PlanetaL, tu foro les
Lo más visto
Libros
Fanfictions y Relatos
Cine
Cortometrajes
Archivo TLW
Fan fictions TLW
Últimos temas
» Sólo por un momento
Septiembre 3rd 2017, 2:07 pm por anita

» Un Nuevo Comienzo, Mayra
Septiembre 1st 2017, 8:38 pm por anita

» Fotos antiguas
Septiembre 1st 2017, 6:45 pm por anita

» Caretas de papel
Agosto 28th 2017, 9:38 am por E.M.A

» Libro No te veía por Jennifer Torices Gómez
Julio 21st 2017, 5:08 pm por Viren

» Peliculas de tematica les
Abril 29th 2017, 8:51 pm por julia

» Alerta de huracán, Melissa Good
Abril 17th 2017, 8:54 pm por malena

» Cortos de temática lesbica
Abril 15th 2017, 12:21 pm por julia

» Easy Abby
Abril 15th 2017, 12:16 pm por julia

Webs amigas


Ir a Revista MiraLes

Ir a AmbienteG

Visitas


Contador de visitas



historias sobre L amor, Sora

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

historias sobre L amor, Sora

Mensaje  SORA el Septiembre 8th 2009, 3:55 pm

bueno he visto que todas han puesto las historias con los personajes de mi serie favorita, pero si no fuera mucha molestia quisiera poner una historia creada por mi bueno... ahi les va el primer corto, si las historia es mala por favor diganme para ya no publicar los otros cortos que he escrito.


1.Recuerdo muy bien esa tarde en la que esperaba con ansias su llegada, ella nunca antes me había dicho que quería celebrar su cumpleaños conmigo y con dos amiga más , mi familia como por arte de magia tuvieron cosas que hacer y se fueron de viaje dejándome a mi sola… por dos días en una casa grande y con todas las comodidades que podía tener hasta que ella llegó, me pareció en ese momento la persona más simpática que había visto, lo más curioso es que ella y yo sólo éramos amigas ni tan íntimas ni tan lejanas, sólo amigas, pero por un motivo en especial me pidió que celebrara su cumpleaños con ella, las otras dos amigas debían estar por llegar.

- Siéntate mientras pongo lo que has traído en la cocina- le dije, estaba con la ropa con la que siempre andaba cuando estaba en casa, no pensaba en arreglarme.

- Déjame ayudarte, ya que yo soy la que preparó todo esto.

Acepté la ayuda con una sonrisa y ella también me sonrió y nos fuimos a la cocina, ella detrás de mí para saber el camino, la veía un poco callada y con la cara roja, me preguntaba en mi mente si se parecía a un tomate o a una manzana, solo reí entre mis pensamientos mientras que dejaba la pequeña torta que le habían regalado.

- Sabes- le dije – a lo mejor tu novio quería venir-

- Pues no tengo novio. – me respondió un poco nerviosa

- Una persona tan linda como tú debería conseguir a alguien, morirían por ti.

Se quedó callada ante tal comentario, y yo me sentí un poco culpable al ver la cara tan roja que había puesto, tocaron el timbre y ella fue a abrir, eran las dos amigas que faltaban.

Pasamos una agradable tarde, partimos la torta y como siempre no faltaba alguien que llevara una bebida fuerte, le dieron de tomar a ella sabiendo que después le daría un poco de mareos. La noche había caído rápidamente y las dos amigas se fueron temprano, “te la encargamos, llama a sus padres para que la vengan a recoger” me dijeron, llamé, y me contestó su hermano pequeño “mis padres están fuera, yo me voy a la casa de mi tía porque mi hermana dijo que se iba quedar en la casa de una amiga” y me colgó.

La miré y veía como se dormía en el mueble de mi sala, la llevé a mi cuarto para que descansara, había pasado una hora desde que la había llevado y ella fue a la cocina medio dormida y me dijo que me iba a ayudar a guardar los platos ya lavados, entonces acepté su oferta y se dirigió aún adormecida al lavadero a recoger los platos que ya estaban limpios sin darse cuenta que un filoso cuchillo estaba ahí a punto de caerse, mi reacción fue rápida y por detenerlo el cuchillo pasó por toda mi mano haciendo un abertura mediana, no me dolía pero aun así ella se asustó

- Quédate quieta – me dijo revisando mi mano cuidadosamente

- ¿Qué vas a hacer? – le dije algo extrañada

- Esto lo vi en un anime y realmente funciona.

Me sonrojé al principio, es como si me besaran exageradamente mi mano, se sentía bien.

- Realmente es muy útil - le dije

- Listo así ya no saldrá más sangre.

Cogió su pañuelo y me envolvió la mano me dijo que hiciera un puño y así lo hice, me quedó mirando fijamente a los ojos y me daba cuenta que sus ojos eran negros muy negros, un escalofrío me pasó por el cuello y ella empezó a mojar sus labios con su propia lengua, cogió mi cabello y me lo quitó de la cara se acercó a mí, me daba vergüenza decirlo pero sus pechos chocaban con los míos y aun estando en esa posición extraña ella me besó cerrando sus ojos y yo aún perpleja no podía cerrarlos, había besado a muchos chicos pero era la primera vez que besaba a una mujer, una muy bonita.

Para decirlo científicamente mi fluido salival se caía por mi boca y ella lo recogía con la suya realmente ella lo estaba disfrutando, y yo seguía inmóvil, terminó de besarme y salió corriendo de la cocina hacia mi cuarto ocultando su rostro de la vergüenza, yo terminé de limpiarlo todo y mi mente trataba de procesar lo que había pasado, realmente me había gustado y ese beso era el mejor que había recibido, mi corazón si es que estaba vivo ante tal experiencia no dejaba de latir, estaba en dudas si subía y le decía que lo que había hecho estaba mal o no decirle nada, apagué las luces y fui a mi cuarto las luces también estaban apagadas, entré sin tocar la puerta y ella estaba ahí sentada al borde de mi cama esperando a que le hablara o que ella me hablara.

- Realmente perdóname por esa reacción que tuve- me dijo

- No tienes porque disculparte.

- Entonces te gustó?

No le respondí nada, sólo me quedé callada, ella me dijo que desde que me conocía le había gustado y no podía resistirse ante tal oportunidad, pero al ver que no le decía nada salió corriendo y yo fui tras ella, antes de que cruzara la puerta la cogí por el brazo y la besé, no sabía porque la besaba pero se sentía tan bien que ella se quedó sumisa entre mis brazos cogió mis manos para que yo le quitara la blusa y ella me estaba levantando el polo que tenía puesto, realmente caí en el juego y no pude resistirme. ¿a quién le iba a importar en ese momento lo que pensara la gente? sólo me importaba ella y cómo delicadamente caía también en el juego que habíamos iniciado, nadie nos molestaba esa noche, solo éramos nosotras dos.

