PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Fotos antiguas
Julio 15th 2017, 4:32 pm por malena

» Peliculas de tematica les
Abril 29th 2017, 8:51 pm por julia

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

» Easy Abby
Abril 15th 2017, 12:16 pm por julia

» When we rise
Abril 2nd 2017, 8:28 pm por julia

» Poesía k entiende
Marzo 21st 2017, 11:31 pm por malena

» Youtubers
Marzo 13th 2017, 11:03 pm por malena

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



historias sobre L amor, Sora

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Noviembre 9th 2009, 7:38 pm

muy muy bueno sora!! ...

uyy ia se kiere la tercera parte xD.. y weno ps asta el lunes xD...

graxias sora...
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  julia el Noviembre 9th 2009, 9:53 pm

Me acabo de poner al día, que me faltaban por leer un par de historias (he ido un poco liada y quería leerlas tranquilamente). Sora me gustan mucho tus historias, creo que escribes muy bien y tienes mucha imaginación. Y si eres muy joven como me parece que has dicho, tienes un futuro extraordinario. No lo dejes, sigue escribiendo, tienes muchas cosas que contar y aquí estamos unas cuantas lectoras a las que nos entusiasman tus historias. Sigue en cuanto pueda.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

gracias a todas

Mensaje  SORA el Noviembre 11th 2009, 3:28 pm

gracias, no me voy a cansar de darles las gracias por seguir leyendo mis historias. gracias por el apoyo
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 10 (TERCERA PARTE) FINAL

Mensaje  SORA el Noviembre 16th 2009, 4:13 pm

BIEN, LLEGAMOS A LA PARTE FINAL DE ESTA PEQUEÑA HISTORIA, ESPERO QUE LO DISFRUTEN ASI COMO YO TAMBIEN DISFRUTO ESCRIBIENDOLO, NO DEJEN DE MANDARME SUS COMENTARIOS, AQUI LES VA...



(TERCERA PARTE) Sujeto de experimentos 3

El tercer y último sujeto me costó un poco de trabajo, ella iba en la misma clase que yo y era una de las más sobresalientes, buena en sus notas y en todo lo que hacía, era ruda con ella misma, así que debía poseer yo un carácter más rudo, sabía manejar la computadora mejor que yo, cada vez que ella llegaba a su cuarto encendía su computador y se ponía a conversar con alguien desconocido que conocía la semana pasada, ese alguien era yo, nos escribíamos a diario y cada vez me revelaba sus secretos.

-y… ¿tienes algún novio?- me escribía

-ummmm… puede que sí puede que no-

-no seas así cuéntame-

-bien… no tengo a nadie en mi mente-

-ah… entonces estás libre-

-no es exactamente libertad… - le escribí pensando en el primer y segundo sujeto

Le dije que estudiaba en el mismo colegio que ella y me dijo que nos encontráramos, me negué y ella dijo que me encontraría tarde o temprano.

-dame plazo hasta este viernes-

-bien, si no me encuentras, borraré las conversaciones que hemos tenido y no sabrás de mí nunca más- le dije

-bien, es un riesgo pero acepto, pero si te encuentro harás lo que te pida-

-entonces así quedamos, es miércoles ¿estás segura de que puedes encontrarme?-

-sí, te lo garantizo-

No quería dejarle pistas quería que por una parte que no me encontrara, ya tenías suficientes encuentros con el primer y segundo sujeto, acababa agotada sólo con ellas dos, pero al hacer la introducción del análisis puse que debía tener a tres sujetos para poder experimentar, yo no podía ir contra mi palabra, tenía que terminar lo que había empezado.

Ya era jueves cuando miré mi despertador, fui a dar un paseo de madrugada por toda la escuela, en esas horas nadie podía molestarme ni el primer sujeto, ni el segundo estaban despiertos así que fui con toda tranquilidad, me dirigía a la sala de computación para sacar algo de internet y cuando abrí un poco la puerta vi que alguien estaba sentado en una de las máquinas, era ella, era mi tercer sujeto, murmuraba que me iba a encontrar, decidí cerrar la puerta con cuidado y me dirigí a mi habitación, encendí mi computador y la encontré ahí en la sala privada de nuestras conversaciones.

-¿qué haces tan temprano?- le dije

-estoy buscándote-

-¿tan entusiasmada estás?-

-sí, cada vez que pienso en el castigo que te voy a dar, se me vienen mil ideas a la cabeza-

-bueno sigue buscando, yo me voy a dormir-

-descansa bien-

Volví a mi cama que aún seguía caliente, parece que ella ya sabía quién era pero quería hacerme esperar hasta el último minuto.

Amanecía rápidamente y fui la primera en llegar al salón de clases, después llegó ella, pero no me dijo nada, “buenos días”, fue mi respuesta y sólo se limitó a sonreír las clases pasaban y de vez en cuando la miraba pero ella estaba muy atenta a las explicaciones de la profesora, las clases terminaron y fui a ver las prácticas de fútbol, el primer sujeto me saludó desde el campo y me dijo que después me reuniera con ella para “platicar”.

Después de “platicar” entretenidamente con el primer sujeto, fui a la biblioteca para ver cómo recitaba el segundo sujeto, después de que las amigas del segundo sujeto se fueron me dijo que la ayudara a “practicar” con su siguiente poema en su habitación, no sabía si yo era un amante o ellas mis amantes y cualquier persona correcta me diría que cuando muera me iré al infierno.

Era viernes en la mañana, nos tocaba hacer deportes, yo también sabía jugar de todo, las chicas de grados menores me miraban con atención y se emocionaban al verme tan atlética, el tercer sujeto me miraba con atención y empezó a jugar conmigo éramos la pareja perfecta, cuando la hora terminó regresé a mi cuarto para descansar un poco, pero el tercer sujeto me estaba siguiendo, empecé a correr y el tercer sujeto también corría, llegué a mi cuarto y me paré en la puerta.

-¿podemos… hablar…?- dijo jadeando

-claro… pasa…- le dije yo también

Ella entró primero y después cerré la puerta, tenía mis manos sobre mis rodillas y cuando levanté vi que ella estaba quitándose la ropa.

