PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Peliculas de tematica les
Noviembre 1st 2017, 10:27 pm por julia

» Una de esas chicas de Inma M. (descargar gratis)
Octubre 17th 2017, 1:19 pm por vivacia

» Sólo por un momento
Septiembre 3rd 2017, 2:07 pm por anita

» Un Nuevo Comienzo, Mayra
Septiembre 1st 2017, 8:38 pm por anita

» Fotos antiguas
Septiembre 1st 2017, 6:45 pm por anita

» Caretas de papel
Agosto 28th 2017, 9:38 am por E.M.A

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



historias sobre L amor, Sora

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Octubre 1st 2009, 6:18 pm

me gusto muy bonito... q forma de darse cuenta lo q kieres y lo mejor q no le costo muxo =P...

gracias sora por compartirlos besito ... vale el domigo tu cumple fue¿?!!! genialll ps ... un poco atrasado =P... io cumpli el sabado... casii el mismo dia xDDD..
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 7

Mensaje  SORA el Octubre 13th 2009, 5:57 pm

bueno nunca dejo de agradecer a las leen mis fictions gracias muchas gracias aqui les dejo el capitulo 7, espero que les guste al igual que los otros,.


7. cómo detesto las reuniones de ex alumnos, me parecía algo que no se debía recordar porque las personas con las quien compartiste la secundaria vienen de la universidad con otra forma de pensar y después cuando hablas con ellos dicen “¡a los años!” “¿estás más delgada?” y ese tipo de preguntas tontas, si, estaba yo ahí con trago en la mano saludando a los profesores que me decían “te veo muy cambiada” era la misma frase, me aburría todo eso, pero fui por un motivo en especial, recordaba lo que me había dicho una amiga de mi clase en el último día de escuela “ahora no puedo decirte nada porque no me salen las palabras pero por favor cuando hagan una reunión de ex alumnos te estaré esperando”, varias veces en el pasado ella trataba de besarme, pero yo lo tomaba como un juego y me acercaba a ella lentamente pero al momento de rozar sus labios siempre me detenía y me comenzaba a reía mientras que ella se ponía de color tomate, y cuando me dijo eso me quedé perpleja, creo que habíamos jugado demasiado en aquella época y las cosas entre nosotras habían cambiado por otra parte me emocionaba saber que ella iba a llegar a la reunión y yo esperaba con ansias.

Ya eran casi las 12 y ella llegó, más guapa que nunca con un vestido negro y con un cigarro en la mano, se le veía nerviosa y miraba a su alrededor. Me acercaba a saludarla cuando un grupo de amigas llegó y se le amontonaron, ella me miró y me dijo que me acercara.

-¡hola cuanto tiempo ha pasado!- me decían algunas

-¡si la verdad es que hace tiempo que no las veía!- les dije y fingí una sonrisa

-hola como estas- me preguntó ella

-muy bien y tu ¿cómo has estado?-

-tratando de sobrevivir a esta fiesta-

-¿quieres un cigarro?- me dijo ofreciéndome uno

-gracias-

-¿Qué te parece si vamos afuera para poder fumar?

Salimos por la puerta de atrás y no había nadie ahí sólo estábamos las dos.

-han pasado dos años ¿verdad?- me dijo

-sí, dos largo años…-

-espera yo enciendo el cigarro-

Se metió el cigarro a la boca y después de un rato me lo dio y yo comencé a fumar.

-ese fue un beso indirecto- me dijo – ¿Qué te pareció?

- sólo sabe a cigarro-

Rió por mi comentario y yo también reí.

-quería decirte muchas cosas ese día, pero quería que por dos años lo pensaras- me dijo

- sí, me hago la idea de lo que pasa por tu cabeza-

-tú siempre me has gustado y no te lo he podido negar-

- recibí muchas muestras de tu afecto en el pasado-

-¿no piensas mal de mí?-

- no-

-¿tengo la posibilidad de que no rechaces otro beso mío?-

-inténtalo de nuevo que esta vez tú me vas a ganar-

Me quedó mirando sorprendida ante las palabras que había dicho, me iba a dejar besar para saber cómo se sentía ella, yo… había besado a otra mujer y lo había “hecho” pero quería probar sus labios, supongo que eran los efectos del alcohol, por eso yo no tomaba, quería que fuera así pero tenía todo bien claro.

Se acercó poco a poco y se iba soltando el cabello, realmente alguien muy sensual, quería hacerlo, quería besarla, pero en el momento en iba se iba a producir el lindo ósculo llegaron algunas amigas, me hice la borracha para que no pensaran mal y escuché “maldición” de los labios de ella, quería reírme pero sería como una burla más a sus sentimientos, conversaron durante un largo rato y se pusieron de acuerdo para ir a una casa de playa, ella aceptó y me obligaron a ir, tuve que alistar mi maleta para el viaje “de chicas de la ex promoción” o algo así lo titularon se notaba que sus cerebros todavía no cambiaban yo por mi parte no decía nada, me quedaba pensativa cuando pensaba que en este viaje iba a suceder algo.

Me desperté temprano y fui por unas cervezas a la tienda antes de salir, les dije que yo iba a ir por cuenta propia ya que no me gusta viajar en grupo, ella quería venir conmigo en mi auto pero las demás le dijeron que querían viajar con ella porque era la más divertida del grupo, siendo así cogí mis cosas entre ellas las latas de cerveza, agua mineral para mí ya que no bebo y mi ropa para dos días, sólo me gustaba contemplar el mar pero no meterme en él, aunque me insistieran no me metería a nadar, llegué a la dichosa casa de playa, era una casa muy grande pero sólo con cuatro habitaciones y éramos 8 personas, mi idea y la idea de ellas era que compartamos las habitaciones de a dos, había llegado tarde porque ella ya estaban ahí descansando, ella me dijo “hola, llegas muy tarde”, y yo le dije “lo siento pero me quedé dormida, además ¿no es algo temprano?”, “no, porque hay que disfrutar la playa al máximo”, dejamos de conversar porque llegaron las otras, se fueron a nadar mientras que yo esperaba sentada, las horas pasaron y yo fui la única que no se quemó todas estaban adoloridas así que yo cociné para todas.

-realmente estaba delicioso ¿sabías cocinar?- me preguntaron

-sí, es que cuando vives sola tienes que aprender de todo- les dije, me percaté que desde una lado ella me miraba y sonreía un poco porque tenía toda la cara roja.

Al anochecer hicimos una fogata y comenzaron a tomar la cerveza que había llevado, lata tras lata y otra amiga había llevado cuatro botellas de ron, yo era la única que estaba más despierta, algunas sabían tomar y se mantenían pero otras ya estaban tumbadas en la arena, empezaron a jugar verdad o reto, un juego tonto que a veces te hacía quedar en ridículo.

-a ver la pregunta va para… ti- le dijo a una de ellas -¿con cuántos te has acostado?- le preguntó

La otra chica se puso a pensar y dijo que con tres, todas rieron porque sabían que era mentira.