Le dije a ella que no podíamos ser algo más y ella sonrió y me dijo “lo acepto y seremos amigas siempre pero cuando tenga necesidad de regalarte mis besos vendré por ti” lo acepté también y así quedamos pero después de eso ni yo ni ella permitió que nadie más aparte de nosotras nos besara, nuestros besos fueron plenamente correspondidos.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Septiembre 8th 2009, 4:45 pm

muy bueno el ff... me gusta como lo escribiste ;)...

tu continua subiendolos... stan geniales..
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  julia el Septiembre 9th 2009, 12:57 pm

Muy bueno Sora clapping Sigue poniendo más. Me gusta tu estilo.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

graciasssssssssss

Mensaje  SORA el Septiembre 9th 2009, 4:30 pm

entonces voy a publicar cada capitulo los martes y los miercoles ahora mismo les subo otro capituloooooooooooooooooooo
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

historias sobre L amor (capitulo 2)

Mensaje  SORA el Septiembre 9th 2009, 4:34 pm

cada capitulo es una historia diferente espero que también les agrade este...ahi les va...


2. Empecé a hacer unas investigaciones para conseguir a alguna modelo que quisiera posar para una pintura que iba a presentar en una galería que siempre solicitaba mis cuadros, ellos reflejaban la belleza de las cosas, era yo muy joven y como mujer me daba vergüenza pedirle a otra mujer que se desnudara para poder pintarla, por eso yo pintaba solo paisajes pero quería experimentar con otras cosas, algo nuevo, un nuevo sabor que quería sacar del arte, le pregunté al dueño de la galería si quería un tema en especial y él me dijo que quería como centro de atención a una mujer desnuda una mujer que valga la pena pintar. Cogí las llaves de mi carro y recorrí un par de prostíbulos, esos lugares me dan escalofrío, preguntaba si había alguien y ofrecía unos cuantos billetes y todas las prostitutas se me acercaban, me sonrojaba porque me tocaban el pecho y trataban de acariciarme el cabello, yo salía despavorida de ahí sin ningún resultado.

La exposición era en tres semanas y aun no tenía modelo, intenté dibujar según mi imaginación pero no era lo mismo, pasé toda la noche pensando en cómo podía conseguir una modelo ese mismo día, era casi imposible, me puse una casaca encima y salí a desayunar, aún era muy temprano pero el restaurante estaba abierto, sólo había una chica en la esquina de la barra, así que yo me senté en el otro extremo.

- Ah! Nuestra clienta habitual, bienvenida ¿lo mismo de siempre?

- Si gracias- le dije mientras que seguía con la cabeza perdida, la chica del otro extremo de la barra me miro por décima de segundo y volvió a su desayuno.

Terminé mi café y las dos tostadas que siempre pedía y fui a pagar en el cajero la chica me imitó y también fue a pagar pero le faltaba dinero, yo que estaba apurada le di el dinero que le faltaba y pagó, me dio las gracias, le sonreí, era la sonrisa que siempre le daba a todo el mundo cuando estaba distraída, salí fui al estacionamiento por mi auto, la chica que estaba en el restaurante me siguió y me cogió de la mano, en ese momento la distracción de mi cabeza se esfumó como por arte de magia y tenía la atención en aquella chica que no me soltaba la mano.

- Tu dirección- me dijo

- ¿Qué?- le preguntaba

- Dame tu dirección necesito devolverte lo que me has prestado- me dijo algo avergonzada

- No es nada no importa- le dije volviendo a sonreír

- Si importa para mi es importante-

La quedé mirando y no me había dado cuenta de que sus ojos brillaban y su cabello se cruzaba por sus labios, le di mi dirección y entré a mi auto ella nuevamente me sonrió y yo también le sonreí.

Después de recorrer toda la ciudad llegué a mi casa y había alguien sentado en la vereda, era la chica del restaurante, la nieve, la hermosa y bella nieve que siempre pintaba caía suavemente sobre mi cara porque me quedé mirando el cielo, avancé y fui a ver a la chica pero no se movía estaba fría parece que se quedó esperando tanto tiempo que se había dormido, estaba muy fría la cogí por los brazos y la llevé adentro para que se calentara, el mueble era más cómodo y la recosté ahí tenía bonito rostro y su cuerpo no estaba mal, idea, ¿y si ella quisiera posar para poder pintarla?, pero ¿Qué pensará si le digo eso?, huirá pensando que soy de lo peor, me percaté que ella tenía la mano vendada ¿Qué le habría pasado?

Ella despertó y miró a su alrededor.

- ¿en dónde estoy?- me preguntó

- En mi casa estabas afuera congelándote- le dije, ahora que pensaba proponerle ser mi modelo estaba muy nervioso

- Ah si toma lo que te debo- me dijo ella levantándose

- . no es nada.

Se paseó por toda la sala y vio los cuadros que pintaba

- Por cierto - le dije - ¿Qué le pasó a tu mano?

- Ah un pequeño accidente que tuve después de que te conocí

- No he preguntado tu nombre.

- Mi nombre no importa, el tuyo tampoco solo importan los cuerpos

Ella había repetido la misma frase mental que decía en las exposiciones cuando la gente se acercaba a saludarme, veía cómo paseaba entre los cuadros y estaba en duda si preguntarle para que sea mi modelo, hablé con la misteriosa chica que yo era una pintora y ella me escuchaba con atención.

- Es por eso que quiero probar algo nuevo – le dije

- ¿como qué? – me dijo

- Pintar personas eso es lo que me ha pedido el dueño de la galería.

- ¿Qué tipo de pintura sobre las personas?

- En específico una mujer desnuda y estoy buscando a alguien.

Ella me miró, se acercó y se detuvo delante de mí, me sonrió y empezó a quitarse la ropa, todo lo que tenía puesto estaba ahora en el suelo alfombrado, me rodeó el cuello con sus delgados brazos y preguntó si ella podía ser la modelo que yo estaba buscando, pero yo aún atónita y sin ninguna palabra que saliera de mi boca sólo asenté con mi cabeza y ella volvió a ponerse la ropa y me dijo que iba a venir dentro de dos días para empezar la pintura, cerró la puerta y yo me desplomé en el sillón, tendría que preparar todo para su llegada.

Los días para mí eran más cortos cada vez que me levantaba, no me levantaba temprano porque ya no tenía que buscar una modelo disfrutaba mi cama por donde habían pasado algunos hombres que conocí y nada más ya que no era mi ambición coleccionar amantes sólo lo hacía porque me daba la gana, miraba fijamente el techo y recordaba aquella vez aún cuando vivía en mi casa que mi padre botó a patadas a mi hermano por haberle dicho su opción sexual y que tenía un novio, si, recuerdo muy bien el desprecio de mi padre, el desprecio hacia su hijo que le dijo que era homosexual y lo corrió a patadas, después de eso mi hermano se fue de la casa pero yo hasta ahora lo sigo visitando porque es una persona con mucho carisma y lo importante es que el es muy feliz como es.

Pasó la mañana y la tarde también se ocultó, estaba lista para recibir a la visita que iba a llegar pronto, tocaron la puerta y era ella, la chica que se desnudó delante de mí y ofreció su cuerpo como modelo para poder pintarlo, nos saludamos y empecé a prepararme para hacer los trazos del lienzo, ella, se iba quitando la ropa, le alcancé una sábana para que se abrigue mientras buscaba mis pinceles y empecé a hacer mi trabajo, cielos, realmente era bonita, la veía de pies a cabeza y aún tenía la mano vendada me preguntó desde que edad pintaba, como era yo y si tenía algún amante, “porque una mujer tan bonita como tu debe de tener a muchos” me dijo. Las horas pasaban y llegaron las doce le dije que era todo por hoy y que podía irse a su casa, se despidió de mi con un beso en la mejilla y se fue y yo me quedé tumbada de nuevo en el sillón porque el beso en la mejilla que me dio era tan raro y se sentía diferente a otros besos de mejilla que había recibido no fue con un sonido fue un beso un beso real.

