PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Peliculas de tematica les
Noviembre 1st 2017, 10:27 pm por julia

» Una de esas chicas de Inma M. (descargar gratis)
Octubre 17th 2017, 1:19 pm por vivacia

» Sólo por un momento
Septiembre 3rd 2017, 2:07 pm por anita

» Un Nuevo Comienzo, Mayra
Septiembre 1st 2017, 8:38 pm por anita

» Fotos antiguas
Septiembre 1st 2017, 6:45 pm por anita

» Caretas de papel
Agosto 28th 2017, 9:38 am por E.M.A

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



El amor de mi vida

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Junio 14th 2009, 12:35 am

superlol meparto a q angie tan mas inocente.. jugando a la escondidas mucharisa .... buen ff,,,
el mas gracioso...
m gusto este capi dedook
....gracias julia por seguir besito
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 16th 2009, 12:17 am

CAPITULO 5

Casa de Bette y Tina

Tina se tomó unos minutos para recobrarse. Bette la había tenido preocupada y confundida, pero se había tranquilizado después de su despertar y la interrupción accidental de Angie había demostrado que podía ser fuerte. Consiguió vestirse deprisa y fue a buscar a Bette y Angie a la cocina. Angie estaba sentada encima de la mesa, al lado de Bette, contándole algo al oído a su compañera mientras ella le hacía una tortilla.

Angie vio a Tina bajar las escaleras y gritó excitada, “¡Mamá! ¡que viene mamá! ¡Corre escóndete!”.

Bette se rió y buscó los ojos de Tina. “Está bien cariño, mamá y yo jugaremos más tarde. Primero el desayuno”, dijo guiñándole un ojo a Tina y besando a su hija en la mejilla.

Tina se reía mientras se acercaba a Angie con la intención de hacerle cosquillas. “¿A quién veo?. Veo a Angelica Porter Kennard, eso es lo que veo”.

“¡Aaahhhhhh!”, chilló Angie cuando Tina se precipitó sobre ella y comenzó a hacerle cosquillas. “¡Aaayyyyyyy, mamá!”.

Tina fue clemente con su hija, y finalmente dejó de hacerle cosquillas.

“Venga, cariño, vamos a ir a lavarnos los dientes”, dijo Tina cogiendo a Angie en brazos y dándole un beso, “¿qué quieres hacer hoy?”.

“¿Ir a nadar?”, preguntó Angie sin aliento después de las risas que le habían producido las cosquillas.

“¿Tu que piensas mama B? ¿Angie ha sido buena chica? ¿Puede ir a nadar?”, preguntó Tina. Angie confirmaba con la cabeza, esperando que su otra madre estuviera de acuerdo con ella.

“Ah, si, creo que Angie ha sido una niña muy buena. Puede ir a nadar si me da un abrazo y un beso muy grandes”, dijo Bette.

Angie le echó los brazos a Bette mientras Tina la sostenía en brazos. Le dio un abrazo fuerte a Bette y un beso ruidoso.

“Te quiero mamá”, dijo Angie.

El corazón de Bette se derritió aún más. “Yo también te quiero mi amor. Ahora ve con mamá T y podremos desayunar”.

Bette estaba poniendo la mesa cuando sonó el teléfono. Lo cogió y miró el nombre que salía en la pantalla.

“Ey, Al, ¿qué pasa?”, contestó Bette.

“Cómo estáis chicas? ¿ocupadas?. Te llamé al móvil pero no contestaste”, dijo Alice.

“Lo siento, está en el piso de arriba. Estamos desayunando abajo”, explicó Bette.

“Ah, supongo que eso significa que no puedes venir al Planet”, dijo decepcionada.

“¿Estás bien?”, preguntó Bette cuando oyó el tono de tristeza en la voz de su amiga.

“Tasha y yo hemos roto?, dijo.

“Mierda, Al, lo siento. ¿quieres venir aquí?. Hay mucha comida, y podemos hablar”, ofreció Bette.

“UM, no, es igual”, dijo Alice.

Angie y Tina volvieron a la cocina y Bette hizo señas a Tina de que Alice estaba al teléfono y sacudió la cabeza dando a entender que las noticias no eran buenas.

La sonrisa de Tina se congeló mientras sentaba a Angie a su lado.

“Bien, entonces iré al Planet ahora mismo. Avisaré a Tina”, dijo Bette apoyándose en la mesa y poniendo una mano sobre el hombro de Tina.