-ya está bien, por mentirnos vas a recibir un reto, y el reto es que beses a cualquiera de nosotras-

¿Besar? ¿Escuché bien?, bueno no era de mucha importancia porque al día siguiente ellas no iban a recordar nada, la chica ebria empezó a pasearse alrededor de la fogata, yo la miraba a ella con atención y cada vez la veía más triste, de repente la chica que paseaba entre nosotras se detuve delante de mí y me dijo “necesito unos labios que no hayan probado ni una gota de licor”, me cogió la cara mientras las otras miraban con atención, la vi de reojo y se estaba poniendo un poco molesta, con un dedo empujé a la chica que estaba a punto de besarme y calló dormida, ella se levantó y dijo que no se sentía bien, se fue hacia la casa y después de diez minutos me levanté diciendo que ya tenía sueño, me dijeron entonces las otras que me tocaba compartir la habitación con ella, y que mañana me levantara temprano para poder irnos, les asentí con la cabeza y me fui a la casa, busqué el cuarto y entré en los tres dormitorios que tenían dos camas, pero ella no estaba ahí, busqué el último cuarto que sólo tenía una cama y ella estaba ahí, sentada en el escritorio que tenía el cuarto, cerré la puerta con llave, ella estaba con la blusa abierta, estaba llorando, me acerqué a ella y la abracé para que parara de llorar.

-porque… porque aún no puedo besarte, porque… ¿porqué tus labios no son sólo míos?- me decía sollozando.

Poco a poco levanté su barbilla y acerqué sus labios a los míos, la besé profundamente y ella se sintió más aliviada, me abrazó y empezó a sobarme tiernamente la espalda, después de eso puso sus manos sobre mi cintura y se pegó contra mí, no sabía cómo más agarrarme.

-ahora… quiero que me des tu cuerpo- me dijo, me sonó algo espeluznante en el momento, tocaron la puerta y nos quedamos mudas, eran las otras que preguntaban como estábamos “todo está bien, no se preocupen podemos dormir las dos en una misma cama” les dijo ella a las demás, después de que sentimos que las otras se fueron a dormir reanudamos el beso, ella con una mano empezó a quitar las cosas del escritorio y fuimos recostándonos en la madera fría.

-habiendo… una… cama… ¿se te antoja…. hacerlo en un escritorio?- le dije

- es… que… así es más… excitante- me dijo – sólo sigue… besándome…-

¿Tantas ganas tenía de hacerlo y a esa hora? Realmente había sobrepasado el límite con ella pero me sentía libre, ella disfrutaba ser disfrutada y yo también, pasamos horas y horas haciendo algo indescriptible, pero tenía su lado bueno, aunque no sé si algunas personas le verán a este tipo de relaciones algo bueno, si mi padre estuviera con vida me diría que soy asquerosa y que he pecado durante mi vida universitaria, mi madre me diría, está bien hija sólo encuentra a una novia bonita, o algo parecido, ya era la hora de irnos pero ella seguía durmiendo me cambié rápidamente por si alguna de ellas llegaba a tocar la puerta y tapé su cuerpo desnudo con las sábanas, como por arte de magia abrieron la puerta, yo estaba sentada en el mueble bebiendo el café que había preparado antes me preguntaron si ella estaba despierta “ es la insolación, yo después la llevo, sólo debo de cerrar la puerta antes de salir ¿no?” les dije, me asintieron con la cabeza y salieron de la casa, sólo quedaba mi auto a la vista, ella despertó y me abrazó por detrás.

-eres muy amable- me dijo

-si… es un defecto, hubiera dejado que te despertaran y vieran que estabas desnuda- le dijo

-mentí realmente eres mala- dijo frunciendo el ceño

Me volvió a besar y yo también la besé, cogió mi café y me lo echó en la ropa.

-¡qué pena!, tendrás que quitarte la playera- me dijo ella

- tú también tienes un lado malvado- le dije quitándome la playera
Comenzamos aquella parte indescriptible nuevamente, bueno por un lado teníamos que aprovechar un poco más la casa.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Octubre 14th 2009, 7:57 am

muy muy bueno!!!

m gusto muxo, muy bonito muy tierno...

gracias sora por seguir compartiendolos...

continua cuando puedass... ia sabes aki tienes a lectoras q disfrutamos de tus istorias ...
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  masay el Octubre 14th 2009, 10:20 am

Sora gracias por compartir lo que escribes, está muy bien.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

gracias a todas

Mensaje  SORA el Octubre 14th 2009, 6:52 pm

bueno parecen que les has gustado las historias que he creado, seguiré publicandolas porque aún no he acabado, espero que la proxima semana lean la siguiente historia.

SORA.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 8

Mensaje  SORA el Octubre 20th 2009, 7:22 pm

aqui les dejo el capitulo 8 espero que les guste como les gustaron a los demás...

8. Mis padres y mi familia siempre me decían que debía estar con los de mi clase, una clase aristocrática que debían guardarse todo, los rumores de otras familias y las visitas a personas importantes, pero yo no creía en eso, pienso que todos somos iguales y que las diferencias entre la gente media y la rica sólo eran la marca de ropa y el dinero, yo me sentía sola en esa casa teniendo todo y a la vez nada, quería expresarle a mis padres que me gustaban las mujeres pero nunca me dejaban hablar en la mesa o en las reuniones, siempre me quedaba sola y los amigos que tenía estaban en ese mundo, sólo por estudiar en un colegio caro se creían mucho y eso tampoco me gustaba, mi madre me decía que si quería conseguir un novio que sea de ese colegio ya que sólo entran aquellos que tienen de 10,000 dólares hacia arriba, lo que mi madre no sabía es que quería una “novia”.

Sólo eran máscaras que utilizaba para sonreír en las fiestas sociales, pero no podía dejar de llorar por dentro, quería salir de su pequeño mundo para explorar el mundo real, un mundo en donde no te engañen de forma tan descarada como lo hacían en mi mundo, quería encontrar a alguien que me quiera de verdad por lo que era no por lo que fingía ser, mi personalidad era muy atrevida pero debía ser alguien tímida alguien frágil ante cualquier persona que le interesara a mis padres.

Saliendo del colegio recibí una llamada de mi chofer con el que tenía más confianza porque él era del “mundo real” me dijo que su esposa había enfermado y que no podía recogerme.

-no te preocupes puedo irme sola a casa, además es una oportunidad para irme caminando-

-pero si le pasa algo no sé qué haría señorita-

-no te preocupes es bajo mi responsabilidad, cuando llegue hablaré con mi padre y le diré que asuma los gastos del hospital de tu esposa-

-gracias señorita, realmente no sé como agradecerle-

-no te preocupes ve y cuida de tu esposa-

Me agradeció y me colgó, esta era una gran oportunidad para aprovechar un pequeño paseo por la ciudad, mis compañeros de clase me preguntaron a donde iba y les dije que a caminar, me miraron raro y después se fueron en sus respectivos carros, yo por mi primera vez me sentí una estudiante normal al irme caminando, el centro de la ciudad estaba muy animado me compre uno de esos helados de supermercado y eran más deliciosos que los que probaba a escondidas en casa, entre a un restaurante y pedí un café varios pasteles para probar, todo estaba muy delicioso, pero de repente mi tranquilidad de esfumó, una taza de café caliente me cayó en toda blusa, la camarera no paraba de disculparse, le dije que no había problemas pero aún así no se calmaba, cuando levantó la mirada se me quedó mirando fijamente y yo también, era realmente hermosa, pero después de eso cambió de actitud.