-dijiste… que tú harías… cualquier cosa si te encontraba…- me dijo ella – quítate la ropa, estás… sudada necesitas bañarte…-

Me quitaba la ropa y no le quitaba los ojos de encima, esto era demasiado para procesarlo en mi cerebro, ella abrió la puerta del baño y entró.

-¿Qué esperas?- me dijo – tu también entra-

Me estaban manipulando cruelmente, creo que ese eran los castigos por los experimentos, ella estaba a un lado y abrió la regadera, “ven, no muerdo” quería reírme pero no podía, la chica pura, limpia, la que no hacía este tipo de cosas me mostró su verdadera cara, metí mi cabeza en la regadera, el agua estaba fría, después sentí que ella cogía mis brazos con fuerzas y me pegaba contra la pared del baño.

-así que eras tú…- me dijo

-espero no haberte desilusionado- le dije

-no, para nada-

Me metió la cabeza de nuevo en el agua fría.

-así que… soy parte de tu experimento-

-¿cómo sabes de eso?- le pregunté

-estuve revisando tu computador-

Me besó violentamente los labios y después absorbía el agua que caía por todo mi cuerpo, el tercer sujeto era un poco violento en esa parte, después los papeles se invirtieron, aproveché su descuido y también cogí sus brazos dejándola sin salida.

-así que… tu plan era torturarme- le dije – pero me gusta-

-borré todos tus supuestos experimentos- me dijo ella

-eso ya no me importa, porque todo se ha quedado grabado en mi mente-

- ¿Qué planeas entonces?-

-cumplir con lo que me digas, ¿Qué quieres que haga?-

Me quedó mirando por un buen rato y después ella me sonrió como siempre lo hacía a la hora de saludarme.

-primero hay que terminar de bañarnos-

Salimos de la ducha, las dos estábamos desnudas, ella se sentó en mis piernas y empezó a soplar dentro de mis oídos, el tercer sujeto quería placer y yo debía dárselo como parte del experimento, no había ropa que nos estorbara, sólo el viento que nos causaba un poco de frío a las dos.

Descripción: me pidió que le besara suavemente la espalda y así lo hice, cogió mi cabello y me besaba, las gotas de agua que se habían quedado en mi cuerpo ella las absorbía y yo estaba siendo muy débil en ese sentido, empezó tocándome las piernas, después los pechos, yo tampoco me quedaba atrás poco a poco el frío se iba de nuestros cuerpos, su cuerpo quedó marcado por mis besos, nos sentamos en medio de la cama y nos seguíamos besando, después ella me abrazaba y sobaba mi espalda con las yemas de sus dedos, su cuerpo quería más pero su mente sólo quería amor y se lo di en esa hora que pasamos juntas.

Al final yo terminé siendo el sujeto de experimentos de ellas tres, yo con gusto recibía el amor que ellas me daban a su manera. Y en la conclusión final, yo fui la que más disfrutó porque a comparación de otros tiempos me sentía feliz porque tenía amor de tres mujeres preciosas que cada vez me pedían que las amara más. Fin del experimento.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  ro! el Noviembre 16th 2009, 6:08 pm

me encantan tus historias
espero que sigas escribiedo
avatar
ro!
Cuídame que soy novata
Cuídame que soy novata

Cantidad de envíos : 52
Edad : 27
Localización : argentina
Fecha de inscripción : 17/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Noviembre 17th 2009, 5:28 am

muy bueno sora... m gustaron las 3 partes, muy intresantes, y divertidas xD...

graxias x compartir tus creaciones =DD..

continua cuando puedas ;)
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 11

Mensaje  SORA el Noviembre 23rd 2009, 3:10 pm

ey hola, bien, aqui esta el capitulo 11 de historias sobre l amor espero que lo disfruten y les guste como les gustó las otras historias, la proxima semana volveré con otra historia...


11. “no creo que tú te atrevas a besarla” me dijo una vez una vez mi hermano, desde pequeña tenía unos gustos muy raros y mi hermano creía que me gustaban las mujeres, las bellas y preciosas mujeres, así me refería a todas incluyéndome a mí, cuando estábamos en la primera me retó a que besara a una niña de mi misma edad y lo hice pero después de eso mi hermano corrió a contarle a mi madre todo lo que había pasado y yo por supuesto me llevé la parte del castigo.

Ahora las cosas eran muy distintas, ya tenía mayoría de edad, 26 años para ser exacta y seguía soltera, mi hermano se había convertido en mi mejor amigo y seguíamos viviendo en la misma casa, nuestros padres se habían ido a vivir al extranjero para conseguir un poco de paz y nos encargaron la casa, llegaba muy cansada de trabajar pero aún así tenía que preparar la cena para mí y mi hermano que era el que más trabaja, dejaba mis cosas votadas en mi cuarto y me iba a la cocina, la casa era muy tranquila pero cuando llegaba mi hermano la casa se convertía en un lugar muy animado sobre todo cuando mi hermano llevaba a sus novias a pasar la noche, no sé de dónde sacaba dinero para los fines de semana, admitía que las chicas que él llevaba de vez en cuando eran muy hermosas, buen cuerpo y buena presencia pero después se iban sin decir adiós, esas eran mujeres de “una sola noche”.

Escuché que estaban abriendo la puerta y después que mi hermano le decía a alguien “pasa siéntete como si fuera tu casa”, mi hermano se acercó y abrió la puerta de la cocina me dijo que me quería presentar a su nueva novia, apagué la cocina y fui a la sala, ella estaba ahí, radiante, hermosa y con una sonrisa triste.

-ella es _______- me dijo

-hola mucho gusto- le dije

- el gusto es mío- me dijo ella

Fue una especie de atracción a primera vista, ella no dejaba de mirarme con cariño y yo tenía que desviar mi mirada para no sentirme avergonzada, mi hermano me preguntó si podía poner un plato más en la mesa y le dije que no había ningún problema, me fui de nuevo a la cocina y me apoyé sobre la mesa y trataba de recordar su rostro que traía tranquilidad.

