PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Peliculas de tematica les
Noviembre 1st 2017, 10:27 pm por julia

» Una de esas chicas de Inma M. (descargar gratis)
Octubre 17th 2017, 1:19 pm por vivacia

» Sólo por un momento
Septiembre 3rd 2017, 2:07 pm por anita

» Un Nuevo Comienzo, Mayra
Septiembre 1st 2017, 8:38 pm por anita

» Fotos antiguas
Septiembre 1st 2017, 6:45 pm por anita

» Caretas de papel
Agosto 28th 2017, 9:38 am por E.M.A

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



[Terminado]Camino a la alegría

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Octubre 15th 2008, 1:33 pm

Hola chicas estoy por aqui pasando unos dias de vacaciones y me he pasado a haceros otra visita.

Es increible que no tengais un fic Danish frown Esto hay que remediarlo enseguida. Os voy a poner uno que traduje hace tiempo para otro foro, muchas de vosotras ya lo habreis leido pero otras no. Entonces pues ahi va. Os subire unos capitulos y espero que luego Tess o Julia lo completen. No quiero ponerlo del tiron para no abusar Twisted Evil

Autor: Bojangles

Capítulo 1

Las oficinas corporativas de Allan, Lekman y Cia. tenían la misma apariencia que su nombre. Se veían pretenciosas, viejas y aburridas. Era el último lugar al que debería ir alguien que deseara sentir algún estímulo en su vida, porque tenía una especie de escudo defensivo contra lo novedoso y creativo.

No le llevó mucho tiempo a Alice comprender que aquel no era un sitio para ella.

Todo el mundo la iba saludando cuando caminaba por el frío pasillo de mármol, y cuando atravesó las grandes puertas de cristales automáticas, Alice no pudo reprimir el temblor que había estado amenazando descargar en su espina dorsal desde el momento en que bajó del taxi.

“Señorita Pieszeckie, supongo?”. La voz del anciano hizo que se detuviera en seco. Respiró profundamente antes de girarse, con una falsa sonrisa en los labios, para saludar a la persona que acababa de identificarla. Quien quiera que fuese parecía viejo e importante, un hombre de unos sesenta y tantos años con un traje impecable que parecía no haber tenido una arruga en su vida, y con los zapatos más brillantes que Alice había visto nunca.

“Hola” El saludo informal probablemente no era la mejor opción en su primer día de trabajo, Alice no pensó en ello hasta que las palabras habían salido de su boca. “Lo siento. Quiero decir buenos días señor...”

“Parker. Louis Parker”. El hombre le extendió una de sus perfectamente manicuradas manos, Alice la aceptó, silenciosamente, sorprendida por la firmeza del apretón. “Coordino las entradas y salidas de personal en el sector de los medios de comunicación de la empresa, incluyendo ‘El boletín’”.

Alice asintió con la cabeza, registrando interiormente que este hombre era su nuevo jefe.

“Es un placer conocerle, Sr. Parker”, contestó finalmente, notando que no había dicho nada al anciano aún, “estoy encantada de trabajar para El Boletín”.

“Debería estarlo” dijo el Sr. Parker, cambiando de forma sensible el tono para darle a sus palabras un ligero... brillante... sentimiento. Obviamente estaba satisfecho con el comentario de Alice. “Esta es una maravillosa institución, señorita Pieszeckie”.

“Alice”, interrumpió, ganándose un sencillo gesto de afirmación con la cabeza del Sr. Parker antes de seguir.

“Alice, como decía estamos muy orgullosos de nuestra institución, sobre todo de nuestro periódico y queremos que los empleados que se incorporan tengan ese espíritu completo que deseamos mantener en nuestra imagen”.

“Entonces usted ha tomado la decisión correcta al contratarme, señor”, contestó Alice sonriendo con seguridad al anciano. Interiormente... bien, por dentro ella no estaba muy segura de tener “el espíritu de la imagen o algo así”, pero un trabajo era un trabajo, algo que no había tenido en los últimos tres meses. Estaba desesperada, y el sueldo en Allan y Lekman era realmente bueno, hasta para alguien que no tuviera problemas económicos. Y si tenía que ser falsa con la imagen para pagar sus cuentas, sería actriz además de escritora durante el tiempo que fuera necesario.

..........................................