“No es necesario, Bette. Vosotras tenéis que estar con Angie. ¿Y no está la madre del futuro bebé ahí con vosotras?”, preguntó Alice refiriéndose a Marcie.

“Eso no funcionó. Es una historia larga. Será mejor que vengas. Llevamos a Angie para que nade un par de horas, puedes estar con nosotras y de paso hablamos”, dijo Bette.

“¿Cómo? ¿Qué no funcionó? ¿Qué demonios ha pasado?”.

“Ven, y lo hablamos todo”, dijo Bette.

“Vale, os visitaré después”, finalmente cedió.

“Bien, pues cuelgo y te espero aquí, ¿de acuerdo?”.

“Voy para allá. Hasta luego, Bette”.

“Adios, Al, hasta ahora”.

Bette dejó el teléfono sobre la mesa y suspiró. “Alice y Tasha”, movió la cabeza.

“No…”, dijo Tina tristemente.

“Sí”, dijo Bette sentándose frente a Tina. “Va a venir aquí, así que podremos hablar”.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Junio 16th 2009, 9:39 am

gracias julia x el ff.... lindo lindo lindo Razz
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 21st 2009, 7:33 pm

Sobre las 11, Bette consiguió tener a Angie lista, con el bañador puesto. “Muy bien, cielito. Enseguida vuelvo”, dijo mientras subía las escaleras para ir a su habitación a ponerse el traje de baño. En el dormitorio, Tina estaba poniéndose el suyo.

Se acercó por la espalda y sustituyó las manos de Tina por las suyas propias. “Déjame que te ayude”, susurró besándole el cuello y cogiendo la parte de arriba del bikini que Tina se estaba intentando poner.

“Creía que me ibas a ayudar a ponérmela”, dijo Tina riendo, disfrutando de las sensaciones que le producían la boca de Bette.

“Dije que te ayudaría, pero no dije si a ponerlo o a quitarlo”, dijo astutamente mientras sus manos vagaban hasta los pechos de Tina y presionaba su cuerpo contra ella.

“Eres muy mala”, dijo Tina apoyándose en Bette, sintiendo un zumbido familiar entre sus piernas.

“Tu me quieres, de todas formas”, dijo Bette.

“Mmmm, si”, gimió Tina.

“Mamá, ¿estás lista?”, preguntó Angie impaciente detrás de Bette.

“Uy, sí, sólo estaba ayudando a mamá T. a ponerse su bañador”, dijo ayudando a Tina a atarse las tiras del sujetador en el cuello y luego a abrochárselo un poco más abajo. “Concédenos un minuto, ¿vale cielito?, y espéranos abajo”.

“Vale, mamá”, dijo Angie abandonando la habitación.

“Lo digo en serio, una campanilla. Necesitamos una campanilla. O decirle a Weezie que nos instale una cámara en las escaleras”, dijo Tina.

Bette se rió. “No es culpa mía que nuestra hija lleve un cronometraje impecable”.

Tina se giró, cogió la mano de Bette y de repente la puso dentro de su bikini. “Tienes que arreglar este problema más tarde”, dijo cuando sintió los dedos de Bette en su sexo húmedo.

“Lo haré”, replicó Bette obediente.

“Bien”, dijo Tina sacando la mano de Bette y llevándosela a su boca para chuparle los dedos de manera seductora. Después la besó, y se dirigió a las escaleras.

“Joder”, dijo Bette, que se quedó allí, de pie, excitada y desconcertada.

“Cariño, vamos”, gritó Tina cuando llegó a la planta baja.

Oía a su hija trasteando por su habitación, y en la cocina. Abrió la puerta deslizante a prueba de niños que conducía a la piscina, cogió la mano de Angie y salió al jardín. Se sentó en una hamaca y puso a Angie delante de ella.

“Los brazos”, dijo Tina rutinariamente sabiendo que Angie le presentaría los brazos para que los rociara de crema.

Dentro, Bette finalmente había conseguido ponerse su bikini blanco cuando sonó el timbre. Bajó las escaleras deprisa y abrió la puerta.

“Ey, Al”, dijo Bette abrazando a su amiga, “lo siento muchísimo”.

“Gracias”, dijo Alice devolviendo el abrazo a Bette.

“Vamos, Tina y Angie están fuera ya”.

“¿Y entonces que pasó con la adopción?”, preguntó Alice cuando estaban saliendo.

Bette suspiró. “La madre de Marcie y su padrastro, eso es lo que pasó. No les gustaba que Marcie dejara que unas lesbianas adoptaran a u niño, y le dijeron que la echarían de casa si nos daba el bebé”.