No hacía ruido para escuchar de lo que hablaban ellos dos en la sala, al parecer no eran novios y no estaban saliendo, sólo una compañera de trabajo de mi hermano, los llamé para que cenáramos y ella se ofreció a servir la comida me senté al otro extremo de la mesa y ella me sirvió a mí primero y después a mi hermano, él me contó que ella era una amiga del trabajo y que la invitó a cenar con nosotros.

-ella pasaba por aquí así que decidí invitarla- dijo mi hermano

-no hay problema con eso- le dije

-discúlpenme por venir de improviso-

Ella tenía muy buenos modales, quería aparentar timidez pero no era ese tipo de persona, lo noté con sólo mirarla, terminamos de cenar y ella se ofreció a la lavar los platos mientras mi hermano y yo descansábamos en la sala.

-me sabe mal dejarla lavar todo- le dije

-no te preocupes, ella es así de atenta- dijo mi hermano

-¿es una de tus cuantas novias?-

-no, pero me gustaría-

-entonces estás enamorado de ella- le pregunté

-no sé si es amor pero…-

-¿pero?-

-no sé… ella es tan reservada que no sé…-

-¿porqué no lo intentas?-

¿Qué es lo que le estaba diciendo?, no me gustaría que ella salga herida si mi hermano encuentra a otra persona, pero si ella estaba con mi hermano eso significaría que ella vendría todos los días a la casa y la podría conocer mejor.

Me levanté del mueble y fui a la cocina para ayudarla pero ella ya había terminado.

-la cena de hoy estuvo buena- me dijo

-se hace lo que se puede- le dije

-gracias…- se acercó a mí y me dio un beso en la mejilla, se sentía extraña la manera en que ella me dio ese beso.

-de… nada…-

Me fui a mi habitación agarrándome la cara discretamente y no salí hasta el día siguiente, cuando desperté y bajé a la cocina la encontré ahí con la camisa de mi hermano puesta preparando el desayuno, estaba descalza y con el cabello suelto cuando ella volteó a mirarme se sonrojó y se cubría con la camisa su pecho que estaba al descubierto, me sentí traicionada, yo no podía saber si a ella le gustaban las mujeres, era natural pensar que a ella le gustaban los hombres.

-buenos días…- le dije

-bu-bu-buenos días- me dijo ella- yo te podría explicar yo…-

-no necesitas explicar nada, es natural- le dije con total tranquilidad

-pero…-

-¿mi hermano ya se levantó?-

-no… aún no…-

-¿puedes ir a despertarlo?-

-claro…-

Cuando ella se fue nuevamente me apoyé en la mesa de la cocina, me sentía mal pero tenía que recuperarme rápido antes de que mi hermano y ella bajaran a desayunar, terminé de preparar la mesa y ellos dos bajaron, mi hermano me hizo la misma cara que me mostraba cada vez que estaba feliz y yo en mi interior pasaba algo que no podía explicar. Terminamos de desayunar y nos cambiamos para ir a trabajar, ella evitaba mirarme cada vez que podía y yo tampoco quería mirarla.

-bien nos vamos…- dijo mi hermano -¿vas a llegar temprano hoy?

-siempre llego temprano, la pregunta es muy tonta- le dije

- bien, entonces esta noche también vienes a comer con nosotros- le dijo mi hermano a ella

Me despedí de ellos y subí a mi carro manejé lentamente y al llegar a mi trabajo me regañaron por llegar tarde, trabajé sin descansar para no pensar en lo que había visto en la mañana, esa escena debía ser borrada de mi memoria, ya era hora de regresar pero yo aún así me quedé en mi oficina trabajando, un amigo mío se quedó hasta que yo acabara, se sentó a un lado y después se me empezó a insinuar, él quería algo conmigo y me dije a mi misma ¿por qué no? ¿Si ella y mi hermano podían hacer eso sólo conociendo en una noche por qué yo no?, nos besamos, nos tocamos y aún así no sentía nada especial, después de habernos revolcado en el suelo de mi oficina me dijo que ese fue el mejor sexo que había tenido. Me preguntó si podíamos salir y lo único que hice ante su pregunta fue levantarme, ponerme la ropa que él me había quitado y decirle “cierras la puerta antes de salir”. Miré mi reloj y sabía que mi hermano me iría a buscar, la hora de la cena ya había pasado y fui a toda velocidad en mi auto, llegué y vi que ella estaba ahí preparando la cena.

-ah… hola…- me dijo ella – tu hermano se acaba de ir para buscarte, él se preocupó mucho-

-sí, lo sé…- le dije

-eh… ya preparé la cena si gustas… podemos comer…-

-no… es que no tengo mucha hambre-

-entonces… ¿necesitas algo?- me dijo ella dejando todo de lado.

-sólo tengo algo que contar… sabes, me demoré porque me quedé con un compañero de trabajo, me dijo que le gustaba y nos acostamos en plena oficina, no sentí nada especial por él sólo quería hacerlo, por eso me demoré-

-pero… ¿eso no está mal?- me dijo ella algo sorprendida

-es que sólo se me antojó… al igual que se me antoja hacer esto…-

Dejé de lado mi cortesía y la abracé, la abracé por la cintura y acerqué mi boca para poder besarla, al principio ella me empujaba con sus brazos pero después prefirió agarrarme la espalda, realmente estaba besando a una chica pero después de un minuto sentí que ella estaba llorando, me sentí la peor persona del mundo.

-lo siento, perdóname, soy tan idiota que no me di cuenta de que te estaba haciendo daño- le dije, saqué un pañuelo y lo mojé con agua y se lo pasé por los ojos para que dejara de llorar.

Ella dijo que no pasaba nada pero yo me sentía muy culpable, mi hermano llegó y me preguntó porqué me había demorado, le dije que tenía trabajo que hacer y después no me discutió terminé de cenar y fui a la cocina a lavar mi plato, “los dejo solos”, les dije y ella me miró triste y confundida a la vez, sólo quería dormir y levantarme al día siguiente y ver que no pasaba nada.

No pasaba nada, todo estaba bien, si, ella no es como yo estaría bien si ella se compromete en serio con mi hermano, eso pensaba mientras trataba de conciliar el sueño pero cada vez la incógnita se hacía más grande, mañana no iba a trabajar podía quedarme todo el día descansando, me levanté de mi cama a las 4 de la mañana y fui a la ventana para esperar a que el sol se mostrara, y cuando salió el sol yo volví a dormirme.

