PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Fotos antiguas
Julio 15th 2017, 4:32 pm por malena

» Peliculas de tematica les
Abril 29th 2017, 8:51 pm por julia

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

» Easy Abby
Abril 15th 2017, 12:16 pm por julia

» When we rise
Abril 2nd 2017, 8:28 pm por julia

» Poesía k entiende
Marzo 21st 2017, 11:31 pm por malena

» Youtubers
Marzo 13th 2017, 11:03 pm por malena

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



Biblioteca lésbica

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  julia el Junio 25th 2010, 11:35 am

Miamor.doc, Concha García



Esta deliciosa novela de Concha García fue editada en 2001 por primera vez en Plaza-Janés. Su éxito fue tan arrollador como incuestionable es su calidad. Esta nueva edición la ha revisado la propia escritora y se venderá rápidamente aunque la publicidad de la obra haya sido más bien discreta. No importa. El “boca a boca” sustituirá a los canales tradicionales. La calidad nunca pasa desapercibida.

Reseña de Miamor.doc, por José Lezama

Vaivén entre el recuerdo y la imaginación, entre el placer y el deseo o entre el pasado reciente y el futuro próximo, el primer relato en prosa de la poeta Concha García oscila entre la recreación poética de una historia de amor y el prosaico contrapunto de la vida cotidiana en la ciudad, que sirve de estímulo a una reflexión sobre su universo emotivo.

Prosa de poeta, Miamor.doc es una construcción poemática estructurada en secuencias breves a través de las cuales la narradora-autora –a través de un yo ficcionalizado donde se reconocen rasgos biográficos de la autora que contribuyen a reforzar la verosimilitad: actividad universitaria, conferencias, presentaciones de libros o congresos de poesía- va desgranando las cuentas de un rosario de pasión homoerótica y a medias entre diario del corazón y soliloquio poético que apunta al conocimiento, y que hace de la narrataria un tú lírico, en un diálogo imaginario que fluctúa entre la evocación del des/amor de H. –y aquí Amor se escribe con H.- y la incondicional entrega sexual de G. – mejor, punto G-.

INTERIORES o LA VIDA ESTÁ EN LOS INTERSTICIOS

Donde Virginia Woolf postulara para la mujer “Una habitación propia”, la narradora de Miamor.doc cifra ya su autonomía como amante y poeta –y su círculo de relaciones es igualmente literario: amante novelista, rival editora- en una casa propia –“Mi casa es mi cuerpo-”, en los interiores como expresión de intimidad que proyecta en el exterior –la gente o la ciudad, p.135-, en los pliegues de la memoria, en las hendiduras de la piel, en los recovecos de la mente, en sus grietas preferidas, con minuciosidad masturbatoria y la lucidez del placer de la escritura, porque la viuda –parafraseando a Peter Handke-está en los intersticios

MARZO ES UN MES MÁS CRUEL TODAVÍA

“En Praga me encontré con un viejo amor”.Concha García

Crónica de una semana de Marzo –entre la soledad y el amor/odio hacia el teléfono-, Miamor.doc es una emocionada declaración de amor lésbico –“Me gustaría atravesar el armario y salir a otro lugar”, entre otras significativas referencias a “salir del armario”-, un monólogo íntimo, en prosa sáfica, desde un punto de vista exclusivamente femenino –“Quien padece el mal sabe que está atrapada”, pág. 117- y que desde un ritmo pautado, cortante y sonante –“Sabiduría es contar (con) poco”- fantasea con ciertos dúos poéticos en diálogos imaginarios, y se deja arrastrar por párrafos asociativos de ritmo semántico, paralelísticos, anafóricos, que organizan el compás de espera y desesperación de “la” yo narradora entre variaciones sobre el tema y recurrencias del rema –pág. 115-, a medias entre el sueño y el ensueño, en esa duermevela en que los fantasmas infantiles –Infierno, vampirismo- van dando forma al doloroso desamor y al olvido inútil del amor frustrado.