“Son unos jodidos asquerosos, Bette”, dijo Alice. Entonces Angie la vio.

“¡Tía Alice!”, gritó Angie con mucho placer corriendo hasta su madrina para darle un beso.

“¡Ey, flacucha!”, dijo Alice cuando la pequeña versión de Tina y Bette le dio un beso.

“¿Vendrás a nadar con nosotras?”, preguntó esperanzada.

“Claro”, dijo Alice alegremente.

“¡Bien!”, chilló Angie.

“Ey, Al, ¿cómo estás?”, preguntó Tina dándole un abrazo.

“Ey, TK. Estoy bien. Me he enterado de lo que pasó con el asunto de la adopción. Lo siento mucho”.

“Aunque… ¿te ha contado Bette las buenas noticias que han resultado de esto?”.

“No. ¿que buenas noticias?”.
“Bueno… hemos decidido tener un bebé nuestro… “, dijo Tina esperando la reacción de Alice.

“¡Oh dios mío!. Es impresionante, chicas”, dijo Alice, sinceramente feliz a pesar del mal fin de semana que había tenido.

Angie tiró de la mano de Tina. “Venga mamá. Vamos a nadar”.

“Vale, cariño, vamos”, dijo Tina poniendo los flotadores en los brazos de Angie.

“¿Qué pasó?”, preguntó Bette a Alice, las dos tendidas en unas hamacas.

“Parece que Jaimie y ella tienen sentimientos la una por la otra, aunque por ahora no han hecho nada. Tenías tanta razón cuando hablabas de la tercera persona!”.

“Es una de las veces que odio haber tenido razón”, dijo Bette triste, “¿Y dónde está Tasha ahora?”.

“Ha vuelto al apartamento a buscar algunas cosas. No sé cuanto tiempo va a estar allí. Sólo le dije que volvería más tarde, cuando ella se hubiera ido”.

“¿Y si las cosas no funcionaran entre ellas, volverías con ella?”, preguntó Bette.

“No lo sé. Quiero decir, la amo, pero no quiero forzarla a hacer algo que no quiere. Deberías haberla visto, Bette. En la apertura de la galería, le dijo cosas a Jaimie que nunca antes había mencionado”, dijo Alice tristemente.

Bette suspiró, pero sonrió cuando miró a Tina y Angie en la piscina.

“¡Mamá! ¡Tía Alice! ¡Venga!”, les gritó Angie para que se unieran a la diversión.

“¡Ya vamos cielito!”, le respondió Bette.

“Entonces tu y TK vais a intentar que quede embarazada otra vez?”.

“Si”, dijo Bette con una enorme sonrisa en la cara. Se levantó y se dirigió a la piscina. “Venga, Al, vamos a la piscina”.

“Ah, no, creo que llega un tiburón, Angie. ¿qué hacemos?”, dijo Tina cuando vio a Bette acercarse.

“¡Aaaaahhhhhhh! ¡Vamos mamá, nada!”, gritó Angie cuando vio a Bette nadando debajo del agua con las palmas de las manos juntas imitando las aletas de un tiburón.

“¡Mamá, más rápido!”, apremió Angie cuando Bette las rodeó.

Cuando llegó, cogió a Angie y la levantó por encima del agua, gruñendo, fingiendo que la mordía.

“¡Aaaaaahhhhh!”, gritó Angie feliz, “¡que divertido es esto!. Mamá puedo subirme encima tuyo como si fueras un delfín?”.

“Claro, cielito. Venga, arriba”, dijo acercándose a Tina para besarla, con Angie en los brazos.

“Wheeeeee”, dijo Angie cuando Bette la cogió y dio unas brazadas alrededor de la piscina.

Alice miró a Bette, Tina y Angie y se preguntó si alguna vez encontraría la misma paz y felicidad que ellas habían encontrado. Sabía que era posible, después de todo lo que Bette y Tina habían pasado. Sólo era cuestión de encontrar a alguien que mereciera todo ese dolor y esa angustia. Sacudió la cabeza, alejando esos pensamientos, y se les unió en la piscina.

…………………………….

