladas. Hice un pedido, voy a estar en un segundo. "

Tina se encogió de hombros. "Bien." Ella se inclinó contra el lado del auto de Bette y ella desaparecido en el interior de la tienda.

Unos momentos más tarde, Bette reaparecido con una bolsa de papel en la mano. "¿Listo?"

"¿Cómo puedo saber si estoy lista, si no sé dónde voy?"

"Pensé que me habías dicho que te gustaban las sorpresas."

"Yo... pero no cuando me secuestraban".

Bette se rio juguetonamente con Tina. "¿Solo te diré algo, para que tengas la comodidad de saber que no estamos dejando el área de la Corona Bay?"

Tina pellizcada su pulgar y el dedo índice juntos. "Está bien, solo un poco." Ella estaba a punto de añadir algo más, cuando se dio cuenta que Alice pasaba con un par de personas, pero a Dana no la vio por ninguna parte. "Oye Al!" Tina la llamó y Alice se detuvo. Se volvió, sonriente y se acercó a Tina y a Bette.

"Oye T.K.

Bette, como que T.K.? "

"Bette ya te dije que no le digas..." le dice Tina, y ve como Bette juguetonamente pone su atención antes de pasar de nuevo a Alice. "Donde esta Dana? Pensé que las dos iban a pasar un rato juntas, después de la escuela. "

Alicia miraba a Tina inexpresivamente, pero entonces reacciono. "Carajo." Ella dijo, apretando los ojos cerrados y el movimiento de su cabeza, suspirando. "Carajo".

"Tú no te reuniste con ella." Tina murmuró humilde. "Ella estaba tan entusiasmada."

Bette cruzó los brazos y miro a Alice con una mirada de  . Sus ojos la miraban, sabiendo muy bien lo que estaban diciendo.

"Carajo, carajo, carajo." Alice murmuró, mirando su reloj. "Es demasiado tarde para tratar de cumplir con ella ahora... maldita sea. Se me olvido, estaba con estos chicos ", señaló Alice con su pulgar detrás de ella" me pidieron que tome un café con ellos y yo sólo... carajo... "

"Suena muy bien." Tina contestó sarcásticamente, para lastimar a su amiga.
Bette se rio del grupo de adolescentes antes de acercarse a Alice y Tina. "... Sus amigos me están empezando a caer muy mal."

Tina miró como Alice se volteaba a ver a sus seguidores y se fueron riendo, señalando, susurrando y viendo su estúpida cara de ellos. Alice sorprendida. Les dijo "Muchachos, voy en un segundo."

"¿Qué estás haciendo con Moji Porter?" Una joven preguntó, con su voz llena de veneno.

"Ella es un monstruo." Un joven añadió, y todos se rieron.

Bette se le empezó a llenar la cara de rabia mientras exhalaba, y deseaba calmarse. Generalmente, el nombre que le decían y los insultos y no le molestaban, pero por alguna razón, porque Tina estaba oyendo, fue que la hizo sentir horrible.

"Hey chicos...  …" Alice los regaño firmemente.

Tina vio el enojo en la cara de Bette y sacudió la cabeza con desaprobación a Alice y sus amigos. "Vamos Bette, vámonos de aquí." Ella volteo a ver a Alice de nuevo. "Será mejor que la llames a ella…".

"Yo… si..." Alice respondió. "Adiós muchachos".

"Adiós." Le dice Tina, pero Bette, no le respondió nada. En lugar de eso, ella cierra de golpe la puerta, cuando ella entra, prende rápidamente el motor del auto con mucha furia. Alice solo ve como Bette ni la toma en cuanta y rechina las llantas y da vuelta a la izquierda.

"Son un montos de idiotas… ¿sabes?" Dijo Alicia al grupo de muchachos que pasaron por ella. Hicieron un llamado a ella, pero ella los ignoró. Ella camino hacia la cuadra y se dirigió a la parada del autobús, llego el autobús y se subió, encontró un asiento vacío y tomo su celular.

El teléfono de Dana sonó cinco veces antes de escuchar su voz en el buzón.

"Hola, soy Dana. Deja un mensaje después de la señal! "
Beeep!

"Oye Dana, soy Al. Cuanto lo siento, no poder vernos en la escuela, como te prometí. Pero voy en estos momentos bebé, y te cuento que paso. Estoy en camino a tu casa en este momento. Podrías hablarme al recibir este mensaje ¿de acuerdo? "
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 14th 2016, 3:53 pm

CAPITULO 30

Alice salto del autobús en movimiento y corrió a la casa de Dana, no se detuvo hasta que choco con la puerta del frente. Ella jadeo fuertemente y miró a la puerta y toco el timbre de la puerta, escucho la melodía del timbre dentro de la casa de Dana, Alice intentó desesperadamente de arreglarse su cabello y de arreglar su arrugada blusa, sin la ayuda del espejo. Ella estaba todavía jadeante cuando abrió Jess la puerta. "Hola Alicia." Dijo solemnemente y frunció el ceño.

"Hola Jess? Dana ¿Esta aquí?" Alicia trató de mirar por arriba de la cabeza de Jess, pero no veía a nadie mas.

Jess le dijo mordiéndose un labio. "Sí, ella esta, pero ella me dijo que no la quería ver"

"¿Qué? ¿Por qué no?"

Jess se encogió de hombros. "Ninguna idea, pero lo que hizo, no estuvo bien".

"Jess, yo realmente necesito hablar con ella -" Alice comenzó, pero Jess puso una mano para detenerla.

"Ella me dijo que no te dijera nada, me dijo no le digas nada a Alice si viene... bueno..." Jess se inclinó más cerca de Alice, y se mordió el labio nuevamente. Ella le susurró, "No quiero herir tus sentimientos, pero..." Se enderezó y dijo: "Ella me dijo que le diga que se vaya al carajo...".

Alice encogió sus hombros. "No me vas a dejar aquí ¿verdad?"

Jess sacudió la cabeza. Se sentía mal por Alice que parecía totalmente derrotada y contra su criterio y su fidelidad, decidió ayudarla. Alicia le gustaba. Era un poco loca y la atmosfera en la residencia Fairbanks era por lo general un hogar aburrido. Ella miró a su alrededor para asegurarse de que Dana no estuviera cerca y le susurró, "Pero ella va a correr alrededor de las siete, después de la cena, corre alrededor de la cuadra.... Por lo tanto, tal vez... las dos puedan encontrarse una a la otra."

Alice se le ilumino la cara como un árbol en Navidad. Ella sonrió, y apretó la mano de Jess y le dijo. "Eres un salvavidas! ¡Gracias!"

Jess sonrió, pero su rostro siguió con una mueca de firmeza. "Y no vengas a hacer eso aquí de nuevo". Dijo y le guiño un ojo a Alice.

Alice le dio la espalda, asintiendo con la cabeza. A continuación, Jess cerró la puerta. Alice se fue caminando como un peso se le había quitado de su espalda. "Una vez que hable con ella, la cosa se compondrá he ira mejor. Voy a utilizar el encanto Pieszecki... ella no será capaz de resistirlo. "

"¿Y ahora qué voy hacer durante estas tres horas y media?"

Cuando Bette había dado vuelta a la esquina ya iba a 40 km/h, Tina se dio cuenta de que ella estaba enojada y regaño a Bette diciéndole que ir a alta velocidad no era buena idea, que ella quería vivir más tiempo y que nada les pasara, para poder platicar.. "Oye Bette?" Dijo suavemente y casi se muere al ver como la miro Bette por unos segundos, sus ojos se veían duros y muy enojados. "Yo sé que estas molesta, pero nosotros no debemos de tener ningún problema, no crees…" Ella decidió aligerar el estado de ánimo con una broma. "No quiero morir joven no es la sorpresa que yo esperaba".

Bette vio hacia el frente y frunció el ceño, mirando hacia abajo al velocímetro. Tina iba a su derecha y ella iba volando, iba manejando muy rápido como flashhh, estaba muy enojada con lo que le habían dicho esos jóvenes y más delante de Tina. Soltó un poco el acelerador y exhalo. "Lo siento Tee". Se sentía terrible. Tensó sus hombros mientras ella pensaba en esos jóvenes... ... se enfrenta a sus burlas hirientes, vio en sus ojos como se burlaban de ella...

"No nena…". Tina dijo de la nada, haciendo Bette látigo con la cabeza hacia ella.

"¿Cómo ..."

"Yo lo podía ver en tu cara, sin necesidad de escucharlos y no te preocupes".

Bette sonrió un poco. "Pensé que no podías leerme la mente." Se volvió a verla.

"Es que tu no sabes... tal vez yo puedo". Tina dijo tímidamente, al abrir el cristal de la puerta.

"Ah sí?"

"Ah-huh."

"Pues bien, si eres tan psíquica, a donde vamos"

"A la playa".

Bette casi de golpe puso su pie en el freno y volteo a ver a Tina. Ella le baja un poco a la velocidad y deja que pasen algunos autos. "¿Tú sabías todo este tiempo?"

Tina tuvo que reírse de la cara que puso Bette. Sus ojos se ampliaron completamente y su boca se curvo, mirando a Tina con una muestra de asombro y decepción, también un poco de malestar, porque su sorpresa se había arruinado. "Tuve una corazonada es todo.” Además, que no se puede oler el mar desde aquí? "

Fue entonces cuando Bette se dio cuenta de lo cerca que estaban de su destino. Se podía ver prácticamente el malecón, desde donde se había detenido el auto. Se sentía la brisa salada del océano, que llevaba el olor a mar. Y ella suspiro y dijo. "Bueno, no fue tanta la sorpresa".

"No, claro que fue una buena sorpresa. Oye, pero si quieres, voy a cerrar los ojos y pretendo que estoy realmente sorprendida al llegar a la playa. ¿Cómo vez…?"

Bette se rió. "No es necesario. Además, tu ya no puedes ser sorprendida, o si..."

"¿Por qué?"

"Ya verás".

Tina sacudió la cabeza. "Muy bien".

Carmen da la vuelta en el carrito que llevaba, pensó que no necesitaba más. Ella había comprado unas buenas ropas en una tienda de ahorro. Se había entusiasmado con unos nuevos cds, pero no quería llevar mas música, ella sentía que no la necesitaba.

Con sus dedos empezó a mover los cds y decidir si se los llevaba o no y de repente empezó a sonar su celular. Ella miro la pantalla, y no reconoce el número. Probablemente un cliente... "D. J. Carmen." Ella respondió.

"Hola." Una profunda voz, que se oía vagamente familiar.

Carmen trataba de averiguar de quien era esa voz y entonces recordó. Shane. Pero ella no iba a dejar que ella se diera cuenta que sabía que era ella. ¿En qué puedo ayudarte?"

"Se trata de mí, necesito que me ayudes."

"No sé…" yo”. Quién eres…?"

"Uh... Shane. Nos conocimos hace un par de semanas en una fiesta..."

"H ... No. No me suena."

"No ¿eh? ¿Cómo puedo refrescarte la memoria?"

"No sé." Carmen coloco su celular entre su oído y su hombro, y continúa con su pulgar buscando en la caja de álbumes.

"Bueno... ¿te acuerdas cuando te dije que eras lo mejor que había tenido…"

"No!" Carmen gritó de sorpresa, deja caer su celular y se sentó con la espalda recta. Ella se hizo hacia atrás y le dijo. "No eres tu…"

"Así es, ya recordaste."

Carmen suspiró. "Sí". Sus ojos miraron el suelo. "Tu sabes, cuando alguien dice que van a llamar más tarde, por lo general es al final del día o tal vez incluso al día siguiente. Pero no dos semanas más tarde."

"Así que se esperabas mi llamada..."

"No. Yo esperaba, porque si no tendría que cambiar mi número de celular."

"Así que este es su número de celular..."

"Carajo".

Shane se empezó a reír al escuchar decir eso a Carmen. Ella había significado algo para que Carmen pensara que la iba a llamar desde hace dos semanas, pero por alguna razón no podía. Cada vez que empezaba a marcar, sus manos comenzaban a temblar y su corazón estaba librando una batalla. Ella no estaba segura de lo que sentía, pero lo que sentía no le gustaba en lo absoluto, ella no podía sentir algo así por Carmen. Además, en su casa habían otras 6 personas mas con ella y solo tenían un teléfono, era casi imposible estar sola y poder hablar, como le paso ahora, que toda la gente estaba fuera, sus hermanos fuera y su madre adoptiva en el trabajo. "¿Qué vas a hacer esta noche?"

"Voy a mi trabajo".

"¿A dónde?"

"No puedo decirte a donde."

Shane exhalo en voz alta en el teléfono, frustrado. Trató de jugar un poco para que aceptara. "Bueno, ¿qué haces mañana por la noche?"

"Nada... porque." Carmen sonrió. Ella tenía que irse con cuidado con Shane, no podía dejar que fuera demasiado lejos

"Te llamaré más tarde."

"Más tarde, como esta noche... mañana... o dentro de un mes a partir de ahora?"

La única respuesta que Carmen recibió fue el tono de marcado. Ella miró hacia abajo a su celular, sonriendo.

"No hay nada como divertirse en una conversación, que me dejo de buen humor." Pensó ella irónicamente
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 14th 2016, 3:57 pm

CAPITULO 31

Bette llego al estacionamiento y acomodo el auto y abrió la puerta de inmediato se sintió la fresca brisa del mar, se sentía el aire del océano ¿Estas listas? Le pregunta a Tina teniendo la bolsa en el suelo entre el coche y asientos y trae una manta en el asiento posterior del auto. Tina asintió, y ambas salieron del auto. Se veían gaviotas en círculos por encima de ellas y se escuchaba el sonido del mar, rompiendo contra la arena, todos esos sonidos llenaron a Tina en sus oídos y sintió como se iba relajando. Ella amaba el mar, amaba los olores los sonidos y todos los recuerdos que se le venían a la mente sobre el maro. Aunque a ella no le gustaba tomar el sol, sin un anti bloqueador, ella estaba dispuesta a sacrificarse por estar con Bette. Además ya era tarde y a esta hora el sol ya no era tan malo.