Las tres semanas y el retrato que había pintado era el centro de atención, me preguntaron por el nombre y le dije que no tenía, mi explicación era que la modelo no me había dicho su nombre, regresé a mi casa con un buena cantidad de dinero ya que mi abuelo había comprado el cuadro para su gran casa y yo no podía quejarme, entrando estaba ella de pie esperando a que yo llegara, pasamos y me pidió unas tijeras, se la di sin preguntar y empezó a cortarse la venda que tenía en la mano, ya estaba completamente curada, le ofrecía el dinero que había ganado y ella lo rechazó “me conformo con estar pintada, pero lo que busco es otra cosa que sólo tú puedes darme” le pregunté qué era eso y se acercó a mi lentamente posando todo su cuerpo sobre mí, me abrazó, y al mismo tiempo me bajaba el cierre del vestido que llevaba, besó mi cuello y llegó hasta mi boca provocándome que yo la siguiera y la seguí, no sé en qué momento llegamos a mi cuarto y caímos en la cama, esto me parecía arte y si mi padre me encontrara me hubiera largado al igual que mi hermano “ven y sueña junto conmigo” me dijo al oído ya estaba acostumbrada a verla desnuda porque en tres semanas la había dibujado, la besé pero de otra manera muy distinta cuando besaba a un novio o a un amante, tendría que ser más delicada de lo normal, ella realmente estaba enamorada y parecía que yo también, me dormí y ella durmió tranquilamente a mi lado, estaba consciente de lo que había hecho, las horas pasaban y entre mis sueños pensaba si ella se iría sin decirme nada y que sólo habría sido para mí una noche más pero cuando me desperté, la vi a mi lado, ella se despertó y me besó de nuevo y yo también la besé, se acercó más a mí y me dijo al oído su nombre y yo le dije el mío, la nieve de esa mañana era la más bonita que había visto y soñé como ella me dijo, sólo soñé y me di cuenta que su nombre realmente me importaba.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Septiembre 9th 2009, 5:49 pm

I love you I love you I love you
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

historias sobre L amor capitulo 3

Mensaje  SORA el Septiembre 16th 2009, 3:32 pm

gracias a las que leyeron los dos primeros capitulos de mi creación espero que les haya gustado, a ca les dejo el tercer capitulo, siempre es una historia diferente, pero antes de darles el tercer capitulo les digo el porqué no les pongo rasgos físicos a los personajes, porque quiero que las personas que lean estas historias se imaginen al personaje ideal, bueno eso es todo ahi les va el tercer capitulo, que lo disfruten.


3. no sé cuando me empezó a gustar ella, mi hermana mayor era todo el mundo para mí era muy hermosa y siempre cuando me pedía algo o algún favor se ponía muy especial conmigo, a lo mejor es por eso que me gustó, cuando yo tenía 10 y ella 11 nos dijeron que íbamos a tener un cuarto para cada una pero mi hermana no quería irse a otra habitación, recuerdo muy bien cuando dijo que quería estar a mi lado y yo lo acepté pero no me daba cuenta, los años pasaron y ahora yo tengo 17 y ella 18, estudiamos en la misma universidad porque ella lo quiso así, nuestros padres nos mandaron al extranjero porque siempre decían que afuera hay una mejor educación, mi hermana se emocionó al enterarse de esto y se puso a estudiar mucho, ahora estamos acá, yo estudio medicina y ella derecho, si conseguía quedarme allá entonces ella también se quedaría, y es que hablar sola sobre esta historia me hace quererla más, en este momento estoy cocinando ya que es feriado y no tenía nada que hacer, escuchaba los pasos de mi hermana, ella había dormido demasiado.

- buenas tardes – me dijo

- si, deberían ser buenas noches - le dije

- perdóname es que tu sabes, me quedé estudiando hasta tarde-

- sí, sí con música estudiaras- le dije

Ella me sonrió y me abrazó por la espalda, trataba de ocultar mi cara porque cada vez desde que me di cuenta de que la quería como algo más, mi cara se enrojecía y no podía evitarlo.

-Vas a hacer que vote la comida-

-vamos, eres muy hábil para esas cosas, no creo que te niegues a un abrazo de tu querida hermana-

Si, ella tenía razón no podía negarme a un abrazo o a un beso de ella.

-llamó mamá, dice que te levantes temprano y me dejes descansar aunque sea un día-

-ella es muy exagerada y si te ayudo-

Serví la comida y como siempre almorzamos juntas.

-no te puedes poner algo más decente a la hora de comer- le dije mirando la blusa que tenía puesta

-pero así está mejor deberías andar así en la casa-me dijo ella

-pero con el pecho descubierto te va a dar algo-

Ella río y se desabotonó la blusa sólo para darme la contra, de nuevo mi cara se enrojeció y me puse a mirar el plato que estaba casi vacío.

-no hay problema porque estamos en familia- me dijo sonriendo

-si tienes razón, que tonta de pensar en eso.

Te ves hermosa, eso le quería decir pero tenía que resistirme, sabes, cuando le quieres decir eso a una persona lo toma mal, pero mi hermana no era ese tipo de persona y si le dijera eso me agradecería el gesto, pero aún así no quería incomodarla, diablos la quiero, realmente me enamoré de ella, sus gestos, su voz, sus cariños y todo de ella, no era obsesiva con mi hermana pero realmente me afectaba no contarle mis sentimientos.

La noche estaba muy ruidosa y salimos a bailar con unos amigos, uno de ellos estaba interesado en mi hermana y siempre la invitaba a bailar y el otro amigo estaba interesado en mí pero era muy tonto y no me importaba, llegamos a cierto punto en que él quería besarme y yo estaba en duda si no lo besaba hubiera pensado que tenía otro tipo de gustos y no quería que pensaran así de mí y si lo besaba me quedaría muy incómoda con la sensación, me decidí a hacerlo y me acerqué para poder besarlo, pero mi ángel, mi hermosa salvadora, mi hermana justo en ese momento me dijo que ya estaba cansada y que quería irse, le hice caso y tomamos un taxi, ella había tomado un poco y ya estaba mareada, empezó a hablar tonterías cuando ya había llegado a su habitación, la bañé, la cambié y la acosté en su cama, me gustaba hacer eso cada vez que podía y ella me acariciaba tiernamente mi cabeza y se quedaba dormida.

Las mañanas en la universidad eran muy ajetreadas y terminábamos las tardes con pesadez, mis amigos y yo fuimos a la morgue para sacar algunos órganos para examinarlos y mi hermana me esperaba en la facultad para irnos a casa y esa misma tarde cuando regresamos a casa mi hermana se puso a llorar, no sabía porque lloraba, yo no sabía responderle sólo me quedaba callada y miraba como se calmaba hasta que las dos volvíamos a sonreír pero esa vez ella no se calmaba y la llevé a su cuarto me pidió que durmiera con ella y lo hice, no podía decirle que no en ese momento a veces ella se ponía sensible, al día siguiente me tocaba ir en la tarde y podía quedarme con ella.