SE CUENTA LO QUE SE PIERDE o EN AMOR EL OLVIDO PONE LA SAL

“Te pintaré solitaria/ en una urna imaginaria/ de un daguerrotipo viejo,/ o en el fondo de un espejo,/ viva y quieta,/ olvidando a tu poeta”. Antonio Machado

Y no son gratuitas las referencias al Machado de los heterónimos, a cuento del primer relato de una poeta en prosa consciente de la pluralidad del yo –y la alusión en el texto a Pessoa lo corrobora-, de su desdoblamiento en el tiempo y el espacio –la iconografía del espejo consolida esta evidencia-, de la personalidad escindida entre la Escila y Caribdis del cuerpo y la mente –por H. o por G.: llámala H-, que busca el autoconocimiento entre referencias culturalistas–el psicoanálisis- y los estímulos habituales de tabaco y alcohol.

En ese autoanálisis a través de la escritura que esboza una teoría sobre el olvido –pág. 131-, la especulación divagatoria va asociada a la imagen del espejo y la reflexión sobre la traición –págs. 70-71- o los celos y el re/celo –pág. 56- discurre paralela a los reflejos especulares que multiplican o cuartean la identidad del yo que recae proyectándose en el espejo retrovisor de H., luna alabeada de una bola de cristal que anticipa el final abierto.

Miamor.doc recrea el pulso entre la memoria escrita del deseo y el olvido prescrito por la razón de la voz narradora que compone su texto intentando “suprimir” y “eliminar” lo seleccionado por la emoción, para volver a “rehacer” la escritura, reconstruir el pasado a base de aproximaciones sucesivas, con la ayuda de los “archivos adjuntos” de las cartas –el epistolario con una H., sin aspiración alguna-, antes de archivar la historia y cerrar el documento, dar carpetazo al pasado sentimental y guardar como Miamor.doc ese relato de una narradora femenina que, como Juana Palomo, “yo me lo guiso, yo me lo com”.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  Invitado el Junio 25th 2010, 4:52 pm

Muy interesante Jul. gracias

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  julia el Agosto 6th 2010, 5:42 pm

Letras de un lesbianismo prohibido

http://blogs.elespectador.com/elmagazin/2010/08/04/letras-de-un-lesbianismo-prohibido



Lorena Machado Fiorillo

Tan leída como solitaria, Patricia Highsmith nació por accidente –así se lo confesó su madre- el 19 de febrero de 1921 en Fort Worth (Texas) pero creció en Nueva York, ciudad de la que escaparía alguna vez para radicarse en Suiza. Lesbiana, alcohólica, gran fumadora, introvertida y tildada de misántropa, iba en contra del estereotipo femenino de los 50. En su ensimismamiento creó uno de los personajes claves de la literatura de suspenso: Tom Ripley, el psicópata protagonista de cinco de sus novelas y, a la larga, su alter ego, con el que se convirtió en una de las mejores escritoras de la época. A pesar del éxito en la literatura, su vida fue un vaivén de frustraciones que la dejaron sumida en la extrema soledad en los últimos años, en los que sólo la acompañaban sus caracoles y su gata Charlotte.

Bella en su juventud, se sintió abandonada por su madre a los 12, cuando le tocó irse a la casa de su abuela durante todo un año, tiempo que aprovechó para devorar los libros de la vasta biblioteca y encontrar, entre tantos ejemplares, ‘La mente humana’ de Karl Menninger, que sería el comienzo de su pasión por los desórdenes psicológicos. También leyó a Dostoyesvki, a Dickens y a Poe. Pero al regresar a la Gran Manzana debió enfrentarse con la realidad y aprender a vivir con su padrastro, Stanley, de quien tomó el apellido y al que le guardó un gran resentimiento. Así como lo haría con su madre desde que una confesión, donde ella aseguraba haber intentado abortarla, transformaría el vínculo en una relación tormentosa.