Mientras tanto, desde la ventana de la casa de al lado, Jenny miraba la escena, preguntándose si Bette le había confesado a Tina lo que había pasado con Kelly Wentworth.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Carulinetaaa el Junio 21st 2009, 7:59 pm

holaa!!
Bueno ya apareció Jenny en escenaa!
Sigue en cuanto puedas!
Está genial!
besos
avatar
Carulinetaaa
Un respeto, soy forera VIP
Un respeto, soy forera VIP

Cantidad de envíos : 1872
Personajes favoritos : Bette, Tina, Helena And Alice
Fecha de inscripción : 24/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 29th 2009, 1:36 pm

CAPÍTULO 6

Casa de Bette y Tina

Más tarde, Bette estaba en la habitación de Angie leyéndole un cuento a su hija. Era parte de la rutina de todas las noches, Tina metía a Angie en la cama y Bette se quedaba con ella y le leía. A Angie le gustaban los cuentos tanto como a Bette, y cada noche leían al menos un rato juntas. Angie soltó un gran bostezo cuando Bette intentó leer la siguiente página del segundo libro.

“¿Tienes sueño?”, le preguntó Bette acariciándole el pelo.

Angie movió la cabeza, somnolienta.

Bette le sonrió a su obstinada hija. “Bueno, esto es todo por esta noche cielito. Mañana tienes colegio”, dijo cerrando el libro. Y lo puso sobre la mesilla.

Angie se metió bajo las sábanas con Hamlet, los ojos se le cerraban.

“Dale las buenas noches a mamá”, dijo Bette besando a Angie.

“Te quiero cariño. Que duermas bien”, le besó la frente.

“Te quiero, mamá”.

Bette apagó la luz y subió las escaleras camino de su habitación.

……………………

Tina estaba en la cama, apoyada en la cabecera, preparando una reunión a la mañana siguiente, cuando Bette llegó a su lado.

“¿Se ha dormido?”, preguntó Tina sin mirar.

“Si”, contestó Bette mientras comenzaba a besar el cuello de Tina, “Está profundamente dormida, y creo que ha llegado el momento para nosotras, para ti y para mi, para continuar con nuestro juego del escondite”.

“Mmmmmm. ¿tu crees?”, Tina sonrió, y gimió cuando los labios de Bette la acariciaron. “Aún no he preparado mi reunión. Me estás distrayendo”•, dijo Tina sin ganas.

“¿Reuniones?. Tu sabes que puedes entrar allí con los ojos cerrados y aún así sabes más que cualquiera que esté en la sala”, dijo Bette con fé y confianza plena en su compañera, mientras le quitaba de las manos las hojas de papel y las ponía en su sitio poder besarla y tocarla libremente.

Bette se inclinó y la besó suavemente en los labios. Entonces, mirándola a los ojos, cayó rendida de repente a la emoción de pensar que Tina iba a llevar un niño en su vientre.

“Vamos a tener un niño juntas”, dijo con lágrimas en los ojos.

“Sí”, susurró Tina con una sonrisa, acariciando la mejilla de Bette.

“Soy tan feliz”, dijo Bette sonriéndole y acariciándole el estómago, como había hecho tantas veces la primera vez que lo intentaron años atrás.

•Yo también, cariño”, dijo Tina abrazándola. Ella sabía cuanto significaba esto para Bette. Significaba mucho. Ella sabía que Bette prefería tener un hijo de ellas antes que adoptarlo. Quería experimentar con Tina todas las cosas que se había perdido la primera vez.

Eran muy diferentes entonces. Bette siempre tenía que controlarlo todo y Tina era feliz dejándola llevar el control. Perdieron el equilibrio cuando Tina dejó su trabajo para prepararse para el embarazo y la dinámica de la relación cambió, deteriorándose.

“¿Y cuando quieres comenzar a intentarlo?”, preguntó Bette improvisadamente, sin querer presionar a Tina.

“No lo sé, dentro de unas semanas”, contestó Tina, “Tengo que prepararme mentalmente y asegurarme que mi situación de trabajo es estable”.

Bette afirmó con la cabeza.

“¿Qué opinas tu? ¿Cuándo te gustaría que comenzara?”,preguntó Tina.

Bette rió. “No importa lo que yo quiera. Eres tu quien debe decidir”.

“Claro que importa lo que tu quieras, cariño”, dijo Tina.

“Sabes que si fuera por mi empezaríamos ahora mismo.” Bette sonrió abiertamente. “Pero puedo esperar”, dijo seria. “Lo haremos según tus condiciones. No será igual que la otra vez, lo prometo”.

“Gracias”, dijo Tina con una sonrisa. Veremos cómo van las cosas las próximas dos semanas. Si mi cerebro se ha acostumbrado a la idea para entonces, podremos empezar pronto”.