Caminaron por el malecón, Tina un poco rezagada atrás de Bette, iban por un camino y ella se preguntaba a donde iban. En la playa se veía un arcoíris de sombrillas y toallas en la arena, la costa estaba plagada de hombres y mujeres apenas vestidos con sus trajes de baño y trataban de absorber los últimos rayos potentes del sol. El olor de los alimentos en el malecón llenaba el aire, se mezclaba los aromas de alimentos típicos de América y con el olor a mar salado. Tina escucho que su estomago empezó a gruñir mientras iban caminando, pero ella esperaba que se calmara en poco tiempo.

Pronto llegaron al final del malecón, donde había un solo carril para pasear en bicicletas y adelante se veían unas bancas de madera. "No creo que me hayas traído todo el camino aquí para sentarnos en el bosque. Que piensas Bette..."

Bette solo sonrió, poniendo una mano en Tina. "No. Simplemente, sígueme?" Ella comenzó a caminar hacia adelante, pero se detuvo cuando se dio cuenta de Tina no la seguía. Ella suspiró, caminando de vuelta y agarro la mano de Tina. "Confía en mí. Vamos."

Tina dejo que la llevara por el camino para bicicletas y por el bosque. "Siempre me he preguntado, que más se encuentra por allá". Ella pensó en voz alta, mirando alrededor.

"Tu nunca has estado en esta parte?"

Tina sacudió la cabeza. "No. Mi Mama dice que se encuentra uno cualquier loco por estos lugares. Ella piensa que sólo se esconden en el bosque, personas desviadas y asesinos en serie...”

"Así que, supongo que yo soy una desviada ¿eh?"

"Sí".

Bette se rió. "Sí, mi padre también no me deja poner un pie aquí, aunque el sabia que me gusta venir aquí. Yo solía venir aquí a veces, cuando he tenido problemas con mi padre, cuando Kit regreso a casa y el peleo con ella muy feo".

Tina vio mal a Bette, pero dejo que volviera a empezar a hablar. "¿Cuántos mas lugares secretos, ¿tienes?"

"Sólo estas dos nada mas." Se detuvo en lo que parecía ser el centro, y Bette se mordió el labio y le dijo. "Creo que esto es todo."

"¿Qué?" Tina miró a su alrededor. Todo lo que podía ver eran árboles. Bette fue en busca de algo a otra parte.

"H m... Estoy casi segura de que es por aquí..." Ella miró a su izquierda y, a continuación, a su derecha "No he vendió en un rato, pero me acuerdo..." Ella se apoderó de la mano de Tina más fuertemente. "Vamos. Es derecho por aquí abajo." Entonces, comenzó a llevar Tina directamente entre el bosque.

"Me estas llevando a mí al bosque? Ahora si pienso que eres una desviada". Tina se burlo

Palos, hojas y corteza de los arboles crujían bajo sus zapatos, Bette jalaba a Tina como un niño ansioso cuando jala a su madre. El sol se muestra tenuemente a través de los árboles.

Después de unos minutos, Bette aspira un poco de aire, sonriendo triunfalmente. "Sí, eso es todo." Esta nueva confianza también trajo algo de energía, Bette jala a Tina con más fuerza. En unos momentos, entran en un claro y Tina se queda sin aliento.

Se trata de un terreno de la playa que parecía intacto. Suaves olas del mar se estrellan contra el corto tramo de arena, había suficiente espacio para dos personas. Había árboles alineados en la parte de atrás y a la derecha, mientras en la parte izquierda había una gran colina rocosa. El resto era sólo el océano, y era increíble. "Bette", le dijo Tina sin aliento ", es hermoso."

Bette asintió, viendo como Tina abría los ojos por la zona, sonriendo de oreja a oreja. "Sorpresa". Ella susurró, liberando la mano de Tina para poner su brazo alrededor de su cintura.

Tina le dio a Bette un besó suavemente en la boca, diciéndole toda su gratitud con un simple gesto. Bette sonrió, abrazando a Tina antes de soltarla. Ella saco de su bolsa una manta y la acomodo en la arena. "¿Quieres ayudarme a poner esto?"

"Seguro." Tina dijo, agarrando las dos esquinas.

Caminaron hacia delante y con sus manos colocaron la manta. Y ponen sus zapatos uno en cada esquina. Luego, se sentaron en el centro, y Bette agarró la bolsa. "He pedido dos sándwiches de pavo con pan de trigo. Espero te gusten." Ella saca los sándwiches. “Tienes que probar la ensalada de pasta. Es increíble". Ella sacó un pequeño recipiente de la ensalada de pasta para dos, dos botellas de agua y algunas toallas. Ella doblo la bolsa y la colocó debajo de su zapato, para que no se volara y después la utilizarían para recoger la basura.

Empezaron a comer sus alimentos, los bocadillos, la ensalada. Cuando terminaron, Tina estiro sus piernas y Bette pone su cabeza en el regazo de Tina. "Así que, ¿Te sorprendí?"

Tina acaricio con sus dedos a través del pelo de Bette, asintiendo con la cabeza. "Es realmente increíble Bette. ¿Cómo lo encontraste…?"

"Por accidente. Estaba vagando por aquí un día después de un pleito con mi padre, y tropecé con esto. He estado aquí un par de veces, creo que nadie sabe realmente sobre este lugar."

"Es un oasis". Tina murmuró, mirando de nuevo. Verdaderamente era un oasis. Ella nunca se había sentido tan relajada, tan a gusto, y tan cómoda. Se podría convertir rápidamente en su lugar favorito, y era su primera vez aquí. "Así que es mucho mejor que el parque y la colina juntos".

"Sí". Bette respiro profundo y de repente sintió sueño. La forma en que Tina acaricia su pelo a través de sus dedos, hizo que se sintiera más relajada.

"Así que... ¿cómo te sientes?"

"¿Qué quieres decir?"

"Tu estabas bastante enojada antes".

"¿Estaba yo…?" Bette preguntó, cerrando los ojos.

"¿Debo entender que ya no estás tan enojada?"

"Uh-uh."

"¿Por qué te molestaste? Pensé que lo que dijeran los demás no te importaba."

"¿Quién?"

"¿Qué?"

"Lo que dijeron?"

"Los idiotas amigos de Alice. Tu sabes que te dicen así?"

Bette lentamente abrió los ojos al recordar. Ella exhala un largo y cansado aliento, y pone uno de sus brazos por debajo de la pierna de Tina. "Creo que me enojé porque lo hizo delante de ti y no les dije nada."

"Oh".

"Yo no he dicho nada de ellos…"

Tina le dice. "No crees que no fue correcto. Que en vez de conducir bien... empezaste a conducir como loca". Ella se rió un poco. "Tú eres mejor persona que ellos. Ellos son unos idiotas".

Bette sonrió, cerrando los ojos de nuevo. "Estoy pensando sobre eso..."

"Bien." Tina siguió con su dedo trazando el cuero cabelludo de Bette, pero se detuvo un segundo.

"M ... no te detengas." Bette murmuró.

"Vas a dormirte." Tina dice, riendo.

"No como crees…".

"Sí lo creo."

"Vamos Tee". Bette la vio a la cara como con irritación.

Tina se estira sobre la manta, poniendo sus manos bajo la cabeza y ella mira al cielo, sus ojos se los tapa con la mano por el sol. Bette se levanto del regazo de Tina y se puso su brazo sobre el estomago de Tina y la besa suavemente en la boca. "No te duermas." Le susurró ella, sonriendo, pero Bette no ha abierto los ojos. Bette la besó de nuevo, un poco más de pasión. "No... ... podemos caer dormidas." Acaricio con su mano la mejilla y la besa de nuevo más apasionadamente. Cuando se separaron, Bette abrió los ojos y le sonríe.

"Kennard tienes toda mi atención."
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 14th 2016, 4:02 pm

CAPITULO 32

Bette se rió a través de sus dientes, sacudiendo la cabeza. "¿Sabes a qué me refiero." Ella coloca su mano suavemente en la mejilla de Tina, acariciando suavemente la parte posterior de sus dedos por su piel. "Tienes toda mi atención. Ahora".

Tina se encogió de hombros. "Estoy un poco cansada." Ella se da la vuelta cobre el lado lejos de Bette. "Me voy a tomar una siesta -"

"¡Oh no, no!" Bette dice riendo, tirando del brazo de Tina para que ella este nuevamente como antes. Y una vez más Tina se ríe en voz alta. "Eres una incitadora, ¿sabes?"

Tina asintió lentamente. "Bette"?

"Sí?"

"¿Vas a besarme o qué?"

Bette sonrió, sacudiendo la cabeza. "No estoy seguro de que quiero darte ahora... creo que quiero darte una sopa de tu propia medicina."

"Vamos Bette". Tina dijo juguetonamente. Bette la agarró por el cuello de su blusa. "Tu sabes que no puedes estar demasiado tiempo sin mí."

"Suenas como si fuera una adicta".

"Tal vez eso soy yo."

"¿Eso me hace que tú seas el fármaco de mi elección?"

"Absolutamente. Ahora, por favor..." Tina se acerca más a Bette y ella se coloco prácticamente encima de ella. "Bésame".

Bette se vio obligada a rozar suavemente los labios de Tina, pero ella se tiro más hacia los suyos hambrienta de los labios de Bette. Ella sentía el cuerpo relajado de Tina sobre su cuerpo y ella le puso una rodilla entre las rodillas de ella y descansar sus codos en la manta donde estaban acostadas y acariciando con sus manos el pelo de Tina. Ella cierra los ojos y comienza a perderse en el momento, pero ella sabía que no podía ir demasiado lejos y a la vez lo quería, ella sabía que Tina se detendría, pero cuando se trataba de Tina ella perdía todo tipo de inhibiciones.

Tina acaricio lentamente con sus dedos el cuello de Bette, y fue moviendo sus manos hacia la parte trasera de la blusa de Bette y suavemente encontró el camino para encontrar la superficie lisa de la piel de Bette. Ella llevo sus manos hacia las caderas de Bette, su cuerpo se empezó a incendiar de pasión, sentía como la quemaba. Tina empezó a respirar un poco más rápido, su corazón iba a mil por hora, su cara enrojecida, se sentía caliente. Ella trato de dar vuelta un poco a la cabeza y desconectarse del beso de Bette, pero eso no impedía que Bette comenzara llevar sus labios hacia el cuello de Tina y gemía fuertemente en cada beso.

Tina sentía así misma que podría perder el control. Sentía el ardor del deseo en su centro de placer. Ella sentía más y más el hormigueo cuando Bette la tocaba con sus suaves labios.

Pero ella también sintió miedo.

"Bette... por favor."

Bette estaba aterrizado sus labios en la zona expuesta del pecho de Tina, cuando la escucho hablar y dio un gran suspiro y sintió que se relajaba el cuerpo de Tina. Ella sabía por el tono de voz de ella que tenía que detenerse antes de que las cosas se salieran de las manos. Tenía que acostumbrarse. Ella levantó la cabeza para mirar a Tina, intentando no mirarle y que viera la decepción que tenia, ella tenía que darle su compresión. Miro a Tina enrojecida por la pasión, pero firme en su petición. Bette solo asintió y Tina ya estaba sentada en la manta.

Tina hablo como un cohete. "Yo realmente, esto no significa que……."

"Esta bien Tee". Ella estaba tratando realmente de no oírse decepcionada, eso tenía que hacer.

"Lo siento". Tina susurró quedamente, tirando de sus rodillas hasta su pecho y con los brazos los envolvió alrededor, descansando su barbilla en su rodilla.

Bette no miraba a Tina, en su lugar miraba hacia el frente, miraba hacia el mar, pero dijo: "Yo entiendo". (Voy a necesitar un baño de agua fría cuando llegue a casa).

"Estas enojada…".

"No. Yo te entiendo Tina".

"¿De verdad?"¿Realmente me entiendes que temo que no voy a ser lo suficientemente buena para ti?

Bette miró a Tina y la miro asustada. Ella paso un brazo alrededor de Tina por encima de sus hombros. "Yo. Lo siento no me molesta… pero no quiero."

"Lo siento".

"No debemos de pedirnos disculpas. No es necesario. No hay nada que lamentar". Bette apretó a Tina en los hombros y le dio unas palmaditas en la espalda. "Está todo bien".

Tina no respondió, pero asintió, y pasó el resto de su tiempo viendo el océano, observando la puesta del sol.


Carmen estaba subiendo unas cajas atrás de su camioneta, estaba preparándose para dirigir un concierto, cuando su teléfono comenzó a sonar. Ella miró la pantalla con emoción, pero frunció el ceño cuando se dio cuenta que el número no era de Shane, pero pensó podría llamar desde otro teléfono... "D. J. Carmen."

"Hola, sí, D. J. Carmen?" Que definitivamente no era Shane. La voz era más fuerte.

Carmen abrió sus ojos. "Si yo soy la única".

"Hola, soy Casey. Vi tu anuncio en el periódico y me pregunto, si vas a fiestas pequeñas."

"Si claro que lo hago. Son $ 250 para cualquier cosa, como para cincuenta personas".

"Excelente".

"Genial. ¿Cuándo y dónde quiere usted que vaya? Ella tomo su agenda y su lapicero para apuntar.

"Bueno... en realidad quiero saber si me puede dar una demostración. Ya sabes, para ver si me gusta cómo eres de DJ y te contrato?"

Carmen se mordió su labio. Nadie antes le había dicho que le diera una demostración, antes de contratarla. "Eh... mira tengo un concierto esta noche en el Club Liplock a las 8:30. ¿Es muy tarde?"

"No, está bien. En el club Liplock a esa hora?"

"Sí".

"Muy bien. Gracias."

"Serás ". Dijo Carmen antes de colgar.

Casey colgó el teléfono y le dio la mano. "Club Liplock esta noche a las 8:30."

Shane le dio unos golpes en la mano a Casey. "Eres la mejor hermana que puede alguien pueda tener".


Alice comprobó su reloj por millonésima vez y tenía un ritmo de ida y vuelta. Camino hasta el lugar donde Dana tenía que pasar, honestamente ella no tenía idea de cómo hablar con Dana, pero tenía que hacerlo.