Aunque su vida familiar era casi una pesadilla, lo era más la culpa que la agobiaba por sus preferencias homosexuales, que llegaron a plasmarse en el bestseller ‘El precio de la sal’, un libro escrito a los 27 años, en el que contaba el amor entre dos mujeres –una joven vendedora y una divorciada- que construyen una historia con final feliz, algo sorprendente para ese momento en que el lesbianismo era objeto de condena. Lo hizo bajo el seudónimo de Claire Morgan y, muchos años más tarde, se reimprimiría con su verdadero nombre y el título de ‘Carol’. Sin embargo, habría sido su primera novela, ‘Extraños en un tren’, publicada en 1950, la que le daría prestigio en la socialité neoyorkina y aquella que sería llevada al cine por Hitchcock un año después.



El encanto que generaba Highsmith en sus novelas y cuentos se basaba en desarrollar el suspenso desde el punto de vista del asesino y no del detective. Atrapaba rápidamente al lector en un juego de situaciones cotidianas en las que el crimen era válido y pertinente, algo que lo convertía en cómplice de la doble moral o en la mente que desentrañaba el rompecabezas. “Más bien simpatizo con los delincuentes, los encuentro interesantes. A no ser que resulten monótonos y estúpidamente brutales”, había dicho la escritora, que prefería mantener un mínimo contacto con los demás pues afirmaba que su imaginación funcionaba mejor hasta el punto de no soportar que la señora de la limpieza estuviera en su casa ya que podía coartar su inspiración.

El novelista británico Graham Green la apodó ‘la poetisa del miedo’ y señaló que “había creado un mundo propio, un mundo claustrofóbico e irracional, en el cual entramos cada vez con un sentimiento de peligro personal, con la cabeza inclinada para mirar por encima del hombro, incluso con cierta renuencia, pues vamos a experimentar placeres crueles, hasta que, en algún punto, allá por el capítulo tercero, se cierra la frontera detrás de nosotros, y ya no podemos retirarnos”.

Era obsesiva. Revisaba una y otra vez sus textos. Con esa técnica, llegaría al pedestal literario -3 premios- con la primera entrega de la saga: ‘El talento de Mr. Ripley’, que fue concebida en su viaje al Viejo Continente y en la que relataba cómo un joven suplantaba a otro, luego de asesinarle. Incluso la obra también sería llevada a la pantalla grande por René Clément y daría paso a cuatro novelas más con las que se ratificó como la maga de la novela negra.

Patricia Highsmith odiaba la televisión. Entre sus hobbies estaba el llenar hojas y hojas de su diario contando cada una de las perturbaciones, de los besos rechazados, de las personas que veía o con las pocas con las que se relacionaba para usarlas como sus musas. Todo un legado que se tejía en esas páginas y que llegaron a acumularse en 8 mil folios que se encuentran actualmente en los Archivos Literarios Suizos en Berna. Aquellos que un día salieron a la luz y dejaron entrever los detalles más íntimos de quien vivió escondida tras las letras.

avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  Invitado el Agosto 6th 2010, 8:07 pm

GRACIAS JULS demasiado interesante, com lo que me encanta , vere si puedo conseguir los libros, lo que me llamo mas la anetncion fue la historia de Patricia Highsmith, suena muy muy interesante...

gracias.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  julia el Agosto 8th 2010, 9:23 pm

El pasado Viernes 6 de Agosto se hizo la presentación del libro LESBIANARIUM en la librería Cómplices de Barcelona.

