PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Peliculas de tematica les
Noviembre 1st 2017, 10:27 pm por julia

» Una de esas chicas de Inma M. (descargar gratis)
Octubre 17th 2017, 1:19 pm por vivacia

» Sólo por un momento
Septiembre 3rd 2017, 2:07 pm por anita

» Un Nuevo Comienzo, Mayra
Septiembre 1st 2017, 8:38 pm por anita

» Fotos antiguas
Septiembre 1st 2017, 6:45 pm por anita

» Caretas de papel
Agosto 28th 2017, 9:38 am por E.M.A

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



El amor de mi vida

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 7th 2009, 1:26 pm

Comienzo a traducir un nuevo fanfic tibette, espero que os guste. La autora es Bandt. La historia comienza cuando Bette y Tina van a la estación de autobuses a buscar a Marcie, después de la marathón de baile. Y según la autora, es otro desarrollo de la historia diferente a la que Ilene hizo en la 6ª temporada: no habrá asesinato/suicidio misterioso, Bette y Tina no se trasladan a Nueva York…

He elegido el fanfic un poco al azar, porque me ha gustado la idea de tener una historia tibette y de las chicas algo diferente, algo que nos quite el mal sabor de boca. Espero haber acertado y que este fanfic nos enganche y yo disfrute traduciéndolo.

CAPÍTULO I

En la estación de autobús

Bette se sentó en el bordillo de la acera de la estación de autobuses con la cabeza entre las manos, desanimada y afligida. Se suponía que Marcie tenía que llegar en el autobús de las nueve para quedarse a vivir con ella y Tina durante su embarazo, para que ellas pudieran adoptar legalmente al bebé. El autobús había llegado y se había ido y con él sus esperanzas de tener un segundo hijo, algo que habían deseado tanto. Tina caminó hasta Bette y se sentó junto a ella, rodeándola con su brazo.

“¿Dónde está, T?”, preguntó inútilmente.

“No lo sé, cariño, no lo sé”, contestó Tina, sin saber que decir, mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas.

Tina marcó el número de Marcie, pero le contestó el buzón de voz.

“Hola, Marcie. Soy Tina Kennard. Bette y yo estamos en la estación de autobuses y nos preguntamos dónde estás. Esperamos que todo esté bien. Por favor, llámanos en cuanto puedas. Gracias”, dijo, y después colgó el teléfono.

“Venga, cariño, vámonos a casa”, dijo Tina, intentando que Bette se levantara.

“¿Y si perdió el autobús?”, dijo Bette, que quería esperar un poco más.

“Cariño, si hubiera perdido el autobús nos habría llamado para avisarnos. Creo que tenemos que pensar que ha cambiado de opinión y nada más”, dijo Tina finalmente.

“¡No!”, protestó Bette con pánico. “Pero… por fin íbamos a tener un hijo”, dijo tristemente.

“Lo sé cariño, lo sé”, Tina consolaba a su compañera. “Vamos a casa de Kit a recoger a Angie y después vámonos a casa, ¿vale?. Esperar aquí no nos servirá de nada.”

Se levantaron y volvieron al coche. Tina cogió las llaves del coche de Bette, pensando que no estaba en condiciones de conducir. Fueron todo el camino en silencio, Tina sujetando las manos de Bette entre las suyas.


Casa de Kit

Cuando llegaron a casa de Kit, Tina le dijo a Bette que esperara en el coche, y ella iría a por Angie. Bette miraba inexpresiva a través de la ventana, preguntándose en qué se había equivocado. Había vuelto a pasar otra vez. Habían perdido un niño por segundo vez. Pensar esto la hizo llorar de nuevo, pero rápidamente se secó los ojos para que Angie no la viera preocupada.

Cuando Kit abrió la puerta, se encontró a una Tina con los ojos rojos.

“¿Qué ha pasado?”, preguntó.

“Marcie no se presentó”, contestó rotunda.

“¿Qué? ¿Y por qué?”, preguntó Kit confusa.

“No lo sabemos. No podemos ponernos en contacto con ella”

“¿Dónde está Bette?”

“Está en el coche, se lo ha tomado bastante mal. Sólo quiero llevarla a casa, a ella y a Angie”, dijo Tina tristemente.

“Lo siento, Tina”, dijo Kit dándole un abrazo, “voy a buscar a Angie, entra”.