-oye, gracias por quedarte conmigo- me dijo ella

-no tienes nada que agradecerme y no me has dicho nada aún- le dije frente a frente, compartíamos la misma frazada y ella cogía mi mano

-¿Qué es lo que puedo hacer por ti?-me dijo

-no te preocupes y descansa- le dije, pero quería que ella se diera cuenta

-buenas noches. Me dijo ella y cerró sus ojos

Dos días pasaron y me había llegado una carta de un amigo que venía a visitarme y salimos un rato por ahí, sabía que mi hermana me estaba siguiendo y aún así no le hice caso para ver que hacía y empezamos a hablar.

-oye-me dijo – hasta ahora no he visto a ningún novio tuyo

-es que no tengo- le dije

-¿y si yo fuera tu novio?- me dijo – te lo he dicho varias pero no me haces caso.

- es que tengo a una persona en mente-

-¿se puede saber quién es?-

-no creo que te lo diga.

Terminamos la cena y nos despedimos como amigos y me fui, mi hermana me estaba esperando para saber qué es lo que nos habíamos dicho y le dije que no había pasado nada.

-y esa persona especial ¿Quién es?- me preguntó

-alguien de por ahí- le dije

Me sorprendí porque me hizo una escena de celos, tanta fue la presión en su pregunta que nos terminamos peleando.

-¡es que no sabes cómo me preocupo por ti!- me dijo

-¡ey bájame la voz, además yo ya estoy grande para decidir quién sale conmigo!- le grité aún más

Venía para darme una gran bofetada, pero mi brazo reaccionó antes y le cogí por la mano.

-necesitas calmarte- le dije

-¡tú no entiendes aún soy tu hermana mayor y te estoy protegiendo!-

- eso se llama quitar libertad-

Con la otra mano me lanzó una cachetada que me hizo recordar toda mi niñez, yo que tenía más fuerza, la abracé y la llevé a la ducha, abrí la regadera y le metí la cabeza en el agua fría, parecía que se ahogaba, tenía los ojos cerrados, me metí con ella y la besé, ella pudo abrir sus ojos y me abrazó y siguió besándome, ella terminó de quitarse la ropa mojada y yo también empecé a quitarme la ropa, la bañera estaba llena pero aún así nos seguíamos besando con desesperación, cuando salimos de la ducha ella me llevó a su cuarto para continuar lo que estábamos haciendo en la bañera, era una reacción inesperada, pensé que me iba a votar y a no hablarme nunca, pero como dicen el que no arriesga no gana.

-la persona a quien más amo es a ti- le dije

-yo también sentía lo mismo pero no sabía que ibas a pensar de mí- me dijo ella tiernamente

Mi cabello se deslizaba suavemente por sus dedos y ella me pedía que la amara, su cuerpo estaba muy mojado pero poco a poco se fue calentando. La escena siguiente es demasiado intima para describirla, pero se podrán imaginar cómo acabamos la noche.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  julia el Septiembre 16th 2009, 5:50 pm

Bufff!!! este es un poco fuerte, eh sora? Embarassed Pero muy bueno, como los anteriores. Ya estoy impaciente por leer el próximo.
avatar
julia
Admin

Cantidad de envíos : 1632
Personajes favoritos : Bette
Fecha de inscripción : 27/02/2008

http://planetal.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Septiembre 16th 2009, 8:56 pm

.... muy fuerte... pero muy romantico... genial me gustoo...
en espera del siguiente... gracias sora
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  masay el Septiembre 16th 2009, 10:58 pm

está muy bien contada la historia.

esperando que nos pongas más.
avatar
masay
Entérate, ya soy una usuaria conocida
Entérate, ya soy una usuaria conocida

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Historias sobre el amor capitulo 4

Mensaje  SORA el Septiembre 18th 2009, 6:12 pm

gracias por seguir leyendo mis creacione, aún las sigo escribiendo porque se me vienen muchas ideas a la cabeza, si supieran la edad que tengo.... bueno ahi les va el cuarto capitulo.


4. los dulces 15 años, hice una fiesta a lo grande, reservaron un hotel grande con una gran salón para bailar y mis padres para no entrometerse en la fiesta que era sólo para jóvenes se fueron a casa con toda mi familia, yo me quedé bailando rodeada de mis “amigos”, amigos que sólo van y vienen, si, como en una fiesta, nadie les da permiso para entrar y se meten para bailar un rato, seguí bailando y la fiesta duró hasta el día siguiente, me desperté con dolor de cabeza en uno de los cuartos del hotel, me levanté apresurada pero me volví a acostar por el dolor de cabeza, no me acordaba de nada y cuando miré hacia mi derecha estaba uno de los invitados semidesnudos, tragué saliva, y volteé a la izquierda, sorpresa, estaba una chica desnuda envuelta en sábanas, tragué más saliva, no quería imaginarme que era lo que había ocurrido esa noche y sin darme cuenta yo también estaba desnuda, el vestido de quinceañera se había arrugado y por más que le pasara mi mano no se alisaba, me cambié de nuevo y jalé al invitado y lo dejé afuera de la habitación, pensé en lo que dirían mis padres, pero recordé que era su aniversario y se iban de viaje, suerte, me quedé mirando a aquella chica y ella abrió sus ojos, eran de color pardo y su cara al despertar era una expresión que nunca había visto, parecía un gato.

Me miró y me sonrió, estaba con la cara roja, mientras que yo trataba de recordar lo que había pasado pero cuando trataba de acordarme de lo sucedido más me dolía la cabeza, ella se cambió y volvió a mirarme.

-a lo mejor no te acuerdas de lo que sucedió, pero yo lo recuerdo perfectamente, sabes es muy importante que lo recuerdes por ti misma, por favor trata de recordar y ven a buscarme- me dijo metiéndome un pequeño papel en el vestido, me quedé más sorprendida.

Cogí el papel que se escabullía en mi cuerpo y lo vi, era una dirección, me dijo adiós y salió del cuarto, el tipo que había dejado afuera ya no estaba, era la única persona en esa habitación.

Pasaron dos días y mis padres llegaron, me preguntaron cómo había sido la fiesta y yo les dije que estuvo estupenda, no tenía la cara para afrontar todo, me fui al colegio y mi mirada estaba concentrada mirando las nubes, recibí reprimendas por parte de los profesores porque estaba distraída, pero no me importaba, mis “amigas” me preguntaron qué era lo que me pasaba y yo les decía que nada.

-de verdad te afectaron los 15 ¿Qué te habrá pasado cuando te fuiste por horas de tu propia fiesta?

¿Me fui de mi propia fiesta? Creo que algo se me venía a la mente, cuando mis “amigas” empezaron a hablar de mi desaparición escuchaba con atención y se me venía a la cabeza la cara de esa chica, parecía tres años mayor que yo, era muy bonita, y esa noche yo la encontré y no sé lo que hice después, me dieron de tomar mucho y no lo recuerdo muy bien.