La autora del libro es Carme Pollina y en él se recogen los relatos que la autora ha estado publicando en la web amiga lesbiana.es

Nos hubiera gustado estar allí para dar nuestro soporte, pero no pudo ser. Al menos, desde aquí le damos todo nuestro apoyo, y por supuesto compraremos el libro. De como fue el acto os iremos informando en cuanto salga más información en la web de lesbiana.es y en la de la librería Complices. Mientras, os dejamos una foto.

avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  maryjoe el Agosto 9th 2010, 6:13 pm

gracias por la info Jul, la verdad es que complices es un poco pequeña para este tipo de actos, pero se agradece que los hagan
avatar
maryjoe
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 3160
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 04/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  julia el Septiembre 9th 2010, 12:03 pm

El beso del horizonte

Autora: Marta Gómez Garrido

Editorial: Egalés

La vida de Carmen amenaza con desmoronarse después de conocer a su ídolo, una escritora llamada Mónica con la que establece una relación de dependencia basada en una amistad sospechosa. La llegada de una desconocida terminará por convertir la vida de Carmen en un torrente de deseos y presunciones con un final inesperado.

MARTA GÓMEZ GARRIDO nació en Madrid el 11 de Junio de 1986. Está licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid. Es autora de la novela Vidas de cristal helado y de los libros de poesía Océano de Nostalgias y Paraísos vacíos. También ha participado en dos antologías poéticas promovidas por el Centro de Estudios Poéticos tituladas Amor Imposible y Horizonte Lejano. En 2006 participó en el octavo de la revista de pensamiento, cultura y creación Qí, llamado Identidades, con la poesía Recipiente Ignorado.

Podéis pasaros por el facebook de la autora para tener más información sobre ella y sus libros:

http://www.facebook.com/pages/Marta-Gomez-Garrido/52775588849


Los hechizos de Morfeo comenzaban a hacer estragos también en mí. Un ruido de puerta chirrió contra la oscuridad de mis sueños, alguien en la habitación de al lado había salido al balcón. La curiosidad ganó el pulso con Morfeo y me levanté para comprobar quién había salido a estas horas de la habitación contigua.

- Hola –la sonrisa de Julie me sorprendió en la oscuridad, sus ojos se perdían entre la negrura como dos cristales azabache. Su mirada resplandecía como el mar en la noche y el reflejo de mi simple rostro empobrecía su brillo.
- Es algo tarde para estar despierta
- ¿Me lo dices tú? A mí me gusta despertarme para ver el amanecer, ¿qué excusa tienes tú?
- No podía dormir
- Es raro, tienes que estar cansada –debí de ponerme muy colorada porque una risa nerviosa brotó de sus labios- me refería a por lo mucho que has nadado hoy.
- Estoy acostumbrada, aunque en una playa con tanto oleaje siempre cuesta más. Sólo hay que… dejarse llevar –dijimos las dos al unísono, nos miramos un segundo sonriendo.
- ¿Me vas a contar aquella historia?
- Mi abuela me decía que no había que temer al mar. Un día de madrugada, nadaba sola a través de un mar embravecido y violento, ella exhausta se sentía desfallecer por momentos. En un instante dejó de luchar y relajó los músculos, fue entonces, sin miedo, cuando escuchó entre el oleaje un ruego de amor. La más triste y hermosa balada surgía de la espuma de las olas y se evaporaba hacia el cielo.
Eran palabras de amor y sal, que se rompían contra la orilla y se olvidaban con el paso de los años entre la arena de la playa. El mar le cantaba al cielo de la mañana tan dulcemente como sus aguas saladas se lo permitían. Se lamentaba de no poder abrazarle, de no poder encontrarle a través de la distancia infinita, a pesar de perseguirle nube tras nube.
Como habrás podido comprobar a veces el cielo llora amargas gotas de soledad sobre la superficie del mar en respuesta de sus lloros evaporados. Algunos dicen que el mar y el cielo nunca se unen a lo lejos, que es un efecto óptico, por eso el mar no se cansa de buscar. Eso me enseñó, que no es peligroso, sólo es un pobre ser frustrado que se ha pasado la eternidad cantando y deseando sin ver nunca cumplidos sus sueños.
- Pero tú crees que sí hay un punto donde se encuentran
- Efectivamente, el llamado beso del horizonte.
- Siento decirte que no lo encontré esta tarde –al ver mi cara de decepción me sonrió dulcemente- pero, yo también creo que existe, en algún lugar. Cada vez que nade también lo buscaré hasta que consiga encontrarlo, entonces te lo diré para que puedas venir tú también a verlo.
- No creo que consiga llegar si quiera a donde estabas hoy.
- Estoy segura de que sí. Tengo que volver.
- ¿Hay alguien contigo? –me miró divertida pero consciente de que mi pregunta no tenía ninguna relevancia
- De hecho sí
- Entonces vuelve, no me gustaría molestaros
- No te preocupes, mi prima tiene mucha paciencia conmigo. En cambio tú sí deberías volver. Hasta mañana.