Calculé que habían pasado unas seis horas desde que me había dormido, tocaron la puerta de mi cuarto, no podía ser mi hermano, mi hermano tenía que trabajar hoy y la única persona que pasaba por mi mente…

-disculpa que te haya despertado, tu hermano dijo que iba a llegar tarde hoy….- me dijo ella

-claro… si lo sabía- le dije yo

- el me dijo que podía quedarme pero si tú no quieres entonces yo…- me dijo ella algo apenada.

-no, tranquila yo no me molestaría por una cosa así…-

Recordé que ella fue besada a la fuerza, parecía que le había gustado pero yo me sentía como un monstruo, no quería mirarla a la cara.

-bien, ya que voy a quedarme, déjame ayudarte a limpiar-

-no tenía planeado limpiar hoy la casa que bueno, deja que me cambie y empezamos…-

No podía quitarme esa escena de la cabeza. Cerré la puerta para poder cambiarme y sentía que ella se alejaba de la habitación, me cambie rápidamente y bajé a la cocina y ahí estaba ella esperándome.

Empezamos por la piscina que era lo más trabajoso, le presté el MP3 de mi hermano para que escuchara música mientras limpiaba y así no tener un tema de conversación, terminamos con la piscina y seguía la cocina, almorzamos primero y después limpiamos, la música era una buena distracción, después seguían los cuartos, limpiamos el cuarto de mi hermano y después entramos al mío.

-yo lo puedo limpiar- le dije

-déjame ayudarte-

Nos quitamos los audífonos y empezamos a limpiar, ninguna de las dos hacía el más mínimo ruido, entré a mi closet y empecé a limpiar las cosas que tenía guardadas.

-sabes… en serio discúlpame, fue algo muy estúpido de mi parte…-

Ella no decía nada y tampoco podía verla porque yo estaba dentro de mi armario limpiando.

-entiendo que no quieras hablarme…-

De repente estaba sintiendo que mi espalda recibía calor, ella me estaba abrazando, me asusté por un momento y hundí el estómago pero ella me pidió amablemente que me relajara estando ella aún detrás de mí me quito el polo sucio, yo seguía volteada y sentía su ropa que se deslizaba por su cuerpo, quería encontrar algo para cubrirme pero ya era suficiente con sus brazos alrededor mío, besó suavemente mi espalda dejando un rastro aliento y después besó mi cuello, por fin tuve el valor suficiente para voltear y mirarle pero su boca me encontró antes, ella me mordía los labios suavemente pidiéndome que yo la besara también, el suelo estaba muy frío y decidí de a pocos llevarla a la cama pero antes de que eso sucediera abrieron la puerta de entrada, era mi hermano que llegaba de trabajar, “mierda” pensé y nos vestimos rápidamente, recogí mi ropa y la amontoné en un rincón de mi armario, salí primero y fui a ver, pero antes de entrar en la sala encontré a mi hermano despidiéndose de un chica con un beso en la boca y después cerró la puerta, entré en la sala para pedir una explicación pero decidí callarme.

-¿tan temprano has venido?- le dije

-si… es que no tenía mucho trabajo-

-entonces ya que has venido tan temprano necesito que vayas a comprar-

Le entregué una lista con las cosas que me faltaban comprar, el miró la lista y salió de nuevo, cuando él puso en marcha su carro subí nuevamente para ver cómo estaba ella, estaba parada en la puerta de mi cuarto mirando el suelo.

-¿Lo sabías? ¿Sabías que mi hermano te engañaba?- le pregunté pero ella no me respondía, fue corriendo hacia a mí y me abrazó con esa misma pasión.

-yo le dije a tu hermano que tu… me gustabas…- me dijo ella

Me quedé fría al escucharla la miré fijamente y ella me dijo.

-tu hermano lo aceptó y me dio este día para poder decírtelo-

-pero ustedes… ¿no se acostaron?-

-realmente no… le dije que me sentía un poco incómoda y él durmió en otro cuarto y como no tenía nada para ponerme me puse una de sus camisas-

Realmente estaba muy confundida pero después sonreí y ella también sonrió, ella miró el reloj de pared de mi cuarto y después cerró la puerta, apresuradamente se quitó la ropa, yo también la imité y violentamente nos caímos en la cama ella me besaba con locura trataba de sentarme en la cama pero ella me volvía a tumbar, yo tenía muchas partes sensibles y ella besaba esas partes realmente disfrutaba estar con ella, tocarla, abrasarla, besarla, acariciarla y quedarme dormida junto a ella, nos quedamos muy cansadas y vi el reloj nuevamente y habían pasado tres horas, parece que mi hermano ya sabía lo que ella iba a hacer conmigo y mientras que ella me seguía besando me preguntaba qué diría mi hermano si me encuentra con una de sus novias.
gracias por leerlo, envien sus comentarios por favor,
sora.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  ro! el Noviembre 23rd 2009, 4:02 pm

esta muy bueno segui asi
avatar
ro!
Cuídame que soy novata
Cuídame que soy novata

Cantidad de envíos : 52
Edad : 27
Localización : argentina
Fecha de inscripción : 17/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Noviembre 27th 2009, 9:38 am

uyy q atrasada ando ...
.. sora... buen capitulo.. muy bueno, romantiko y con un poco d celos xDD.. jeje eso le pone sabor al asunto jejeje...
muxas graxias por subirlos, y compartirlos... aki ansiosa por el siguiente ... continua cuando puedas ;)..

besos
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  SORA el Noviembre 27th 2009, 5:04 pm

gracias anna por favor tu tambien sigue leyendolos
besos y saludos
Sora
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 12

Mensaje  SORA el Noviembre 30th 2009, 4:03 pm

hola a todasssssssssssssssssssss, aqui les traigo este capitulo que es uno de los que me gustó espero que sea de su agrado y no olviden enviar sus comentarios, aqui les va.