Cuando Kit volvió al salón, tenía a Angie medio dormida en sus brazos.

Angie vio a Tina y dijo, “¡Mamá!”, y estiró los brazos para que su madre la cogiera.

“Hola cielito”, dijo Tina con una amplia sonrisa cuando su hija echó los brazos al cuello, “¿estás lista para ir a casa?”

“Si, mamá”, contestó Angie.

“Bueno, pues vámonos”, dijo Tina, y volviéndose a Kit, “Gracias por cuidarla”.

“Siempre que quieras, chica, siempre que quieras”.

“Te llamaremos más tarde, Adiós Kit”, dijo Tina cuando salía.

“Bien, adiós”.

Bette vio a Tina con Angie y salió del coche a ayudarle a sentar a su hija en el asiento trasero del coche.

“¡Mamá!”, La cara de Angie se iluminó cuando vio a su otra madre.

“Hola, pastelito”, dijo Bette con una sonrisa, olvidándose por un momento de la crueldad de los acontecimientos. Cogió a Angie y la besó en la mejilla, la sentó en su asiento y encontró a Tina por el otro lado. La sujetaron, y al mismo tiempo la besaron a ambos lados de la cabeza. Volvieron a subir al coche y pusieron rumbo a casa.

Casa de Bette y Tina

Bette llevó a Angie a la casa y subió las escaleras, “la voy a dejar en nuestra cama”, dijo.

“Bien. De acuerdo. Yo cogeré a Hamlet”, dijo Tina refiriéndose al osito de peluche de Angie.

Arriba, Bette dejó a Angie sobre la cama y le acarició el pelo, recordando la primera vez que vio a su hija. Fue uno de los momentos más felices de su vida, rivalizando sólo con el día que ella y Tina se comprometieron, hacía más de 10 años. Sonrió y besó la mejilla de Angie una vez más antes de prepararse para meterse en la cama.

Instantes después, Angie estaba profundamente dormida en un lado de la cama mientras Bette se cambiaba de ropa y se ponía el pijama. Tina puso a Hamlet en los brazos de Angie y se cambió de ropa también. Después, tomó a Bette entre sus brazos y la abrazó.

“Venga, cariño, vamos a intentar dormir”, dijo llevando a Bette a la cama. Venían de la maratón de baile, era muy tarde, y no tenían mucho sueño. Se colocó entre sus chicas para poder sujetarlas a las dos. Bette se apretó contra ella y sollozó silenciosamente.

“Sshhh, todo va a ir bien. Irá bien. Lo vamos a conseguir”, dijo intentando consolar a su compañera.

Bette cerró los ojos y, agotada de la noche anterior y de la montaña rusa de emociones de la mañana, finalmente se durmió.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Invitado el Junio 7th 2009, 2:26 pm

joe otro fic tibetter Shocked
weno jo no me lo voi a leer No

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  masay el Junio 7th 2009, 11:41 pm

pues nada a ver que tal este fic tibetter. nod
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  matilde el Junio 8th 2009, 12:38 am

tess escribió:joe otro fic tibetter Shocked
weno jo no me lo voi a leer No


Si quieres Tess yo me lo leo dos veces, por mí y por tí
wink wink wink
Por que es un tibetter y yo SI me lo voy a leer..
gracias Julia,
a ver si este es capaz de engancharme que les he perdío el vicio a los ff
besos
avatar
matilde
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 142
Edad : 43
Fecha de inscripción : 04/06/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 8th 2009, 1:51 pm

CAPÍTULO 2

Casa de Bette y Tina

Unas horas después Bette se despertó y estaba sola en la cama. Miró el despertador, y vio que le señalaba que ya era por la tarde. Bette se frotó los ojos, se dirigió al lavabo y se miró en el espejo. El área alrededor de los ojos estaba ligeramente hinchada de tanto llorar. Abrió el grifo y se lavó la cara con agua fría, se cepilló los dientes y esto le hizo sentirse un poco mejor.

Bajó las escaleras, y en la cocina encontró a las dos chicas más importantes de su vida sentadas en la mesa almorzando. Besó a Angie por encima de la cabeza y después besó a Tina, que estaba sentada enfrente de ella. Tina dejó el tenedor sobre la mesa y se puso de pie para abrazar a Bette.

“¿Cómo estás?”, le preguntó Tina mientras acariciaba el largo pelo rizado de Bette con los dedos.