-pero si sólo eres un tonta niña rica, este no es lugar para ti- me dijo

No me sentí ofendida pero había sido muy dura conmigo, yo era la perjudicada.

-lo siento entonces pero yo voy a tener problemas si me ven llegando a mi casa con la blusa mojada, ¿me puedes indicar en dónde está el baño?- le dije

-sigue de frente y voltea a la primera puerta- me dijo de mala gana

Nunca me habían tratado así pero no estaba enojada sólo se podía ver en mi cara que estaba feliz por haber sido reprendida, cuando salí del baño, vi que el dueño la estaba tratando muy mal y le aventó la bandeja por la cara.

-tú que no eres nadie no tienes derecho a tratar alguien así, es una de las hijas de nuestros asociados, no tienes permitido a tratar con personas más importantes que tú- le dijo

Ella estaba con la cabeza agachada llorando en silencio por la impotencia de no hacer nada, me llené de coraje y me acerqué a ellos, el dueño bajo la cabeza disculpándose y ella seguía sin decir nada.

-¿no cree que se le pasó la mano por tratarla así?- le dije molesta

-es… que… ella no sabe hacer su trabajo- me dijo el dueño

- pero no tiene el derecho de tratar a alguien así- le dije calmadamente, ella me miró y se sonrojó, yo también me sonrojé al ver su expresión y seguí hablando con el dueño.

-está bien discúlpeme por tratar a un empleado así no la despediré pero no se lo diga a su padre-

- yo no soy nadie para irme a quejar por algo como esto- le dije - ¿te encuentras bien?- me dirigí a ella que se estaba secando las lágrimas-

-s... Si…- me dijo – gracias-

-no perdóname a mí por no darme cuenta- le dije agachando la cabeza-

-quítate la blusa y ponte la casaca de tu colegio encima-

Entré al baño para poder quitarme la blusa y me puse la casaca encima, llamé a mi chofer para que me vaya a recoger dentro de una hora, cuando salí del baño, el dueño había mandado a la chica a la lavar todos los platos como castigo, sólo lo miré fijamente.

-¿ya se va señorita? Es que tenemos que cerrar- me dijo

-si no le molesta ¿puedo esperar una hora más? Es que me van a venir a recoger- le dije

-yo… puedo esperarla señor y después puedo cerrar la tienda- le dijo la chica

-bien… entonces me voy- dijo el dueño ya calmado

Salió de la tienda y puso el cartel de “CLOSE”.

-bien, deja que te ayude a lavar los platos- le dije

-no te preocupes, además todavía sigo avergonzada por lo que te dije-

-no importa ya pasó, vamos, te voy a ayudar- le dije

Me prestó un mandil y me puse a lavar con ella, era la primera vez que lavaba platos y lo hacía muy bien, ella no hablaba porque seguía avergonzada pero yo en cambio me sentía feliz de poder ayudar en algo por primera vez en mi vida.

-discúlpame por tratarte así- me dijo ella

-te dije que no importaba- le dije

-es… que… es la primera vez que alguien de tu clase me trata amablemente-

-no me trates así sólo soy una persona común y corriente como tu-

- las veces que han venido “niños ricos” me han tratado de una manera muy fea-

-pero yo no soy así- le dije sonriendo y ella se sonrojó aún más

- me llamo ____________-

-yo soy __________- le dije

Después de una hora llegó mi chofer y me despedí de ella, pero antes me dijo que si tenía tiempo el viernes vaya al pub donde ella también trabajaba para que me devolviera mi blusa de colegio, dijo que la iba a lavar, el nombre del pub se me hacía conocido y recordé que era uno de los muchos pub de uno de mis compañeros de clase, hablaba a menudo con él porque era sencillo pero cuando se hizo novio de una de las chicas de la clase hablaba poco con él, esperaba con ansias a que llegara el viernes, mi chofer me abrió la puerta del carro y ella se despidió de mi, iba con la cabeza agachada y sólo veía que mi pecho estaba descubierto porque sólo llevaba mi casaca encima y me quedé pensando en ella.

Cuando llegué a mi casa mi padre me preguntó en dónde estaba y le dije que me fui a comer con unos amigos, él se alegró porque dijo que estaba siendo más sociable y de paso aproveché en decirle que iba a salir el viernes a pub de mi amigo, le mencioné el problema que había tenido José el chofer, me dijo que iba a asumir los gastos del hospital para su esposa.

-gracias señor- le dijo José a mi padre

-es una petición de mi hija, pero tengo que pedirte un favor-

- cualquier favor que me pida el señor-

- como mi hija va salir el viernes quiero que le enseñe a manejar para que ella vaya sola-

Le agradecí a mi padre y José me dijo que me enseñaría a manejar, aprendí a manejar un carro en sólo un día y había llegado el viernes por la noche, bajé de mi auto y me metí las llaves en uno de los bolsillos del jean nuevo que había comprado antes de venir aquí, mis amigo ya estaban reunidos ahí hablamos un poco y después de buscar con la mirada la encontré, estaba en el bar sirviendo.

-disculpen voy a saludar a una amiga- les dije

-¿a la camarera?- preguntaron algunos y miraron un poco raro

Mi amigo que era el dueño me dijo que podía hablar con ella en los cuartos de servicios, le agradecí y él me sonrió, era una buena persona después de todo, me equivoqué al juzgar a todos por igual.

-hola como has estado- le pregunté

-muy bien, eres amiga de mi jefe ¿no?- me preguntó

-sí, me dijo que podíamos hablar en uno de los cuartos de servicio- le dije

- si le mencioné el incidente de aquel día y le dije que tenía que devolverte algo así que me dio permiso esta noche para hablar contigo, bueno ¿vamos?- me dijo cogiéndome la mano, me sonrojé porque nunca antes me habían agarrado la mano.

Entramos en los cuartos de servicio y ella abrió el armario donde se guardaba la ropa y mientras ella buscaba escuché las voces de un amigo que había llegado con su novia, me metí en el armario y cerré la puerta, por un momento ella se asustó pero le dije que bajara la voz, las dos personas entraron y empezaron a murmurar entre ellos.

-aquí nadie nos va a interrumpir- le dijo él a ella

-y si hay alguien espiando en el armario- le dijo ella

¿Armario? ¿Se refería a este armario? Si me encontraban con ella sabía lo que hablarían, el chico se acercó para abrir la puerta del armario, pero ella me arrinconó en el fondo del armario y me abrazó con todo su cuerpo, mi cuerpo reaccionó sólo y también la abracé fuerte, cuando abrieron la puerta del armario parecía que no había nadie y después la cerraron, yo me quedé mirando fijamente sus ojos y ella miraba los míos, escuchábamos ruidos de besos y después otros ruidos exagerados, esos dos chicos estaban teniendo sexo en el cuarto del personal de servicio, no hablábamos sólo escuchábamos las respiraciones de los dos chicos y nuestras respiraciones, mi cuerpo no aguantaba la presión por un impulso, quería besarla pero debía contenerme, cuando los dos chicos terminaron y salieron del cuarto nosotras seguíamos encerradas en el armario, ella seguía abrazándome, yo seguía callada pero después ella se movió y lentamente caímos en el suelo, su cabellos le tapaban los ojos y ella me quitaba la chaqueta y después la blusa, me dejó desnuda de la cintura para arriba, mojó sus labios y yo mojé los míos, tan cerca de unos labios que me provocaba besar todo parecía mágico hasta que la magia se esfumó con el sonido de mi teléfono, ella se detiene y se pone a un lado para dejarme hablar.