“Te quiero T.”, dijo Bette con admiración, mirando a Tina.

“Yo también te quiero, cariño”, dijo Tina, “Ummm, creo que estoy lista para jugar ahora… dijo cogiendo la mano de Bette y poniéndola dentro de sus bragas para dejarse invadir por su calidez.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 30th 2009, 8:13 pm

“Mmmmm, ¿de verdad?”, preguntó Bette mientras sus dedos frotaban perezosos el sexo de Tina, “creo que voy a tener que comprobarlo yo misma”, dijo sonriendo maliciosamente y moviéndose entre las piernas de Tina. Le levantó la camiseta, se la quitó, y la dejó a un lado, luego se desplazó hacia abajo y le quitó las bragas.

Tina dobló las rodillas para abrir las piernas más ampliamente, sintiendo el aliento de Bette sobre su piel.

Bette pasó la lengua dentro de Tina, haciendo que se retorciera con grandes urgencias.

“Oh, cariño, más”, gimió Tina, cogiendo la cabeza de Bette con una mano y enredado los dedos en su pelo con la otra.

Bette quería darle a Tina todo lo que deseara, y sabía que ahora quería ser devorarla. Movió la lengua arriba y abajo por su sexo, probando cada pulgada de ella.

Tina miró hacia abajo y observó el trabajo que le estaba haciendo Bette. “Oh, Dios, me gusta”, gimió Tina sintiendo la presión de la lengua de Bette sobre su clit. Bette la chupó con fuerza, provocando que sus caderas subieran y bajaran. Después se desplazó un poco más abajo y lamió entre los pliegues de Tina hasta que encontró su orificio. Lentamente, exploró la zona y abrió la boca al máximo para permitir que su lengua se deslizara dentro.

“Oh Dios, ¿qué me haces?”, preguntó Tina sin respiración mientras presionaba la cabeza de Bette contra ella.

“Mmmmm”, gimió Bette, yendo al encuentro de sus labios, dejando que su sexo se rozara con el sexo de Tina y que sus pezones se rozaran cuando se subió sobre ella. “¿Tu sabes lo buena que estás?”, preguntó mientras la besaba apasionadamente y dejaba que le chupara la lengua.

Tina cogió el culo de Bette y le apretó los glúteos. “Quiero correrme en tu boca”, le susurró al oído.

Bette se rió y le besó el cuello antes de volver abajo, parándose en el camino a besarle los pezones coquetamente antes de llegar a la humedad de Tina. Puso las manos debajo del trasero de Tina y metió la boca, chupando, mordisqueando y lamiendo la esencia de su compañera. Despacio, deslizó los dedos dentro de ella, ocupando el sexo de Tina al máximo, mientras su lengua hacía presión en el clit.

Las sensaciones eran demasiado para Tina. Poco a poco iba perdiendo el contacto con la cabecera y su mano apenas apretaba la cabeza de Bette. Las palpitaciones rítmicas de Bette junto a los gemidos de su compañera, precipitaban a Tina a llegar al orgasmo.

“¡Ah! ¡Oh!”, gimió Tina fuerte, “más rápido, cariño, más rápido”, suplicó.

Bette aumentó el ritmo con agrado, cuando el cuerpo entero de Tina comenzó a contraerse. Bette aspiró su clit una última vez, mientras Tina empezó a correrse en su boca, y se retorcía en el éxtasis.

“Oh, joder Bette”, gritó Tina, sintiendo la boca de Bette aspirando su dulce jugo y su lengua lamiéndolo.

Cuando finalmente sintió que estaba satisfecha, Bette volvió a subir y le ofreció un dedo mojado a Tina, que abrió la boca y de manera seductora chupó cada uno de sus tres dedos uno por uno. Bette lamió sus labios y tragó saliva mientras miraba atentamente la boca abierta de Tina y se acercó a ella.

“Menos mal que nuestra niña tiene un sueño pesado, si no se habría despertado con los gritos de su madre”, se rió Bette.

Tina se rió también, “al menos esta vez no nos ha pillado”.

Bette se inclinó para besar a Tina suavemente, después, posó la cabeza sobre su pecho, dibujando círculos perezosos sobre su pezón.

“Pronto nuestra niña no será la niña, habrá otro niño más”, dijo Tina acariciando el pelo de Bette.