Se volvió y desapareció tras una cortina vaporosa. Cada vez estaba más segura de que era una ser venido del mar, no una simple mortal. Que aquella no era en realidad su familia, sólo una excusa que ponerle a la sociedad, porque nunca entendería que una persona tan parecida a nosotros hubiese podido venir de una masa líquida. Que su medio natural no fuera la tierra, sino el mar y que por lo tanto se sintiese mucho más a gusto entre olas que entre árboles. Había heredado los ojos del mar y la sonrisa de las nubes, sin saberlo, ella era la viva demostración de que existía el beso del horizonte.


avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  tess el Septiembre 11th 2010, 8:42 pm

joe tia Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed
me pongo koloraaaaa
k nivelazo joe
avatar
tess
Yujuu! me empieza a gustar el foreo
Yujuu! me empieza a gustar el foreo

Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Volver arriba Ir abajo

SEX. Beatriz Gimeno

Mensaje  masay el Enero 28th 2011, 9:26 am



ISBN: 978-84-88052-81-0
EAN: 9788488052810
Editorial: EDITORIAL GAY Y LESBIANA (EGALES)
Precio: 18.95 €

Este libro, que en palabras de la propia Beatriz Gimeno «ha resultado el más difícil de todos los que he escrito», tiene una finalidad concreta: construir una pornografía con un lenguaje propio de mujeres para recuperar, de este modo, un concepto de placer y de sexualidad que los hombres habían usurpado en su propio beneficio.

Beatriz Gimeno pretende que esta recopilación de relatos eróticos sirva para que «las lesbianas escriban más sobre sexo».


Última edición por masay el Enero 28th 2011, 9:38 am, editado 1 vez
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  masay el Enero 28th 2011, 9:31 am

Me lo he leido entero y me ha gustado bastante.
Hay una introducción de la escritora que está muy bien, en la que explica todas las dificultades para escribir sobre un tema que no es nada sencillo. Luego los relatos son bastante realistas, tienen atrevimiento sin caer en el mal gusto. Así que se puede leer y seguro que algo se puede aprender. Hay pequeños toques de humor.

Lo que decía en la introducción Beatriz Gimeno es que no iba a escribir más sobre este tema. A ver si cambia de opinión.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  masay el Enero 28th 2011, 9:33 am

Introducción del libro SEX. Beatriz Gimeno

Escribir este libro ha sido un desafío; por muchas razones. Ha sido divertido pero mucho más difícil de lo que esperaba. Hace tiempo escuché a alguien decir: << Hay que escribir pornografía para lesbianas>> Y yo pensé: << ¿Por qué no?>> Pensé que, entre libro serio y libro serio, éste sería una especie de divertimento. Estaba muy equivocada, naturalmente y, lejos de relajarme, este libro me ha sometido durante varios meses a una tensión inesperada.