12. hola, me llamo ___________ tengo 16 años, vivo sola en un departamento que me regaló mi padre antes de irse al extranjero, decidí quedarme sola para que nadie me molestara, la mayoría de mi familia están en otros países, llego de la escuela y no encuentro a ninguna persona que me reciba o que me diga “¡hola! ¡hoy llegaste tarde!” o cosas así, parezco mayor por lo alta que soy y por lo desarrollada que estaba (pechos, trasero…), no me preocupaba la renta ya que mi padre lo pagaba todo, sólo me dedicaba a estudiar pero hace algunos meses empecé a dedicarme a otro tipo de cosas, una noche estaba caminando por el centro de la ciudad, sola, sin compañía de nadie y muy relajada porque nadie alteraba mi vida hasta que me encontré con esa persona, desde un pequeño bar me hizo una seña y yo me acerqué “no confíes en extraños” me dijo mi padre antes de irse pero me daba igual, él ya no estaba aquí.

-¿quieres algo de tomar?-

-no gracias-

-¿tienes a donde ir?-

-tengo una casa a la que puedo regresar-

-¿vives sola?-

Esto era un interrogatorio, pero aún así yo seguía dándole respuesta.

-siempre te veo caminando a estas horas por aquí…- me dijo ella

-¿eso es extraño?- le dije

-no, sólo quería proponerte-

-¿Qué?-

Me empezó a hablar de su pequeño negocio, era una especie de agencia, me dijo que tenía las cualidades para pertenecer a su “agencia”, me dijo que no era nada de contrabando ni nada ilegal.

-nuestra meta es “satisfacer a nuestras clientas”-

Me explicó lo que era “satisfacer”, sólo tenía que hacerle “compañía” a una mujer hacerla disfrutar “lo que un hombre no puede darle” según ella, lo pensé por un momento y luego acepté.

-bien, si quieres puedes empezar, ¿ves a esa chica de ahí?, es más o menos de tu edad, sus amigas pagaron por ella, su novio la dejó y ya no quiere saber nada con los hombres, ella va a ser tu primera “experiencia”, trátala bien.

Por alguna razón me sentía muy emocionada, en realidad esto era absurdo, que una extraña te llame, que te hable sobre la “clase” de negocio que tenía y que yo aceptará sin negarme una o dos veces.

-ya tengo tu número de celular… pasa mañana por el banco, te anoté un número de cuenta verifícalo y mañana a esta hora hablamos-

Ella pagó la cuenta y se fue sin mirarme, me acerqué a la barra y le di conversación a la chica, era muy guapa y triste a la vez, empezó a hablarme que su novio la había dejado, que detestaba a los hombres, me dijo que le hablara de mí y cada vez que pronunciaba una palabra ella se iba sintiendo más atraída por mí, me dijo que nos fuéramos del bar, pensó que yo era mayor que ella, pero creo que yo era la menor, me llevó a su casa, sus padres no estaban y me dijo que su hermano menor estaba dormido, me llevó a su habitación, ella estaba parada delante de mí, le quité la ropa y le solté el cabello estaba totalmente avergonzada pero tenía que hacerlo, besé su cuello y trataba de no dejarle marcas, me terminé de desvestir y junto con ella me metí debajo de las sábanas, mientras la besaba con sus manos me indicaba en dónde quería que la tocara… esa fue la primera vez que le hice el amor a una mujer.

Me fui de su casa temprano, y cuando salí de la escuela por la tarde fui al banco revisé el número de cuenta y había una cantidad considerable, por la noche fui de nuevo a ese bar y ahí estaba de nuevo esa persona, me dijo que la primera clienta había quedado completamente complacida conmigo.

-sabías que tú podrías- me dijo -¿Qué tal decides quedarte?

-claro, ¿por qué no?- le dije

-ah… me olvidaba las reglas, debes cumplir ciertas condiciones-

-¿y cuáles son?-

-bien… eh… no debes de darle tu nombre a nadie, no deben saber en dónde vives, no deben de saber tu número de teléfono, cuando regreses de la escuela fíjate bien, no debes comentar los nombres de nuestras clientas y si decides enamorarte de alguna yo no me voy a oponer pero eso queda bajo tu responsabilidad ¿comprendido?–

-sí, todo claro-

Los meses iban pasando, conocí a dueñas de varias empresas, actrices que tenían miedo si alguien descubriera algo sobre su opción sexual, chicas de institutos, universidades, chicas con mucho dinero que pagaban siempre por mí, eran muchas mujeres hermosas.

En este negocio había otras diez chicas más así como yo, algunas que necesitaban el dinero y otras por diversión, las mujeres que nos solicitaban siempre nos trataban bien, otra de las reglas era la de no aceptar regalos por parte de las clientas.

Una noche esa persona no reunió a las once, pasamos un rato divertido, todas nos conocimos y después de compartir muchas cosas, esa persona nos dijo que alguien nos estaba vigilando.

-¿de quién se trata?- preguntó una de ellas

-es una escritora que quiere hacer un libro sobre nosotras…-

Parece que a varias les disgustó saber eso

-¿Qué quieres que hagamos con ella?- preguntó otra

-quiero que una de ustedes le siga el juego y después cuando tengan una oportunidad quiero que borren su apuntes y borren la información de su computador, bien ¿alguien se anima?-

Muchas levantaron la mano pero al final esa persona decidió quien iba a ir.

-bien, te toca este trabajo- me dijo, todas ella me miraron sonrientes y me deseaban suerte.

-sólo me tomará tres días- les dije a todas, algunas estaban sorprendidas y otras decían que era imposible.

-enamórala- me dijo esa persona

Después de termináramos de tomar nuestros tragos esa persona me entregó los datos de la escritora, su casa, su número de teléfono, todo.

-te va a hacer fácil, ya que ella te conoce así que va a acceder a cualquier invitación que le hagas- me dijo – el día de mañana después de clases quiero que vayas a la piscina, y tú…-señaló a otra de las chicas- la vas a ayudar sólo por mañana, la chica no sabe nadar ¿me comprendes?-

-sí, todo claro-

Pagamos la cuenta y cada una se fue por su lado, la chica que me iba a ayudar mañana me guiñó el ojo y me dijo que la siguiera, caminamos un buen rato hablando de cómo conocimos a esa persona, llegamos hasta un edificio y entramos a su departamento.