Bette se encogió de hombros. “¿Todavía no hay noticias?”, preguntó.

Tina sacudió la cabeza. “No, aún no. Lo seguiré intentando”, dijo Tina aguantándose las lágrimas y mirando los ojos tristes de Bette. Intentaba ser fuerte por el bien de ambas. “¿Tienes hambre?”, le preguntó.

Bette negó con la cabeza tristemente mientras Tina besaba su frente.

“Siéntate y te prepararé un plato”, dijo Tina.

Bette se sentó al lado de Angie y volvió a acariciar a su hija.

“Mamá, ¿quieres un poco?”, Angie le estaba ofreciendo su tenedor con unos cuantos macarrones con queso, que intentaba introducir en la boca de Bette.

Ella se rió y aceptó el ofrecimiento. “Mmmm. Tu mamá hace los mejores macarrones con queso, ¿verdad?”

“Si, mi mamá es la mejor”, dijo Angie alegremente.

Bette se rió otra vez, y miró a Tina que se estaba riendo de ellas.

Bette le guiñó el ojo a su compañera. Tina era su apoyo y el amor de su vida. En los casi 13 años que hacía que se conocían, siempre había estado enamorada de ella. Incluso en los dos tormentosos años que habían estado separadas, nunca había perdido la esperanza de que un día volverían a estar juntas. Ahora que estaban juntas otra vez, y vivían como una familia, más unidas que nunca, no pensaba irse, ni hacer algo que pusiera en peligro su relación. Ni Jenny Schecter ni Kelly Wentworth iban a arruinar lo que ellas tenían. Tenía que hablar con Tina lo antes posible de lo que había pasado después de la fiesta de inauguración de la galería mientras ella estaba en Nueva york en viaje de negocios.

Tina miró a Bette y a Angie. Cada día Angie se parecía más a Bette. Aparte de las semejanzas físicas, su hija se parecía muchísimo a su compañera en sus gestos, a pesar de que Bette no era su madre biológica. A veces las miraba a las dos cuando estaban leyendo un libro en la cama una junto a la otra, sentadas en la misma posición, con el mismo surco adorable en las cejas. Angie no era más hija suya que de Bette. Ella era de las dos, y nadie podría decir algo en contra de este hecho. Habían esperado aumentar la familia adoptando un niño, pero como se habían desarrollado los acontecimientos con Marcie, tendrían que averiguar que pasaba exactamente y hablar sobre lo que harían si de verdad Marcie hubiera decidido no cederles el bebé.

La emisión de una señal sonora del microondas la apartó de sus pensamientos. Cogió el plato de pasta y un vaso de agua, y los colocó delante de Bette.

“Gracias”, dijo Bette.

“No hay de que”, dijo Tina volviendo a poner su mano sobre el pelo de Bette.

Antes de que volviera a sentarse a su lado, Bette agarró su mano y la arrastró hacia ella para darle un beso.

“Te amo, cariño”, susurró Bette, provocando que un temblor recorriera todo el cuerpo de Tina otra vez.

“Yo también te amo, mi vida”, contestó. Y comenzaron a comer juntas, como una familia.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  veo_visiones el Junio 8th 2009, 7:20 pm

Muchas gracias por el relato julia!!! I love you
avatar
veo_visiones
Trátame bien, soy una forera muy activa
Trátame bien, soy una forera muy activa

Cantidad de envíos : 626
Localización : Alicante
Personajes favoritos : Bette, Shane y Alice
Fecha de inscripción : 25/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  masay el Junio 8th 2009, 11:14 pm

gracias julia, thanks y no hay fic de Dylan y Helena?
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Carulinetaaa el Junio 9th 2009, 1:34 am

Hola Juliiiaa!!
Mee apuntoo a estee nuevoo fic!
Sigue en cuanto puedas
besos
avatar
Carulinetaaa
Un respeto, soy forera VIP
Un respeto, soy forera VIP

Cantidad de envíos : 1872
Personajes favoritos : Bette, Tina, Helena And Alice
Fecha de inscripción : 24/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Junio 10th 2009, 8:46 am

cheers un nuevo ff tibette!!!!
... m va agradando =D.. sigue cuando puedas julia GRACIAS!!!!! xD
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 10th 2009, 8:21 pm

CAPÍTULO 3

Casa de Bette y Tina

“Mamá, ¿vamos al parque hoy?”, preguntó Amgie subiendo al regazo de Bette que estaba sentada en el sofá.