“¿Debería parpadear así esta lucecita de la impresora?” Dana miró fijamente la luz roja intermitente durante otro minuto, o más, esperando alguna respuesta de alguno de sus colegas. Sin embargo parecía que la pregunta se había perdido en el torbellino de la atmósfera de su oficina. Suspiró, miró una vez más antes de incorporarse y girarse y ponerse frente a los numerosos cubículos que llenaban enteramente el decimocuarto piso. Carraspeó levemente antes de comenzar.

“Hay una luz roja intermitente en la impresora. Viendo que ninguno de vosotros sabe como ponerla fija voy a apretar todos los botones de esta estúpida máquina hasta que funcione...” Anunció Dana en voz alta. Volvió su atención a la impresora y presionó uno de los botones antes de que su amiga Nina llegara.

“Fairbanks, si tocas un botón más estás muerta”, dijo seriamente, apartando a la morena para echar un vistazo a la impresora.”Francamente, chica, eres una manazas de las tecnologías. Cuando una impresora te ve venir a cien kilómetros se muere del susto”

“Las impresoras no ven, Nina” replicó Dana con aires de sabelotodo, lanzándole una mirada asesina a la pelirroja. “Y no mato a la tecnología, simplemente me odia y me castiga con su venganza”.

“Las impresoras no odian a nadie, Fairbanks” Soltó Nina mientras apretaba un botón grande rojo en la esquina de la impresora. “Ya está, debería funcionar ahora. Si tienes algún otro problema... si tienes algun otro problema llama a Frank de ELLO antes de pensar en apretar ningún botón. Tenemos un límite de resistencia, y tu has estropeado estos ordenadores demasiadas veces para que lo aguantemos una vez mas”.

“Vale, vale”, Dana acarició a su amiga, causando que se le pasara el enfado. Dana sonrió, y se apoyó en la pared, sabiendo que tendría que esperar un minuto largo hasta que sus informes fueran procesados por la impresora. Tenía los ojos medio cerrados cuando notó la luz del ascensor parpadeante, señalando que se había parado. Dana rápidamente cogió unas cuantas hojas de la impresora y fingió que las examinaba, con la suerte que tenía hoy, seguro que los nazis de los supervisores habían elegido este día para hacer una revisión de la sala.

“Bingo”, murmuró Dana para si cuando vio quien salía del ascensor. Parker el bi-polar había decidido ir a ver como estaban los currantes.

Ping. Dana agradeció a las estrellas que afortunadamente sus informes habían salido ya de la impresora permitiéndole abandonar el campo de batalla dejando allí a su jefe y volver a su oficina, en una de las principales secciones de la planta. En los 5 difíciles y largos años que llevaba trabajando allí, Dana había conseguido uno de los cubículos más grandes y más privados de la oficina. A pesar de que las paredes eran de un material muy débil y no podía hablar por teléfono sin que Hugh, tres cubículos más abajo, oyera la conversación completa. En cambio, los supervisores raras veces hacían el esfuerzo de acercarse hasta allí. Confiaban en los empleados de esta sección. Y a Dana le gustaba ésto.

“Como puedes ver, Alice, la estructura aquí es bastante sencilla. La planta es una sala grande llena de paredes desmontables, Nos gusta más... la atomósfera abierta”. El Sr. Parker movió el brazo señalando la sala, y alice pudo ver lo que quería decir y por qué seguramente los supervisores disfrutaban con esta estructura. Parecía que la palabra intimidad no existía en los contratos entre la dirección y los empleados, los trabajadores eran más visibles que una mancha de vino tinto en una camisa blanca.

“Es muy espacioso”, contestó Alice calurosamente, esperando parecer sincera. Siguió a su jefe a través de una abertura estrecha entre dos cubículos, encaminándose sala abajo. Alice podía sentir cincuenta y tantos pares de ojos mirando fijamente su espalda mientras caminaba por la sala, y no podía dejar de preguntarse por qué todo el mundo estaba tan interesado en la nueva reportera.

“Eres carne fresca, Alice”, su cerebro no procesó estas palabras inmediatamente, por un instante pensó que su nuevo jefe la estaba alabando. Agradecida, se tomó unos segundos para pensarlo antes de contestarle, hasta que comprendió que el, de hecho, hablaba de la percepción de sus nuevos colegas sobre ella. “No te preocupes, se aburrirán pronto. Algunos de ellos probablemente están asustados, saben que tienen que competir con otra escritora, pero se les pasará en un par de días”.