En cuanto decidí escribirlo busqué por Internet libros de porno lésbico escritos en otros países, sobre todo en Estados Unidos, para ver cómo eran. La mayoría –casi todos- son recopilaciones de relatos de varias autoras. Decidí hacer lo mismo, escribir yo misma uno o dos relatos y dirigir una recopilación. Llamé y escribí a varias amigas para pedirles relatos sexuales o, para que lo entendieran bien, pornográficos. En un par de semanas me había llegado alguno, pero me encontré con que la mayoría de ellos no tenían nada de sexo explícito, eran más bien erotismo Light, y eso no era lo que yo quería. Algunos sí se correspondían con esa categoría que llamamos pornografía, pero en este caso el inconveniente con el que me encontré fue que las autoras no querían que su nombre apareciera: querían firmar con pseudónimo. Ante esa posibilidad yo mantengo un desacuerdo profundamente ideológico. Soy una activista que se ha pasado la vida luchando contra todos los armarios y no puedo plegarme ahora a construir uno que albergue al sexo lesbiano. Por más que me haya dado cuenta de que muchas feministas que combaten con firmeza el patriarcado están encantadas en sus armarios, lo cierto es que el armario es un mecanismo social de opresión, construido, precisamente, para que las sexualidades e identidades no normativas no se hagan visibles; es un mecanismo que juega con nuestra complicidad y nuestro miedo. Ofrece una recompensa a quien permanece dentro que es la respetabilidad. En ese sentido, en tanto que la respetabilidad es un valor liberal de clase media, la recompensa es mayor cuánto mayor es el poder social de la persona en cuestión. Usar pseudónimo es un equivalente de las imágenes oscurecidas y la voz distorsionada con la que hace algunos años gays y lesbianas aparecían en la televisión. Usar pseudónimo para escribir de sexo es propio del siglo pasado; y ni tan siquiera eso, ya que, para entonces, algunas mujeres firmaban con su nombre historias pornográficas. Como activista estoy convencida de que esas precauciones tienen mucho que ver con la lesbofobia internalizada y que, además, dan una mala imagen de nosotras; una imagen desprovista de agencia y de poder. Por todo eso, visto lo visto, decidí escribir el libro yo sola. Fui muy osada y me esperaban dificultades que no había previsto. Ese fue el primer desafío.

Enseguida me di cuenta de la razón pro la que la mayoría de estos libros son siempre recopilaciones de varias autoras: porque es muy complicado para una sola persona escribir relatos de sexo que no parezcan el mismo. Si los relatos tienen que resultar sexualmente excitantes, es normal que se tienda a escribir de las propias fantasías sexuales pero, como le ocurre a todo el mundo, mis fantasías son limitadas (más aún mis prácticas sexuales) y más o menos son siempre del mismo tipo, así que mis relatos resultaban muy parecidos. Me resultó muy complicado, mucho más de lo que imaginaba al principio, escribir historias diferentes. En ese sentido este libro me ha resultado el más difícil de todos los que he escrito; me ha hecho sufrir y no volveré a escribir nada semejante a no ser que consiga hacer una verdadera recopilación. Ojalá que su publicación haga que las lesbianas se animen a escribir de sexo, porque es necesario que rompamos la imagen que se tiene de nosotras, pero, más aún, romper la que nosotras tenemos de nosotras mismas. No sólo somos, por supuesto, sexuales, sino que nuestro sexo no siempre está hecho de ternura, de amor y de caricias. A veces es violento o agresivo, a veces juega por el poder y el control.