“Ah, no no no no”, dijo Bette alzando la vista, “Angie siempre será mi niña. Habrá dos, eso es todo”, dijo dulcemente.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Carulinetaaa el Junio 30th 2009, 11:33 pm

genial!
Sigue en cuanto puedas
besos
avatar
Carulinetaaa
Un respeto, soy forera VIP
Un respeto, soy forera VIP

Cantidad de envíos : 1872
Personajes favoritos : Bette, Tina, Helena And Alice
Fecha de inscripción : 24/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Julio 1st 2009, 6:13 am

grax julia!!!! m encanta nod
...sigue cuando puedas wink .... aki una tibette esperando mrgreen
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Nirvana2 el Julio 1st 2009, 2:06 pm

Va muy bien Julia, esperamos la continuación Very Happy
avatar
Nirvana2
Trátame bien, soy una forera muy activa
Trátame bien, soy una forera muy activa

Cantidad de envíos : 647
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Julio 5th 2009, 8:20 pm

CAPITULO 7

Galería Wentworth-Porter

Bette esperaba que Kelly llegara a la galería. Siempre llegaba tarde a trabajar, parecía que no se tomaba nada en serio. Finalmente, a la hora de comer, James le hizo una señal con la cabeza de que había llegado.

Bette corrió a su oficina para hacerle frente.

“¿Qué diablos estaba pensando?”, preguntó con ira cuando entraba en su oficina sin llamar.

“Buenas tardes para ti también, Bette”, dijo Bette sin comprender por que Bette estaba siempre alterada.

Aal mismo tiempo, Tina fue a la galería Wentworth-Porter en su hora del almuerzo, excitada por compartir las buenas noticias en persona con Bette. No había tenido la oportunidad de volver a visitar la galería desde que la abrieron, así que no estaba familiarizada con el entorno. No encontraba a su compañera y James, y preguntó a un empleado donde estaba la oficina de Bette y se dirigió hacia allí. Cuando se acercaba a una de las oficinas oyó voces y una de ellas parecía la de Bette. Se acercó poco a poco hasta que claramente pudo oir la voz de Bette.

“¿Por qué demonios le dijiste a Jodi que pasó algo aquellanoche?”, gritaba Bette.

“¿Por qué no iba a hacerlo?”, respondió otra voz.

La alarmá sonó en la cabeza de Tina cuando reconoció la voz de Kelly Kenworth.

“¿Por qué? ¡Porque no pasó nada!”, dijo Bette.

“Venga, Bette. Sé que sentiste algo”, dijo Kelly.

Betta deja escapar un suspiro exasperado, “No sé que…”, comenzó a decir, pero se paró al ver a Tina parada en la puerta.

“T…”, dijo Bette, “Puedo explicar…”

“¿Eso significa que no le has dicho que estuve en tu casa aquella noche después de la inauguración de la galería mientras ella estaba en Nueva York?”, preguntó Kelly de modo informal, intentando abrir una brecha más grande entre Bette y Tina.

“Cierra el pico, joder”, le dijo Bette mientras se dirigía hacia Tina.

“No”, dijo Tina muy seria parando a Bette.

Se alejó y salió apresuradamente del edificio, sin molestarse en escuchar lo que Bette tenía que decir. Fuera lo que fuese, no quería oírlo en ese momento. Entró en su coche y volvió al trabajo. Bette intentó llamarla múltiples veces, pero ella no descolgó el teléfono.

“Cariño, por favor, llámame, tengo que verte. No quiero hablar de esto por teléfono, pero te juro que no te engañé, ni pensé en engañarte. Te quiero”, dijo, dejando después el teléfono en la mesa escritorio.

“¡Joder!”, gritó.

Oficina de Tina

Cuando volvió al trabajo, Tina se dirigó directamente a su oficina y le dijo a su ayudante que no le pasara ninguna llamada y que estaría ocupada el resto de la tarde. Pero en realidad sólo quería estar sola. Cogió su teléfono y escuchó el mensaje que Bette le había dejado.

Ella creía a Bette. No pensaba que la iba a engañar otra vez. No ahora y no después de la promesa que le hizo. Estaba más furiosa por el hecho de que Kelly Wenworth había estado en su casa mientras ella estaba fuera y Bette no había mencionado nada. Si no hubiera nada que ocultar, se lo habría dicho enseguida.