Sentía su estomago como con una bola, era la ansiedad que le hacía sentir que su estomago estaba herido y la palma de su mano sudaba y sudaba. ¿Y si ella no quiere hablar conmigo? ¿Y si ella piensa que perdió su tiempo conmigo? No, no. Ella va a entender. Yo le pido disculpas hasta que me vuelve de color azul y ella me perdone. Sé que lo hará. Además, no la engañe ni nada por el estilo. Sólo que me olvide un poco de ella...solo fue por un tiempo nada más.

"¿Te has olvidado de ella por un tiempo Pieszecki, Jesús eres verdadero lío". Alice murmuró para sí misma, sacudiendo su cabeza. De repente, los tenis sobre la acera y si, era Dana que venía corriendo rápidamente. Ella vio a Alice y corrió un poco más lento, exhalando fuertemente.

"Hola." Le dijo Alice tímidamente cuando pensó que estaba lo suficientemente cerca de Dana para que ella la escuchara.

"Vete al carajo". Dijo Dana, pasando cerca de Alice.

Alice estaba allí, aturdida, por un momento. Entonces corrió atrás de la morena deportista. "¡Oye! Espera un segundo!" Ella corrió, pero Dana fue más rápida. "Dana" Alice gritó, antes de quedarse sin aliento.

Dana dio la vuelta en una esquina sin mirar atrás, y Alice corrió más después de ella y jadeante le dijo. "Dana... Da... Jesús espera un segundo!"

Dana dejado de correr, pero se mantuvo en su lugar, viendo la cara de Alice, que estaba todavía tratando de reponerse. "Tienes tienes treinta segundos".

Alice se detuvo delante de Dana y descanso las manos sobre las rodillas. Ella respiraba y respiraba esperando que el oxigeno entrara. "Carajo". Ella solo podía decir. "Tengo que empezar a ejercitarme..."

"Veinte segundos!" Dana gritó con impaciencia.

Alice se enderezó igual con su respiración, pero ella estaba muy lejos de descansar. Expulsó un fuerte aliento, poniendo sus manos sobre sus caderas. "Lo siento. Me siento como una idiota por ejemplo... tu tienes todo el derecho de estar enojada conmigo. Pero he visto el error que cometí y prometo que será diferente."

Dana tratado de ser fuerte, pero fracasó. "Yo esperé por una hora Al!" Ella dejó de trotar. "No tienes idea de cómo me sentí de estúpida!"

"Lo siento. De verdad lo siento…". Alice corrió y agarró los codos y siguió hacia sus antebrazos y las muñecas y ella con lagrimas en los ojos “Por favor, sólo dame una oportunidad más. Prometo darte toda mi atención a ti y solo para ti."

Dana eludido los brazos de Alicia. "No sé. Creo que no confío en ti."

"Se puede confiar en mí. Soy digna de confianza”.
Soy una persona digna de confianza. Pregúntale a cualquier persona. Pregúntale a Bette! Puedes confiar en mí para cualquier cosa! "Ella era prácticamente estaba rogándole y ella lo sabía, pero por alguna razón, no le importaba hacerlo." Por favor, Dana. Lo siento. "

Dana miro a Alice, sacudiendo la cabeza mientras limpiaba el sudor de su labio inferior. "Tengo que pensarlo".

"¿Qué?"

Dana se encogió de hombros, y empecé a correr de nuevo en su lugar. "Tengo que pensar en esto. Eso es lo mejor que puedo hacer."

Alice suspiró, asintiendo con la cabeza lentamente. "Está bien. ¿Crees que pueda verte mañana?"

"Sí". Dana respondió, y luego se fue huyendo. Alice la vio irse, pero esa sensación de ansiedad en el estómago fue creciendo mas y mas.


A Dana Fairbanks le gustaba tanto correr como el jugar tenis. Ella podría liberar la tensión, teniendo una buena sesión de ejercicios y ponía todos sus pensamientos en orden. Así era la única vez que ella se sentí completamente a gusto con todo. Ella se sentía como la mujer maravilla, viendo como a la velocidad que corría, veía los objetos que estaban estacionados, como pasaban volando y dejaba todo detrás, todos sus problemas se le olvidaban en este tiempo.

Alice había descuidado su relación por un tiempo, más allá de cualquier pretexto. Pero realmente, ¿quién podría culpar a ella? Estar alrededor de ella no era fácil, en este momento era la persona más popular de


Hubo varios incidentes durante estas dos semanas cuando Alice quería ir al salón de los borradores, o a otro lugar y Dana se negó, porque sabía que alguien podía verlas juntas. Después de un tiempo, dejó de pedírselo Alice. Tal vez yo lo hice, yo hice que ella fuera fácil olvidarse de mí.

¿Y qué hay de Lara Perkins? ¿Cuál es el problema?¿Por qué ella está interesada en mí? ¿Y qué significa exactamente lo que me dijo que yo sería su prioridad número uno? Es ella para mí? ¿Puede decirle que soy gay?

Todo esto es demasiado.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 15th 2016, 6:01 pm

CAPITULO 33

Bette se detuvo en la casa de Tina y apagó el motor, mirando a la rubia, que no la había visto desde que regresaron de la playa. Ella suspiro consciente de lo mal que Tina se debería de sentir, aunque no debería de sentirse mal. Bette esperaba que ella entendiera, pero parecía que Tina no le creía mucho. "Hey Tee?"

"¿Sí? "Tina le respondió, con su voz apenas en un susurro y miró por la ventana del auto hacia su casa.

"Mírame". Cuando Tina no le hizo caso, Bette se quito el cinturón de seguridad y se acerco a su novia y coloco sus dedos en el borde de su barbilla y mueve suavemente la cabeza de Tina. Cuando vio que no podía que ella la mirara a los ojos, Bette dijo un poco más firme,"Mírame". La mirada de Tina finalmente encontró la de Bette, y vio que ella le sonreía. "Tú sabes que no estoy loca ni nada por el estilo, ¿verdad?"

"Sí".

"Tu sabes que te amo".

"Sí".

"Tu sabes que podemos esperar hasta que los dos estamos listas?"

Tina no respondió. Y Bette solo suspiró. "Vamos a tener que hablar sobre esto…". Tina asintió con la cabeza. "No esta noche, pero sin embargo lo haremos". Movió la mano de la barbilla de Tina a su mano, apretándola con fuerza. "Te amor".

"Te amo yo también". Tina dijo sinceramente con una verdadera y leve sonrisa. Abrió la puerta y salió, cerrando y apoyada en el marco. Le dijo "Nos vemos mañana".

"Por supuesto". Bette le guiñó un ojo a Tina y mostrándole su mejor sonrisa.

Tina le devolvió la sonrisa antes de que el auto diera marcha atrás, se quedo mirando a Bette marcharse y se quedo ahí hasta que el auto se perdió de su vista. Se sentía cansada y molesta, pero lo peor era que la única persona que podía calmarla era Bette... y ella era la causa de todo. Sí, esto no suena muy bien, suena medio loco... Al carajo, el amor es una locura. Ella suspiró, subiendo hacia su casa y escuchaba el chasquido de las uñas de Jagger en el piso del pasillo. "Ya voy, ya voy." Murmuró al oír que Jagger gemía. Ella sacó sus llaves, el tintineo hizo que Jagger gimiera mas y a punto de ladrar. Justo cuando estaba a punto de poner la llave en la cerradura, la puerta chirrió y se abrió.

Era Tim y Samantha. Ambos estaban sonriendo, pero Tim tenía una sonrisa más amplia, él tenía su brazo alrededor de la cintura de Samantha. Samantha se estaba riendo, obviamente, algo había dicho Tim antes de que se abriera la puerta, cuando se dio cuenta de que Tina estaba ahí, se rió, "Hey, ¿dónde has estado?"

"Yo estaba con las chicas". Tina mintió. "Platicando."

"Oh". Samantha respondió, levantando la cabeza para mirar a Tina, de manera sospechosa. "Te ves roja. Sufriste una quemadura?"

Tina miró sus brazos y finalmente se dio cuenta de lo rojo que estaba realmente, incluso en la noche. Le iba a doler mucho mañana."Supongo. Estábamos en la ciudad".

"Muy bien".

Tim le coloco la correa de Jagger a su cuello, y lo saco hacia afuera, Tina lo vio pasar. "Que…" Gritó al tropezar camino a la entrada. Tina y Samantha se echaron a reír.

"Mamá está todavía en el trabajo. Hay algo de comida en el refrigerador si tienes hambre." Samantha le dijo, al salir de la casa y viendo como Tina entraba. "Nos vamos a dar un paseo con Jagger."

"Está bien. Nos vemos al rato". Tina hizo todo lo posible por parecer normal, pero había demasiadas cosas en su mente en este momento. Les sonrió a su hermana y a su vecino antes de cerrar la puerta.

Samantha se volvió y alcanzó a Tim, quien estaba intentando de tener bajo su control al Jagger.

"¿Huy?"

"Tina. ¿Qué pasa con ella últimamente?"

Tim se encogió de hombros, sintió una incómoda sensación de hormigueo alrededor de su estómago. "No sé".

"¿No te parece un poco rara...?"

"Yo no lo sé."Tim se sentía preocupado. Tina no era la misma agradable chica. Se había dado cuenta de que Tina se veía y parecía triste y estaba diferente desde esa noche... Casi se le había olvidado lo que Eric le había hecho a Tina y ahora tenía que callarse. Se había comprometió a no decir nada. Bueno, iba a hablar con Tina muy pronto, para saber que le pasaba.

"Dijo que estaba con sus amigas, pero Dana llamó y dijo que no la había visto a Tina desde la escuela".

"Tal vez se refería a Alice y Bette".

"Tal vez..." Samantha ya no dijo nada, mientras entrecerraba los ojos. "Pero yo no le creo." Se mordió los labios, empezando a preocuparse por su hermana menor. Algo estaba pasando, y quería saber que era.


Tina entro a la cocina y tomo un refresco y fue a traer el teléfono antes de irse a su dormitorio. Ella tiró su mochila y se dejó caer de nuevo en su cama, gimiendo de frustración. Marcó el número de la única persona que sabía que podía hablar con ella en un momento como este. Dana.

Dana. No espero a que sonara más de una vez el teléfono y lo contesto. "¿Hola?"

"Hey Dana, soy yo." Tina dijo con voz cansada.

"Oh, gracias a Dios." Dijo Dana exasperada. "Yo necesito hablar contigo."

"Igualmente". Tina suspiró. "Dime tu primero".

"Alice". Dana se quejó. "Ella carajo…"

Tina la interrumpió. "Puedo entender que ella no te alcanzo al terminar las clases en la escuela".

"Esperé como una idiota durante una hora"

"Dana Lo siento." Tina suspiró de nuevo, y decidió no contarle que había visto a Alice. Eso sólo la haría enojar mucho mas. "¿Ella al menos trato de llamarte?"

"Me fue a ver pero yo no quería verla."

¿No?

"No, yo estaba demasiado enojada. Todavía estoy enojada. Pero yo hablé con ella".

"¿Cómo?"

"Ella me estaba esperando cuando me fui a correr."

"¿Eh te fue a buscar? Estaba desesperada. ¿Qué te dijo?"

"Ella se disculpó y prometió no volver a hacerlo, pero ¿Qué se supone que significa eso para mí?"

"¿Crees que puedas confiar en ella otra vez?"

Dana dejó escapar un gruñido de frustración. "Yo no lo sé. Yo le dije que no creía que podía confiar en ella otra vez. Ella prácticamente me pidió que lo pensara".

Tina cerró los ojos, de repente se sintió muy cansada. Porque Tanto dramatismo. "¿Vas a darle esa oportunidad?"

"No sé". Las emociones de Dana habían cambiado rápidamente, de estar enojada, a frustración, a la molestia y ahora confundida. "¿Crees que debería de darle una nueva oportunidad?"

"No puedo decirte qué hacer Dana."

"Vamos a Tina. Ayúdame, aconséjame." Dana se quejó. "Realmente no sé qué hacer"

"Bien, supongamos que yo te diga, dale a Alice una oportunidad más y si te lastima de nuevo, entonces me voy a sentir terrible, por decirte que le dieras otra oportunidad."

"Ah-huh."

"Y si yo te digo que no le des otra oportunidad, a lo mejor estoy ayudando a arruinar lo que podría ser lo mejor que podría pasarte en tu vida a ti Dana, pero también sé que lastimaría a Alice y a Bette también, porque Alice iría a ver a Bette inmediatamente. Y me siento sentiría muy mal por hacer que hagas algo y después salgas lastimada. "

Dana resopló al responder.

"Dana, no te puedo ayudar con esto. Tú tienes que decidir por ti misma y hagas lo que hagas, tú sabes que te apoyare en todo. Si tú le das otra oportunidad Alice o la cortas, voy a apoyarte. Pero tiene que ser tu decisión. "

Dana suspiro de nuevo. "Tienes razón... supongo." Pensó en decirle a Tina sobre Lara, pero lo pensó mejor. Había que guardarlo para otro momento.

Tina asintió con la cabeza como si estuviera sentado junto a Dana, y cambio la conversación a ella misma. "Además, tengo mis propios problemas para preocuparme."

Dana se burló. "¿Como qué?"

Tina tuvo que sonreír. "Es Bette".

"¿Qué pasa con ella? Pensé que ustedes iban a salir después de la escuela."

"Lo hicimos. Ella me llevó a la playa. Ha sido fantástico".

"Entonces, ¿cuál es el gran problema aquí?"

"Bueno, nos estábamos besando... y eso empezó a llevarnos a otro lugar -"

"Ah, sí?" Dijo Dana tranquilamente, pero enseguida se dio cuenta de lo que Tina estaba tratando de decir. "¡Oh!"

"Pero me detuve antes de que todo se pusiera demasiado húmedo".

"Muy bien". Dana no estaba realmente segura de lo que quería decirle, así que esperó a que Tina continuara.

"La detuve, como hago siempre." Tina le dijo muy triste, y sentía que las lagrimas se le iban a salir. "Y Bette parecía muy decepcionada. Me sentí tan mal".