Bette y Tina estaban sentadas juntas en el sofá leyendo el periódico juntas, como solían hacer los fines de semana después de almorzar. Esperaban y esperaban tener noticias de Marcie.

“Si, cielito, vamos a ir un rato, ¿vale?. Pero acabamos de comer y necesitamos descansar primero”, dijo Bette sosteniendo a su hija, mientras Tina aguantaba el periódico.

Ella y Tina habían prometido a Angie que irían al parque ese fin de semana, y como ya había pasado la mañana, Bette pensó que eso ayudaría a tener las mentes libres del fiasco de la adopción.

“¿Cuánto tiempo más, mamá?”, preguntó Angie, ansiosa por jugar con otros niños en el parque.

“Mmmm”, dijo Bette mirando el reloj, “aproximadamente dentro de una hora cielito. ¿serás una buena chica y esperarás ese tiempo?, ¿Um?”.

“Si, mamá”, dijo Angie reposando la cabeza en el pecho de Bette.

Bette le acarició la mejilla y la besó en la frente. Tina les sonrió y se acercó para besar suavemente a Bette.

En el parque

Bette y Tina se sentaron en un banco para vigilar a Angie mientras jugaba con dos niños. Bette tenía el brazo alrededor de Tina que, a su vez, tenía su mano sobre la pierna de Bette.

“¿Entonces tu piensas de verdad que Marcie cambió de idea?”, preguntó Bette, incapaz de dejar de pensar en el bebé.

Tina suspiró, “no creo que Marcie cambiara de idea por ella misma. Pienso que su madre y su padrastro han tenido mucho que ver. Ya viste como nos miraban y nos echaron de su casa. Era como si fuéramos alienígenas o algo así”, dijo Tina.

Bette miró al cielo y suspiró, “¿y que podemos hacer ahora?”, preguntó.

“Bueno… podemos volver a la agencia de adopción y seguir intentándolo”, dijo Tina

“O…”, hizo una pausa, “podríamos tener un hijo propio”, dijo, alargando las palabras.

Bette suspendió el aliento un momento y miró a Tina. Examinó su cara para ver si estaba bromeando. Pero no lo estaba.

“Pero T., pensaba que nosotras no estábamos…”, comenzó Bette.

“Lo sé”, la cortó Tina, “sé lo que hablamos. Solo que… no sé… pienso que deberíamos considerarlo otra vez, teniendo en cuenta las circunstancias”, dijo.

“¿Estás segura, T?.

“No lo sé. Todo lo que sé es que quiero tener otro hijo contigo, ya sea adoptándolo o teniéndolo nosotras. Pensaba que la adopción sería más fácil, pero toda esta experiencia me ha hecho repensarlo todo, ¿sabes?”, dijo Tina.

Bette asintió con la cabeza, cogió la mano de Tina y la miró a los ojos. “Sería magnífico tener un hijo contigo”, dijo suavemente, ocultando su excitación por esa posibilidad.

Tina sonrió y le apretó la mano.

Bette quería tener un bebé con Tina más que nada. Aunque lo habían intentado muchas veces antes, en realidad no había estado presente cuando Angie fue concebida porque estaban separadas por entonces. Nunca se perdonó por esto. Y cuando hablaron de ampliar la familia unos meses antes, ella simplemente dijo que aceptaría lo que Tina quisiera hacer. No quería presionarla o hacerla pensar que tendría que abandonar su carrera o independencia otra vez.

“Podemos hablar sobre ello más tarde”, dijo Tina cuando vio a Angie corriendo hacia ellas.

“Mamá, ¿me das agua?”, preguntó, sin aliento.

“Claro, aquí tienes cariñito”, dijo Tina dándole una botella de agua y soplándole en la parte de atrás de la camiseta para refrescarla.

“¿Te lo estás pasando bien?”, le preguntó Bette.

“¡Si!”, dijo Angie con mucha excitación, “¿Podemos quedarnos más tiempo?”.

“No sé. Pregúntale a Mama T:”, dijo Bette.

“Mamá, ¿podemos quedarnos más tiempo, por favor?”, preguntó Angie con mucha corrección, como le habían enseñado.

“¡Gracias mamá!”, exclamó Angie, que volvió corriendo con sus amigos.