Llegué a mi casa tarde por caminar despacio, mi padre me dice siempre que le avise si me voy a tardar o no, pero no le hice caso, le dije que me dolía la cabeza y me dio una pastilla.

-a ver si te acuerdas de llamar para avisar- me dijo

Me fui a la cama temprano pero mis ojos seguían abiertos, incluso le pedí a Dios que me hiciera recordar y parecía que mi plegaria fue escuchada.

Soñé, soñé todo lo que había sucedido esa noche. Me habían dado de tomar y tenía calor, salí para refrescarme pero haciendo conciencia me preguntaba a mi misma si esos eran mis “amigos” una tira de mocosos que se creen rebeldes, incomprendidos y que cuando van a una quinceañera sin padres piensan que son los reyes del mundo, lo pensé bien esa noche y me alejé de todos, a esas horas la gente estaba durmiendo y no había ni un alma en pena para que me consuele, llegué hasta un parque en donde la pileta del centro había dejado de funcionar y el agua estaba estancada, me senté a la orilla, pero por lo mareada que estaba me caí en el agua fría y no me molesté en levantarme, estaba flotando y miraba el cielo, un cielo que estaba nublado para mí, pero de repente alguien pasó por ahí, era esa chica, se sentó a la orilla de la pileta y me miró.

-¿Qué haces?- me preguntó

-¿qué haces tú mirándome?- le pregunté

-¿no tienes frío?-

- sí, pero sólo un poco-

- ¿entonces por qué no sales de ahí?-

-porque me gusta estar fría-

-te vas a resfriar-

-sí, me enfermaré y me encontrarán para darme una medicina-

- si sales, te daré una y nadie se dará cuenta de que estuviste aquí, pequeña quinceañera-

-¿cómo lo sabes?

- porque estás con tu vestido y por tu expresión significa que ya comenzó a aburrirte tu nuevo mundo-

La miré distraídamente y le extendí mi mano, me sacó de la pileta y puso mi brazo sobre su cuello

-mi casa no está lejos de aquí así que vamos- me dijo con una sonrisa

-por hoy confiaré en ti ya que eres una persona sincera-

Me miró y rió y me fue llevando, no me acordaba mucho de su casa pero recuerdo su cuarto, un cuarto muy grande, me tendió en su cama y empezó a desnudarme.

-¿Qué… es lo que… haces?- le pregunté medio adormecida

-te quito la ropa mojada, te prestaré algo que tengo por ahí- me dijo ella

Se demoró una hora en secar mi vestido, mientras yo dormía un rato pero me desperté y la vi ahí a mi costado, esperando alguna reacción.

-¿cómo puedes confiar en una persona que encontraste flotando en una pileta?

-es que me pareciste muy linda y me acerqué-

Hablamos de todo un poco y ella se reía de mis expresiones, y yo también me reía de ella.

-sabes, nunca le he dicho esto a nadie, pero me gustan los hombres- le dije

-¿es que eso no es obvio?- me dijo ella

- pero también me gustan las mujeres-

Hubo un silencio y ella me miró seriamente.

-perdón, sé que vas a pensar mal de mí pero nunca he podido desahogarme con nadie, ni mis padres lo saben y si se enteraran mis “amigos” sé lo que hablarían- le dije, pero ella me quedó mirando

-¿y ahora qué hacemos?- me dijo -¿quieres besarme?

La miré por un momento y me acerqué a ella, no puso ninguna resistencia y lentamente quitó su cabello de sus labios y yo me atreví a besarla y al mismo tiempo ella también me besó, era la segunda chica a la que besaba, la primera me dio inspiración para estos gustos y no me desagradó, terminamos el largo beso y ella sonrió para mí.

-gracias por tus labios- me dijo

-yo soy la que debería agradecer porque me escuchaste desde el principio y por dejar que pruebe tu boca- le dije

Nos miramos por un rato y trataba de recordar sus ojos pardos y su sonrisa.

-tienes que regresar a tu fiesta- me dijo – que dirán si no estás allá-

-entonces ven conmigo- le dije

Aceptó acompañarme y me puse de nuevo el vestido, salimos de su casa y llegamos a la fiesta, mis “amigas” estaban bailando y tomando, algunas fumando y divirtiéndose por su cuenta, yo estaba aburrida, pero mi acompañante, la chica que conocí esa noche, la que había cambiado mi vida aburrida estaba mirando alrededor, la cogí de la mano y la llevé a una habitación del hotel.

Entramos a la habitación y todo estaba oscuro, lo único visible ahí era la cama y ella me tumbó y me besó nuevamente.

-esta noche sólo quería estar contigo- le dije

-¿quieres acostarte conmigo? ¿Una extraña que conociste en una noche?- me dijo ella

- es que me pareciste muy linda- le dije

Diablos, el contacto de los cuerpos es placentero y realmente disfruté esa noche, quince años que comenzaron de una forma extravagante, con una extraña a la que quería recordar para toda mi vida, le había dicho mi secreto más íntimo, bueno, alguien tenía que enterarse tarde o temprano, y escogí a la persona indicada para contárselo, me quedé dormida a su lado y amaneció rápidamente, un sujeto borracho había llegado a la habitación y se quitó la camisa para poder dormir, hasta que me desperté y me di cuenta de todo.

Me quedé sentada en mi cama y después reaccioné, fui a mi closet y rebusqué el vestido, encontré la dirección y me cambié para salir, mi madre me preguntó a dónde iba y le dije que a visitar a una amiga que estaba enferma, salí por la ciudad y fui al parque donde ella me encontró y de ahí caminé hacia su casa. Cuando llegué a su casa me sorprendí ya que era muy grande y toqué el timbre, me recibió un empleado de la casa.

-la señorita me avisó que alguien iba a venir uno de estos días y me dijo que la hiciera subir a su cuarto-

Le agradecí y pasé, parecía un laberinto pero aún así llegué y la vi, los mismos ojos pardos estaban concentrados leyendo un libro. Me miró y me sonrió.

-¿ya recordaste?- me dijo

-todo- le dije con una pequeña sonrisa

-entonces recuerdas esto…- me besó nuevamente

-lo recuerdo perfectamente-

-en realidad no sé lo que pasó pero fue magia-

-lees muchos libros- le dije

-pero así estoy mejor- me dijo ella

-es bueno salirse de la realidad-

-pero lo que viví contigo, en una noche fue real y me gustó-

-yo también lo disfruté, por eso quería que te acordaras de todo-

-¿y ahora qué hacemos?- le pregunté

-sólo no hay que hacer ruido- me dijo al oído

Nuevamente diablos, su cuerpo ardía y el mío también.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Septiembre 18th 2009, 6:37 pm

muy muy bonitoo... gracias sora...
...claroo q continuaremos leyendo study ...
...continua cuando puedass =D
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

historias sobre L amor capitulo 5

Mensaje  SORA el Septiembre 24th 2009, 4:04 pm

aqui les dejo el quinto capitulo espero que les guste lo que escribo, al principio tenía un poco de temor publicar mis historias porque pensaba que las iban a tomar como algo feo pero a veo que no es así sigan leyendolos por favor me gusta que las personas disfruten de lo que he escrito. ahi les va el 5 capitulo.