"Hey, no es necesario sentirse mal! Si no estás lista, Bette tiene que comprender y respetar eso!" Dana dijo rápidamente a la defensiva, dispuestos a respaldar en todo a Tina. "Espera hasta que estés lista..."

"Ella dice que sí, que me espera a que este lista, pero creo que cada vez es más difícil para ella no hacerlo." Tina se mordió un poco el labio. "Y...-se me está haciendo más difícil para mí decirle que pare".

Los ojos de Dana se movieron hacia arriba. "Oh... Yo, eh, bueno? Yo no.
Yo no... ¿Qué te detiene entonces? "Dana se cayó para que lo que quería decirle no se le saliera de su boca, con la esperanza de que Tina no se enojara.

"Tengo miedo".

"¿De qué?"

"De realmente decepcionarla a ella. "Fue entonces cuando Tina empezó a llorar.

"¡Oh Tina". Dana intentó calmarla. "Cariño, no llores. Vamos."

"Yo no quiero... me temo que no voy a ser... lo suficientemente buena para ella."

Dana movió la cabeza. "Tina, vamos, si Bette te ama como ella dice, y sé que ella te adora, tu no va la vas a decepcionar...".

"Pero yo no sé cómo…"

"Yo tampoco" Dana le dice, suspirando profundamente. "Entonces, no estás sola, Tina."

"Yo no sabría ni por dónde empezar"

"Lo sé. Lo sé. Tal vez..." Dana se llevó un dedo a los labios, tratando de pensar en qué decir para calmar Tina. "Mira, tal vez deberíamos de investigar...".

Hubo una larga pausa de silencio, hasta que por fin Tina habló. "¿Huy?"

"Tú sabes, en el Internet o algo así."

"Oh, sí, es una gran idea Dana." Tina suspiro con sarcasmo. "Vamos a Google" cómo hacer el amor a una mujer “que súper idea "

"Hey, era sólo una sugerencia, no tienes que hacerlo y llenarte la cabeza." Dana dijo de una manera a la defensiva. "Ufff, intente ayudar a mi amiga y eso es en agradecimiento lo recibo..."

Tina sonrió a través de sus lágrimas. "Lo siento".

"Yo no sé qué decirte a Tina. ¿Hablaste con Bette al respecto?"

"Ella quiere que yo lo piense, yo no sé qué decirle a ella."

"Sólo dile lo que sientes Tina. Ella lo entenderá, y te apuesto que te estás preocupando en algunas cosas más de la cuenta."

"Sí". Tina exhalo, sabiendo que Dana tenía razón.

"Platiquen y te sentirás mejor cuando lo hagas, vas a ver".

"Sí". Dijo Tina. "Gracias por escucharme."

"Tu sabes que yo siempre estoy aquí para ti. Gracias por escucharme a mí tambien".

"Yo realmente no te ayude o si."

"¿Qué harías Tina?"

"Dana "

"¡Por favor! Te prometo que haré lo que yo sienta!"

Tina exhala fuerte y cierra los ojos de nuevo. "Si fuera yo, le daría a Alice una oportunidad más".

"¿Por qué?"

"¡Vamos!"

"Muy bien. Porque, ella realmente te quiere y ha sido paciente y se lo merece, todos merecemos otra oportunidad y más cuando se quieren ¿de acuerdo?"

"Muy bien".

"Aunque esto tiene que ser tu decisión" Tina le advirtió de nuevo.

Dana puso los ojos en blanco. "Va a ser mi decisión. Gracias."

"Será bienvenida".

Hubo unos momentos de silencio cómodo, ya que cada jovencita pensaba en su situación, pero luego Dana rompió el silencio. "Así que..."

"Así que..."

"¿Vas a venir a mi casa para nuestra Halloween siempre lo hemos pasado juntas?"
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 15th 2016, 6:03 pm

CAPITULO 34


Cada año, desde que se hicieron amigas, Tina y Dana pasaban el Halloween en casa de Dana. Cuando todavía era pequeña Dana hacia el truco y obtenía todo de sus vecinos ricos, dinero, chocolates caros y más cosas que los niños de clase baja necesitaban. Después cuando ya tenía 13 años ya era “demasiado vieja” para hacer el truco de pedir cosas. Así que Tina traería un montón de películas de terror para ver con Dana y se pasarían toda la noche comiendo comida chatarra y viendo las películas. Cuando el Halloween caía en uno de los malditos días de escuela, tendrían que reunirse el fin de semana. Era una tradición de niñas y no querían que se perdiera cuando fueran a la universidad.

"Por supuesto".

"¿Crees que debería invitar a todas los demás?"

"¿Quién quiere usted decir?"

"Las muchachas". Y Lara.

"Si quieres".

"Ya veremos". De repente, la voz de Sharon se escucho en el fondo. "Oh, esa es mi madre. Tengo que irme. Hablamos mañana".

"Esta bien".

"Habla con Bette.

"Bueno Dana. No tomes demasiado tiempo para decidir qué vas hacer acerca de Alice".

"Oki. Adiós."

"Gracias de nuevo."

"Igualmente". Entonces, Dana colgó.

Tina de colgó el teléfono y sollozaba, ella se frota los ojos con fiereza. Ella cogió de nuevo el teléfono y le marcó a Bette. Se dirigió directamente al buzón de voz, sintiéndose desalentada Tina un poco. Bette siempre había contestado la llamada.

Hola, hablas al celular de Bette Porter, no puedo atender tu llamada ahora. Pero por favor, deja un mensaje después de la señal.

Beep!

"Bette Hey, soy yo. Lo siento, quiero que tú me entiendas, pero todavía me siento mal. Uhhh... creo necesitamos hablar. *silencio* Bueno, supongo que nos vemos mañana, ¿de acuerdo? Te quiero. Adiós. “Tina cuelga y suspira de nuevo. Se sentó, sintiendo el dolor de la quemadura de sol. Oh no esto va a doler mucho o algo mañana.

Shane llego al club Liplock a las 9:30, desde su casa al lugar hizo dos horas y media para llegar al lugar y era obvio que no se admitían menores de 18 años, pero por suerte se acordó de traerse su identificación falsa. Tuvo un poco de problemas con el portero, pero uso su encantos y la dejo entrar. El lugar estaba lleno de gente bailando, charlando, bebiendo y pasándose un buen rato. Carmen estaba en el escenario trabajando. Shane se sentó en la barra ordeno algo y se puso a observar a Carmen todo el tiempo.

Carmen fue la primera chica en mucho tiempo que le había interesado a Shane. Era inteligente, enérgica y tenía una lengua de fuego. Además de todo, era bien sexi y la manera que miro a Shane, la hizo perder la respiración. Shane generalmente sabía cuándo no seguir. Si una joven no le gustaba ella no le insistía. Pero la mayoría de las veces, las jóvenes acudían a ella y si no a la inversa. Pero había algo en Carmen que le dio ganas de conquistarla.

Además ella sabía que le había gustado a la joven

Shane termino su bebida al mismo tiempo que Carmen tuvo su descanso, y se dirigió hacia ella, confiaba que esto le ganaría puntos en el corazón de Carmen. La observo caminando hacia el bar y decidió seguirla un poco.

Carmen ordeno algo y se sentó, se pasó una mano por el pelo. El camarero volvió con una botella de agua y un guiño para Carmen, ella se lo tomo y sonrió, dándole las gracias.

"¿Me extrañaste?"

Carmen giró en su silla para hacer frente a Shane, con la boca abierta. Ella entrecerró los ojos, la boca se conviertio en una media sonrisa. "¿Qué estás haciendo aquí?"

"Yo vine a verte."

"¿Cómo ..." De repente, se le hizo clic. Carmen trató de fruncir el ceño, ponerse enojada, pero no funcionaria. "Esa chica en el teléfono hoy…"

Shane asintió.

"Increíble. ¿Cómo le hiciste, tu siempre vas hacia arriba?"

Shane sólo se encogió de hombros. Carmen movió la cabeza, tomando un sorbo de agua. Esta chica es implacable! Quizá debería simplemente... no, no! De ninguna manera aguanta, aguanta…! Después de un rato, Shane habló. "Yo te estuve observando. Eres realmente buena".

"Si, bueno, eso dicen…”

Shane no respondió. En su lugar, tomó la silla vacía al lado de Carmen y se dio la vuelta, observando la multitud de jóvenes. Era un bar gay, pero no era del tipo de Shane. "Tu trabajas aquí a menudo?"

"No realmente. Cada par de semanas o así como me llaman. Realmente no me gusta este bar, pero el dinero es el dinero".

Shane asintió. "M ."

"Tú sabes, vienes hasta aquí, y no se puede mantener una conversación decente. ¿Qué te pasa?"

Shane se encogió de hombros. "No soy de muchas palabras."

Carmen alzó las cejas. "Entonces eres una mujer de acción ehhh?"

Shane sonrió. Dile que… "Sólo soy más de acción que de palabras".

"Ah, ya veo." Carmen asintió con la cabeza. "Bueno, tu puedes buscar la acción en otra parte -"

"Vamos a otro lado. A un lugar tranquilo."

"No."

"¿Por qué no?"

"Debido a esto, estoy trabajando." Carmen tuvo que reírse de la persistencia de Shane. Después de todo, fue una especie de dulce melodía. Nunca había sido tan perseguida antes y se sentía muy bien. ¿Debería darle una oportunidad? Hmmhm... "Escucha, termino en media hora. ¿Puedes quedarte?"

Shane le dijo tranquilamente, para no verse demasiado ansiosa. "Claro". No podía dejar de sonreír, sin embargo.

Carmen ya estaba de pie, moviendo la cabeza. "Está bien. Diviértete." y volvió a trabajar.

Shane esperó hasta que Carmen estaba fuera de la vista antes de saltar de alegría. !!!! Seeeeeee !!!!


Bette salió del baño, envuelta en su bata de baño. Se empezó a secar el pelo. Estaba cansada, y la ducha le hacía muy bien. No podía dejar de pensar en Tina y lo triste que estaba. ¿Cómo puedo hacerle ver que seré paciente, que la esperare el tiempo que sea necesario? ¿Qué puedo hacer para que deje de preocuparse? Ella no sabía en realidad, que era lo que Tina quería, no lo habíamos platicado? Tal vez debería llamarla. Tomó su teléfono celular y lo encendió. Tenía la costumbre de desconectarlo cuando no estaba cerca de ella. Antes de poder marcar, el celular le anuncio que tenía un mensaje de voz en su buzón y apareció en la pantalla.

Bette abrió el buzón de voz y lo escucho.

"Bette Hey, soy yo. Lo siento, quiero que tú me entiendas, pero todavía me siento mal. Uhhh... creo necesitamos hablar. *silencio* Bueno, supongo que nos vemos mañana, ¿de acuerdo? Te quiero. Adiós."

Bette sonrió, sintiéndose un poco mejor. Por lo menos ella está dispuesta a hablar. Podría estar bien después de todo. Ella marcó el número de Tina y esperó.

Nadie contestó.

avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 15th 2016, 6:06 pm

CAPITULO 35

Cuando terminó su turno Carmen regresó con Shane, que no se había movido de su sitio. Lo hizo, pero sin embargo seguía con las gafas de sol puestas. Lo más probable es que estuviera mirando a las mujeres sin que se dieran cuenta. Carmen movió la cabeza, riéndose, mientras se acercaba a ella, cuyos ojos estaban observando a algunas clon de Barbie. Ella se acercó, fuera de la vista de Shane, y cuando estaba lo suficientemente cerca, le susurró, "disfrutando de la vista?"

Shane casi se cae de la silla de la sorpresa. Se dio media vuelta, cara a cara con Carmen que se estaba riendo, y ahora se puso roja, había sido cachada en la movida de ver chicas. "¿Qué?" Ella gritó, alzando las cejas en la inocencia. "Me gustan los jeans".

"Claro que sí." Carmen sonrió, mirando la vergüenza momentánea de Shane desvanecerse, y retorno su confianza. "¿Quieres salir de aquí o qué?"

Shane bebió el último trago de su bebida antes de asentir. "Vámonos." Saltó de la silla, ansiosa de irse.

Carmen señaló con el dedo pulgar detrás de ella. "Mi camioneta esta atrás." Shane asintió con la cabeza, señalando con su mano el camino para Carmen y ella se fue por delante, mirando hacia atrás a Shane, que estaba detrás de ella. ¿Estoy haciendo algo estúpido con ella? Bueno, ya era demasiado tarde para cuestionarse a sí misma.

Llegaron a la camioneta, Carmen abrió la puerta para que Shane entrara. Una vez que se acomodó, se volvió a decirle algo, pero Shane estaba mas adelante, dándole un beso de rápido en los labios. Sintió una sacudida a través de su cuerpo y empujo a Shane. "¿Qué carajo?" Ella gritó, limpiándose la boca con el dorso de la mano.

Shane se sentó con la espalda contra la puerta, momentáneamente aturdida antes de recuperarse rápidamente. "¿Qué? ¿No es esto lo que quieres? "

"¡No! Carajo! "Carmen no pudo evitar la risa que se le escapó de sus labios. Ella realmente me tomó por sorpresa. "Tenía la esperanza de que podríamos llegar a conocer un poco más."

"¿Huy?"

"Quiero saber cosas tuyas. Dime donde naciste, donde creciste. Dime... ¿qué me dicen de ir a la escuela o... o de tus padres. Tienes mamá, papá? Hermanas, hermanos? "

Shane se sienta allí, mirando a Carmen. ¿Es grave? Ella no se mueve ni habla, por lo que Carmen decide continuar.

"¿Qué mascotas te gustan? Los perros, los gatos, los hámster? ¿O cualquier cosa? "Carmen esperaba una respuesta. Debo de conocerla. Ella suspira, mueve un mechón de su pelo detrás de la oreja y mira hacia abajo, evitando el contacto visual. "Mira, lo siento si pensaste algo, pero no puedo ir a ninguna parte si no te conozco mejor." Ella ve que Shane, todavía ni se ha movido. "Lo siento".