“Bette se rió. “Bueno, lo siento y no me dejo llevar por ninguna influencia, pero tenemos la niña más encantadora del mundo”, dijo.

Tina se rió también. “Ah no, claro que no, tu no dejas llevar por ninguna influencia en absoluto”, dijo con ironía, “pero tienes razón, es muy linda”, dijo Tina sonriendo para sí.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  masay el Junio 10th 2009, 10:12 pm

este fic está bien, tranqui. nod
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 11th 2009, 6:42 pm

Casa de Bette y Tina

Cuando llegaron a casa, eran casi las 6. Bette llevó a Angie al cuarto de baño para darle una ducha y Tina comprobó sus mensajes.

Apretó el play de la máquina y la voz de Marcie se escuchó por el altavoz.

“Hola Tina, hola Bette. Soy Marcie. Siento mucho no estar allí. Yo quería ir, pero mi padre y mi padrastro no quieren que vaya a vivir con vosotras ni que adoptéis al bebé”, se oyó un suspiro a través del teléfono.

“Me han dicho que me echarían a la calle a mi y a mis hijos si lo hiciera, y no tengo otra opción. Me escondieron el móvil y no puede llamaros y ahora he podido conseguir vuestro número en la agencia de adopción. Lo siento. Sois la familia que yo quería para mi bebé. Sé que habrá mucha gente que también os elegirán. Lo siento de verdad. Buena suerte. Me tengo ir. Adiós”.

Tina se sentó con los ojos llenos de lágrimas. Sabía que aquella podía ser la razón para que Marcie no hubiera viajado, pero en realidad no estaba preparada. Y ahora se lo tenía que decir a Bette.

Recordó la noche que supieron que estaba embarazada seis años atrás. Acababan de hacer el amor y se pasaron el resto de la noche buscando nombres de niños hasta que se durmieron. Y cuando el mes anterior Marcie fue a su hotel para decirles que las había elegido para adoptar a su hijo, se pasaron la mañana siguiente buscando nombres otra vez. Y un corto mensaje de un minuto escaso en el contestador se lo había llevado todo.

Cuando Bette dejó a Angie en la cama para que descansara un rato antes de cenar, volvió al salón. Cuando llegó allí, Tina estaba sentada en el sofá, mirando fijamente a ninguna parte. Se sentó junto a ella y le pasó el brazo por el hombro.

“Cariño, ¿estás bien?”, preguntó.

Tina cerró los ojos con fuerza para impedir que las lágrimas salieran, pero fue inútil. En cuanto miró los ojos de Bette, se deshizo en lágrimas.

“Ha llamado Marcie”, dijo intentando limpiarse una lágrima.

Eso fue todo lo que Bette necesitó oir. Sabía lo que aquella mirada y el sonido de su voz significaban. No habría ningún bebé Cameron.

Puso ambos brazos alrededor de Tina y la sostuvo fuertemente apretada contra ella.

---------

“Cariño, ¿estás despierta?”, le preguntó Tina a Bette en la cama aquella noche.

“Sí”, le susurró Bette al oído.

“Creo que lo deberíamos intentar…” dijo Tina suavemente.

Bette se puso de lado para que Tina también se girara. La habitación estaba a oscuras, pero la luna daba suficiente luz para que Bette pudiera ver su cara. Apoyó la cabeza en un brazo y puso el otro brazo sobre la cintura de Tina.

“Qué has dicho?”, preguntó Bette, sabiendo perfectamente lo que había oido, pero deseaba que Tina lo dijera otra vez.

“He dicho que pienso que yo debería intentar tener un niño”, dijo otra vez.

“¿De verdad?”, preguntó Bette.

“Si, de verdad”, dijo Tina riéndose de ella.

Bette volvió a sonreir y la besó cariñosamente.

“Creo que la adopción no es nuestra solución. ¿Quién sabe cuanto tiempo tendremos que esperar para ser elegidos otra vez. Ya sabes”, dijo Tina.

Bette afirmó con la cabeza. “Sí”.

“Sería feliz de tener el bebé”, dijo Tina, “Pero…”, se detuvo.

“Pero qué?, preguntó Bette.

“Pero tu estás de acuerdo en hacerlo?”, preguntó.

Bette rió. “No había pensado en ello pero creo que me gustaría. No sé si esto sería lo mejor. ¿Tu que piensas?”.