“Joder”, refunfuñó Tina, “Kelly Wentworth fastidiando. Ya sabía yo que no podía confiar en esa mala mujer”.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Carulinetaaa el Julio 6th 2009, 10:46 pm

Bette es Inocentee, tinaaaa!!!!!!
Sigue en cuanto puedass!
besos
avatar
Carulinetaaa
Un respeto, soy forera VIP
Un respeto, soy forera VIP

Cantidad de envíos : 1872
Personajes favoritos : Bette, Tina, Helena And Alice
Fecha de inscripción : 24/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Julio 7th 2009, 8:28 pm

La guardería de Angie

Eran las 5 dela tarde y Bette estaba en la guardería para recoger a su hija. Esta semana era su turno para recoger a Angie tres días, el lunes, el miércoles y el viernes. Ellas habían decidido que de esta manera ambas se obligaban a salir del trabajo a una hora decente para recogerla y pasar el tiempo con ella. Angie tenía que ser su prioridad, por encima de todo lo demás.

Todavía impactada por la imagen de Tina mirándola sintiéndose traicionada, Bette no había sido capaz de sonreir en todo el día. Pero cuando vio a Angie caminar hacia ella arrastrando su pequeña mochila y con un dibujo en la mano, de pronto una gran sonrisa apareció en su boca, y la cara se le iluminó.

“¡Mamá!”, exclamó Angie cuando vio a Bette.

“Hola cariño”, dijo Bette alegre, inclinándose par coger a Angie. “Mi pequeña, te he echado de menos”, dijo al darle un beso en su mejilla rechoncha.

“Hola Shiela”, saludó Bette a la directora del centro.

“Hola Bette”, le devolvió el saludo con una sonrisa.

“¿Qué has dibujado hoy, cariñito?”, le preguntó Bette a Angie para que le enseñase el dibujo que tenía en la mano.

“Yo, tu y mamá en la piscina ayer”, contestó Angie, “y la tía Alice por allí fuera”, dijo señalando en su dibujo a Alice tendida en una tumbona.

“Es un dibujo muy bueno, cariño. Muy bueno. Se lo tienes que enseñar a mamá T cuando llegue a casa”, dijo Bette besando a Angie otra vez.

La interacción de Angie con sus dos madres hacía sonreír a Sheila Greene. Angie era una niña muy dulce, y eso era obviamente porque formaba parte de una familia donde había mucho cariño, y unas madres que la adoraban.

“¿Estás lista para irnos?. ¿Tienes todas tus cosas, cariñito?”.

“Si, mamá”, contestó Angie.

“Vale. Gracias Shiela”, dijo Bette. “¿Qué tienes que decirle a la señora Greene?”.

“Gracias, señora Green”, dijo Angie obediente cuando Bette la dejó en el suelo y la cogió de la mano.

“De nada, bonita. Nos vemos mañana”, contestó Shiela, mirando a Angie.

“Adiós, Shiela”, dijo Bette. Y Angie y ella salieron del centro cogidas de la mano.

Casa de Bette y Tina

En el camino a casa, Bette tuvo problemas para centrarse en lo que Angie decía, ya que sus pensamientos estaban puestos en Tina. La mujer a la que amaba tanto ya a la que había lastimado… otra vez. Hizo la cena y le dio de comer a Angie a las 6,30, mientras esperaba que Tina llegara. Esperaba que llegara pronto a casa, pero cuando las siete se convirtieron en las ocho, comenzó a preguntarse donde estaría. Por lo general no llegaba nunca a casa después de las ocho, y tenía miedo de que se hubiera refugiado en otra parte porque no quería verla.

La idea de Tina queriendo alejarse de ella era devastadora.

Bette intentó llamar a Tina al móvil otra vez, pero todavía estaba desconectado y fue enviada directamente al buzón de voz. Suspiró cuando se sentó en la cama de Angie, mientras su hija se tendía, con las manos en el vientre, y miraba el televisor.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Julio 8th 2009, 7:39 am

ahhh otra vezzz nooo!!!!!....

.... xq se torno tan triste la historia =(.... y cuando mas necesito q me levanten los animos llorando ....

.... venga esperemos q sucede,, con estas dos,,, q lo solucionen =D...

grax julia por la traduccion,,, sigue cuando puedas wink ....
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Julio 8th 2009, 4:40 pm

El Hit Club

Tina fue directamente al Hit Club al salir del trabajo, a las 7:30, antes de que el local se llenara de gente. Necesitaba hablar con alguien. Alice estaba todavía desmoralizada a causa de Tasha, y no podía ir a la casa de al lado a hablar con Shane. Así que se fue al Hit, sabía que Kit y Helena estaríanallí.