-quiero saber… si eres buena como dicen varias clientas- me dijo al oído

-¿y me trajiste sólo para comprobarlo?- le dije mientras le quitaba el vestido

-si…- me dijo con una voz de placer

Ella era la chica del tipo salvaje, a muchas mujeres les gustaba ese tipo de chica, yo era la del tipo misterioso y a la vez elegante al momento de llevarlas a la cama, ella era muy salvaje, me mordía los labios con desesperación hasta que me los dejaba rojos, yo tampoco debía de quedarme atrás la tocaba con mis manos que estaban frías y ella sentía más excitación. Terminamos en los muebles de sala totalmente desnudas, sin nada que nos cubriera.

-realmente… eres… de lo mejor… que he… “probado”-

Me limité a sonreírle y ella nuevamente me besó.

-¿eres menor de edad?- me preguntó

-si-

-¿y tus padres?-

-en el extranjero-

-¿vives sola?-

-si-

-¿quieres ser mi compañía hasta que amanezca?

-lo siento, debo de asistir a la escuela… la pasé muy bien contigo-

-¿podemos encontrarnos de nuevo?, claro, después de que te ayude mañana-

-sólo llámame- le dije

Ella me dio su número y yo le di el mío, me cambié y me fui de ese lugar, estaba muy cansada, ese tipo de mujeres agota, llegué a mi departamento y me fui directo a la cama sin pensar en nada de lo que había pasado hoy, ni en esa persona, ni en la reunión, ni en la escritora, ni en mi compañera de trabajo.

Era un buen día para ir a la piscina, esa persona había alquilado todo el establecimiento y no había nadie excepto yo que estaba en el baño cambiándome, mi compañera que estaba a un lado de la piscina y la escritora que estaba entrando para verme.

Mi compañera me timbró al celular, esa era la señal, salí del baño y fui corriendo hacia la piscina, el agua estaba muy fría pero después mi cuerpo se acostumbró a la sensación. Miré de reojo a la persona que estaba junto a la piscina, la escritora no estaba nada mal si su cara de cansancio desapareciera ella estaría fabulosa, seguía nadando y me iba a la parte profunda de la piscina, la escritora no sabía nadar y que de casualidad ella cayera y yo la salve… ese era el plan. Mi compañera se acercó a la escritora y le dio un pequeño empujón y ella calló al agua, realmente se estaba ahogando, mi compañera me guiñó el ojo diciéndome “te la dejo” y se fue del lugar dejándome a mí con la escritora. Se había ido hasta al fondo de la piscina, la saqué y la llevé a la orilla que no era tan profunda, le quité la blusa y acerqué mi oído a su pecho ella no estaba respirando, llegó la parte del plan que esperaba, “la respiración boca a boca”, sus labios sabían a cloro y estaban fríos pero ya comenzaba a reaccionar.

-espera voy a traer algo para secarte- le dije, ella sólo me asintió con la cabeza y salí de la piscina para buscar algo y busqué entre mis cosas para ver si traía algo extra.

Ella ya había salido de la piscina y se estaba cubriendo el cuerpo porque se le notaba todo, le presté una de mis playeras y se sentó a mi costado.

-¿estás bien? – le pregunté

-sí, gracias-

-fue una suerte de que estuviera nadando cerca ¿no?-

-no sé que habría hecho de no ser por ti… - me miró y se sonrojó mucho que bajó la mirada, sólo pensé “ya está hecho” y sonreí discretamente.

-ven te llevo a tu casa- le dije – ya llamé a un auto para que nos llevara… o si prefieres ir sola está bien-

- no, vamos no hay problemas…- me dijo

Salimos de la piscina y tomamos el taxi, sabía que ella me estaba mirando de pies a cabeza y sólo por eso mi mirada estaba fija en la ventana para que ella no se incomodara y me pudiera examinar.

-es aquí-

-bien, creo que esta es la despedida- le dije

-no… si quieres… no debe de ser así- dijo ella algo emocionada – esta noche, si, esta noche ¿vendrías a cenar? Es como agradecimiento por haberme sacado de la piscina.

-no quiero ser una molestia-

-¡no, de verdad!-

-bien entonces a las nueve ¿te parece?-

-si claro… nos vemos a esa hora…-

Le dije a esa persona que me iba a demorar tres días en hacer el trabajo pero parece que superé el tiempo y lo hice en un día, sabía que esa chica estaba estudiando mi comportamiento con ella y para saber más sobre mí no debía de perder contacto conmigo y por eso me invitó, yo diría que cayó más rápido por ir tan apresuradamente.

La hora llegó pero yo ya estaba en la puerta de su casa diez minutos antes, a una mujer no le gusta esperar y si es por sexo debes de llegar antes, yo lo prefiero así.

Toqué la puerta y ella se demoró en abrir, probablemente estaba nerviosa me hizo pasar y dejé a un lado la chaqueta de cuero que había comprado con el esfuerzo de mi “trabajo” y entré en la cálida casa de aquella mujer que me provocaba deseos de besarla, me habló sobre el libro que estaba escribiendo pero no del contenido y cada vez que le preguntaba ella desviaba el tema, cenamos y tomamos un poco, parecía que no soportaba la bebida porque se ponía a hablar de otras cosas, en conclusión ella estaba ebria.

-¿te sientes bien?- le pregunté

-si… sólo llévame a mi cama…- me dijo

A la agarré del brazo y la llevé al segundo piso, ella estaba totalmente adormecida, me provocaba besarla ya que ella no se daría cuenta pero me contuve, mi único propósito era borrar toda la información que ella tenía de nosotras, la dejé echada en su cama y cuando ya estaba cerrando la puerta ella me dijo algo que me dejó totalmente muda pero que mi cuerpo al escuchar esa palabra reaccionó, ella se sentó en medio de la cama y me dijo: “¿no quieres acostarte conmigo?”, poco a poco ella se quitaba la ropa y no dejaba de mirarme, me acerqué a ella y parecía que no estaba consciente de lo que hacía, me besó y su boca sólo me sabía a alcohol, se abrazaba a mi cuello y me tocaba desesperadamente, besaba su cuello, sus pechos, sus brazos, el placer que ella y yo sentíamos era indescriptible.