“Es bueno saberlo”, contestó Alice entre dientes, maldiciéndose a si misma por pedir empleo en una de las revistas más carcas de LA. “No me gustaría que se sintieran incómodos conmigo. Estamos todos en el mismo barco, no?."

“No, no realmente”, la informó el Sr, Parker, provocando que Alice levantara la vista sorprendida. "Mira, usamos aquí esas tonterías de “trabajar en equipo” durante años. Ese tipo de cosas como apoyaos los unos a los otros y tendremos éxito. Pero nos dimos cuenta que no conseguiamos los resultados que queríamos. Entonces cambiamos nuestras ideas un poco, hicimos nuestro ambiente de trabajo más competitivo. Aquí en nuestro “boletín” nuestros escritores compiten con todos los demás. Su trabajo se compara con al menos otras treinta piezas cada semana. Esto los mantiene en tensión y nos sube el negocio”.

Alice estaba lo bastante enojada con esta información como para molestarse en contestar. Seguro que este tipo de cosas pasaba en muchas empresas, pero no hablaban del asunto, y mucho menos a los nuevos empleados. Y ahí estaba su jefe, alardeando públicamente, orgulloso de si mismo y de sus métodos. Ya era oficial, Alice había ido a parar al infierno.

“Bien, Alice”, la voz profunda del Sr. Parker la sacó de sus pensamientos, para ver que el anciano estaba de pie delante de un cubículo vacío, en nada diferente, ni en tamaño ni en color a los otro 70 cubículos que llenaban la sala. “Esta es tu mesa, estás en tu casa. Le diré a Trish que te asigne tu primer trabajo en una hora más o menos. Diviértete.”

Y, con una cariñosa palmada sobre el hombro, el Sr. Parker se fue, dejando a Alice sola en una sola llena de gente.

...............................

“Tenemos una novata”, Tom parecía demasiado excitado para un Martes por la mañana y Dana lo miraba con incredulidad.

“Una escritora nueva no va a hacer que el día vaya más rápido, Tom”, explicó Dana mientras se sentaba en el borde de la mesa y lanzaba distraidamente una pelota de goma al aire. “O más interesante. Este trabajo es un rollo y este lugar es horrible”.

“Nadie sonríe y la luz del sol no brilla esta mañana” le replicó Tom, dirigiéndole una sonrisa hipócrita antes de levantarse de su escritorio. Bien, voy a ir a saludarla. Eso no la va a ofender. Y puede ser muy agradable”.

“Y ciega, y sorda y estúpida. Vas a tener suerte". Tom no contestó, hizo un movimiento rápido con su dedo medio, y desapareció. “Estupendo. Ahora estoy sola y aburrida”.

“¡¡FAIRBANKS!!

Dana cerró los ojos con frustración cuando oyó su nombre a lo lejos. Podía sentir hasta con los ojos cerrados que todas las cabezas se giraban para mirarla, y suspiró profundamente antes de saltar del escritorio de Tom y abrirse camino entre la multitud. No estaba segura de lo que había hecho esta vez, pero apostaba que era que la dirección había investigado sus días de ausencia y habían comprobado que había usado la excusa de que su madre había muerto tres veces en los últimos 5 meses. Cualquiera que fuera el motivo, la Sra. Cooper no parecía muy contenta cuando finalmente llegó a su oficina. “Fairbanks...”

“Buenos días, Julie”, dijo Dana rápidamente, acompañando sus palabras de una desbordante y falsa amabilidad. “¿Cómo está?”

“Estaría mejor si no te tuviera delante de mi”, contestó la anciana, con las manos en las caderas. Dana la miró y sonrió.

“Estos momentos que pasamos juntas es lo que hace mi semana agradable, Ju”. Sus comentarios condescendientes fueron cortados por una hoja de papel que su dura jefa le había puesto en las manos. “Considerando que no te has molestado en entregarnos las tres últimas tareas que se te asignaron, te doy una posibilidad más antes de que te eche a patadas de aquí. Mañana hay una conferencia para hablar de las posibilidades de la nueva campaña de los republicanos, que incrementará las tropas en Irak casi el 200%. Quiero que tu la cubras”.

“Mire Julie, aunque ésto parece muy interesante, ¿no cree que Hanna o Iván dominan más los asuntos políticos?”. Sinceramente, ella no quería pasarse un par de días entrevistando republicanos, eso sería demasiado parecido a sus reuniones de familia.