Un segundo problema con el que me enfrenté es que reiteradamente, amigas y amigos, me aconsejaron (algunos/as casi me suplicaron) que no publicara un libro como éste. En esta ocasión no era por razones de pudor, sino que mis amigos/as me advertían de que mi << carrera>> se vería perjudicada con esta publicación. Una advertencia de este tipo sólo podía hacer que me reafirmara no sólo en la idea de publicarlo, sino de poner mi nombre bien grande en la portada. Primero, porque cualquiera que me conozca sabe que a mí me gusta escoger siempre el camino que, según la mayoría, menos me conviene –es un rasgo de mi personalidad, para bien o para mal-. Si me encuentro con algo difícil, prohibido o peligroso, lo más probable es que decida internarme en ello; siempre lo he hecho. Si hay algo de lo que huyo es de cualquier imagen conservadora o integrada de mí misma, pues no quiero parecer una persona respetable en el sentido que socialmente se le da a esa palabra. Me gustaría, si no sonara demasiado petulante, que mi única carrera fuese aquella que resultara, en la medida de lo posible, desestabilizadora para cierto orden social; desde luego, no quiero que finalmente mi trabajo como activista sirva par integrarme y, en la medida en que me integra, me acabe armarizando. En el momento en que me vi en la tesitura de tener que proteger esa supuesta << carrera>>, supe que tenía que romper ese armario que se me quería construir encima. En mi opinión, no tengo ningún tipo de << carrera>> más allá de mi gusto por escribir libros y estoy segura de que podré seguir haciéndolo. No pertenezco al estamento universitario ni me siento obligada con ningún tipo de institución y mucho menos con ningún tipo de << apariencia social>>. Espero que mis libros sean juzgados por lo que dice cada uno de ellos, y no porque lo que yo haga sea más o menos políticamente correcto. Pertenezco a ese grupo de personas a las que les produce cierto placer sacudir, como sea, a la sociedad bienpensante.

Otras amigas me advirtieron de que un libro de este tipo impediría que, en adelante, se me tomara en serio. Ante esto soy aún más clara: pocas cosas hay en el mundo tan serias como el sexo –sólo la muerte, pero no es el momento de hablar de la muerte-. En ese sentido, este libro es tan serio como cualquier otro, aunque contenga también algo de humor. Ambas cosas no están reñidas.

También me advirtieron de que, para muchas lectoras, este libro podría parecer autobiográfico. Esta última advertencia fue la que, definitivamente, me impulsó a publicarlo con mi nombre. He explicado más arriba lo difícil que me resultó evitar precisamente que lo fuera pero, en todo caso, tampoco eso me supondría ningún problema. Me gustaría poder decir que he vivido todas estas historias porque, ciertamente, eso haría subir mi popularidad, pero la verdad es que he vivido únicamente tres de las historias que narro. Sí es cierto, sin embargo, que a lo largo del libro pueden rastrearse muchas de mis preferencias sexuales. Las que me hayan conocido, digamos íntimamente, pueden jugar a adivinar cuánto hay de mí en cada historia: este juego me pareció divertido.

Continúa...


Última edición por masay el Febrero 2nd 2011, 2:58 pm, editado 3 veces
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  masay el Enero 28th 2011, 9:34 am

Introducción del libro SEX de Beatriz Gimeno (II).

En todo caso, es verdad que las historias que aparecen aquí podrían haber sido placenteramente imaginadas por mí. En ese sentido me hago responsable de todas ellas. No he escrito nada que yo no pudiera imaginar o que me parezca, por la razón que sea, que no debe hacerse o, sobre todo, pensarse: me parecería deshonesto. Eso no quiere decir que me gustaría llevar a la práctica todas estas historias o siquiera alguna de ellas, pues hay una enorme diferencia entre fantasía sexual y realidad. La fantasía es el lubricante del deseo, pero no necesariamente se quiere ver convertida en realidad. Quienes creen que fantasear sexualmente con algo es querer verlo convertido en realidad no entienden el significado de las fantasías sexuales. La oposición entre fantasía y realidad no puede reducirse a la oposición convencional entre los términos de ficción y realidad. La fantasía no se refiere al mundo físico, sino al mundo psíquico que es una realidad particular, una forma de existencia particular que no se debe confundir con la realidad. En ese sentido, fantasía y realidad no son dos caras de la misma moneda, son monedas distintas que no tienen por qué corresponderse para ser plenas y satisfactorias.