La dejé en su cama cubierta por sus sábanas de color azul y empecé a buscar en su computador las cosas que ella estaba investigando, saqué sus apuntes sus libros todo lo que nos implicaba, ya estaba amaneciendo y yo ya me estaba preparando para irme, borré todo y borré los besos que me dio. Estaba abriendo la puerta y me llegó un mensaje a mi celular, era de mi compañera decía que me esperaba en su departamento para “hablar” sobre los detalles de la cena que tuve con la escritora, puse mi celular de nuevo en el bolsillo, después sentí que alguien me estaba abrazando y era ella.

-no te vayas…- me dijo

No sabía que responderle, no podía decirle que la quería porque lo que le hice sólo era parte de mi trabajo y yo no había sentido amor por ella sólo atracción.

-lo siento… pero alguien me está esperando-

-¿así son todas las demás?-

-no, pero yo no puedo dejar que tú te enamores de mí-

Ella me soltó y yo sin darle la cara me fui, sin dar explicaciones a nadie y sin decirle a nadie el porqué salía de la casa de una mujer semidesnuda que estaba abrazándome en plena calle. Este trabajo puede ser un poco triste si no sabes controlar tus sentimientos, pero a veces hay cosas buenas, en ese momento sólo estaba pensando en mi compañera y en la manera en que ella me recibiría.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Diciembre 2nd 2009, 9:37 am

ohh q intereante sora...
muy bueno...
graxias x ocmpartirlos...
sigue cuando puedas Very Happy:D
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 13

Mensaje  SORA el Diciembre 7th 2009, 3:27 pm

hola, como están todas, espero que bien porque se nos acerca la navidad... bien les traigo el capitulo 13, es un poco "mitológico" espero que les guste.



13. Esta historia está ambientada en los tiempos de los dioses griegos.

Yo solía recoger flores para el negocio que mi padre tenía, él le ponía flores a los oráculos de toda Grecia, él viajaba por las ciudades ofreciendo flores a los templos y por eso la paga que él recibía era buena, el se iba por días, incluso semanas y yo debía tener un buen cargamento de las mejores flores para que él se las llevara.

Fui como de costumbre a recoger flores a los campos que no tenían dueño y entré en lo más profundo del bosque para recoger piedras en el río, me gustaba encontrar piedras con formas raras y mojarme en el río se sentía muy fresco para los días con mucho sol, pero había algo raro en el día, el día estaba brillante pero las nubes decían lo contrario, en cierta dirección del bosque se agitaba el viento y caminé en esa dirección, mi padre antes de que se vaya me advirtió que no fuera por el bosque, me decía que ahí los hombres se perdían y nunca más regresaban, estaba con miedo pero seguí adelante y encontré al final del camino una cascada y dentro de ella una cueva muy oscura nadé y entré en la cueva escuché dos voces, una de un hombre y una melodiosa voz de mujer, me acerqué sin hacer ruido y cuando volví a mirar vi la silueta de la mujer más hermosa en la faz de la tierra, era la diosa Afrodita, la diosa más hermosa, más hermosa que su madre Hera la diosa del matrimonio, aunque Zeus el dios del trueno la engañaba mucho con las mujeres mortales.

-por favor Afrodita- dijo el hombre – dame una vez más tu cuerpo-

La Diosa reía y se le veía tan hermosa que comprendí el porqué los hombres se enamoraban de ella y se perdían en el bosque con tal de buscarla.

-no eres nada más que un simple mortal, no me interesas- dijo ella

El hombre que estaba de rodillas ante ella se puso de pie y se fue en otra dirección sin esperanzas de retornar.

-¿y tú? ¿Cómo te llamas?- preguntó en voz alta

Salí de mi escondite y ella me vio de pies a cabeza.

-si sólo eres una de esas mortales que se acuesta con mi padre- dijo

-no… yo sólo…-

-sin excusas, ¿a qué has venido?- me preguntó

-sólo sentí que alguien estaba triste- le respondí – pero ya me iba-

La Diosa me miró sorprendida y me preguntó poniéndose de pie.

-¿y quién es la que está triste?-

-pues usted está triste- le dije y me fui sin mirarla, salí del bosque y recogí la canasta de flores que había dejado atrás y regresé a mi casa preparé las flores y las puse en el estanque con agua para que no se marchitaran limpié la casa de pies a cabeza y fui a bañarme, el agua del río era muy fría pero mi cuerpo ya se había acostumbrado.

-¿quieres que te lave la espalda?- me preguntó alguien

Me sorprendí por un momento y me di la vuelta para ver quién era la persona que estaba detrás de mí, era ella, la misma Diosa Afrodita.

-¿Qué es lo quieres?- le pregunté

-esa no es la manera de contestar…-

Me empezaba a agarrar de la cintura, sus suaves manos tocaban mis piernas y yo a cada movimiento me debilitaba.

-que es lo que deseas…- le pregunté

-quiero que cures mi tristeza- me dijo ella

-¿y si me rehusó?- le dije

-ya verás lo que te pasará mañana- me dijo al oído

-no creo que un Dios se tome muy en serio mi existencia-

-bien, yo te lo advertí, mañana cuando el primer canto de un pájaro te despiertes, las mortales como tú sentirán deseo carnal hacia ti-

Cuando me di la vuelta ella ya no estaba, no me tomé muy en serio su advertencia pero aún así estaba un poco preocupada.

El ruido de un pequeño pájaro me despertó por la mañana, me vestí para ir al pueblo tenía que pasar por la costurera para que arreglara uno de mis vestidos ya que mi padre me dijo que lo iba a acompañar de viaje y tenía que ir al mercado para conseguir fruta fresca.

Salí de mi casa con una pequeña canasta en la mano y dentro de ella estaba el vestido que llevaba para que sea arreglado, me encontré con varios hombres y ninguno me miraba a la cara, llegué a la entrada del pueblo donde había una chica dos años menor que yo que vendía carne fresca, yo como siempre la saludé y cuando ella me miró fue corriendo a abrazarme.