“No” la respuesta de Julie fue corta y tajante, y Dana esperaba expectante que le diera una razón por la cual ella era tan necesaria para eses trabajo. “Hanna e Ivan están haciendo otro trabajo. Para ser honestos, esta conferencia seguramente va a ser una pérdida de tiempo y probablemente van a abandonar la idea completa, pero tenemos que estar allí. Esto va a llevar mas de una semana, y si hay una posibilidad de tenerte fuera de esta oficina y perderte de vista durante una semana, la aprovecharé. Así que vas a ir”.

“Estupendo”, masculló Dana mientras se volvía para alejarse. La ruidosa tos de Julie hizo que se parase en seco esperando un ataque. “¿Si, Julia?”.

“De paso, y como disfruto ordenándote desafíos, llévate a la nueva escritora contigo. Enséñale como funciona todo”.

“De acuerdo, Julie” dijo Dana antes de alejarse, sacudiendo su cabeza con frustración mientras se dirigía a su escritorio. En primer lugar, es enviada a una falsa conferencia y encima tenía que llevarse a la novata, que seguramente sería un dolor de cabeza. Mientras se sentaba en su escritorio encolerizada, Dana se preguntó por qué demonios no había dejado aquel trabajo ya.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  kamakaII el Octubre 15th 2008, 3:10 pm

Hola joanna!

Esto es una gran entrada en el foro!!!

Creo q tu nombre me suena de algun otro foro scratch

Muchas gracias!!! Y espero continuacion de FF!!!! wink
avatar
kamakaII
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 220
Localización : Running with Jennifer around the world
Fecha de inscripción : 15/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Octubre 15th 2008, 3:42 pm

joer kamaka tu te ciegas kon la beals i no sabes na mas d na frown

joa k wai es este fic jo ja me lo lei i me rei mogoyon

porfa pasate mas x aki ai muxas amigas tuyas ja sabes Very Happy

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Octubre 15th 2008, 3:50 pm

Holaa Joannaaaaa!

Bueno que bienn otro fic, me gustaaa
Sigue en cuanto puedas
besos

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  pke el Octubre 15th 2008, 4:14 pm

genial!!!!!!! me encanta este fic!!!!!!! kisssg


PKE
avatar
pke
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 135
Edad : 32
Fecha de inscripción : 21/04/2008

http://www.fotolog.com/mrpiddles

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  lurdes beals el Octubre 15th 2008, 5:29 pm

tess escribió:joer kamaka tu te ciegas kon la beals i no sabes na mas d na frown

superlol superlol superlol superlol
besuguita
avatar
lurdes beals
Un respeto, soy forera VIP
Un respeto, soy forera VIP

Cantidad de envíos : 1375
Localización : EE.UU
Personajes favoritos : bastante
Fecha de inscripción : 05/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  kamakaII el Octubre 15th 2008, 10:28 pm

tess escribió:joer kamaka tu te ciegas kon la beals i no sabes na mas d na frown


Xq lo dices?? Shocked

Xo si esto es un FF Danish, no se q pinta Jenn aki... scratch

Xo en parte es verdad, Jenn me pierdeeeee :corre:
avatar
kamakaII
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 220
Localización : Running with Jennifer around the world
Fecha de inscripción : 15/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Octubre 15th 2008, 11:11 pm

pos eso no se k aceis las besugas x aki
k no nos dejais disfrutar d na tia siempre teneis k meter kuxaron frown

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  anita el Octubre 16th 2008, 12:15 am

Estupendo fic joanna yo no lo conocía. ¿Lo seguirás publicando? Es genial atuspies
avatar
anita
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 208
Fecha de inscripción : 06/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  pke el Octubre 16th 2008, 1:31 pm

Es guay, guay!!!!!! saltar saltar saltar


PKE
avatar
pke
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 135
Edad : 32
Fecha de inscripción : 21/04/2008

http://www.fotolog.com/mrpiddles

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Heya el Octubre 18th 2008, 11:55 pm

Chicas, acabo de ver que joanna ha comenzado a subir este fic Danish, como estoy segura de que a ella no le importa si os parece bien yo lo iré poniendo poco a poco.