-¿s…si?-

-hola, ¿no has terminado de hablar con tu amiga?- me preguntó mi amigo

-no… aun no pero después me puedo ir sola tengo un carro no te preocupes-

-bueno nosotros ya nos vamos, te veo el lunes en clase-

-si nos vemos- le dije y colgué

Ella tenía el rostro completamente rojo no me miraba a la cara, yo tampoco no podía mirarla, me había gustado lo que me había intentado hacer, me puse todo lo que ella me había quitado lentamente, me acerqué a ella gateando y le di un beso en la mejilla.

-quedemos otro día- le dije y ella asintió con la cabeza

No sé que me pasó para que le dijera eso salí del armario y ella después de un rato salió, la llevé a su casa, una casa simple y acogedora como soñaba tener algún día, sin ningún lujo sólo una vida normal, me despedí de ella de nuevo con un beso en la mejilla y se fue sin mirar atrás, me fui a mi casa pensando en lo que había pasado, estaba feliz, estaba excitada y estaba confusa, no sabía qué hacer, el día lunes llegó y mi amigo me preguntó qué era de lo que hablábamos y yo le dije de nada importante, los días pasaron y más pensaba en ella y en cómo se atrevió a desnudarme y un poco más a besarme, cada vez que pensaba me ponía nerviosa, tenía ganas de verla y recordé que mis padres salían todos los viernes en las mañanas y no regresaban hasta el domingo, me quedaba sólo con las empleadas de la casa, quería ir a la pastelería para poder verla, quería ir al pub el viernes sólo para poder hablar con ella, pensé al principio que se me iba a pasar pero no fue así quería algo más, realmente me había enamorado de ella.

Escuché la conversación que tenían mis demás compañeros, iban a ir al pub de nuevo el viernes, les dije que iría para acompañarlos y a tomar algo por ahí, ese era el pretexto perfecto le dije a mi amigo que ella no me había devuelto mi blusa y que el viernes que iba me la podía entregar, el aceptó en decirle y sólo esperaba el día viernes con ansias.

Ese día nuevamente llegó, me fui en el mismo carro y me encontré con los mismos amigos, me acerqué a la barra y ahí estaba ella, con la mirada fija en el suelo, no podía mirarme.

-hola- le dije-como has estado-

-b-bi-bbien- tartamudeó

-no te pongas así-le dije- yo también me sonrojaré-

Ella me miró con una sonrisa y yo también la miré así.

-t-t-t-tra-traje tu blusa, si, está en el cuarto del personal-

-bien, vamos a buscarla-

Quería ir con ella para que pasara de nuevo, ambas sabíamos que lo queríamos así, entramos en el cuarto de servicio y de su mochila sacó la blusa, me la entregó suavemente y nos miramos como ese día, me había enamorado de una extraña que la semana pasada quiso besarme ¿suena loco? Pero claro que sí, no me importaba nada.

Escuchamos los pasos de dos personas que se acercaron a cuarto del personal de servicio.

-¿está bien que utilicemos este cuarto cada viernes que venimos?- dijo la voz de una chica

-si mi amigo me dijo que lo podíamos utilizar- dijo la voz de un chico.

Ella me tomó la mano y entramos al armario al igual que ese día, realmente estaba sucediendo todo de nuevo, pero en esta oportunidad no revisaron el armario, los dos chicos volvieron a tener sexo mientras nosotras escuchábamos todo lo que hacían, terminaron en media hora y salieron sin hacer ningún ruido.

Nos miramos y yo la abracé, besé tiernamente su cuello y ella se caía a mis pies, me empujó contra la pared y me empezó a desvestir, yo le desabotoné la blusa y cada vez que tocaba sus hombros la blusa se caía de a pocos, la recosté en el suelo y pasé dos de mis dedos por el centro de su pecho hasta llegar a su vientre, la miré fijamente y ella empezó a morderse los labios, era toda una provocación para mí, mojé mis labios y la besé de lleno en la boca, ella colocaba mis manos en sus piernas y después me guiaba para que mis manos pasaran por todo su cuerpo.Terminamos de “hacerlo” y ella se recostó en mi pecho, sólo tenía la blusa puesta yo ya me había cambiado, le dije que iniciáramos una relación y ella aceptó pero respecto al sexo en esa parte íbamos muy rápido y disfrutaba los momentos en los que estaba con ella, nunca peleábamos porque sólo nos dedicábamos a amarnos.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Octubre 26th 2009, 6:10 am

muy bonito sora... m encantan tus increibles istorias, cada una unica xD...
graxias por compartirlas
sigue cuando puedas..
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 9

Mensaje  SORA el Octubre 29th 2009, 6:04 pm

BIEN, AQUI LES DEJO EL CAPITULO NUEVE ESPERO QUE LO DISFRUTEN Y SIGAN LEYENDO LO QUE ESCRIBO PORQUE TODAVÍA TENGO HISTORIAS PARA PUBLICAR AQUI LES VA EL CAPITULO 9... QUE LO DISFRUTEN...


9. Ese día empezó con una gran sorpresa para mí, tenía dos amigas, para guardar los nombres vamos a llamar a una “chica a” y a la otra “b”, las tres parábamos de arriba para abajo saliendo juntas y reuniéndonos casi todos los días.

-y ahora que quieren hacer, ya hemos salido ayer- les dije

-yo quiero quedarme en tu casa- me dijo “chica a”

-yo también, tu casa es grande y bonita- me dijo “chica b”

Yo sólo les sonreía, ellas dos me habían cambiado completamente desde que las había conocido, solía ser antisocial y aburrida, pero ellas me mostraron el lado bueno de las cosas, de repente sonó el celular de la “chica b”, contestó, habló por un momento e hizo un gesto de tristeza, nos dijo que tenía que irse de viaje dentro de una hora por el cumpleaños de un familiar.

-entonces me toca quedarme contigo- me dijo “chica a”

-si tus papás te dan permiso no hay problema- le dije

-entonces ¿me puedes prestar tu teléfono?- me dijo

-claro ya sabes dónde está- le dije

Mientras que ella iba a hablar con sus padres me quedé con la “chica b”, me dijo que iba a estar muy triste sin vernos todo el fin de semana, le dije que la próxima ella se podía quedar en mi casa, me miró con una sonrisa y aceptó la invitación, la acompañé hasta la puerta y se despidió de mí con un gran beso en la mejilla, yo volví y me quedé conversando con la “chica a”, preparamos la cena para las dos porque mis padres habían salido a comer y nos fuimos a mi cuarto para seguir la conversación, vimos televisión por un rato, las noticias eran sobre alguien famosa que dijo que era lesbiana y las cosas que sacaba la prensa sobre su vida.

-oye- me dijo la “chica a”- ¿Qué piensas de las relaciones entre mujeres?-

-¿a qué viene la pregunta tan de repente?- le dije

-es que sólo quería saber tu opinión sobre el tema-

Ella tenía un poco de vergüenza y no sabía por qué, en ese momento me puse a pensar en una respuesta que me agradara y que le agradara a la “chica a”.