Se sentó en la barra y pidió un Martini a Helena. Kit se sentó al lado de Tina, esperando a que hablara de lo que le preocupaba.

“¿Vosotras sabíais que Kelly estuvo en nuestra casa cuando yo estaba en Nueva York?”, preguntó finalmente.

Kit suspiró y afirmó con la cabeza. “Bette me lo mencionó, pero ella sentía como que su oportunidad para contártelo había pasado ya, puesto que ella no te había dicho nada en el primer momento. Y me dijo que Jenny supuestamente había visto algo por la ventana, pero jura que no pasó nada”.

“Joder, ¿y por qué no me lo dijo?”, preguntó Tina frustrada, acabándose la bebida y pidiendo otra.

“A veces no sé lo que mi hermana pequeña piensa, pero sé que os quiere a ti y a Angie más que a nada”, dijo Kit, volviendo a acariciar a Tina.

“Me pregunto, ¿cómo puedo tener otro hijo con alguien que me oculta estas cosas?. Ella sabía que yo no confiaba en esa Wenworth, ¿por qué la dejó entrar en nuestra casa, y sobre todo, por qué no me lo dijo?”.

“Probablemente pensó que te enfadarías”, sugirió Helena.

“Ella no sabe como habría reaccionado. Ocultármelo como si no hubiera pasado nada, no era lo mejor”, dijo tomando otro trago.

……………….

Después de estar una hora sentada con Tina, Kit la llamó por teléfono para informarle de donde estaba.

“Ey, hermanita. Tina está aquí conmigo y Helena”, dijo.

Bette sintió un gran alivio al saber que Tina estaba bien, y preguntó, “entonces supongo que te ha dicho lo que ha pasado”.

“Sí”.

“Cariño, vuelvo enseguida, tu sigue leyendo, ¿vale?”, le dijo a Angie mientras salía de la habitación.

“Vale, mami”, dijo Angie, y siguió leyendo en voz alta.

Bette siguió. “La cagué, lo sé, ¿puedes pedirle a Tina que vuelva a casa?”.

“No creo que sea una buena idea”, dijo Kit.

“¿Por qué no?”, preguntó Bette frustrada.

“Porque está en la barra liquidándose su cuarto Martini, es por eso. No la voy a dejar conducir. Además no creo que esté de humor para oírle a alguien decir lo que tiene que hacer ahora mismo, así que voy a dejarla hacer lo que quiera, ¿vale?”, dijo Kit.

“¿Puedo hablar con ella, al menos? ¿Por favor?”, preguntó Bette.

“Tampoco creo que sea una buena idea”, advirtió Kit.

“No te preocupes. Quiero hablar con mi compañera, Kit. Sólo pregúntale si quiere hablar conmigo. Si no quiere, no pasa nada. No te pediré nada más”, insistió Bette.

Kit suspiró profundamente y se dirigió hacia Tina. Odiaba estar en medio de las peleas.”Ey, mm, ¿Tina?”.

“¿Qué pasa, Kit?”, preguntó Tina, las palabras empezaban a trabarse.

“Tengo a Bette al teléfono y pregunta si puede hablar contigo”, dijo Kit.

“¡A la mierda Bette! ¡No quiero hablar con ella!”, gritó en un tono beligerante.

Bette oyó la respuesta de Tina y una oleada de tristeza la invadió al darse cuenta de lo enfadada que estaba.

“No quiere…”, comenzó a decir Kit.

“Lo sé, lo he oído. Gracias de todos modos”, dijo Bette, “solo intenta cuidarla, por favor”, añadió.

“Lo haremos. Helena está haciendo todo lo posible”, aseguró Kit. “Ahora, vuelve con tu pequeña y nosotras cuidaremos de Tina, ¿vale?”.

“Vale, gracias Kit”, dijo Bette tristemente, sintiéndose perdida porque no podía hacer nada, pero esperaba que Tina quisiera hablar con ella en otro momento.

“No hay de qué. Dale un beso a Angelica de parte de su tía Kit”.

“Se lo daré. Adiós, Kit”.

“Adios, hermanita”.

Casa de Bette y Tina

Bette volvió a la habitación de Angie, y se sentó en la cama.

“¿Dónde está la mamá?”, preguntó Angie, “Echo de menos a mamá”, dijo.

“Mamá estará trabajando hoy hasta tarde, cariñito. Pronto estará en casa”, mintió, besando a Angie en la cabeza.

“Yo también la echo de menos”, dijo Bette, sin mentir esta vez, intentando contener las lágrimas.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.