Capítulo 2

“Hacen ésto con todos los empleados nuevos para evaluar sus capacidades. No hay mejor manera de ver los pros y los contra de una persona que exigirles al máximo y lanzarlos al precipicio”. Alice respondió a la opinión “realista” de Tom levantando las cejas. Después de la reunión con algunos de sus nuevos compañeros de trabajo, incluyendo a Tom, Alice había comenzado a pensar que tenía muy mala impresión sobre su trabajo, pero una vez más se había tranquilizado, logrnado salir de las profundidades ardientes del infierno.

“Cuantas gilipolleces se hacen aquí, ¿verdad?”, preguntó Alice, ocasionando que Tom se riera por lo bajo, “lo que no puedo entender es por que la gente se queda”.

“El buen sueldo, la gente que es agradable, es un buen comienzo en el mundo del periodismo... he ahí unos cuantos motivos”, dijo Tom, contando las opciones con los dedos mientras se mecía en la silla del escritorio de Alice. Alice estaba sentada encima de la mesa, con el portátil sobre las rodillas, estaba explorando los archivos que le habían enviado para el viaje. “Pero sobre todo, la razón principal es que la gente no quiere molestarse en buscar otro trabajo. Somos todos demasiado perezosos”.

“Tengo miedo a caer en esa categoría pronto”, refunfuñó Alice con una sonrisa astuta, provocando otra vez la risa de Tom. Ella volvió a su portátil y un silencio cómodo llenó la estancia durante unos minutos, antes de que volviera a hablar. “Bueno, al menos no soy la única a la que lanzan al precipicio. Aquí dice que alguien viene conmigo para enseñarme como funcionan las cosas”.

“¿Ah, si? ¿Y quién es?”

“Dana Fairbanks”, alice leyó el fichero y alzó la vista hacia Tom para ver su reacción. El cabeceó pensativo, “Bien, tu la conoces, ¿no?”.

“¿Dana? Claro, es amiga mía. Trabaja aquí desde hace unos pocos años” le informó Tom. Alice siguió mirándolo con expectación esperando algo más de información, y como no llegaba, suspiró antes de hablar otra vez.

“¿Y? ¿Es agradable? ¿Disfrutaré de su compañía en este viaje o aprenderé a odiarla tanto como estoy aprendiendo a odiar este lugar?”.

“No te preocupes, ella es estupenda. Aunque puede ser algo engreida después de un partido de tenis”.

“¿Cómo?” Preguntó Alice sin comprender el sentido de las palabras de Tom.

“Es increiblemente buena jugando a tenis. Yo no jugaría con ella...”

“Maldición. A la mierda mis planes”, refunfuñó Alice bajito. Interiormente, estaba aliviada por no tener que ir a esa conferencia sola. Era una posibilidad para hacer otra alianza en el trabajo, porque la dirección parecía bastante firme en la idea de promover las rivalidades malsanas entre colegas.

...........................

Un pequeño suspiro de alivio salió de la garganta de Dana cuando miró su reloj y comprendió que era la hora de irse a casa. Su nueva evaluación la había puesto de mal humor, inconsolable para el resto del día, y había pasado el resto de las ocho horas de trabajo en una de las muchas salas de fotocopias, en el suelo, guardando las distancias con otros colegas e intentando evitar el encuentro con la nueva periodista Alice Pieszeckie.

Por tanto, no fue ninguna sorpresa cuando vio que eran las 5 y tres minutos, recogió rápidamente todas sus cosas y salió del edificio corriendo, dirigiéndose a su coche para no encontrarse con ningún conocido.

“¡Dana!”

Dana se detuvo de golpe, suspiró y se giró para enfrentarse a Tom, que corría hacia ella. El no se paró hasta estar delante de ella, y suspiró antes de hablar. “¿Dónde has estado hoy? Te vi esta mañana y luego desapareciste”.

“Tenia que hacer un informe urgente. Julie habría aplastado mi culo si no lo hubiera acabado”, mintió Dana, recibiendo un movimiento de cabeza comprensivo de Tom que confirmó que se había creido la mentira. “Tampoco me verás en toda la semana que viene, me han asignado una conferencia estúpida para cubrir”.

“Lo he oido”, contestó Tom, que siguió hablando después de recibir una mirada de sorpresa de Dana. “Alice me lo dijo. ¿Conoces a la chica nueva? ¿La has visto?”

“No, no tuve ocasión. De todos modos voy a pasar los próximos días con ella, entonces realmente no me preocupa conocerla. ¿Cómo es?”.