Shane sopló y apretó la mandíbula. Odiaba hablar de ella. ¿Por qué debería importarle a alguien? ¿Qué ganaría Carmen al saber que su madre la había dejado a los siete años, sin importarle su rabia y su color de estar sola de estar sin ella, sin su madre? ¿Por qué tenía que decirle eso a ella?

Carmen suspiró de nuevo, buscando en su bolsillo trasero y una tarjeta y un lapicero. Escribió algo y le dijo, "Estoy aquí de nuevo mañana y al día siguiente, pero después de eso, quién sabe si me encuentres." Y le entrego a Shane la tarjeta. "Ese es mi número de mi casa, no mas juegos ¿eh? Me llamas cuando quieras hablar. "

Shane tomó la tarjeta, exhalo con fuerza. Carajo. Abrió la puerta y vio por última vez a Carmen antes de irse. Cerró la puerta y sacó un cigarro de su bolsillo, se fue caminando por la calle, murmurando, "la madre de Dios... maldita he venido hasta aquí para que me dé una maldita tarjeta... dos horas y media para nada.... "

Carajo... viajó dos horas y media para ver a una chica! Nunca lo había hecho antes. Y, sólo me da una tarjeta, que tiene su número de teléfono de su casa de ella. Su número de la casa! Debo de volver y hablar con ella! Shane se detuvo y volvió, pero Carmen ya se había ido.


Al día siguiente...

Bette se detuvo en la casa de Tina, frunció el ceño, siempre estaba Tina afuera esperándola todos los días desde que comenzaron, o estaba afuera o venia saliendo de la casa, Bette se detuvo, esperando que ella salga. Esto es extraño. Bette no podía dejar de pensar en los acontecimientos de ayer, podría haber llevado a la no aparición de Tina, pero trató de convencerse a sí misma, que pasaba algo más. A la gente ella no les permitía llegar tarde, ¿no? Pero todos hemos tenido esos días. Le daré cinco minutos antes de entrar y ver lo que está sucediendo.

Cuando pasaron los cinco minutos y no venia, entonces Bette apagó el motor y salió corriendo rápidamente por el camino a la puerta principal. Ella tocó el timbre dos veces, y sólo escucho que Jagger ladraba, pero la voz de Amy Kennard también. "¡Un momento!" Ella gritó. Unos segundos después, la puerta estaba abierta y la cara cansada de Amy apareció frente a la entrada.

"Bueno, hola Bette!"

"Hola Sra. Kennard." Bette sonrió nerviosamente. "Me detuve para ver si Tina quería que la llevara a la escuela hoy?"

Amy sonrió. "¡Oh, no déjame ver. ¿eh? "Amy hizo a un lado y Bette entró, mirando su reloj.

"Está bien. Sólo por un minuto, yo no quiero llegar demasiado tarde. "Miró a su alrededor, no viendo a Tina en ningún lugar. "¿Tina se está arreglando?

Amy sacudió la cabeza. "No cariño. Tina no va hoy a la escuela. Tiene una quemadura de sol muy fea y es demasiado incómodo para ella. "Amy recogió la loción que le llevaba a Tina y se la dio a Bette. "Ella está en su habitación, si quieres verla."

Bette sonrió. "Gracias, creo que lo haré, sólo un segundo."

"Adelante cariño." Amy, dijo, y así cuando Bette volvió a salir, le dijo, "Y la próxima vez que decidan caminar chicas por la playa, lleven un poco de bronceador, ¿de acuerdo?

Bette hizo una mueca, que había visto Amy y se volvió a verla que tenía una mirada algo severa en su cara, pero seguía estando alegre, a pesar de que se veía fatigada. "Está bien. Lo siento. "

"Muy bien." Entonces, Amy la dejo irse.

Bette sacudió la cabeza y fue a la habitación de Tina, golpeando suavemente a la puerta. "Adelante", fue la respuesta, y Bette abrió la puerta sólo una parte y metió la cabeza hacia adentro "Hey Tee". Saludó, entrando y cerrando la puerta detrás de ella.

Tina dejo su postura relajada en su cama, inmediatamente lamentando la quemadura del sol le recordó que no se debería de mover demasiado rápido. Sus brazos, piernas y la cara las sentía horrible. "Bette" Ella gritó, sorprendida y sobre todo por el dolor.

Bette se estremeció cuando vio la quemada de su novia. Rápidamente se sentó en la cama junto a ella. "¡Ay, parece que duele. ¿Estás bien? "

"Sí, fantástico." Tina bromeó. "Me veo como un tomate".

"Lo siento. Es mi culpa de tu quemada. No me acorde del bloqueador con protección solar”.

Tina sacudió la cabeza, cogiendo la mano de Bette. "No es culpa tuya."

Bette no podía dejar de sonreír. "Si esto no significa nada, se ve como un tomate".

Le enseño la loción en el aire. "Tu mamá dijo que esto te ayudaría".

Tina tomo la loción de la mano de Bette, sonriendo. "Gracias."

Miró a Bette, mordiéndose los labios, como si quisiera decir algo, pero no podía encontrar las palabras.

Bette entendido, y rompió el silencio de la habitación. "Traté de llamarte anoche."

Tina se encogió de hombros con timidez. "Yo estaba realmente cansada. Te llame antes, pero no respondiste. Después de eso, me fui a la cama. "

"Oh." Después de eso, la habitación se quedó en silencio. Se sentía el ambiente incomodo, Bette podía percibir que las cosas habían llegando a ser muy incómodas muy rápidamente. Ella no quería eso. Así que de pie, miró su reloj.

"Bueno, si no me voy ahora, voy a llegar tarde."

"Oh. Muy bien. "Tina se miro a Bette. "Gracias por venir, para ver si estaba bien."

Antes de irse a la puerta de la habitación de Tina le dio un beso en los labios de Tina. Inmediatamente, Tina sintió el calor subir a sus mejillas. Jesús, lo que hace en mí Bette.

Bette sonrió, dirigiendo su dedo pulgar en los labios de Tina. "¿Te sientes mejor. Voy a venir más tarde para traerte tu tarea, ¿de acuerdo? "

"Seguro." Tina dijo, sonriendo. "Y luego, tal vez podamos hablar?"

Bette inmediatamente sintió algo dentro de su pecho. "Esta bien". Besó a Tina de nuevo. "Te veo más tarde bebé. Susurró, girando la chapa de la puerta antes de irse.

"Está bien." Tina le dijo y vio como Bette salía, de pronto ella se sintió mejor acerca de todo. Se sentía sin un peso de encima...

Pero entonces el aguijón de la quemadura del sol regresó.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 16th 2016, 5:41 pm

CAPITULO 36

Dana se acercó al campus de la escuela, y tenía en su mente un millón de sus pensamientos. No pudo dormir la mayor parte de la noche pensando en lo que debía de hacer con Alice. Iba a darle otra oportunidad? Alice se merecía otra oportunidad? Tina le había hecho algunas observaciones muy acertadas la noche anterior, hablando de cómo Alice había sido paciente y amable y no le importaba mantener su relación en secreto. Sin embargo, estas últimas semanas, Alice no le había prestado mucha atención a su relación. ¿Sería mejor cortar y si ella me vuelve a dejar sin su atención? ¿O si le doy otra oportunidad, sería muy bueno para ella y para mí? ¿Y qué hay de Lara? Dana no tenía idea de qué pensar de ella. ¿Cuál era su trato? ¿Por qué se sentía tan atraída por Lara... por qué se sentía así con ella? Probablemente fue la soledad de las últimas semanas. Sí, eso fue lo que paso.

Hablando del Rey de Roma y ella que se asoma... Lara estaba cruzando el campus, haciendo una línea recta hacia Dana, como si estuviera esperando a verla. Dana se estremeció, y esperaba que no fuera demasiado evidente. Lo último que quería era herir los sentimientos de Lara. Ella simplemente no estaba para más confusiones en estos momentos. Por suerte (o por desgracia, Dana no había decidido todavía) Lara, no se había dado cuenta.

"Hola".

"Hola." Dana respiró con una risita incómoda.

"Espero que te sientas mejor."

"¿Huy?"

"Es que ayer. Parecías disgustada”.

"¡Oh-oh. No… "Dana movió la cabeza, riéndose nerviosamente de nuevo. ¿Por qué soy tan torpe a su alrededor? "Lo siento, yo estaba..."decidió no continuar con ese pensamiento, y volvió a empezar. "Gracias por uh... ya sabes, el tejido".

"No hay problema." Lara se echó a reír. Metió la mano en el bolsillo de su chaqueta, sacó un paquete de tejidos. "De hecho, traigo más, por si acaso".

"¡Oh!" Que dulce era ella. "Wowww, fue muy amable de tu parte, pero no creo... eso fue... realmente amable de tu parte. Gracias”.

"Sí, bueno, si alguna vez necesitas alguien con quien hablar, o llorar... aquí estoy para ti." Esa sonrisa dulce y esa mirada que le envió directamente al corazón de Dana, de repente sintió como un frenesí apareció, y la respiración de Dana quedo atrapada en su garganta.

"Gracias." Dana asintió con la cabeza, incapaz de mirar directamente a Lara, tratando de regular su respiración. Esa sensación de calor tan familiar, que se extendía a través de su cuerpo, su cara se sentía caliente, las palmas de sus manos empezaron a sudar de nuevo. Recorrió el campus buscando a Alice, y ni rastro de ella, ella no estaba segura si era una cosa buena o mala en este momento encontrar a Alice.

De repente, sonó el timbre, y los estudiantes acudían a sus clases. Dana comenzó a caminar y Lara la siguió, caminando en silencio hasta que llegaron a la entrada principal. "Así que... ¿qué harás para el desayuno?"

Dana se volvió rápidamente a Lara al igual que cuando la saludo. "¿Qué?"
Lara se echó a reír de nuevo, avanzando un poco atrás. "Uh... el desayuno. ¿Estás haciendo algo especial ... Quiero decir, tu sabes, ¿tienes algún plan? "

"Yo no... probablemente sólo comer con unas amigas y mi..." Dana se calló, recordando que estaban en medio de una escuela llena de gente.

"Oh." El estado de ánimo de Lara cambió súbitamente. Que estúpida. De haber sabido que no tenía ninguna oportunidad. Ella sintió la necesidad de irse de inmediato, se le caía la cara de vergüenza más. "Bueno, tal vez en otro momento entonces. Tengo que ir a clases. "Ella balbuceó, comenzando a alejarse. "Adiós".

A Dana las manos le temblaban mientras observaba a Lara irse. Carajo, herí sus sentimientos. "¡Espera!"

Lara se dio la vuelta. "¿Sí dime? "

"Si puedes desayunar conmigo - quiero decir, con nosotros. Con mis amigas y conmigo. Ya que eres nueva y todos deben de… "la mente de Dana, dio un grito de protesta rápidamente, pero no quería escuchar. Ella no quería ver esa expresión de decepción nunca más.

Lara sonrió. "Está bien. Seguro. Te veré entonces. “Entonces, se volvió y se alejó, desapareciendo entre la multitud.

Carajo, carajo, carajo! Dana cabeza mantenía la cabeza gacha mientras abría su lockers, preguntándose en qué lío se había metido en. Se preguntó qué pensaría todo el mundo de Lara. Tina se intrigaría, Bette la vería sospechosa. Ni siquiera quiero pensar en Alice cuando la vea. Dana abrió su casillero, lista para meter su mochila en el interior, cuando algo llamó su atención.

Una rosa roja con un pequeño sobre blanco adjunta se sentó en el estante del armario. Mirando a su alrededor, Dana tomo la flor de donde estaba y la puso en su nariz, sonriendo al fuerte aroma. Ella la abrió y saco una tarjeta.

Siento que te decepcioné
E hice lo que había prometido que no haría.
Los errores a menudo pueden enseñar mucho a la gente,
Así que por favor dame una oportunidad de estar en tu vida nuevamente.

De todos los castigos para mi desgracia, este es el peor
Porque el perderte, me deja muy triste y muy dolida.
Te recuerdo que lo pienses y te ruego que me dejes demostrarte.
Cuanto te quiero y cuanto anhelo estar nuevamente contigo

Te juro que nunca te voy a defraudar y nunca te volveré a lastimar

“Te amo” Alice.

Las lágrimas nublaban los ojos de Dana. La reportera rubia no tenía ese tipo de detalles, nada de poemas. Antes de que Dana hubiera tenido la oportunidad de pensar algo, alguien le dio un golpecito en el hombro. Se volvió, y sonrió. Alice estaba allí, nerviosa e insegura."Hey." Dana respiraba, los ojos brillantes de lágrimas.

Alice sonrió levemente, hablando en voz baja. "Hey, ¿qué es eso allí?"

Dana miró a la flor y la nota. "Oh, eh, un poema."

"Ah, sí? ¿De quién? "

"... de alguien muy especial." Dana eligió cuidadosamente sus palabras, su corazón se aceleraba y viendo como la cara de Alice se iluminaba con la esperanza.

"¿Sí? Nadie que yo conozca?"

"Yo no sé."

"Yo no sé." Dana dijo, colocando con cuidado la rosa y la nota de vuelta en su lockers, sacando los libros que necesitaba y cierra la puerta. "¿Quieres acompañarme a clase?"

"¡Claro!" Alice gritó con demasiado entusiasmo, y enrojecidas de la emoción se fue con ella. Dana se echó a reír y le dio unos empujones juguetonamente a Alice al irse por el pasillo.

"Así que, ¿de quién era eso" de alguien especial? "Descríbemela".

"Bueno, esta persona es muy dulce, amable, paciente…"

"Y divertida?"

"A si claro".

"Y encantadora, ingeniosa, inteligente -",

"No te pases". Dana corto a Alice, riendo otra vez.
Jajaja

"Esta persona es especial para ti..."

-Sí. Pero me lastimó... y por un tiempo, yo no estaba segura de si debo de darle una segunda oportunidad”.

Alice visiblemente tragó saliva, palideciendo a medida que se detuvo delante del salón de clases de Dana. "¿Y ahora?"

Dana inclinó la cabeza hacia un lado, apoyada en el marco de la puerta, sonriendo. "He decidido darte una nueva oportunidad"

El rostro de Alice se iluminó de nuevo. "Eso es genial" Ella gritó, y volvió a sonrojarse, dándose cuenta de lo fuerte que era.