-esto es lo que pienso- le dije – yo no lo veo como algo malo, si un hombre le declara su amor a una mujer, ¿porqué no puede una mujer enamorarse de otra?, a veces las personas lo ven como algo sucio pero yo lo veo como algo normal si se quieren entonces es inevitable que se enamoren ¿no es así?, pienso que todos debemos ser tratados por igual el ser lesbiana o gay, no significa que por ser diferente las personas se alejen de ti -

La “chica a” levantó la mirada y vi que sus ojos brillaban, apagó el televisor y me miró fijamente a los ojos.

-¿y qué pasaría si yo en este momento te beso?, ¿rechazarías el beso de una mujer enamorada?-

Sus palabras me dejaron fría, la situación se complicaba, quería que ese momento pasara rápido pero el reloj se detenía y sólo avanzaba cuando mi corazón se demoraba en latir, me paré de la cama y ella se paró delante de mí, me volvió a tumbar y agarró fuertemente mis brazos, se echó encima de mí y me besó, mis brazos que forcejeaban se fueron soltando sólo para abrazarla, por mi cabeza pasaron varias escenas de besos que había visto en películas, pero esto no era una película, era mi vida llenándose con emociones que no había sentido desde que las había conocido.

Ella se apartó por escuchó que estaban abriendo la puerta de mi casa, eran mis padres que habían llegado, bajamos en silencio y después cambiamos nuestra actitud como si nada hubiera pasado y los recibimos con una amplia sonrisa.

-¿vamos a dormir?- le dije – ya estoy cansada-

-si, mañana tenemos que hacer muchas cosas, hasta mañana- les dijo la “chica a” a mis padres.

-hasta mañana- les dije

-vamos no te quedes- me dijo ella cogiéndome de la mano y llevándome a mi cuarto.

Cerré la puerta de mi cuarto y apagué las luces de mi cuarto, me eché en mi cama y ella me imitó.

-¿podemos hablar mañana?- me dijo ella

-claro, mañana… hablamos-le dije

Cuando comenzaba a quedarme dormida me abrazó como siempre lo hacía, pero cuando ella me abrazaba antes lo tomaba como un juego pero ahora ese abrazo se sentía diferente, esa noche no pude dormir y al día siguiente estaba con la cara hecha un desastre, me había olvidado de todo el asunto pero cuando la vi a ella recordé todo sin saltarme un detalle.

-bu-buenos dí-as- me dijo ella

-hola… eh ¿dormiste bien?- le pregunté

-cada vez que vengo a tu casa duermo bien-

Parecía que todo era normal, pero después me di cuenta que ya no la podía ver directamente a los ojos, estaba nerviosa.

-tus padres salieron temprano dijeron que iban a almorzar fuera-

-¿entonces te vas a quedar conmigo a almorzar?- le dije

-no puedo porque ya había quedado con mis padres- me dijo ella

-ah… ya veo- le dije- pero ¿podemos desayunar?

-claro… porque no…- me dijo ella

Quería que se quedara todo el día conmigo, si hubiera sido otra la situación hubiera llamado a sus padres cancelando su almuerzo para quedarse conmigo.

Desayunamos sin prisas y después ella se fue sin decirme nada, el lunes cuando entramos a clases se acercó con la “chica b” y conversamos como lo hacíamos siempre, si la “chica b” se iba ella también no quería estar a solas conmigo, pasó un mes y seguíamos en la misma situación, pero en ese mes que pasó volando me di cuenta de que tenía que hacer algo por ella.

Un domingo por la tarde me llamó la “chica b” y me dijo que si estaba desocupada, le dije que si tenía tiempo y nos reunimos en el colegio, sólo nosotras dos.

-¿para qué me has hecho venir aquí?- le pregunté

-quería saber que fue lo que pasó con ella- me dijo

La miré y después miré el suelo, le conté todo lo que había sucedido y en cómo había cambiado nuestra relación, después le pregunté si ella sabía algo y también me empezó a contar todo lo que sabía.

-sabes…- me dijo ella – cuando te conocimos no tenías ningún amigo… tratamos varias veces contigo pero tú no nos hablabas, pero cuando ella te habló sobre las personas que están solas, tu cambiaste tu forma de vernos y te hiciste amiga de nosotras, pero cuando pasaron los años de la primaria y después entramos a secundaria, ella empezó a interesarse más por ti, yo también, no lo voy a negar, pero ella más, tu amabilidad, tu forma de hablar y tus ideas fueron enamorándola y cuando me dijo que realmente estaba enamorada de ti le dije que vaya y te diga lo que ella sentía, por eso ese día mentí que me iba de viaje para dejarlas solas y así ella te pueda hablar de sus sentimientos.

Ante esa pequeña historia, me di cuenta de que estaba siendo muy egoísta al menos en este mes me hubiera acercado a preguntarle cómo estaba, o cómo se sentía.

-¿rechazarías de nuevo un beso de la mujer que te ama?- me dijo la “chica b”

Eso si sonó un poco raro, pero me lo dio a entender a su manera.

-ve rápido ella está en su casa y sus padres no están- me dijo ella

Sin pensarlo dos veces salí corriendo del colegio hacia su casa, comenzaba a cansarme pero el sólo pensar de que ella me estaba esperando me hacía continuar corrí por las calles, me tropecé dos veces pero al final llegué, toqué le timbre desesperadamente y ella abrió la puerta.

-pued…puedo… ent…- tomé un respiro – ¿puedo entrar?

Ella me miraba sorprendida y me hizo pasar, fui directamente al baño y me quité la playera que estaba empapada de sudor, me lavé y cogí una toalla para secarme el rostro y cuando levanté la mirada ella estaba ahí mirándome.

-eh… disculpa… por haber venido así- le dije

-no… no es nada es que me sorprendiste- me dijo ella –deberías ponerte algo encima, te puedes resfriar-

No me había dado cuenta que no tenía nada puesto encima, me sonrojé y me tapé con la toalla. Ella me seguía mirando y no hablaba, yo estaba igual había corrido tanto que las cosas que tenía que decirle se me fueron de la cabeza.

-creo que mejor te espero afuera- me dijo abriendo la puerta del baño

-¡no espera!- le dije

Puse mi mano y la puerta se cerró de golpe, la toalla se había caído pero eso ya no importaba, ella volteó y nuestros ojos se encontraron, puse sus brazos contra la puerta y la miré, las gotas de agua se caían por las puntas de mi cabello, “abrázame” me dijo ella al oído y yo la abracé, ella acarició suavemente mi espalda que estaba fría por el agua, “abrázame más fuerte, quiero que me quites todo el aire que tengo”, yo seguía abrazándola más fuerte nuestros cuerpos chocaban violentamente, “ya sabes en dónde está mi habitación” me dijo nuevamente, cada vez me ponía más nerviosa pero le hice caso y la llevé hasta su cuarto, ella me tumbó en su cama y empezó a quitarse la ropa, después de que ella estuviera completamente desnuda empezó a quitarme los jeans, “está bien… puedes… tocarme” me dijo ella, la toqué suavemente, tenía una piel suave, me revoloteaba el cabello cada vez que tocaba una parte sensible de ella, llegué a sus labios, eran unos labios con sabor a pasión.