Tom no contestó inmediatamente. ¿Còmo era Alice? Sin lugar a dudas era encantadora, ingeniosa, simpática y divertida, posiblemente una de las mujeres más excepcionales que habían trabajado en Allan, Lekman y Cia. Era definitivamente un buen partido, alguien en quien Tom estaba seriamente interesado. Pero Dana no tenía esta información y Tom estaba dispuesto a hacer todo lo posible para que Dana sacara una idea incorrecta.

“Es una bruja” dijo Tom a Dana con una sonrisa astuta. “Es obsesiva, impaciente y bastante aburrida; no es asombroso, a Parker le cayó bien”.

“¿Por qué no me sorprende ésto? Perfecto, tengo que pasar una semana con bruja mala del oeste”, se quejó Dana suspirando frustrada. Tom permaneció silencioso usando toda su fuerza de voluntad para no reirse. “Mierda. De acuerdo, bien me voy a ir... y no tener un vaso grande de vino, ni... una botella de vino en casa. Si tengo que pasar una semana con alguien que no me gusta, también puedo pasarlo con resaca”.

“Magnífica idea”, contestó Tom sarcástico. Después comenzó a andar hacia su ccoche dejando sola a Dana. “Aunque mañana vas a lamentarlo”.

“Tengo el presentimiento de que mañana la voy a lamentar en general”, refunfuñó Dana para sí misma mientras entraba en su coche, para volver a casa.

..........

Hacía frío cuando Alice se desperto a las 6 de la mañana del día siguiente. Su breve período como escritora en paro provocó que le cortaran hacía un mes la calefacción de su diminuto apartamento. Esta era la razón de los tres o cuatro edredones con los que se abrigaba Alice para andar por el apartamento, y la acompañaban a cualquier parte que fuese. En esta ocasion fue directamente desde la puerta de su apartamento a la puerta de enfrente, el 5B. Se alzó hasta alcanzar el marco de la puerta y revolvió por allá hasta que encontró una llave, abrió la puerta y entró en el apartamento amueblado. Alice caminó por el vestíbulo y fue directamente al cuarto de baño, parando sólo para recoger unas cartas que habían sido introducidas por debajo de la puerta.

“Mis pezones se están congelando” , no se lo contaba a nadie, lo decía para si misma cuando entraba en la ducha, y abría el grifo del agua caliente para disfrutar del calor.

La propietaria del apartamento era Michelle Rogers, una vieja amiga de Alice que había insistido en que usara sus instalaciones mientras estuviera con su pequeña depresión financiera. Michelle poseía una pequeña agencia de viajes especializ. ada en el Reino Unido y pasaba grandes temporadas en Europa. Ella le había dicho a Alice que debería vivir en el apartamento mientras estuviera fuera, pero ella sólo lo utilizaba para las cosas necesarias, no quería abusar de la generosidad de su amiga.

Alice estaba fuera de la ducha, vestida y con las maletas hechas a las 7. Lanzó todas sus pertenencias en su coche (bien... uno de los coches de Michelle) antes de dirigirse al trabajo. Había sido informada por uno de los supervisores que el punto de encuentro entre Dana y ella sería en las oficinas, y desde allí emprenderían el viaje en uno de los coches de la empresa.

Mientras aparcaba en el párking semivacío, un sentimiento de aprensión oprimía suu corazón. No, aprensión era modesto. El sentimiento era de verdadero terror. Tuvo que recurrir a toda su voluntad y coraje para no dar la vuelta y escaparse.

Dana observó como un coche viejo y lleno de golpes avanzaba por el aparcamiento de Allan, Lekman y Cia. Suspiró cuando el coche redujo la velocidad, se detuvo finalmente entre dos Mercedes y su conductora, una joven rubia, salió de el. Esta era la señal. Suspirando una vez más Dana salió de su propio coche al aire fresco y se dirigió rápidamente a la rubia, que saltaba de un pie al otro en un esfuerzo de mantenerse caliente.

“Alice Pieszeckie?” La voz de Dana era fría y distante, Alice esperaba que fuera sólo porque hacía frío y no porque fuera una persona malhumorada.

“Hola. Si, soy yo”, contestó amablemente, extendiendo su mano derecha y recogiéndola rápidamente después de que Dana hiciera un esfuerzo para apretarla. “Dana, ¿no?”.