-¿Qué te pasa?- le pregunté amablemente

- hoy estás hermosa….- me dijo

Me empujó dentro de la tienda y ella empezaba a oler mi cuello, parecía un animal que olía a su presa.

-que… te pasa…- le pregunté

No me respondió sólo me besó con una pasión que me quedé quieta sin hacer nada pero luego reaccioné y la aparté.

-¿porqué te vas…?- me preguntó empezándose a quitar la túnica que tenía.

-ahora… regreso… no te muevas…- le dije recuperando el aliento.

No podía ser cierto, lo que me había dicho Afrodita era cierto, llegué a la casa de la costurera y su esposo me recibió, me dijo que su esposa había salido pero que su hija cocía muy bien, la llamó con una potente voz, la muchacha llegó con tranquilidad pero cuando me vio empezó a respirar más fuerte se tocaba discretamente los pechos y su lengua repasaba sus labios una y otra vez.

-papá… me llevo a la señorita a mi cuarto… ella necesita ponerse el vestido que le voy a arreglar- dijo la chica sin quitarme la mirada, por primera vez sentía miedo de una mujer, la muchacha me cogió de la mano y me llevó a su habitación tan rápido como se lo permitió el tiempo, cerró la puerta de golpe y me miró de pies a cabeza como lo había hecho la Diosa la primera vez que la vi.

-deja que te quite el vestido…- me dijo ella

Me contuve al principio pero la muchacha tenía más fuerza que yo y me desvistió completamente, me cogió de los brazos y empezó a lamer mi boca y después mi cuello, empezaba a frotar su cuerpo con el mío y yo ya no lo aguantaba más.

-¡está bien! ¡Tú ganas! ¡Ya sé cómo curar tu tristeza!- grité mientras que la chica seguía haciendo lo que se le daba la gana con mi cuerpo, pero de repente la chica dejó de moverse, me miró extrañada y después me preguntó: “¿Qué haces tú aquí?”

Antes de ella se despertara me cambié y me fui rápido de la casa, el regreso era muy distinto las mujeres del pueblo ya no me miraban con deseo sólo me saludaban desde lejos, cuando regresé a mi casa vi que alguien había entrado por la parte de atrás, pensé que era mi padre pero después en mi habitación vi la silueta de una mujer, era Afrodita que estaba esperándome.

-¿Y bien?- me dijo - ¿Sabes cómo curar mi tristeza?

-te voy a dar una flor, la más bonita de todas las flores- le dije – pero me tendrás que esperar dos días-

La Diosa aceptó y me dijo que esperaría esos dos días y que nos volviéramos a ver en aquella cueva en donde la vi por primera vez. Ella desapareció dejando un aroma de rosas por toda la casa y yo me quedé nuevamente impresionada por su belleza, mi corazón latía rápido sólo por ella y de sólo pensar en que yo curaría su tristeza me hacía feliz, preparé una muda de ropa y otra con comida para dos días, mi padre me había hablado de aquella flor que sonreía siempre para las personas, pero era inalcanzable hasta para los dioses, decidí ir a buscar aquella flor en un campo lejos de donde yo vivía, el viaje era de un día entero y otro día para regresar, viaje y caminé como nunca antes lo había hecho, me lastimé los pies pero yo seguía avanzando y cuando llegué a mi destino no encontré una bella flor sino una semilla que no podía madurar, no tenía opción, cogí la semilla y me la llevé, pero antes de que regresara me encontré con un viajero que me dijo que me comiera la semilla, dijo que esa era la única manera de que la flor floreciera, lo pensé mientras caminaba arduamente, decidí comerme la semilla y decirle a la diosa que no podía curar su tristeza.

Al regresar a la cueva encontré a Diosa sentadas en una especie de cama hecha con hojas, estaba esperándome pero al ver mi cara de desilusión me dijo que le contara lo que había pasado.

-entonces… te comiste la semilla- dijo la Diosa

-un viajero me dijo que me la comiera así la flor podía florecer…- le dije

La Diosa se quedó pensativa y después me miró profundamente y cuando la vi a los ojos ella me miraba con aquella pasión, era la misma mirada que le ponía a los pobres hombres que caían en sus encantos, aunque yo no era uno de esos hombres, Afrodita me cautivó por completo.

-que… pasa…- le pregunté al ver que ella me quitaba suavemente el broche del manto que cubría mi cuerpo.

-el viaje… te debe de haber agotado…- me dijo al oído

Me llevó al agua suavemente como si estuviéramos bailando, ella me bañó de pies a cabeza.

-debemos… hacer florecer esa semilla que comiste…- me dijo

Describir los labios de Afrodita, la Diosa que era más bella que sus hermanas, era incomparable a la sensación más fuerte que mi cuerpo tenía en ese momento, permití que me tocara, permití que besara de una manera loca y permití que llevara mi cuerpo a la excitación más grande, me pidió que la besara y yo como un buen cordero que seguía sus órdenes, la besaba, quería que tocara su cuerpo de Diosa y que le mostrara lo que podía hacer una mortal como yo, nos sumergimos en el agua para seguir besándonos, la veía claramente estando aún bajo el agua, ella apretó mi mano para que no me fuera pero yo no pretendía irme de su lado, fue en ese momento en que un resplandor bañó mi cuerpo y poco a poco me fui convirtiendo en una flor, Afrodita salió del agua junto conmigo, mi espíritu estaba a su lado, pero mi cuerpo estaba en la flor que ella había cultivado con su cuerpo, derramó una lágrima en el centro de la flor que podía vivir sin ser plantada y la guardó en su corazón mientras que mi espíritu la confortaba cada vez que ella lo necesitaba.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  julia el Diciembre 8th 2009, 8:41 pm

Ay, que bonita es la historia de Afrodita y de la flor. Y que triste No Bueno, ya me he puesto al día con tus historias, Sora. Todas son excelentes. Sigue cuando puedas Very Happy
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Diciembre 9th 2009, 12:43 am

si ia m lei la istoria..... y la conversacion ... jeje

y muy bonita grax sora.. :DD
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.