5. hoy en la tarde iba a practicar en la selección de básquet de un colegio de mujeres, yo venía de uno mixto y mi entrenador enseñaba en los dos colegios y me pidió que jugara en ese colegio para que ayude a las otras chicas ya que fui la única escogida, mis amigas se rieron de mi porque me dijeron que ese colegio de chicas tontas y engreídas que sólo pertenecían de las familias con grandes empresas y mucho dinero y bueno yo no estaba a la altura de ellas en lo que respecta a dinero porque lo demás me sobraba, tenía inteligencia y habilidad para todos los deportes, no me importaba lo otro.

El colegio era más grande de lo que esperaba, parecía una cuidad.

-oh ya estás aquí ven te voy a mostrar el gimnasio- me dijo mi entrenador

-no esperaba que fuera tan grande- le dije

-si, bueno, tu sabes que aquí el mundo es distinto al de nosotros-

-si ya veo-

-pero las chicas del equipo son muy buenas ojalá que te hagas amiga de ellas-

-no creo pero trataré-

-Bueno sígueme-

Caminamos como 10 minutos para llegar al gimnasio y cuando entramos vimos a las chicas de la selección, algunas no sabían lanzar y otras le tenían miedo a la pelota, típico de una novata me decía en mi cabeza en donde me he metido.

-¡chicas acérquense les voy a presentar a una jugadora de otro colegio!-

Todas con curiosidad se me acercaron

-ella juega en el otro colegio en el que yo enseño, es muy buena jugando y les va a apoyar en todo lo que necesiten-

¿Porqué no especifica en todo lo ella necesiten?

-bueno su nombre es ________________ asi que sean amigas si?-

-¡claro!- dijeron todas al unísono

Algunas me seguían mirando y yo les sonreía y cuando me veían sonreír se sonrojaban.

-oye es muy bonita y tiene un cuerpo atlético- cuchicheaban

-creo que me enamoré de ella- cuchicheaban otras, mi cara parecía un tomate al escucharlas.

-¡capitana del equipo ven a presentarte por favor!- gritó el entrenador

Un chica venía corriendo y entró con una fuerza increíble, el piso estaba resbaloso y tropezó conmigo y caímos estrepitosamente, cuando levanté mi cabeza, mi mirada y la de ella se encontraron quedándose fijas.

-ah perdón ¿estás bien?- me dijo extendiéndome su mano

-si sólo tropezamos no pasa nada- le dije levantándome

- ah deja que me presente soy la capitana del equipo me llamo ___________, gusto en conocerte-

-yo soy _______________ el gusto es mío- los ojos de ella brillaban y los míos también ella era hermosa y alta y tenía un cuerpo muy atlético.

-¿Qué te parece si empezamos?- me dijo

-claro, ¡las que tengan problemas para lanzar vengan conmigo!

La tarde pasó y el entrenamiento había acabado, logré que tres chicas aprendan a lanzar y todas estaban muy a gusto.

-¡ven mañana por favor!- me dijo una de ellas

- ya que los exámenes en mi escuela han terminado tengo mucho tiempo libre así que vendré-

Todas estaban felices porque las había ayudado, la capitana desde un lado me sonrió y yo también le devolví el gesto ella se sonrojó y miró a otro lado, recogimos todas las pelotas y las guardamos yo me fui temprano y ellas se quedaron hablando con el entrenador.

Al día siguiente me preguntaron cómo era ese colegio y yo les empecé a describir y los chicos de mi aula me preguntaron cómo eran las chicas.

-déjenme decirles que tienes otro tipo de “gustos”- les dije y ellos rieron

Faltando un minuto para que tocara el timbre de salida la secretaria entró a mi aula y le pidió permiso al profesor de turno para que me vaya, le pregunté el porqué y ella me dijo que me estaban esperando en un carro ¿un carro? Si mi padre estaba de viaje junto con mi madre, y mi hermana mayor vivía en otra ciudad no creo que se tomen la molestia de venir a recogerme cuando yo puedo irme sola.

Me acerqué a auto y bajaron la ventana, era una de las chicas del entrenamiento que había tenido ayer.

-¡hola! ¡Disculpa por venir así, le pedí al entrenador tu dirección pero me dijo que estabas en clase así que vine hacia acá!

-claro, no hay problema ¿en qué te puedo ayudar?

-me podrías enseñar algunos trucos, si quieres podemos ir a mi casa y después vamos al entrenamiento.

-si claro… ¿porque no?- le dije, pero me preguntaba si en su casa había espacio

El chofer me abrió la puerta del carro y entré, la chica me sonrió y le dijo al chofer que vayamos hasta su casa, ella estaba nerviosa y durante todo el camino no habló, sólo al llegar me dijo: “vamos, si no se nos va a hacer tarde”

Bajé y la casa parecía o era una mansión, ella tenía su propio espacio para practicar, cuando avancé escuché que ella le decía a su chofer “no quiero que nadie me moleste o me llame, después ven a recogernos a las cinco para ir a las practicas”, me asusté un poco al escuchar sus palabras, me di la vuelta y ella sonreía maliciosamente.

Empezamos la práctica y ella se ponía en un plan muy especial conmigo pero sólo por diversión, siempre rozaba conmigo apropósito y hubo un momento en que si se tropezó de verdad y cayó, se le había hecho una herida en la rodilla y sangraba, le pregunté en donde estaba el baño y la llevé ahí con mucho cuidado, se sentó en el lavadero y me dijo si la podía curar y yo le dije que no había ningún problema, cogí un algodón y se lo pasé alrededor de la herida, no se quejaba en lo absoluto y sólo se reía, cuando terminé de curarla me dio las gracias y me acarició la cara, yo me sonrojé más de lo que ya estaba, ella estaba a punto de besarme y yo no sabía qué hacer, pero repentinamente ella cambió la dirección y sólo besó mi mejilla.

-está bien eres una buena persona para ella- me dijo y salió del baño para poder cambiarse de ropa y yo me quedé ahí sin moverme ¿Qué era buena para ella?

Las semanas pasaban y notaba un cambio extraño en la capitana, ella se portaba muy bien conmigo siempre y cuando le sonreía se sonrojaba, terminando las practicas de un día jueves me preguntó si podía ir a mi casa, yo le dije que quedaba muy lejos pero ella insistió ¿Qué era lo que buscaba? me preguntaba y se me hacía más extraño, fuimos a mi casa y ella se quedó viendo la biblioteca y revisando algunos libros que tenía, me dijo que quería ser escritora, lo mismo que pensaba yo pero no se lo dije, estaba sudada y le dije que me iba dar una ducha porque no soportaba estar sucia, fui a mi cuarto y me empecé a desvestir y entré al baño, llené la bañera y me recosté, impulsivamente volteé a ver la puerta y había una silueta parada.

-¿está bien si entro?- me dijo ella

No sabía cómo responderle, me puse una toalla no importaba que se mojara y me metí de nuevo a la bañera, le dije que podía pasar y ella entró envuelta en una toalla.

-la tomé prestada de tu habitación- me dijo

-no… hay problema- le dije

Ella se iba metiendo en la bañera y ponía la toalla a un lado

-sería malo si la toalla se mojara-

Me miró y se acercó a mí y yo me quedé quieta, no había nadie en mi casa como de costumbre. Sólo estábamos la capitana del equipo y yo, metidas en una bañera, yo tapándome el cuerpo y ella completamente desnuda.