"Sí".

La campana sonó tarde, y Dana se enderezó. "Bueno, supongo que debo de entrar".

"Está bien. Nos vemos después de la clase, entonces? "

"Claro".

"¡Genial! Bueno, te veré entonces. Gracias no te voy a defraudar nunca "

Alice guiñó un ojo a Dana y prácticamente saltó por el pasillo. Dana movió la cabeza, mirando a su pie.

Cuando ella entró y se sentó, ella sabía que no debería estar pensando en nada más. Pero algo le preocupaba. Todo lo que podía pensar era en Alice y lo feliz que se veía. Hice lo correcto. Pero ella sabía que olvidaba algo importante, pero no podía recordar qué era.

Ah, bueno, voy a recordarlo con el tiempo...


Poema: "Siento que te he decepcionado." (adaptación)
Copyright: Nicholas Gordon
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 16th 2016, 5:49 pm

CAPITULO 37


Era aproximadamente la hora del almuerzo cuando Dana recordó exactamente lo que se le había olvidado y le pegó como una tonelada de ladrillos grandes y enojados. Su estómago cayó en algún punto cerca de sus rodillas, ella empezó a tambalearse por la clase, sosteniéndose contra la pared y la puerta. Cometió el error de mirar alrededor y vio a Lara saludándola con la mano a través de la multitud, en cuanto vio a Dana.

Y como si fuera poco....

¡“Hey Dana!” Alice chilló, apareciendo desde la izquierda, tocando el brazo de Dana.

Dana casi saltó fuera de su piel, sus ojos estaban tan anchos como los platos. Ella volvió la mirada hacia atrás, por el pasillo, a su derecha; Lara todavía se abría paso. ¡Carajo, carajo, carajo, carajo!

¿“Oye, estás bien? te ves un poco pálida.”

Dana se volteó hacia Alice, su boca se abrió, pero no salió sonido. Alice se vio realmente preocupada, Dana pensó que era dulce, si ella no estuviese segura ella que estaba teniendo un ataque al corazón. Justo cuando Alice estaba a punto de decir algo más, Lara apareció.

“Hi.” Ella dijo, un poco dulce y tímida, mientras ella miró de Dana hacia Alice, y luego de regreso a Dana.

“¿Jezze, están bien?”

Ella se sintió mareada; Ella podría oír los latidos de su corazón. ¿Cómo voy a explicar esto? ¿Explicar? Aun no puedo cerrar mi boca!

Alice miró a Lara. “Hi.” Ella dijo tentativamente, antes de regresar a Dana, quien parecido congelada en el lugar.

“¡Dana!” Ella chasqueó sus dedos delante de la cara de Dana, lo cual pareció sacarla de su trance.

Ella se sobresaltó, parpadeo rápidamente, tomando una cantidad grande de aire. “¿lo siento qué?” La pregunta la hizo como en un grito ahogado.

Lara y Alice se miraron antes de mirar a Dana. “… no dijimos nada.” Lara contestó. “¿Estás bien?”

Alice miro de reojo a Lara, preguntándose quién era ella y cómo conoció a Dana. Ella decidió ignorarlo por ahora. “luces como si fueras a desmayarte.”

Dana negó con la cabeza. “No s-solo hambrienta.”

“Pues bien, es una buena cosa que vayamos a almorzar entonces.” Lara contestó, mirando a Alice y luego de regreso a Dana.

¿“H ?” Alice dijo, asombrada.

¡“Oh!” Lara contestó inmediatamente. “D-Dana dijo que podría almorzar con ustedes… si eso está bien.”

¿“Oh… sí, por qué no estaría bien?” Alice rio a medias. Quienquiera que esta chica fuera, parecía lo suficientemente agradable. “Soy Alice.”

“Lara.”

¿“Entonces, cómo conoces a Dana?” Alice preguntó.

“Oh, nos encontramos hace unos días. Ella me dio direcciones para una clase. Soy nueva aquí así que… ”

Alice asintió. “sabía que no te había visto por aquí antes. ¿Entonces, de dónde eres?”

“Uh, Idaho.”

¿“Idaho? Interesante.”

“No realmente.”

“papas.”

“Sí.” Lara asintió, y ambas se rieron.

Dana observó el intercambio, su ansiedad lentamente se iba. Todo pareció bien hasta ahora. Ningún tirón de pelo o arrancada de ojos. Alice no parecía celosa o sospechosa. Tal vez sobre reaccionaba. Ella exhaló fuerte, y se enderezó. Alice y Lara ya habían emprendido el camino hacia el comedor, Lara reía de los chistes de Alice.

Bette golpeó la puerta de Mrs. Plotkin amablemente, preguntándose que quería esta vez la mujer. Ella esperaba poder llamar a Tina a ver cómo se sentía, tan pronto como el almuerzo llegara, pero por supuesto, la vida había cambiado sus planes. Con suerte, sólo le quedaría un poquito de su hora del almuerzo.

¡“Entre!” Plotkin ordenó, y Bette entró. La mujer sonrió, fortuitamente colocando una pila de papeles en el ya o catastrófico escritorio, le hizo una seña a Bette para que se sentara. “Bette, precisamente la chica que andaba buscando.”

Duh, usted me llamó aquí dentro. Bette sonrió atentamente. “¿Está algo mal? ¿Hay un problema con las clases particulares?”

La Señora Plotkin negó con la cabeza vigorosamente. “No, no, nada de eso. Estás haciéndolo maravillosamente. El maestro de matemáticas de Shane dice que ella ha mejorado considerablemente. Tu deberías estar orgullosa.”

Bette sonrió. “Gracias.” Ella arrugó su frente, lista para levantarse de la silla. “¿es todo?”

“En realidad, una cosa más. Veo que estas apurada para almorzar así es que no te mantendré mucho mas.”

“Okay.”

El orientador examinó cuidadosamente los papeles, murmurando. “¡Ahora donde puse ese… Ahhh, aquí esta!” Ella sacó un sobre del papel manila y se lo alcanzó a Bette.

Bette sacudió el sobre, frunciendo el ceño. Estaba sólo etiquetado “Bette Porter.” “¿Qué es?”

“Es tu aplicación para Yale, por supuesto.”

Los ojos de Bette se dilataron. ¡Ella se había olvidado de Yale completamente! Pues bien, no completamente, estaba todo el tiempo en la parte de atrás de su mente, pero su relación con Tina había puesto todo en el quemador de atrás.

Tina.

Ella se anotaba en Yale, probablemente quedando aceptada y saliendo para el otro lado del país en menos de un año. Está bien que era mediado de octubre, pero igual, el año escolar acabaría, Bette se graduaría, y Tina sólo sería un sénior. Luego, en agosto, Bette iría a Connecticut, y Tina todavía estaría en California. Miles de millas de distancia.

¿“Estas bien?” La Señora Plotkin preguntó, arrugando su frente. “Pensé que te entusiasmaría.”

Bette contempló a su orientador y forzó una sonrisa. “Soy, solo... no lo puedo creer eso es… ”

"Hay dos copias allí dentro, pero hay una tercera o una cuarta por si cometes un error o quieres cambiar algo.”

Plotkin inclinó la cabeza de acuerdo. “¡Emocionante, no! estas a un paso más cerca de tu sueño.” Ella suspiró con satisfacción. “tienes un montón de tiempo para llenarlo, pero estoy segura que querrás hacerlo lo antes posible."

“Sí.” Bette habló entre dientes, mirando el sobre en sus manos. Fue ligero como pluma. No pareció pesar una tonelada.

La Señora Plotkin sonrió y se recostó en su silla. “Pues bien, eso será todo. Mantén tu buen trabajo dando clases particulares. Diviértete con la aplicación a Yale.”

Bette se levantó, todavía clavando los ojos en el sobre. “Gracias.” Ella dijo distraídamente y salió.

Dana se sentó apoyando la cabeza sobre su mano, masticando la misma papa frita durante 15 minutos, mirando a Alice y a Lara, charlando. Alice hizo lo posible por mantener en la conversación a Dana, prestándola más atención a ella, y Lara miraba en dirección a Dana, pero la mayor parte del tiempo ambas estaban compenetradas en su conversación. La estaban pasando realmente bien.

Dana no sabía que era peor, la idea que se ellas se odiaran mutuamente...o la idea de que simpatizaran.

De alguna manera, lo último le parecía la situación más complicada.

Dana deseo que Bette y Tina estuvieran allí para distraerla. Se imagino que estarían besuqueándose o algo así, fuera del colegio. Pero Bette apareció de pronto.

“Gracias a Dios!”. Dana murmuro, feliz de que ya no estaría sola con Alice y Lara.

Bette se desarmo sobre la silla, parecía como si el peso del mundo estuviera sobre sus hombros. Alice y Dana dejaron de conversar por un momento para saludarla.

“Hey Porter, que te pasa?"

“nada.” Murmuro sin entusiasmo. Luego se dio cuenta que alguien nuevo estaba en la mesa. “hola”

“hola”. Dijo Lara suavemente. “soy Lara”

“Bette”

“Perkins es de Idaho”

“Mmmmm” Bette miraba su bandeja, preguntándose porque tuvo necesidad de comprar el almuerzo, no tenía hambre. “papas”.

Lara afirmo con la cabeza y Dana dejo en blanco la vista y cambio el tópico de la conversación. “Bette, donde esta Tina?”

“en su casa. Mala quemadura de sol”

"¡Genial!, justo cuando la necesito...”oh, ella está bien?

“si, seguro”

Lara y Alice volvieron a su conversación y Bette parecía estar lejos de ahí, pero Dana necesitaba distracción, así que se acerco a Bette y comenzó a hablar.

“y ustedes dos...están bien?”

“Uhh?” La cabeza de Bette se enderezo de golpe. “estamos bien. ¿Por qué no lo estaríamos?” Dijo rápidamente haciendo a Dana encogerse.

“no, no, me refiero...por supuesto que ustedes están bien” rio nerviosa y trago saliva. “yo, yo yo me refería...Tina llamo anoche y...”

“oh”

“ustedes dos hablaron?" pregunto y rápidamente siguió “me refiero, no es que sea de mi incumbencia y no tienes que decirme pero....”

Bette sonrió frente a la nerviosa Dana. “cálmate Dana, hablaremos luego del colegio”

“Oh, está bien, eso esta bien”. Dana asintió.

“entonces supongo que te dijo lo que ocurrió luego?”

“no realmente” Dana mintió. “solo que ustedes tenían que hablar, eso es todo”

Bette sonrió débil. "si "miro hacia Alice. “por lo que veo, le diste una segunda oportunidad?”

“si”. Dana suspiro mirando a Alice y a Lara. “solo que no se qué hare”

“sobre qué?”

Dana se puso rígida. Mierda lo dije en voz alta?!

“uh-hu...nada...solo...” miro a Bette, quien la miraba como si tuviera tres cabezas. “Um...cada año en Halloween o el fin de semana anterior, Tina viene a mi casa y nos quedamos mirando películas de terror y esas cosas, ustedes quieren venir?”

“seguro...” dijo Bette lentamente mirando con los ojos entrecerrados a Dana.

“que hay de ustedes?”

“H m?”. Alice y Lara, miraron a Dana al mismo tiempo.

“quieren venir a mi casa el fin de semana de Halloween?”

"seguro”

Lara sonrió ampliamente. “estaré allí llevare mi famosa torta de chocolate con mantequilla de maní crujientes de arroz”

“suena rica”

“tu cocinas?”

“si”

“comida de verdad”

“si”

“como en el horno”

Si”. Lara dijo lentamente, preguntándose porque las tres la miraban.
"eso...esta...mal?”

“no, solo que no conocíamos a nadie que pudiera cocinar sin la ayuda del microondas” Alice contesto y Dana y Bette asintieron.

“yo ni siquiera lo puedo hacer”

Lara sacudió la cabeza.

Bette, quien estaba en sus pensamientos otra vez de pronto hablo. “hey AL?”

“si?”

“puedo hablar contigo un segundo...en privado?”

“”no lo sé Porter, estas en problemas?”

Bette negó con la cabeza.

Lara y Dana cambiaron miradas con Alice mientras se ponía de pie y dijo” supongo”, mirando a Dana y a Lara, moviendo los hombros. Pronto estaban fuera del alcance de la vista.

“Así que, cuanto hace que ustedes están saliendo?” Lara pregunto un poco en voz alta para el gusto de Dana y Dana rápidamente la calló.

“espera, no tan alto, como que lo mantenemos con perfil bajo”

“Por qué haces algo así?”

“por que no?”

Lara la miro asombrada. “me refiero, la última vez que mire, era 2006...”"y eso significa....” Dana arrastro y espero la respuesta de Lara.

“no deberías ocultar quien eres, yo no lo hago”

“bien por ti, en verdad, pero mi situación es un poco complicada...estoy internada en el armario por ahora.”

Lara negó con la cabeza. “eso está mal.” eso fue lo último que dijo al respecto.

Se movieron a otro tema. Como las habilidades de Dana para el tenis y las de Lara cocinando, perdiéndose en la conversación. Cualquiera que prestara atención podía ver la atracción.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 16th 2016, 5:52 pm

CAPITULO 38

Bette jaló a Alice a un aula vacía, esperando que tuviesen alguna privacidad antes de que el horario almuerzo terminara. “¿Cual es el problema Porter? pareces a un globo desinflado.”

Bette frunció el ceño al comentario. “Llegó mi aplicación para Yale.”

¿“Si?” Los ojos de Alice se agrandaron. “¡Eso es impresionante! ¿Cómo se ve? ¿Está gruesa? Las universidades de sabidillos como esa deberían tener aplicaciones de longitud muy grandes. H m, esa podría ser una historia interesante”

“Alice!” Bette gritado, parando el divague demente de Alice. “No es impresionante. ¡Es un problema grande!”

¿“Por qué? has querido ir a Yale desde que lo podías decir.”

“Está en Connecticut.” Bette hizo una pausa, esperando que Alice entendiese. Ella no lo hizo, Bette continuo. “¡en la otra punta del país… miles de millas de distancia… de Tina!”