“Si”. Las dos permanecieron de pie en silencio, mirándose la una a la otra. Para Alice, Dana era impredecible, cabía la posibilidad de que fuera realmente agradable o una verdadera vaca. Para Dana, aunque Alice parecía una persona cálida e interesante, su mente ya se había impregnado de los comentarios de Tom y el temor en general por este trabajo. “Ya fui a por las llaves del coche, es aquel blanco de la esquina. “Coge tus cosas y espérame ahí, ¿vale?”.

Después de afirmar con la cabeza Alice le dio la vuelta al coche y sacó un bolso, dirigiéndose después rápidamente hacia el coche, donde esperó pacientemente a Dana, que volvió cinco minutos más tarde con tres bolsas de equipaje.

“¿Vas a algún sitio después de la conferencia?”, preguntó Alice con una sonrisa en la cara, “¿o estas de mudanza... a otro país?”.

“¿Cómo?” contestó Dana a la defensiva, revisando sus tres bolsos. “Mi equipaje no es ligero, ¿vale?”.

“No, no pasa nada, si no es malo”, le aseguró Alice rápidamente mientras colocaba su bolso en el asiento de atrás y se acercaba a la puerta de pasajeros. “Sólo espero que el coche pueda soportar el peso”

“¿Qué es ésto?”, protestó Dana con voz molesta. Alice simplemente sacó la cabeza por la ventanilla del coche y se rió a escondidas.

“No, nada”.
avatar
Heya
Trátame bien, soy una forera muy activa
Trátame bien, soy una forera muy activa

Cantidad de envíos : 525
Edad : 33
Fecha de inscripción : 05/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Octubre 24th 2008, 11:36 pm

pero que malas pulgas tiene Danaa
xDDDD

Sigue en cuanto puedas
Besos

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  julia el Noviembre 7th 2008, 2:05 pm

Un sentimiento difícil de describir creció en la boca del estómago de Alice cuando se dio cuenta de que tenía razón. Durante más de una hora había estado intentando acercarse a Dana. Ahora estaban metidas en un lío, y sabía que cuanto más tiempo permaneciese callada, mas problemas tendrían.

Suspirando, Alice cerró los ojos y preguntó “Nos hemos perdido, ¿verdad?”.

Dana se volvió rápidamente hacia Alice con una mirada conmocionada en la cara. “Lo sabe”.

“No”, contestó a la defensiva, dirigiendo la vista al desconocido camino que había delante de ella. Había estado dándole vueltas durante la última hora a como explicar a Alice el problema, pero permaneció muda. “¿Por qué piensas eso?”.

“Porque no hemos visto una señal de circulación al menos desde hace veinte minutos y ya deberíamos ver rascacielos en vez de árboles en el horizonte”, explicó Alice, recibiendo a cambio una mirada feroz de Dana. “Oye, tenemos que pararnos a preguntar”.

“No, no lo vamos a hacer”, declaró Dana firmemente. Independientemente de lo poco que le gustaba la rubia, no iba a quedar mal delante de ella. “Encontraré una salida, no tiene que ser tan difícil”.

“Bromeas, ¿verdad?”, preguntó Alice rotundamente, levantando las cejas. “Mira Dana, si quieres hacerlo de manera egoista, masculina, si no necesitas preguntar, mierda, está bien, pero hazlo en tu tiempo libre. Tenemos tres horas para llegar a la conferencia, no lo olvidemos”.

Dana apretó las manos sobre el volantey presionó los labios antes de decir “dije que todo está bien Alice. No necesitamos preguntar a nadie”.
“Dana, puedo discutir y pelearme contigo hasta el día que me muera”, informó Alice a la malhumorada conductora, cruzando los brazos y recostándose en su asiento, con una sonrisa astuta en los labios. “Créeme, con una madre como la mía, me críe entre discusiones. Te voy a dar otra oportunidad, para el coche y pregunta”

Dana suspiró, sus ojos todavía miraban fijamente hacia la carretera, que lentamente se había transformado de una reluciente, alquitranada y con dos carriles carretera a un polvoriento camino lleno de baches. Las casas alfrededor de el cada vez eran más escasas, y ella sabía en su interior que si no encontraban la manera de salir de allí pronto, se perderían la conferencia. Dana sabía que lógicamente tenían que parar. Sin embargo esa rubia obstinada, que sonreía con tanta satisfacción, había lanzado toda su lógica por la ventana, y todo lo que Dana pensaba era en demostrarle que estaba equivocada. Con todo ésto en la mente, giró su cabeza una vez más a la escritora, y apretó los dientes.