En relación con esto último, algunas amigas también me advirtieron que determinadas historias no son << correctas>> desde el punto de vista de cierto feminismo. A eso tengo que decir que en mi opinión como feminista, todas las historias que aquí aparecen están bien. En el sexo, voluntario y gozoso, entre mujeres casi todo puede hacerse y, por supuesto, imaginarse. La imaginación no solo es inevitablemente libre, sino que es gozosamente libre. Tampoco es este el lugar para desarrollar este tema, pues sé que provoca mucha controversia, pero no creo que pueda considerarse machista casi nada de los que dos mujeres puedan hacer y disfrutar; dos mujeres pueden hacer lo mismo que una pareja heterosexual y el significado de la acción es completamente diferente. La heterosexualidad está connotada en un sentido distinto al de la homosexualidad. Entre un hombre y una mujer hay siempre un poder real que puede ser material, pero que siempre es, además, simbólico. Entre un hombre y una mujer el poder difícilmente puede ser un juego, porque el mundo y nuestras subjetividades están construidos sobre esa plantilla que se corresponde con un poder real. Entre dos mujeres puede haber diferencias de poder, claro, pero éste siempre puede subvertirse; entre dos mujeres sí es posible jugar con el poder.

Mi opinión respecto a la pornografía, asunto demasiado complejo para aclararlo en tres líneas, es que la pornografía, que no es más que sexo explícito, puede ser sexista y misógina o no serlo en absoluto. Y, en todo caso, la pornografía escrita es sólo una forma de expresión perfectamente legítima de las fantasías sexuales. Otra cosa es la pornografía filmada o fotografiada, en la que hay personas implicadas, mujeres reales implicadas. Pero en todo caso, dejo este interesante tema para un libro << más serio>>.

Por último, es evidente que este libro no gustará a todas las lectoras, como también lo es que no puede leerse de una sentada: sería una sobreexposición. Espero que los relatos resulten excitantes y animo desde aquí a las lesbianas para que escriban más sobre sexo.

La Granja de San Ildefonso, junio de 2008.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  julia el Enero 28th 2011, 2:05 pm

Sí, tiene buena pinta. Y el tema es muy interesante mrgreen En cuanto pueda me lo compro nod
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Los olivos de Belchite. Elena Moya.

Mensaje  masay el Febrero 2nd 2011, 3:32 pm



Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788483651988
Nº Edición:1ª
Año de edición:2010
Plaza edición: MADRID

Los olivos de Belchite
Elena Moya

Los olivos de Belchite han crecido en una tierra que ha sido abonada con la sangre derramada durante la Guerra Civil española.


"Moviéndose entre las largas sombras de la guerra que marcó a España y las batallas de negocios de la economía global actual, Los olivos de Belchite es la historia de cómo el pasado atormenta nuestras vidas y de las batallas que comienzan cuando termina la lucha.

Una novela con muchos planos y ritmo perfecto, que se desarrolla a caballo entre España y el Reino Unido, entre viñedos y campos de olivos, fusionando épocas y temas dentro del marco de una inesperada historia de amor. Una saga de tres mujeres que se enfrentaron al franquismo y a sus vestigios en la actualidad.

Nuestra Historia ha ido saltando de novela en novela a lo largo del tiempo para por fin quedarse en las páginas de Los olivos de Belchite.

«La novela de Elena Moya es un milagro. No sólo esgrime cómo la Guerra Civil destrozó miles de vidas y amores, sino que también trasluce cómo las consecuencias del conflicto todavía están muy presentes hoy. De una manera íntima, la novela ilustra las limitaciones que una democracia tan corta impone en la vida de todos los españoles»."

PAUL PRESTON
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  masay el Febrero 2nd 2011, 3:38 pm

En este SITIO se pueden leer las primeras páginas de este libro, que primero se publicó en inglés. En enero de 2010 hizo la escritora la presentación en Tarragona del libro en inglés, y por el éxito que ha tenido se ha traducido a castellano casi un año después.

Elena Moya nació en Tarragona en 1970 y ahora trabaja en Londres en The Guardian en la sección de economía. Este es su primer libro y cuenta la historia de 3 mujeres de tres generaciones.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca lésbica

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.