“ Ooohhh ” que Alice dijo, asintiendo con la cabeza lentamente. Ella pareció pensar acerca de ello por unos 30 segundos antes de encogerse de hombros. “Qué más da.”

¿“Qué Más Da?!? ¡Alice! ¡Salgo para el otro lado del país!”

“Yeah, como en agosto del año siguiente. ¿Cuál es el gran problema Porter?”

“el problema es... ” Bette empezó con gran decisión y en tono fuerte, pero luego se fue apagando. “Es… ”

Alice agitó su mano como si borrara el problema de Bette. “Escucha, tienes un poco menos de un año para imaginar que es lo que vas a hacer y por lo que he escuchado Tina y tu tienen problemas más importantes ahora, si sabes a lo que me refiero.” No estaba en la naturaleza de Alice ser tan alusiva, pero ella se refería a Bette y la situación actual de relación de Tina.

"lo sé". Bette gruño, frotándose la frente con la mano. "Es que...Es que me gustaría que tuviéramos 2 segundos de felicidad sin tener algún problema."

"escucha, Tienen problemas solo porque tú te los creas, habla con Tina sobre la relación entre ustedes y olvídate de Yale por ahora."

“pero...”

“nada de peros, Porter...olvídate. Guárdatelo para más adelante. Deja que el futuro Porter trate con eso”

“Pe”

Alice levanto la mano otra vez. “ah-ah. Que fue lo que te acabo de decir?”

“ Pe-- ”

Alice levantó su mano otra vez. “Ah ah. ¿Qué dije justamente?”

Bette suspiró con exceso. Tal vez Alice estaba en lo correcto. Tenían suficiente que hablar ahora mismo. Eso no hizo que ella se sintiese mejor sin embargo. “bien.”

“En verdad vas a olvidarlo.”

“Por Ahora.”

¿“Realmente?”

“Sí.” Bette suspiró.

¿“realmennnteeee?”

¡“Sí Al!” Bette gruñó, molestó.

“bien.” Alice cantó, dándole palmadas en la espalda a Bette. “de nada. Vamos, regresemos a almorzar.”

Bette negó con la cabeza. “Nah, yo no tengo hambre. Voy a ir a mi casillero y prepararme para la siguiente clase.”

“bien. Pero recuerda… ”

“lo Sé, lo sé. Me ocuparé de eso más tarde.”

“exacto.” Alice inclinó la cabeza, y dejó a Bette.

Ella alegremente se volvió caminando para el restaurante de autoservicio, orgullosa de sí misma, cuando ella las vio. Dana y Lara, tan compenetradas en la conversación como si fueran ellas dos en la sala. Por un momento, Alice sintió una punzada de celos y sospechas. Que mier--- Pero Entonces Dana miro hacia ella y sonrió y esos sentimientos se desvanecieron.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 17th 2016, 3:34 pm

CAPITULO 39


Tina se sentó desparpajada en el sofá, observando el reloj. Ella estaba sola, sin nada en particular, que hacer y se dejo llevar por sus más profundos pensamientos, los cuales la volvían loca. El dolor de su quemadura de sol se había bajado, pero todavía estaba más rojo que nunca. Ella esperó que eso por algún milagro el color en cierta forma se desvaneciera o se oscureciera, porque ella supo que Amy no iba a darle un segundo día de descanso. Bette iba a llegar pronto, y no quería deslumbrarla con su resplandor de langosta.

Ella había estado nerviosa todo el día. El hecho que iba realmente a sentarse y hablar de tomar el siguiente paso en su relación había enviado ansiedad de Tina a través del techo. Con Bette, aun si llevó su tiempo al principio, las cosas se calentaban rápidamente ahora. Como Tina se palpó su subida de ansiedad otra vez, Jagger vino trotando encima. Ella sonrió, palmeándole amablemente en la cabeza. “¿Qué pasa cachorro?”


Jagger bufó, apoyando su cabeza sobre su estómago. Tina continuó rascándose la cabeza perezosamente, pero entonces el timbre de la puerta sonó. Ella exhaló bastante nerviosa, poniéndose derecha. Jagger inmediatamente fue a la puerta, ladrando. “Aquí vamos.” Ella suspiró, levantándose para atender la puerta. “¿Quién es?”

“Soy yo.” Bette contestó. Jagger dejó de ladrar, reconociendo la voz de Bette, y rápidamente hecho trotar fuera.

Tina tomó un aliento largo más antes de abrir la puerta, sonreír. Bette estaba de pie sobre el felpudo con un girasol grande en su mano. Ella lo giró en espiral aproximadamente con sus manos, sonriendo ampliamente. “Un girasol para mi chica del beso solar.”

“Ha, eso es tan chistoso.” Tina dijo rotundamente, inclinando su cabeza para el lado. “Más le gustan de palmadas solar.” Ella tomó la flor y se movió a un lado, dejando entrar a Bette.

Bette entró mientras Tina cerraba la puerta detrás de ella. “Creí que algo para alumbra el estado de ánimo ayudase - ” Ella fue silenciada por los labios de Tina al chocar con los de ella, y cerró sus ojos y abrazó a la rubia. El beso fue corto pero apasionado, y aunque Tina se apartó, Bette mantuvo sus brazos alrededor de su cintura. “okay, así es que tu idea fue mejor.

“ok, así es que tu idea fue mejor.”

“Justamente quise hacer eso todo el día. Te extrañe mucho hoy.”

“te extrañe también.” Bette besó a Tina rápidamente, y soltó su cintura, agarrando su mano. “¿Cómo te sientes?”

“Mejor. Gracias.”

¿“estas como para hablar de esto?”

“Sí.” Tina suspiró. Dios mío, estoy tan asustada. Ella condujo a Bette a la cocina, donde ella tenia todas las conversaciones importantes con su madre, así le pareció la mejor opción. Bette entendió, y tomó asiento. “¿Quieres algo de ?” Ella preguntó, poniendo el girasol en la mesada.

“agua por Favor.”

Tina fue al fridge y tomó dos botellas de agua, y luego se sentó en frente de Bette. “Bien.” Ella dijo, pero se detuvo allí.

Se sentaron en completo silencio por unos momentos antes que Bette despejara su garganta. “¿Entonces, uh, cómo deberíamos empezar?”

Tina se encogió de hombros. “Esto es nuevo para mí.” Ella se rió nerviosamente. Tina se sintió tan torpe y a juzgar por la mirada nerviosa de Bette, ella sintió lo mismo.

“Yo también. ¿Uh… que te parece si empezamos con los hechos?”

Tina inclinó la cabeza, y comenzó a girar su botella de agua con sus dedos. “Sí. Hagamos eso.”

Bette recorrió con la mirada la mano de Tina antes de empezar. “Uh, de acuerdo, entonces, hemos estado saliendo por algunas semanas hasta ahora. Al principio fuimos despacio.”

“Sí. Me tomó días simplemente para besarte.”

“pero después de eso, fue como que despegó. Esto es tan extraño. “Digo, esto se volvió… rápidamente muy serio.”

Tina mordió su labio, continuaba girando la botella lentamente. “Ah-huh.” Su frente se arrugó cuando separo la vista de la de Bette y se enfoco en sus manos. “sigo deteniéndonos en cuanto las cosas comienzan a...”

“avanzar.” Bette terminó por Tina, quien asintió. “ok, esos son los hechos. Ahora pienso que necesitamos las razones.”

Tina volvió la mirada hacia Bette. “¿Ha hecho el amor con otra chica antes?” Ella barbulló antes de darse cuenta de lo que dijo, e inmediatamente se sonrojó.

Bette sonrió ligeramente y negó con la cabeza. “No realmente.”

¿“No realmente?”

“Digo, las cosas llegaron bastante lejos con Alice, pero realmente no tuvimos relaciones sexuales.” Normalmente, Bette no era tan abierta, pero ella quiso ser completamente honesta con Tina. Ella se detuvo un momento, trago fuerte. “¿Que hay acerca de ti? quiero decir, con un tipo.”

Tina negó con la cabeza ligeramente. “Una vez, el año pasado, casi hice, pero nunca seguimos adelante.” Tina pensó en el ultimo verano cuando Dana estaba ausente en el campamento y ella había estado viéndose con este chico Henry de la Escuela Secundaria Jefferson. Él no era sumamente atractivo o excitante, pero era 2 años mayor, parecía más maduro, y le gustó a ella bastante. Ella pensó que le gustó él también. Y cuando él habló de tener relaciones sexuales con Tina, ella pensó que ella lo podría llevar a cabo. Cuando la “gran noche ” llegó, ellos llegaron tan lejos como Henry en su ropa interior tratando de desabrochar el sostén de Tina en el dormitorio de garaje provisional en su casa antes de que ella comenzase a aterrorizarse. Él estaba un poco molesto, pero entendió, y dejaron de verse después de eso.

Bette sonrió un poco como mientras Tina habló de esa noche, aliviada. A ella le gustó la idea que ambas fueran vírgenes. Haría mas especial su primera vez mas de lo que ya era. “Así es que somos relativamente nuevas para esto.” Bette extendió la mano y agarró la mano de Tina, haciendo que soltara la botella.

Tina rompió su mirada fija otra vez, aparentemente avergonzado. “Me asusta.” Ella susurró dócilmente.

Bette apretó su mano. “¿De qué?”

“De decepcionarte.”

¿“Por qué me decepcionarías?”

“Porque no sé cómo hacer el amor con una mujer.” Tina frunció el ceño, dejándose caer sobre el respaldo de la silla, deprimida.

Bette negó con la cabeza. “Oye, ” Ella dijo suavemente, alcanzando con su otra mano y levantando la barbilla de Tina, haciendo que la mirara. “no me podría decepcionaras. Somos ambas inexpertas. nada para estar avergonzada Tee.”

“pero lo que si - ”

“no hagas lo de ‘ lo que si ’ . Eso sólo te hace aterrorizarte más. Así es que nunca has hecho el amor con una mujer, pues yo tampoco. Aprenderemos. juntas.” Bette sonrió, dándose cuenta de su insinuación.

El ceño fruncido de Tina permanecía. “No estoy segura de estar lista, todavía.”

“lo Sé. Y esperaremos lo que sea necesario.”

¿“Estás lista tu?”

¿“Honestamente?”

“Por favor.”

“No sé.”

¿“a que te refieres?”

¿“Digo, algunas veces pienso que estoy más que lista, sabes? pero otras veces, me asusto también."

Tina se entrelazó sus dedos con Bette, haciendo avanzar poco a poco un tanto más cercano. “De qué tienes miedo?”

“tengo miedo que… que cuándo nosotras finalmente hagamos el amor... ” Bette habló sin terminar la frase, temiendo decirle a Tina su miedo más profundo.

Tina se acercó un poco más, agarrando la otra mano de Bette. “Dime.”

“Tengo miedo que te des cuenta de que esto no es lo que quieres. Que no soy lo que quieres.” Bette miró hacia afuera esta vez, con lágrimas empañando sus ojos.

“Oh, Bette.” Tina se levantó, manteniendo sus manos tomadas con las de Bette, y se paro frente a su novia. “Esa es la única cosa de la que estoy completamente seguro.”

¿“ Huh?” Bette contempló a Tina, confundida.

“Tengo la seguridad de que esto es lo que yo quiero. Tú eres lo que quiero. te amo.”

“te amo también.” Bette se levantó y besó a Tina. Se Soltaron las manos sólo así Bette podría colocar su brazos alrededor de la cintura de Tina y Tina podría poner sus brazos alrededor del cuello de Bette.

“Cuando estamos listas, no lo lamentaré, aun si arruino todo.”

“no arruinaras nada Tee. En tal caso lo arruinaremos juntas.” Ella le dio a Tina un pico rápido en los labios.

“Quiero que eso sea especial.”

“Será. Y podemos esperar.”

“Cuando estamos listas, sabremos.”

“Absolutamente.” Bette presionó sus labios contra los de Tina otra vez, amablemente dividiéndolos. Tina voluntariamente la invitó a entrar, rodeando sus brazos alrededor del cuello de Bette mientras sus lenguas bailaban. El beso fue creciendo y volviéndose apasionado, Tina tropezó hacia atrás, pegándole a la mesada. Bette sintió perder el control otra vez, su mano bajo de la cintura de Tina hasta su muslo. Antes de que alcanzase el punto donde ella no podía ser ya responsable por sus acciones, se apartó.

Tina inadvertidamente gimió ante la pérdida de contacto con Bette. Ella sintió calor, y no sólo por su quemadura. Su corazón corría una milla por minuto y estaba sin aliento. Miró a Bette, quien meramente le sonrió. Al menos ella no fue la que corto las cosas esta vez.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 17th 2016, 3:36 pm

CAPITULO 40


Bette hizo una señal pidiendo que ambas se sentaran pero esta vez ambas mantuvieron sus manos alejadas una de la otra. “Aun no podemos tomar las cosas despacio inmediatamente después de hablar de tomar las cosas despacio.”

Tina inclinó la cabeza, haciendo una mueca. Fue cierto. “¿Qué hacemos?”

Bette se sentó y pensó acerca de eso por algún rato. Unos momentos más tarde, ella dijo, “pienso que deberíamos enfriar las cosas por algún tiempo.”

El corazón de Tina se hundió. “¿quieres decir como que … rompemos?”

“No, no, no.” Bette negó con la cabeza enérgicamente. “No. Digo, que procuremos evitar situaciones y lugares donde la ocasión… se puede prestar a que nosotras....”

¿Como cual?”

“Pues bien, nuestros lugares privados en primer lugar.”
Tina inclinó la cabeza. “O en un dormitorio.”

“exacto”

“La parte de atrás de tu coche. O el cuarto del borrador en escuela.”

“Ah huh. O aquí, ahora mismo.” Bette y Tina se miraron. “Pienso que podemos controlarnos por algunos minutos más.”

¿“Entonces, si no podemos ir a cualquiera de esos lugares, dónde podemos ir?”

“Pues bien, podemos mantenernos en las casas de nuestros amigos donde podemos estar juntas sin estar solas.”

“como en la casa de Dana el viernes.”