“Venga, párame tu”

..............
“Gracias otra vez, Sra. Fraser por permitirnos usar su teléfono”. Alice habló muy educadamente a la señora mayor que estaba radiante por sus visitantes inesperados. Cogió otra vez la mano de Alice y cariñosamente la apretó, afirmando con la cabeza de forma entusiasta todas las palabras de Alice. “Ah, y esté segura de que pararemos otra vez a visitarla, cuando esté su hijo Gregory... si, realmente pienso que Gregory y Dana harían una paeja perfecta”.

Alice giró la cabeza para reirse con aire de suficiencia de Dana, que había traspasado hacía rato la puerta y bajado las escaleras, y esperaba impaciente apoyada en el coche. Dana sonreía irónicamente y entornaba los ojos.

Ella estaba a punto de llegar al coche, acompañada de la Sra. Fraser. Ir a la conferencia sola era como un sueño, después de pasar unas cuantas horas en el coche con Alice. La única forma de conseguir que Dana se detuviera a preguntar fue que la había puesto entre la espada y la pared. Francamente, una persona cuerda no comienza a arrojar objetos por la ventanilla deo coche para que se parase. A Dana le había llevado unos 30 minutos encontrar su bolsa de aseo, que había ido a parar delicadamente sobre un montón de barro. Si, ella no estaba muy feliz en ese momento.

“Alice, nos tenemos que ir”, volvió a insistir Dana desde el coche, abriendo la puerta, vamos a llegarv muy tarde”.

“Espera un poco”, Alice respiró profundamente antes de mirar a la morena. Le dio las gracias una vez mas a la Sra. Frasier antes de bajar ls escaleras y entró en el coche. “Ahora, francamente, ¿es muy duro ésto?”.

“Déjame que te lo pregunte yo a ti, después de tirar mis cosas por la ventana”, contestó Dana apretando los dientes, ¿qué es mas inmaduro?”.

“Yo creo que tu estás un poco enfadada porque Gregory no estaba, Dana”, dijo alice ligeramente, “creo que vosotros dos podíais tener algo maravillososo”.

“No es mi tipo”, murmuró Dana, ocasionando que alice levantara las cejas, comprendiendo que Dana probablemente no estaba de humor para hablar sobre su tipo, guardó la pregunta en su mente para preguntársela más tarde. “Vamos a llegar tarde. ¿Por qué no podías entrar, usar el telefóno y salir?”

“Porque eso es de mala educación”, contestó Alice rápidamente en tono serio. “Esa mujer fue encantadora y nos aceptó en su casa abiertamente, “no puedes tratarla con desdén, no se lo merece”.

“¿Y a quién le importa?”, preguntó Dana a voces molesta, “Seguramente no volveremos a verla en la vida”.

“A ella le importaría”, indicó Alice firmemente, con una frialdad en su voz que no tenía antes. Dana se había dado cuenta de que, por fin, había dado en el clavo. “Mira, no sé porque eres tan desagradable, pero cuando alguien es tan agradable contigo, t deberías ser algradable con ella. Simplemente es lo correcto. Y si no crees que eso es así, sencillamente no tengo ninguna necesidad de ser amiga tuya”.

“Wuaw, es una gran idea, Alice”, gritó Dana sarcásticamente, “no quiero ser tu amiga, no quiero hacer este estúpido viaje contigo, y tampoco pienso que seas agradable. Estamos de acuerdo”.

Alice abrió la boca para contestar las palabras de Dana, que la habían impactado. Se paró un segundo, con la boca abierta, digeriendo las palabras, tan llenas de odio. Agotada su confianza, simplemente cerró la boca y se recostó en el asiento mirando al exterior por la ventana, incapaz de mirar a la morena que acababa de gritarle, y que posteriormente se maldecía a si misma por una acción tan estúpida.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  pke el Noviembre 7th 2008, 10:37 pm

vaya dos...mrgreen me encanta este fic..
muchisimas gracias jul.. besito


PKE
avatar
pke
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 135
Edad : 32
Fecha de inscripción : 21/04/2008

http://www.fotolog.com/mrpiddles

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Invitado el Noviembre 7th 2008, 11:12 pm

el perro y el gatoo
Sigue en cuanto puedas
besos

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Terminado]Camino a la alegría

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.