-realmente eres muy buena en la cama- me dijo ella, sólo me reí de su comentario y le dije que arruinaba el momento con esa frase.

-pero es la verdad me sorprendes- me dijo ella

La besé nuevamente y le dije:

-no puedo rechazar los besos de una mujer enamorada-
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Octubre 31st 2009, 8:13 pm

sora muy muy bueno!!!...

como dice marijoe... muy ilustrativas tus palabras

en espera del siguiente capitulo xD... besos
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  SORA el Octubre 31st 2009, 10:14 pm

gracias a ti ana por seguir leyendo mis fanfics, un beso para ti tambien
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 10

Mensaje  SORA el Noviembre 3rd 2009, 4:11 pm

HOLA, AQUI VENGO CON OTRA HISTORIA PERO ES UN POQUITO LARGA, ASI QUE LA DIVIDÍ EN TRES PARTES, ESPERO QUE LES GUSTE...


10. (PRIMERA PARTE) sólo quería probar cómo las mujeres se enamoran, hice una serie “experimentos” en mi escuela que era un internado para que los padres abandonen a sus hijas con un grupo de monjas, no era mi estilo rezar y mucho menos rendirle una misa a Dios, sólo lo adoraba a mi manera, ¿Por qué quería saber sobre el amor entre mujeres? Me parecía algo que tenía que averiguar y en los primeros tres meses de clase empecé a escoger a ciertas chicas que tenían comportamientos tímidos cuando se les acercaba una mujer, cara enrojecida, movimientos bruscos en las manos, se cogían el cabello y los labios, es realmente sorprendente cómo la actitudes varían. Mi primer “sujeto de experimentos” fue una chica de tercer año, deportista, buena estudiante, tenía muchas fans que se declaraban “¿porqué no investigo a las chicas que mandan cartas de amor y se declaran a otras?” porque me parece un exceso que vayan demostrando su amor y lo griten por todo el internado, ese tipo de chicas es de la especie “enamoradizas de una mujer con estilo de hombre atlético y atento ”.

Para llegar a esta chica, la que es buena deportista, debía entrar yo en la fase de “enamorarla”, había estado observándola en el primer mes de clases (parezco una acosadora) veía lo que le gustaba, veía lo que le disgustaba, le gustaba comer en grandes cantidades pero aún así mantenía su esbelta figura, no le gustaba que las chicas de grados mayores se enamoraran de ella y varias cosas que son de menos importancia, tenía cierto gusto por el mismo sexo pero lo escondía bien, ese ya es punto para mí.

Comenzando con el primer sujeto experimental.

Debía cambiar mi forma de hablar.

Fui la primera en salir de clase, era viernes, fui a mi habitación y me cambié rápidamente para ir a los entrenamientos del equipo de fútbol femenino, me llevé un libro para leer mientras observaba a mi sujeto de experimentos, el partido ya había empezado, pasé desapercibida por las jugadoras menos por mi sujeto de experimento que me miró por unos segundos y después puso su mirada en el juego, realmente jugaba bien, terminando el partido de entrenamiento ella “mi sujeto” se lastimó el pie, pero lo que vi es que sus demás compañeras que eran de menor grado le decían: “no te preocupes, eres tan fuerte como un hombre”, descubrí que a mi “sujeto” no le gustaba que la trataran como un hombre si no como una mujer que debía ser atendida, todas las integrantes del equipo se iba retirando de a pocos y aproveché para entrar, pero me detuve porque escuché voces dentro del baño.

-¡ya te dije que dejaras de molestarme!- decía mi sujeto

-pero yo sólo quiero jugar un poco más contigo- decía la voz de una chica

Comenzaron a sonar las cosas dentro del baño así que yo me acerqué y abrí la puerta de golpe, la seguridad de mi sujeto también era una de mis prioridades, ella me miró y con sus ojos me pidió ayuda.

-¿tú, que haces aquí?- me preguntó la chica que atacaba a mi sujeto, era una chica de mi clase que se las daba de mandona pero sólo la catalogaba como un “delincuente” porque nadie la comprendía.

-sólo pasaba por aquí y vi que una señorita estaba gritando- dije, la reacción que tuvo mi sujeto fue en los ojos, brillaron como nunca antes se sentía a gusto que la llamaran señorita.

-¡pero tú nunca vienes por aquí! ¿Qué estabas haciendo?- me preguntó con brusquedad

-sólo se me antojó leer un libro en las gradas del campo de entrenamiento, sólo eso, no te preocupes no voy a decirle esto a nadie, pero si te acercas a ella nuevamente te expulsarán, sólo la condición es que no te acerques a ella ¿si?-

La “delincuente” me miró con miedo y después recogió sus cosas para irse, cerró con fuerza la puerta y sólo nos quedamos nosotras dos.

-esto… no sé que decir- me dijo ella, de nuevo estaban presentes los movimientos de las manos, la mirada en el suelo y la cara llena de vergüenza.

-tu pie, ¿puedes pararte?-

-eh… ah no… me duelo mucho- seguía nerviosa, otro comportamiento, se enredaba con las palabras.

-bueno, supongo que te llevaré a la cafetería ahí deben de tener hielo- le dije

-si… bueno-

-¿puedo dejar mi libro en tu casillero?- le dije con amabilidad

-si… pero ¿porqué?- me dijo ella

-es que si te llevo cargada mi libro se caería-

Bien, la reacción era buena, si la cargaba en mis espaldas sería menos el peso, si dejaba mi libro en su casillero en donde ella guardaba sus cosas después tendría que buscarme para que me lo devuelva. Me senté a su lado y le dije que se abrazara mi cuello.

-pero es que estoy sucia, tu ropa…- me dijo ella

-no te preocupes por la ropa, ahora agárrate fuerte-

Pasó suavemente sus manos por mi cuello y mi reacción también fue la misma que ella, me sonrojé, tenía unas manos muy suaves, la levanté y no pesaba nada, caminé con normalidad hacia la cafetería, no había casi nadie en la escuela ya que era viernes y se iban el fin de semana a ver a sus familias, sabía que mi sujeto sólo se iba los fines de mes a su casa pero estábamos en los inicios de junio así que yo también debía quedarme para observarla (ahora si parezco una acosadora).

Entramos en la cafetería, como habíamos visto antes de entrar todo estaba vacío, cuando no había nadie teníamos permiso para usar la cocina, entré junto con ella y la dejé sentada en una de las mesas, y busqué en la nevera el pedazo de hielo.

-espera, no puedo ponerte el pedazo de hielo directo en el pie- le dije

De los bolsillos de mi casaca saqué un pañuelo que había llevado previendo la situación, envolví el hielo y se lo puse en la zona lastimada ella respiró hondo y después se tranquilizó, miré de reojo y ella estaba sonriéndome, mi mano estaba entumecida por el hielo y cambiaba de posición.

-¿m-m-me… puedes dar tu mano?- me dijo ella

Me sorprendí, una conducta inesperada tenía que averiguar el resultado y le extendí mi mano, ella me cogió la mano con delicadeza y la puso en su mejilla que estaba caliente por haber hecho ejercicio.