¡“Exactamente!”

¿“Un momento, cómo sabes de la reunión en la casa de Dana?”

“Ella preguntó en almuerzo si queríamos ir.”

“Oh, eso es estupendo.”

“Sí, y hubo esta chica nueva allí también.”

¿“Quién?”

Bette se encogió de hombros. “no lo se. Lara algo.”

¿“Una amiga nueva? ¿De quién?”

Bette se encogió de hombros otra vez. “lo sabremos pronto.”


“interesante.” Tina tendría que llamar a Dana posteriormente para hablar sobre esta chica Lara.

Bette miró a Tina y se levantó. “Probablemente debería irme.”

Tina inclinó la cabeza. Fue duro. Ella quería que Bette se quede, pero si lo hacia, inevitablemente terminarían besándose, y eso conduciría a uno de ellas a detener todo, y seria muy incómodo. “No quiero que lo hagas.”

“pero tengo que.”

“Lo Sé.” Tina hizo pucheros. Vamos, se fuerte. Ella guió a Bette a la puerta, dándole a ella un pico rápido en la boca antes de abrir la puerta para dejarla salir.

“Le llamaré más tarde esta noche.”

“ok. Te amo.” Ella susurró.

“a ti también.” Bette dijo guiñándole el ojo a Tina mientras se iba. Tomó todo su fuerza para no dar la vuelta y retroceder, pero si querían enfriar las cosas por un tiempo, ella tendría que tener un poco de autocontrol.

Tina observó a Bette meterse en su coche y alejarse.

Aunque dolió observar a Bette irse, se sintió mucho mejor después de un rato. Discutieron a fondo todo, y las cosas serían mejores. Habría otros problemas, como salir del closet para sus padres y finalmente ella y Bette diciéndoles a sus familias que salían, pero esos no tenían que ser solucionados hasta más tarde. Ahora, estaban libres de problemas. Se sintió bien estar libres de problemas por un tiempo.

Bette condujo a casa, sintiéndose mejor ahora que había resuelto el asunto con Tina. Hablaron de eso, apaciguaron los miedos de cada quien, y sacaron de entre manos un plan para librar cosas de salirse fuera de control. ¿Que mas podía decir? en cuanto ella ingreso a su garaje y apago el motor del auto, Bette recordó que otro problema había en la superficie, y ese problema se sentaba al lado de ella en el asiento del pasajero.

Un sobre amarillo conteniendo su aplicación a Yale. Melvin estaría tan excitado. Probablemente lo llenarían conjuntamente esta noche. Mañana, Bette obtendría recomendaciones de sus maestros y su copia de su orientador. Esa noche, ella comenzaría a dedicarse a su ensayo de admisiones. Al día siguiente, ella obtendría una copia de su puntuación SAT y pondría los puntos finales en su ensayo. Por el fin de ese día, la aplicación estaría en el correo.

Luego, en algunos meses, su carta de aceptación probablemente llegaría. Por agosto, Bette estaría en un avión para el otro lado del país, y una Tina de ojos lloroso, corazón roto haría gestos con las manos de la terminal del aeropuerto. “Fuck.” Ella agarró el sobre, lo saco y lo puso en su bolso y salió del coche.

“Deja que la futura Porter se ocupe de ello.”

Bette entró en su casa justo cuando Melvin se sentaba en el living. “hola cariño.”

“hola papi.” Bette dijo, caminando hacia las escaleras.

¿“Cómo fue la escuela?”

“ok.”

¿“algo interesante ocurrió hoy?”

Bette miró hacia abajo en su bolso de la escuela y negó con la cabeza. “Nada de especial importancia.”

Luego, ella fue arriba.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 17th 2016, 3:38 pm

CAPITULO 41


Tina arrastro sus pies por el corredor, con sus ojos buscaba a su atlética amiga. Después de clase, Bette la encontró en el pasillo, murmurando algo sobre una cita, pero no específico con quien era y se frustro. Preocupada pero impotente, Tina decidió quitar de su mente el extraño comportamiento de Bette y enfocarse en Dana y en su extraño comportamiento cuando nombro a Lara Perkins. Tina todavía tenia que conocer a esta chica, pero Alice le había pintado un buen cuadro respecto a ella, durante la clase de historia.

Fue recién para la hora del almuerzo, Tina estaba más que lista para conocer la chica que había asombrado tanto a su amiga. Encontró a Dana con la cabeza metida en su locker otra vez, buscando algo. “hola Dana.” dijo Tina. Sobresalto tanto a la morena que esta se golpeo la cabeza.

“ouch!”Grito Dana, inmediatamente saco la cabeza del locker frotándose donde se golpeo con su mano para mirar a Tina.

Tina sonrió con malicia. “estas muy alterada hoy, Por que estas así?”

N-nada”. Tartamudeo Tina, riendo nerviosamente. “N-no estoy alterada, me sorprendiste, eso es todo.”

“donde esta Alice” pregunto Tina buscando por el corredor. “generalmente nos encuentra aquí.”

Tenia una reunión por el periódico, algo así.”

“Hola” dijo Lara, viniendo por detrás de Dana, haciéndola sobresaltar otra vez.

“Jesús” Dana grito otra vez, girando.

Esta debe ser ella pensó Tina, sin poder evitar que una sonrisa de costado saliera a la luz, se cruzo de brazos y se apoyo en el locker. “no estas alterada, perfectamente calma”, pensó.

“hola.”Dana saludo a Lara, ignorando completamente a Tina.

“hola.” Le sonrió ampliamente, pasando la vista desde Dana hacia Tina. “soy Lara.”

“Tina Kennard.” Contesto Tina y Dana recordó que ella estaba allí.

Rio nerviosamente, otra vez. “oh!, por Dios, Tina lo siento. Es mi amiga Tina.”

“mejor amiga.” agrego Tina y Lara asintió.

“si, escuche mucho sobre ti.” Lara dijo con dulzura genuina.

Que gracioso, Lara no me dijo nada sobre ti. Pensó Tina.
“igualmente” mintió Tina, extendió su mano. “es lindo conocerte finalmente.”

Lara extendió su mano y sacudió su mano con Tina. “lo mismo digo.” Luego que soltaron sus manos, Lara miro de arriba abajo a Tina. “sabes tengo una receta casera perfecta para las quemaduras de sol.”

“En verdad?”, Tina pregunto mirándose.” se ve mal?, quiero decir, solo duele un poco, me veo como una langosta?”

Lara rio, “No, no, no es malo...mi mama hace una crema en base a jugo de tomate y crema de leche, suena asqueroso pero en realidad es muy buena, puedo traer un poco mañana si quieres.”

“seria genial.”Tina sonrió.” gracias.” parece buena, pensó, muy buena y linda también. Ahora me explico el metejón que tiene Dana con ella. Tina giro hacia Dana, quien no dijo una palabra, estaba algo así como mirando fijo a Lara, distraída en su propio mundo. “Así que, lista para almorzar?”

“que? Huh? Oh” Dana sacudió la cabeza haciendo reír a Tina y a Lara. “si, lo siento estaba ida en mi mundo.”

Tina sacudió la cabeza, tomo del brazo a Dana y dijo” venga cadete espacial.” Las 3 fueron a almorzar.

Bette golpeo la puerta de la oficina del Departamento de ingles, mirando a su alrededor, como si hiciera algo mal.

“entre.” dijo una voz suave desde adentro.

Bette abrió la puerta, nerviosamente jugando con una hoja de papel que tenia en su mano. “Ms. Stone?”. Bette llamo, asomándose por la puerta.” puedo pasar?”

Ms. Stone quien estaba comiendo un pedazo de brócoli, rápidamente se limpio la boca con una servilleta e hizo un ademan para que ingresara.

“claro, pasa por favor toma asiento” Bette miro alrededor de la oficina y suspiro, era tal cual ella la imagino.

Su escritorio era ordenado, no era sorprendente. Ms Stone, a pesar de su personalidad hippy, era una persona ordenada.

Todo parecía estar en su lugar, tenia 4 archiveros. 4!! Que guardaba allí dentro?, pensó Bette, la pared estaba algo desordenada con posters pegados, del tipo, salven a las ballenas y esas cosas.

Bette se sentó a un lado del escritorio, sonriendo incomoda. “lamento interrumpir su almuerzo, Ms. Stone, pero era el único momento libre que tenia.”Ms. Stone sacudió su mano, sin dejarla seguir.” no, no, no te preocupes, que puedo hacer por ti Bette?”

“uh, me preguntaba si podría escribir una carta de recomendación para mi.”

“Por supuesto, eres una de mis mejores estudiantes, me encantaría escribir una para ti. Puedo preguntar para que universidad es?”Dijo tomando el papel de la mano de Bette sonriendo ampliamente.

“Uh, Harvard, Princeton, Stanford... Yale.”

“todas buena elecciones, a cual de ella tu quieres ingresar?”.

“Yale.”Bette trago saliva, ella solo quería darle el papel e irse, no necesitaba el interrogatorio.

“Yale. Es una buena escuela, esta en Connecticut, verdad?, debes estar emocionada con la idea de vivir al otro lado del país.”

Listo, eso era, pensó Bette, se puso de pie, agradeció a Ms Stone.

“En realidad debo irme, tengo que hacer una parada mas antes que la hora de almuerzo termine, gracias otra vez Ms. Stone.”

“No hay problema Bette, la tendré lista en una par de días, te veo en clase.”

Bette asintió cortes rápidamente saliendo por la puerta
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Anaïs el Marzo 19th 2016, 7:26 pm

CAPITULO 42

Alice se quito los lentes y se presiono el puente de la nariz.

”Jenny...”suspiro.” el articulo es genial, interesante, son novedades. De todas formas es muy largo y por el amor de Dios, puedes tratar de bajar el lenguaje intelectual?”

Jenny estaba sentada incomoda en la silla junto a la editora en jefe, acomodando un mechón de pelo detrás de su oreja. “pensé que mis descripciones traerían algo nuevo a la historia”

“¿qué edad tienes?”

“uhm...14”Jenny se movió incomoda en la silla.

Alice asintió. “exacto, lo que significa que deberías escribir para los de tu edad. Estoy segura que la facultad adorara saber que tu puedes escribir la palabra” folículos enrollados” y entiendes lo que significa; “cabello enrulado” será lo mismo. Escribimos para el nivel secundario y aunque la gente trate de ignorarlo, la mayoría de los chicos de la secundaria no pueden leer y mucho menos lo que acabas de escribir.”

“me gusta la palabra enrollado...”

“Jenny, por favor, estas hablando del retiro de una de las cocineras “. Alice subrayo el párrafo en el articulo de Jenny y escribió sobre el.“lee esto”

Jenny sonrió, claramente orgullosa de su creación y aclaro su garganta. “se movió como si fuera liquida, sus manos guiando los corpulentos utensilios, amablemente haciendo el puré de patatas. Sirvió una sustanciosa porción con cuidado en la sección correspondiente de la bandeja de almuerzo. Se mueve muy natural, como si estuviera programada su alma para alimentar a masas hambrientas.”Jenny levanto la vista.

“no te das cuenta lo ridículo que suena eso?”
Jenny negó con la cabeza

“Claro que no, no podrías, escucha, córtalo en pedacitos, en papelitos, por favor, te lo ruego.”

Jenny lucia decepcionada pero asintió de todos modos. “lo reformare pero folículos enrollados se queda.”

Alice suspiro y hizo un ademan con la mano afirmando. “Lo que sea”Y cuando se fue, murmuro “maldito fenómeno” suspiro y miro su reloj, todavía tengo como 10 min para que termine el almuerzo, podría esperar por Dana en su locker hasta que llegue...Alice recogió sus libros y dejo la sala de noticias, sus pensamientos seguían mientras caminaba. O quizás debería ir a la cafetería, podría sorprenderla con algo, pero con que?

Demasiada concentrada en sus pensamientos, Alice no noto la persona que venia del departamento de arte y golpearon hombro con hombro. “wowww! lo siento...Porter. Hey, tiempo sin verte!!!!!” Alice chillo mientras Bette frunció el ceño mientras se tocaba el hombro.

“hola Al.” dijo Bette suspirando.” que haces por aquí”

“estas bromeando? Estaba corriendo ida y vuelta por el pasillo para chocar gente por el hombro”

La única respuesta de Bette fue una levantada de cejas y una reticente sonrisa maliciosa.

Se ve un poco mejor. “Tenia unas cosas que hacer para el periódico. ¿Y tu, por que no fuiste a almorzar?”

Bette sonrió tímidamente y alejo la mirada de Alice.” tenia algunas cosas...”

“Que, espera...sabes?, mentir no es tu fuerte, deja eso para los profesionales. Así que, que pasa?”

Bette suspiro mirando a Alice. “estaba pidiéndole una recomendación a mi profesor de Arte.”

Alice sonrió. “una recomendación? Para que si puedo saber?”
“tu sabes para que” dijo Bette cortante.

“Esto es bueno, es algo bueno Bette.” Alice asintió.” eso quiere decir que la locura temporal paso y continuas con la inscripción”

“algo así”

Uh-oh “que quieres decir con algo así?”

“bueno, estuve pensando en lo que dijiste, que era una locura renunciar a mis metas ahora....”

“OK...esto esta comenzando bien pero tengo la sensación que va a tomar un giro horrible.”

“decidí hacer todas las cosas que requiere la inscripción, como las recomendaciones.”

“recomendaciones” repitió Alice.

“mis transcripciones, registros médicos, etc., pero la cosa es...”

“oh, Dios!”

“Tendré todas las cosas pero no las enviare hasta que este segura si quiero ir o no”

Alice cero los ojos y dejo caer su cabeza para atrás. Antes que tuviera oportunidad de decir algo, el timbre sonó. Esto es todo lo que pude hacer por ahora supongo. La hare entrar en razón luego. “bueno, es un comienzo...”

“si lo se” Bette asintió” escucha, debo irme, hablaremos luego.”

Rápidamente Bette se fue. Alice la miro irse negando con su cabeza, sus pensamientos regresaron a Dana y camino rápido hacia el locker de su novia.
avatar
Anaïs
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado] Más que un sentimiento

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.