“¿Francamente?. Si este es el camino por el que queremos ir, creo que sería muy bueno para Angie tener un hermano de sangre”, dijo.

“Yo también lo creo”, le dio la razón Bette. “Pero gracias. Gracias por preguntar”, dijo atrayendo a Tina hacia ella y besándola otra vez.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Anna el Junio 12th 2009, 8:51 am

grax por seguir con este ff julia!!!! besito
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Nirvana2 el Junio 12th 2009, 2:04 pm

Esta muy bueno el Fic Julia wink , como final alternativo esta mejor que el verdadero Very Happy , gracias por colocarlo..
avatar
Nirvana2
Trátame bien, soy una forera muy activa
Trátame bien, soy una forera muy activa

Cantidad de envíos : 647
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  julia el Junio 13th 2009, 2:11 pm

CAPÍTULO 4

Casa de Bette y Tina

A la mañana siguiente, Bette se despertó juguetona, con una sonrisa en su cara, introdujosu mano en la camiseta de Tina y le acarició los pechos. Le besó la parte de atrás de la nuca y los hombros a la vez que su cuerpo se apretaba contra el cuerpo caliente que estaba junto a ella.

“Mmmmm”, gimió Tina revolviéndose. Le gustaba ser despertada de esa manera. Después de todos esos años juntas, Bette todavía conseguía animarla con mucha rapidez. Incluso cuando tuvieron problemas, antes y después de que Angie naciera, cada vez que hacían el amor había una conexión intensa que las hacía olvidar todo lo que las separaba. Pero con su renacido amor, cada minuto que pasaban juntas era un regalo inesperado.

“Como me gusta tenerte así”, susurró Bette en su oido, “¿Aún no te he dicho lo atractiva que estabas en el escenario?. Si no hubiera estado mirando toda aquella gente, te habría hecho el amor en ese momento”, dijo, recordando la samba del maratón de baile.

“Mmmmm, tu tampoco estabas muy mal”, dijo Tina.

La mano de Bette bajó por el estómago de Tina y se metió debajo de los pantalones cortos y las bragas. “Ah, estás tan mojada, T.”, dijo mientras Tina abría sus piernas.

“¿y qué vas a hacer para ponerle remedio?”, bromeó Tina.

Bette contestó zambulléndose debajo de las sábanas y quitándole desesperadamente la ropa interior a Tina, y los pantalones cortos, todo a la vez. Se colocó entre sus piernas y paseó su lengua por la humedad de Tina, que jadeó ante la acción de su compañera.

“Ah, Bette, pon tu boca sobre mi. Te necesito”, dijo Tina mientras sus manos guiaban la cabeza de Bette bajo las sábanas por su sexo.

Bette dejó que Tina le presionara la cabeza contra ella mientras le separaba más las piernas y la chupaba. Su lengua exploraba entre los pliegues de su sexo y Tina se retorcía y empujaba sus caderas hacia ella.

“Oh, Bette”, gimió Tina.

“¿Mamá?”, la voz suave devolvió brutalmente a la realidad a Bette y Tina, “¿estáis jugando al escondite?”.

Tina se puso rápidamente la camiseta entre las sábanas y Bette se limpió la boca y salió de debajo de las sábanas.

“Si, cariño, mamá T y yo estábamos jugando al escondite”, dijo Bette mientras Tina se quedaba paralizada por el horror.

“Tengo hambre, mamá”, dijo Angie, sin preocuparse por el juego de sus madres.

“Bien cariño. ¿Por qué no vas a la cocina y ahora voy yo a hacerte el desayuno?. Baja la escalera con cuidado”, dijo Bette.

“¡Vale mamá!”, dijo Angie saliendo de la habitación corriendo.

Bette se rió por lo bajo y agitó una mano delante de Tina que todavía no podía pronunciar una palabra.

“Mi amor, tranquila, ya se ha ido”, dijo Bette.

“Oh, dios mío”, dijo Tina, “tenemos que ponerle a la niña una campanilla que nos avise cuando llega”.

Bette se rió a carcajadas”¡venga!, tienes que admitir que ha sido gracioso.

“No eras tu quien estaba gimiendo delante de su hija, Bette Porter”, protestó Tina.

Bette sonrió y la besó apasionadamente. “Seguiremos más tarde, te lo prometo”, y salió tras Angie para hacerle el desayuno.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1633
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El amor de mi vida

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.