-listo ¿se siente bien?- me dijo ella

-si…- le dije, otra reacción mía, mi corazón latía con fuerza, había asumido que tenía un control total sobre mi cuerpo pero mi corazón no me obedecía.

Cuando el hielo se derritió ella no soltaba mi mano, tenía la cara más roja de lo normal.

-¿Cómo puedo agradecértelo?- me preguntó ella

-no, no es nada, me alegro de haber llegado a tiempo- le dije refiriéndome a lo que había pasado

-si… muchas gracias, de verdad- me dijo ella

-bueno supongo que me iré, he escuchado que no te gustan que las alumnas de grados superiores estén cerca de ti-

-¡no, espera! ¡Contigo es diferente!- me dijo ella

-¿en qué sentido?- le dije quería que me respondiera para evaluar su respuesta

-es que tu… fuiste… muy gentil conmigo- dijo bajando nuevamente la mirada -¿te vas a quedar este fin de semana en la escuela?¿tienes algo que hacer mañana?-

-realmente nada, no tenía planeado quedarme pero mis padres han viajado y tengo que quedarme acá- le dije, lo más probable que pensaba era…

-entonces… ¿podemos almorzar juntas? Pediré algo y lo comemos en tu habitación o en la mía-

Era exactamente lo que estaba pensando, ahora que ella me dijo que quería almorzar conmigo tendría que acelerar el proceso de evaluación y llegar a la fase del “primer beso”.

-bien… entonces… como prefieras- le dije

- entonces ¿podemos almorzar en tu habitación?- me preguntó

-sí, claro- le dije – pero antes, deja que te lleve a tu habitación, todavía debe dolerte el pie-

La acompañé y me despedía ella con un beso en la mejilla, había observado que a ella la saludaban dándole la mano y suponía que quería un beso, estaba en lo correcto.

Me desperté al día siguiente con una especie de emoción en mi interior, me cambié rápidamente y encendí la computadora para hacer el reporte del experimento sobre el día de ayer.

-realmente- decía el reporte- los progresos con el “sujeto” fueron un éxito, la manera en la que le hablo le gusta, trato a mi sujeto como una “señorita”, eso es lo que le gusta, el sujeto empieza a interesarse por mí, a las 13:30 horas vendrá y comerá conmigo después de eso hablaré con ella y sacaré algunos datos para el experimento…-

La hora se acercaba y yo cada vez me ponía más nerviosa, también debía evaluar mi comportamiento porque también soy un sujeto pero la hora me ganó, tocaron la puerta de mi cuarto con suavidad, era ella, cuando la vi me sorprendí de su cambio, a comparación de ayer, hoy estaba aseada, se había puesto un vestido que le quedaba muy bien, conclusión, se había arreglado para mí.

-hola como te encuentras, ah perdón pasa por favor- le dije

Ella pasó con algo de torpeza se sentó en la silla del escritorio y dejó en la mesa la mochila que había traído.

-si no te molesta yo he preparado el almuerzo ¿está bien?- me dijo ella

-me gustaría probarlo- le dije

Sacó de la mochila dos envases de plástico, estaban aún calientes y dos botellas de agua para tomar, mientras comíamos hablábamos muy entretenidamente, hablábamos sobre la escuela y ella me preguntaba sobre mi vida, yo le respondía con sinceridad para que no se hagan malos entendidos.

Iniciando la prueba experimental.

La botella de agua se resbaló de mis manos y calló en su vestido, me disculpé mil veces pero ella me dijo que no me preocupara.

-realmente soy muy torpe- mentí –espera, en el baño hay una toalla, dime en dónde está tu buzo de colegio y lo traigo en seguida.

-so-sol-sólo ve a mi cuarto, está encima de mi cama- me dijo ella, miré nuevamente mi cuarto y en el lugar de las cosas, corrí por los pasillos y entré en su cuarto saqué su buzo y regresé lo más rápido que pude, me paré en la puerta y le di cinco minutos, después de cinco minutos entré a mi habitación, ella había cerrado las cortinas, había estado leyendo un libro de poemas que tenía por ahí, todavía tenía la toalla envuelta.

-toma vine lo más rápido que pude- le dije fingiendo que estaba sin aliento

-gracias-

Analizando la impresión que tuve al ver que ella se quitaba la toalla y se quedaba completamente desnuda: un cuerpo muy hermoso y en forma, se me acercó a mí y no me sorprendí para que ella no reaccionara de otra forma, cerró la puerta con llave.

Describiendo escena: después de haber cerrado la puerta con llave, ella pasó su mano por mi boca y tuve el impulso de besar sus dedos mientras la llevaba hacia mi cama.

-¿está bien esto para ti?- le pregunté al oído

Ella sólo me miró por un momento y después de un rato sus manos se deslizaban por todo mi cuerpo, se sentía bien ser tocada por sus mano suaves, yo también la tocaba pero de una manera muy delicada, a ella le gustaba sentirse como una mujer, eso era lo que quería lograr con los experimentos, ella besaba mi cuello y eso provocaba una excitación en mi cuerpo, seguía besándola, le hacía maravillas con mi boca y ella se excitaba aún más que yo, había perdido la cabeza por ella, mi conducta varió de un momento a otro y sentí amor hacia mi sujeto de experimentos.

-el calor de tu cuerpo se siente bien- me dijo ella

Se quedó dormida en mi cama mientras yo me vestía, encendí el computador, pero nada se me venía a la cabeza, volteé para mirarla y mi sujeto mostraba una faceta que nunca había visto de ella, dormía tiernamente, cubierta por las sábanas que me abrigaban a mí en las noches, cuando ella despertó le hablé sobre los experimentos que estaba realizando, al final ella se sorprendió pero después pudo comprender mi interés sobre el tema, me dijo que cuando acabaran los experimentos decidiera con qué chica quería quedarme, la besé de nuevo y lo volvimos a hacer pero esta vez fui yo la que se quedó dormida mientras ella abandonaba mi habitación con una sonrisa en la cara esperando verme el día lunes en una de sus prácticas.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Noviembre 3rd 2009, 7:15 pm

hola, hola xD....
ala q interesante, muy bueno sora...
graxias x seguir Very Happy
en spera d la segunda parte ;)... besos
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 26
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 10 (SEGUNDA PARTE)

Mensaje  SORA el Noviembre 9th 2009, 4:57 pm

HOLAAAA... AQUI LES TRAIGO LA SEGUNDA PARTE DEL CAPITULO 10 ESPERO QUE LO DISFRUTEN Y QUE ESPEREN CON ANSIAS LA PARTE FINAL PARA LA SIGUIENTE SEMANA...


(SEGUNDA PARTE) Sujeto de experimentos 2

El día lunes llegó y mis clases se pasaron volando, por la tarde fui a los entrenamientos de mi primer sujeto de experimentos, cada vez que me veía se sonrojaba y me sonreía, después de las prácticas se quedaba sólo conmigo para poder besarme, sabiendo que tenía que encontrar a otro sujeto de experimentos, ella me decía “no importa si te comparto”, me reía de sus comentarios y después salíamos de los vestidores como completas extrañas, me sentía un poco mal por ella, pero ella lo quería así.