-¿Qué es lo que intentas hacer?- le dije desviando mi mirada a su boca

-sólo quiero intentar algo…- me dijo.

Me quitó la toalla y ella se abalanzó suavemente sobre mí, me besó tiernamente, recordaba que mis padres estaban de viaje y mientras que ella me besaba cogí su cintura y ella rió un poco.

-tú me gustas- me dijo al oído

-¿en qué momento te gusté?- le pregunté yo al oído

-desde que te vi entrar a mi escuela, cuando te vi mi corazón latió tan rápido que tuve detenerme para respirar, me gustas mucho pero tenía miedo de que pensaras que era rara…- me dijo algo tímida

-pero es amor no? El amor no es raro-

-entonces tu también…-

-sí, sentía algo por ti, pero ahora me has aclarado la mente-

-entonces dímelo… por favor… quiero escucharlo-

- te… amo-

Me sonaba raro decirlo ya que nunca tuve un novio o a alguien a quien decírselo, ella sonrió y me besó nuevamente, yo también la besé, nos terminamos de bañar y ella me dijo que necesitaba mi teléfono, llamó a sus padres, les dijo que se iba a quedar a dormir en la casa de una amiga, había empezado a llover, esa era una buena excusa, yo estaba en mi cuarto mandando un mensaje cuando ella entró, sólo estábamos en batas de baño, estaba sentada al borde de mi cama y ella se sentó a mi lado, se recostó y me cogió la mano para ponerla sobre la cinta que desataba la bata del baño, yo jalé esa cinta y ella se enrojeció.

-creo…que… va a ser la primera vez… para las dos- me dijo ella

-sí… supongo que… si-le dije algo nerviosa y un poco excitada a la vez

Ella se rió y yo también mostré una sonrisa.

-sólo… hay que… hacerlo… con amor-me dijo poniendo sus manos sobre mi cuello.

La besé nuevamente y ella desató la cinta de la bata de baño que tenía puesta, me resulta un poco raro decirlo pero me acosté con ella, todo ese día fue maravilloso, mis padres estaban ausentes siempre y la casa se quedaba sola, yo por mi parte, sentía que lo que hacía era completamente un pecado, pero un pecado que quería cometer, era un amor inocente que varios en la sociedad ven como si fuera algo malo o lujurioso pero ahora pienso que las mujeres que aún no se han atrevido a dar un paso deberían de llenarse de valor y decir lo que sienten, se me esfumó el pensamiento porque ella estaba dormida, abrazada totalmente a mi cuerpo, completamente desnuda y yo también, mi celular sonó de repente y era el mensaje que esperaba como respuesta por parte de mis padres, les había enviado un mensaje diciendo que esta noche una amiga se iba a quedar a dormir y que no se preocuparan porque era una buena amiga.
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Anna el Septiembre 24th 2009, 6:39 pm

muy bueno.. muy tierno...

gracias por compartirlos con nosotras... son historias muy bonitas, y bien escritas...

continua cuando puedas... aki en espera del siguiente impaciente
avatar
Anna
Forera galáctica
Forera galáctica

Cantidad de envíos : 2645
Edad : 25
Localización : Pueblita/Tlaxcalita
Personajes favoritos : Myself
Fecha de inscripción : 23/03/2009

Volver arriba Ir abajo

HISTORIAS SOBRE L AMOR CAPITULO 6

Mensaje  SORA el Octubre 1st 2009, 5:02 pm

gracias por seguir leyendo y respecto a la mi edad sólo tengo 16 años bueno el domingo cumpli 17 asi que no soy una vieja verde, soy una mente nueva con muchas ideas jajajajajja.... gracias por el comentario aqui les va el capitulo 6 disfrutenlo...


6. Estaba un poco aturdida aquella noche, fui a una discoteca que quedaba en la entrada de la ciudad, me había peleado con mi novio, porque él quería que fuera más sociable y le dije que no necesitaba nada de eso y me dijo que había besado a una de mis compañeras de aula, la más recorrida, no le encontraba sentido a lo que él decía ¿qué tenía que ver el que yo no sea sociable y el que él haya besado a otra chica? yo que no estaba para aguantar a nadie terminé con él y cogí mi auto y salí del centro de la ciudad, no quería ver a nadie en ese momento y me metí en esa discoteca, las luces me mareaban y me acerqué a la barra a pedir un poco de agua.

Cuando me pasó el ataque de cólera empecé a ver a la gente que bailaba, no había nadie conocido, era un buen lugar, pero cuando miré al centro de la pista de baile vi algo extraño, algo que sólo había visto por televisión, vi a dos mujeres besarse, muy extraño pero después de verlo bien me preguntaba cómo sería besar a una mujer y la pregunta se hacía más grande en mi cabeza, me di cuenta de que quería cambiar de vida, quería ser muy diferente, me acordé cuando le dije a mi padre de que quería cortarme el cabello y me maltrató física y psicológicamente para que yo no me cortara el cabello y hasta ahora lo tenía largo, pero una de mis incógnitas era ¿cómo se sentiría besar a una mujer? Realmente quería experimentarlo, me terminé el vaso de agua y salí de la discoteca cogiendo el papel de la entrada que decía que necesitaban personal para la barra.

Cambié mi horario en la universidad y lo pasé para la tarde, fui ese mismo día y me corté el cabello, estaba muy corto pero a mí me gustaba me sentía capaz de todo, me aceptaron en el trabajo porque antes de entrar a la universidad había seguido un curso de barman y lo hacía muy bien, la paga no era mala y así empezaba mi nueva vida, casi todo lo que había pensado lo había cumplido sólo me faltaba lo más importante.

-ah disculpa ¿esta es la clase de la tarde?- le pregunté a un chico que andaba por ahí

-si, esta es ¿no te he visto en algún lugar?-

-no lo creo es la primera vez que vengo a una clase en la tarde- le dije sonriente

-si bueno entonces pasa presenta tus papeles al profesor de turno y busca un asiento-

-gracias-

Cogí el asiento del fondo cerca a la ventana, se podía apreciar el atardecer desde ahí, la clase de química básica estaba a punto de empezar y yo ya estaba lista para concentrarme totalmente pongo todo en orden para poder trabajar y en ese momento alguien toca la puerta y pasa una chica toda apresurada, le presenta sus papeles al profesor y busca un asiento en la última fila, me preguntó si podía sentarse a mi lado y le dije automáticamente que sí, las horas pasaban y ella trabajaba mucho más en sus fórmulas, me quedé sorprendida viendo su habilidad para resolver los ejercicios, pero yo era mejor cuando se trataban de experimentos entonces ella veía como lo hacía y copiaba todo lo que hacía.

-¿Cuál es tu nombre?- le pregunté

-____________________- me respondió

-estás midiendo mal el sodio, la debes agregar un poco más- le dije

Me sonrió y puso más sodio en el tubo de ensayo, corrigió sus cálculos y lo volvió a empezar.

-gracias- me dijo con una sonrisa, mi corazón latió más fuerte aún, estaba con un ataque de adrenalina que no podía contener, me quería dar algo pero me contuve, ¿Qué me pasaba?