Mi segundo sujeto de experimentos era un caso especial, era una chica que iba en cuarto año, era un año menor que yo, hija de padres adinerados, tenía alrededor de ella amigas falsas, cada cosa que ella hacía estaba bien para todo el mundo, si era algo bueno o malo debía estar bien, eso era algo para empezar, a ella no le gustaba que le dijesen que todo estaba bien, ella quería a alguien que le diga la verdad, ahí es donde debía entrar yo.

Ella se reunía con sus “amigas” en un salón especial para leer poesía, sus amigas sabían recitar pero ella sólo hablaba y todas ellas decían: “¡recitas muy bien!, ¡deberíamos inscribirte en los concursos de declamación!”, ella sólo bajaba la mirada y no les decía nada, estando en el descanso me acerqué al salón en donde estaban ellas, era una especie de biblioteca y entré para sacar un libro, en la sala estaba un grupo de chicas que eran de familias ricas, de las cinco, mi sujeto estaba ahí, sumisa ante la poesía que sólo le gustaba escuchar y no recitar.

-bien, ¿qué les pareció?- dijo la chica que había terminado de declamar

-muy bien- dijeron todas como un coro de iglesia

-ya que terminamos nuestra rutina matutina- continuó- vamos a la iglesia a rezar, ¿vienes con nosotros?- le preguntó a mi sujeto

-no… eh… yo me quedo quiero leer un poco-

-muy bien eso está bien- le dijo la chica

Se despidieron de ella y salieron, hablaban que ya estaban cansadas de ella y que sólo por los empleos de sus padres eran amigas. Ella se quedó completamente sola hasta que yo llegué, tenía en las manos el libro que quería.

-hola… disculpa pero tienes en tus manos el libro que quiero- le dije

Ella se volteó a verme y se sonrojó un poco.

-tu… eres mi superior ¿no?- me dijo ella algo nerviosa- toma-

-pero si lo estás leyendo tu… mejor quédatelo- le dije

-sí pero mis amigas me dijeron que si un superior quería algo tenía que dárselo-

-no te preocupes, sólo soy un año mayor que tú- le dije sonriendo

- pero mis amigas…-

-es tu decisión- le dije

Al escuchar eso ella se ruborizó, me vio a los ojos se sentía emocionada.

-bien… entonces por esta vez me lo quedo yo- me dijo ella

-perfecto, sabes sólo deberías leer los poemas no recitarlos, pues… como te lo digo… declamar no va contigo- le dije

-nunca me habían dicho eso…- me dijo – gracias por decirme la verdad-

Los resultados salieron como esperaba, nadie le había dicho que recitaba mal, parece que soy la primera persona que se lo decía.

-¿te puedo acompañar?- le dije – yo no quiero ir a esa iglesia-

-igual yo, me aburro… ¡disculpa… no quería decir eso!-

-no tienes porqué disculparte, puedes expresarte como quieras- le dije

-contigo realmente me siento libre- me dijo ella – si no te molesta… ¿podemos hablar también después de clase?-

-entonces pasaré por aquí cuando tus amigas se hayan ido-

Ella rió y aceptó, fui a mis clases y por la tarde fui al lugar acordado, previendo la situación tendría que esperar una semana para tener más confianza con ella. Hablamos de lo que le disgustaba y de lo que le gustaba, durante una semana hablamos de todo, yo esperaba a que sus amigas se fueran y yo entraba sólo para charlar, ella iba a mi habitación por las noches para declamar y cada vez iba mejorando, en la noche del viernes ella me estaba invitando a su casa por el fin de semana, acepté la invitación y lo vi como una buen inicio para “el primer beso con el segundo sujeto”.

Cuando llegamos a su casa nos recibieron todas las criadas que tenía.

-señorita, su padre está de viaje- dijo una de las empleadas

-gracias, bueno ¿vamos a mi habitación?- me dijo

-ya le hemos preparado una habitación a la señorita- dijo la empleada

-ah… bueno entonces ¿nos encontramos para cenar?

-si deja que me bañe primero

-bien, entonces que pasen un buen fin de semana- dijo nuevamente la empleada

Cuando llegué a la habitación me comencé a reír, realmente no me gustaba ser atendida de esa manera, entré a darme un baño y después fuimos a cenar, entramos a la biblioteca y ella empezó a declamar, esta vez lo había hecho bien.

-ahora si has mejorado-

-gracias, tu opinión es importante- me dijo ella

Cuando desperté ya era domingo, me desperté, me lavé los dientes y me volví a echar, entonces tocaron la puerta, una noche antes había previsto que ella vendría en la mañana del domingo, ella quería hacer algo conmigo por eso ya la esperaba.

Descripción de la escena:

Me hacía la dormida mientras ella se acercaba a mí, me destapó y sentí un viento helado por mis pies, pasó su brazo por encima de mí y se acercaba lentamente para darme un beso, pero antes de que rosen sus labios abrí mis ojos y ella se sorprendió.

-¿Qué intentabas hacer?- le pregunté

-yo…. s-só-sólo estaba…- tartamudeaba- yo sólo quería besarte-

Provoqué una reacción en su cuerpo, estaba nerviosa, la abracé con suavidad y ella se sorprendió.

-¿crees que está bien?- le dije para ver su reacción ante la misma pregunta que le hice al primer sujeto.

-pero… yo te vi… haciendo eso con la chica de tercer año- me dijo

No era parte del plan que me viera con el primer sujeto, lo que vio seguro fueron los besos que me daba el primer sujeto en los vestidores.

-quiero… que… hagas lo mismo… conmigo- me dijo ella

La recosté en la cama y le empecé a quitar la blusa que tenía puesta, el sol le daba en todo el cuerpo y parecía un ángel, otra reacción en mi cuerpo, estaba sintiendo amor hacia el segundo sujeto, era delicada en cada movimiento que hacía, parecía su primera vez, no sabía cómo tocarme, se me ocurrió una frase en el momento para estudiar otra de sus reacciones “deja que yo lo haga todo…” le dije al oído, ella me miró, se sonrojó nuevamente y me dijo “sé amable conmigo” , la hora de irse se acercaba y como decirlo, acabé con ella y fui al baño a lavarme, pero ella me siguió hasta el baño y lo volvimos a hacer, tenía que registrar todo en la base de datos de mi computador, había descubierto que el segundo sujeto era muy impulsivo y aprovechaba un descuido de sus empleadas sólo para besarme ó tocarme, cuando estábamos de regreso le conté sobre los “experimentos” y sobre el primer sujeto, ella no se sorprendió tanto porque ya me había visto antes y me dijo que yo sólo lo consideraba como un juego, le pedí perdón pero su respuesta fue otra reacción que no conocía.

-me gusta que seas así, ¿puedes ser mi compañía cuando quiera?-

Sólo me reí y le asenté con la cabeza, no sabía lo que pensaba ella con exactitud y cuando se lo conté al primer sujeto se llenó tanto de excitación que me pidió que nos acostáramos de nuevo, ahora yo parecía el sujeto de experimentos.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  masay el Noviembre 9th 2009, 5:13 pm

no puedo ahora leermelo, que rabia. A ver si saco un ratillo porque hasta ahora todos los relatos son muy buenos.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  SORA el Noviembre 9th 2009, 5:16 pm

GRACIAS POR DARTE UN TIEMPO PARA LEER MIS HISTORIAS, GRACIAS DE VERDAD
SALUDOS
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 25
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.