La clase terminó y salí corriendo de ahí estaba con la cabeza en otro lado hasta que alguien me llamó, era chica de la clase, me sentí peor y no sé porqué huía empecé a correr pero ella me seguía, llegué al estacionamiento, pero por lo nerviosa que estabas no encontraba las llaves de mi auto.

-¡oye! ¡espera por favor!- gritó ella

Me detuve enfrente de mi auto para esperar a que ella llegara, estaba empapada de sudor por haber corrido tanto.

-gracias por detenerte, pensé que era lenta- me dijo sonriendo

-no… es… que… disculpa no era mi intención salir corriendo- no podía decirle que por ella salí apresuradamente.

-es… que… espera dame un respiro- tomó aire – olvidaste tu cuaderno y pensé en traértelo- me dijo

-gra… cias- le dije

- bueno me tengo que ir a empezado a llover y no puedo mojarme estando con el cuerpo caliente-

-¡espera… ten…go un auto deja que… te lleve!- le dije algo nerviosa

Se volteó y me miró con gracia, aceptó que la llevara y subió al carro, yo hice lo mismo y nos fuimos, le pregunté en donde vivía, y ella me dijo que vivía a unas cuadras de la universidad, llegamos y ella bajó del carro.

-¿Por qué no entras?- me dijo – tu también estás empapada por la lluvia, pasa para que te seques-

Me bajé del auto y fui detrás de ella, entramos por una de las muchas puertas que habían en el edificio.

-que… es lo que… haces- le dije algo escandalizada viendo que se quitaba la ropa.

-estamos entre mujeres ¿no?, además tengo mucho frío para permanecer con la ropa mojada-

-si… tienes razón…- le dije mirando hacia otro lado

-¿me tienes miedo?- me preguntó

-no… es que…-no sabía darle un argumento

-vamos quítate la polera, te vas a enfermar si tienes la polera mojada- me dijo quitándome la polera.

Quería encontrar algo con qué cubrirme y sólo encontré los cojines del sofá, ella empezó a cambiarse delante de mí pero yo miraba a otro lado, estaba muy nerviosa, ella no me trató como una desconocida me trató como si hubiera conocido desde mucho antes.

-¿ter…mi…naste?- le pregunté

- si, ya puedes mirar- me dijo riéndose – vaya si que eres muy respetuosa-

-es que no estoy acostumbrada a ver a otras mujeres desnudas-

-supongo que si es así no hay problema- me dijo ella –el corte de cabello te queda bien-

-¿cómo sabes que me lo he cortado?- le pregunté

-mmm… supongo que nunca me has visto pero yo sí y varias veces-

No le pregunté nada más, le dije si tenía una toalla y ella entró al baño para alcanzarme una.

-¿puedo… secarte el cabello?- me preguntó

-claro… porque no…- le dije

Se puso detrás de mí y cogió mi cabeza delicadamente y empezó a revolotearme el cabello suavemente, se sentía bien pero no sabía porque era tan amable conmigo.

-no me has dicho tu nombre- me dijo

-pero ¿no me habías dicho que ya me conocías?-

-sólo te veía pero nunca pregunté tu nombre-

-______________-

-es parecido al mío-

- si se parecen bastante-

Seguía secándome el cabello y no hablábamos el silencio era algo que apreciaba en ese momento y pensé que ella era muy especial, cada vez que pensaba en ella mi corazón no aguantaba la presión y mi cuerpo se ponía caliente.

-tu… ¿no tienes miedo de mi?- me dijo ella al oído

-¿Por qué iba a tenerte miedo?- le dije

Ella me abrazó y se quedó quieta durante un largo rato, yo me moría de vergüenza porque este abrazo era muy distinto a otros y me faltaba el aire… ¿así era el amor hacia una mujer?

-te vas a resfriar si no te pones algo encima- me dijo

-si… me había olvidado de ese pequeño detalle- le dije

Me puse una casaca de ella y le dije que se la iba a devolver mañana, le dije que había conseguido un trabajo en una discoteca y me dijo que iba a ir a tomar un trago preparado por mí.

-bueno me voy- le dije

-que te vaya bien- me dijo acercándose para darme un beso en la mejilla, fue un beso tierno y apasionado a la vez, salí del apartamento con una sonrisa en la cara, desde su ventana me saludaba y yo también, la noche del viernes llegó y ella fue como prometió a tomar un trago y así eran los fines de semana, yo sentía algo más por ella, la llegué a conocer y cada vez me enamoraba más, no me importaba si pensaban raro de mí, sólo quería estar con ella.

Ella llegó un día sábado y me dijo que pidiera permiso temprano porque quería cenar conmigo, yo acepté gustosa y salí temprano, fuimos a su departamento y entre las dos preparamos algo, se sentía como si fuera mi casa, cenamos y notaba que ella estaba muy nerviosa.

-¿Qué te pasa?-le dije

-es… que he notado algo en ti-

-¿Qué es?- estaba asustada de que descubriera que estaba enamorada de ella

- pero primero quiero decirte algo muy importante-

Comencé a preocuparme, la cara que ella ponía me decía que era algo importante, sus manos estaban inquietas y lo único que hice fue abrazarla y ella también me abrazó.

-yo… soy diferente- me dijo

-¿a qué te refieres?-

-a que… tu… me gustas… no como amiga me gustas como algo más… -

Me quedé estupefacta y no hablábamos ella me miraba fijamente y yo también, ahora quería decirle todo que yo sentía por ella.

-está bien si quieres irte yo no te voy a detener-

-tas…-

-¿Qué? No te oigo-

- tú también me gustas…-

Ella rió y yo también reí. Estaba más bonita que nunca, reflejaba todo su esplendor.

-así que… nunca has besado a una mujer- me preguntó

-no… - le respondí

-¿eres toda una inexperta en el tema?-

-si-

-entonces empecemos con el beso-

¿Empezar? Que quería decir con eso no lo entendía pero después me di cuenta de lo que hablaba cuando me llevó a su cuarto y me pidió que me echara en la cama, lo hice y al mismo tiempo ella se quitaba la blusa que tenía puesta, me dijo que le diera un pequeño beso en medio del pecho y así lo hice, después me susurró al oído “esto te va a gustar”, me miró fijamente y pasó su dedo por mis labios, puso mis manos sobre su espalda y me besó suavemente, el beso no se podía describir, pero por decirlo sentía que me comían la boca poco a poco, quería que nunca acabara y tomé la iniciativa, la besé y ella me quitaba la casaca, después la polera y por último el calentador, mi cabello ya no molestaba porque estaba corto, mi pasado antisocial se estancó cuando la conocí en una tarde de clases, y mi nueva vida empezaba esa noche, amor, la palabra amor había llegado a mis oídos, ella acariciaba mi piel y yo la seguía besando, no hablé durante toda la noche y cuando terminamos ella me dijo al oído “yo voy a sonreír siempre para ti”
ojalá que les haya gustado y manden sus criticas por favor
avatar
SORA
Horror, estoy enganchada al foro!
Horror, estoy enganchada al foro!

Cantidad de envíos : 794
Edad : 24
Localización : Perú
Personajes favoritos : shane/ bette porter/elena peabody/jenny shecter
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: historias sobre L amor, Sora

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.